Logo del Gobierno de Canarias

Hacienda incorpora 105 millones extras más a Sanidad y Educación por el Covid-19

La previsión para final de año es que se añadan en total 400 millones de euros a lo presupuestado inicialmente en dos áreas que el Gobierno considera claves

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias ha incorporado 105 millones más en créditos extraordinarios a los departamentos de Sanidad y Educación para hacer frente a necesidades sobrevenidas como consecuencia del Covid-19. Estas generaciones de crédito suplementario se añaden a los 108 millones incrementados en lo que va de año hasta totalizar 213 millones, que previsiblemente alcanzarán los 400 millones al cierre del ejercicio.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, subrayó que estas generaciones de crédito permiten dar cobertura al incremento del gasto en los servicios públicos esenciales, “muy exigidos ahora mismo por la presión de la crisis del coronavirus”, y mantener las prestaciones que recibe la ciudadanía.

“Habíamos dicho que no íbamos a realizar recortes en los servicios públicos y no solo no los hemos hecho, sino que, al contrario, hemos incrementado sus partidas”, subrayó el vicepresidente, quien descartó también tijeretazos en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021.

Rodríguez precisó que las últimas ampliaciones de crédito se autorizaron la semana pasada por importe de 105 millones de euros -60 millones para sanidad y 45 para educación- y que éstas incluyen también recursos para que las universidades públicas canarias puedan asumir los nuevos protocolos de funcionamiento. Anteriormente ya se habían agregado 107 millones en sanidad.

Las ultimas transferencias permitirán también mejoras en infraestructuras y, en el caso del Servicio Canario de la Salud, la adquisición de material fungible, como mascarillas, equipos de protección individual, kits de farmacia o vestuario.

En el caso de educación, el grueso de los 45 millones se destinará a personal docente (32 millones) o las tareas de limpieza y acondicionamiento de los centros (4 millones). Asimismo habrá un millón de euros para cada una de las universidades públicas canarias.

Rodríguez asegura que Canarias “peleará” hasta el final para restituir la ficha del Posei   

El vicepresidente se reunió hoy con los productores planteros, a quienes dijo que el Gobierno no da nada por perdido y que aún queda tiempo para que la Comisión Europea dé marcha atrás

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, trasladó hoy a los productores plataneros la determinación del Ejecutivo autónomo de “pelear y presionar allá donde haga falta” para revertir el recorte que la Comisión Europea quiere aplicar a la ficha financiera del Posei, el programa que permite las ayudas al sector agrícola de Canarias y del resto de Regiones Ultraperiféricas.

Rodríguez, junto al viceconsejero de Hacienda, Planificación y Asuntos Europeos, Fermín Delgado, se reunió con el presidente y con el gerente de la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan), Domingo Martín y Sergio Cáceres, con quienes analizó la realidad del sector y sus perspectivas de futuro ante la reducción del programa. También estuvieron presentes el director general del gabinete de la Vicepresidencia, Martín Marrero, y el director general de Asuntos Europeos, Julián Zafra.

Al término del encuentro, el vicepresidente aseguró que “vamos a ejercer toda la influencia ante el Gobierno de España y ante las instituciones europeas para que finalmente no se produzca el recorte anunciado del 3,9 por ciento”, que se traduciría en unas pérdidas anuales de diez millones de euros para el sector agrícola canario durante los próximos siete años.

“Nosotros -añadió- no damos nada por perdido porque tenemos claro que la ficha del Posei debe mantenerse en sus términos actuales, algo que también tiene claro el Parlamento Europeo”.

El vicepresidente consideró que las cantidades en cuestión son realmente insignificantes dentro de la política agrícola europea, pero que, en cambio, son determinantes para la supervivencia del sector primario en el Archipiélago.

En cualquier caso, Rodríguez reiteró que si la Comisión Europea mantiene el recorte, el Gobierno de España podría asumir la diferencia, “aunque esa no es nuestra opción preferida”.

Por su parte, Martín agradeció la receptividad del Gobierno de Canarias a las propuestas de la Asociación y señaló que “ahora hace falta que el Gobierno de España no se contente con planes b, sino que consiga los apoyos necesarios para mantener el Posei como en la actualidad. La Comisión Europea -añadió- debería hacer algo, además de esperar a que el Consejo le dé instrucciones”.

Rodríguez reivindica ante la UE que los planes estatales de Recuperación incorporen un apartado propio para las RUP

El vicepresidente canario demanda la adaptación de los fondos Covid a los ciudadanos y empresas de las regiones ultraperiféricas, además de una rápida distribución

El también consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos recuerda a Europa que la crisis ha dejado más al descubierto las debilidades de estos territorios

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodriguez, reivindicó hoy ante la Comisión Europea (CE) que los diferentes planes estatales de Recuperación incorporen un apartado propio para las Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la Unión, una demanda que inmediatamente hicieron suya el resto de representantes de estos territorios que participan en el V Foro de las RUP.

Rodríguez, que intervino telemáticamente en la última sesión del encuentro, dijo durante su intervención que las debilidades estructurales de estos territorios han quedado aún más al descubierto por el impacto de la crisis y que “nuestro futuro pasa por profundizar en el tratamiento singular que prescribe el Tratado de Funcionamiento de la UE en su artículo 349 para que los ciudadanos no se queden al borde de la quiebra social”.

El vicepresidente insistió en que los fondos previstos, además de distribuirse en consonancia con el mayor impacto de la crisis en las RUP, “deben llegar rápidamente a los ciudadanos y empresas, con la consolidación de la reserva en el REACT-EU también en 2022 o para todo el periodo de vigencia (como reclamaron los presidentes RUP en julio).

Además, solicitó la prórroga del Marco Temporal de Ayudas de Estado por Covid-19 “todo el tiempo que sea preciso y, en cualquier caso, hasta el 31 de diciembre de 2021”.  Rodríguez precisó que la última propuesta de la Comisión fija el marco temporal de estas ayudas en junio del próximo año y que es “fundamental esa prórroga para que las empresas afectadas puedan acogerse a ayudas de hasta 800.000 euros, al margen de los 200.000 del Reglamento de Mínimis”.

El Marco Temporal de Ayudas de Estado es el paraguas normativo que, mediante una Comunicación de la Comisión, está permitiendo la inyección de liquidez a las empresas afectadas por la paralización de la actividad económica.

Rodríguez recordó que ese marco determina las posibilidades de cada Estado miembro y, por tanto, del resto de administraciones, para garantizar, de acuerdo con las normas europeas, la liquidez y el acceso a la financiación de las empresas, especialmente las pymes, “que en el caso de Canarias son la práctica totalidad”.

Durante su intervención, el vicepresidente realizó repaso a los principales indicadores socioeconómicos de Canarias tras la irrupción del coronavirus, que revelan la necesidad de que la Unión Europea profundice en su estrategia a favor del Archipiélago y del resto de regiones ultraperiféricas.

Rodríguez detalló que el turismo supone el 35% del PIB canario y el 40% del empleo, con lo que la paralización a causa de la pandemia ha tenido unos “demoledores efectos”. Entre ellos, citó la caída en la llegada de turistas, que ha disminuido en un 64,2 por ciento en los primeros ocho meses de 2020, en comparación con el año anterior o el incremento del desempleo en lo que va de año un 20,42 por ciento (24,3 por ciento en términos interanuales), pasando de 211.164 personas a 254.280. Cifra a la que habría que sumar los 88.000 acogidos a ERTE hasta agosto. Respecto al PIB, el vicepresidente estimó que caerá a final de año un 21,6 por ciento, cuando la caída a nivel estatal se calcula en el 11,2 por ciento.

Estrategias de futuro

El vicepresidente también se refirió a la estrategia que sigue Canarias con el Pacto por la Reactivación Social y Económica 2021-2023, apoyado por la mayoría de las fuerzas parlamentarias, así como por las organizaciones empresariales y sindicales, ayuntamientos y cabildos, y los colectivos del Tercer Sector.  Este acuerdo recoge medidas para fortalecer los servicios públicos, apoyar a las personas vulnerables, mantener y recuperar el empleo, impulsar la actividad económica, así como la agilización, simplificación, cooperación y coordinación en trámites administrativos; y el impulso a la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible.

“Es necesario que nuestro Plan Reactiva se refleje en el Plan de Recuperación estatal, que se tenga en cuenta para el reparto, junto al criterio poblacional, otros factores como la caída del PIB o el aumento del desempleo. Exigimos que el Estado realice la distribución de los fondos con el mismo criterio que la UE lo ha hecho entre sus Estados miembros.

En cuanto a los sectores vitales para la recuperación, el vicepresidente apuntó hacia el turismo como una palanca crucial para la recuperación, “vinculado a un funcionamiento sostenible y con perspectiva digital, para lo que reforzaremos la innovación turística; mejoraremos la formación, la investigación y el conocimiento; y evolucionaremos hacia un modelo más ecológico, pero también más preocupado por el impacto social que genera en puestos de trabajo, salarios y condiciones laborales.

Junto al turismo como sector principal, Canarias también apuesta por el refuerzo de la sanidad, la educación y los servicios sociales; el impulso de las energías renovables y la lucha contra la Crisis Climática; la promoción del ciclo integral del agua o el fomento de la I+D, o la incentivación de la economía circular y la economía azul.

Rodríguez y Gil identifican las prioridades de El Rosario en servicios públicos esenciales y sostenibilidad

El vicepresidente y el alcalde de El Rosario abren un cauce de cooperación institucional para mejorar la sanidad, la educación y el ciclo del agua

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, y el alcalde de El Rosario, Escolástico Gil, identificaron hoy una serie de proyectos de mejora para este municipio tinerfeño, relacionados esencialmente con la educación, la sanidad y el saneamiento de las aguas.

Rodríguez y Gil abrieron, de esta manera, un cauce de cooperación institucional para fortalecer la prestación de los servicios públicos esenciales en El Rosario y avanzar en materia de sostenibilidad, aspectos en los que ambas administraciones comparten idéntica inquietud.

Al finalizar el encuentro, Rodríguez subrayó que el ámbito municipal es determinante para la calidad de vida de los ciudadanos y para la democracia, “de forma que procuro siempre estar en contacto directo con esta realidad”, lo que explica las reuniones periódicas que mantiene con alcaldes canarios.

Rodríguez adelantó que el Gobierno colaborará con el Ayuntamiento de El Rosario para avanzar en la resolución de algunos problemas relacionados con la educación y la sanidad, “dos servicios que son competencia de la Comunidad Autónoma, pero que se despliegan sobre el territorio” y con “uno de los asuntos de mayor trascendencia en Canarias desde el punto medioambiental, el saneamiento y el ciclo del agua”.

Gil, por su parte, concretó las demandas planteadas al vicepresidente; entre ellas, la mejora de la climatización del colegio Leoncio Rodríguez o la puesta en servicio del centro periférico de salud de La Esperanza.

El alcalde dijo que estas cuestiones preocupan mucho a los vecinos y vecinas de El Rosario y agradeció la predisposición del vicepresidente a resolver problemas que, como el centro de salud, llevan décadas enquistados.

El alcalde invitó a Rodríguez a visitar próximamente el municipio para conocer de primera mano y sobre el terreno las necesidades “imperiosas” del municipio, sin perjuicio de que desde este momento ambas administraciones intercambiarán documentación e información para avanzar en la medida de lo posible.

A la reunión celebrada hoy asistieron también el director general del gabinete de la Vicepresidencia, Martín Marrero; la directora general de Relaciones Institucionales, Carmen Nieves Gaspar; el director general de Coordinación y Apoyo Técnico, Miguel Angel Pulido, y la primera teniente de alcalde de El Rosario, Sara Cabello.

 

Román Rodríguez diseñará unos Presupuestos expansivos sin recurrir al endeudamiento

El vicepresidente y consejero de Hacienda insiste en que las cuentas públicas blindarán los servicios públicos esenciales y que no habrá recortes

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, insistió hoy en que el Gobierno diseñará unos Presupuestos autonómicos expansivos y anticíclicos para 2021, que darán respuesta a las necesidades de Canarias sin recurrir al endeudamiento.

Rodríguez, que compareció hoy en el Parlamento de Canarias para dar detalles sobre la elaboración de los Presupuestos, adelantó que las cuentas para 2021 serán superiores a las consignadas con carácter inicial este mismo año y que permitirán el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, la inversión y el apoyo a los sectores económicos y a las familias.

El vicepresidente explicó que existe margen suficiente para confeccionar unos Presupuestos anticíclicos que den continuidad a las políticas públicas ejecutadas este mismo año, dado que así lo permiten la suspensión de las reglas fiscales, el mantenimiento de la financiación autonómica en prácticamente los mismos términos que este año y la posibilidad de utilizar el superávit.

Rodríguez recordó que ya el Presupuesto inicial de 2020 se incrementó en 217 millones de euros con respecto al del ejercicio anterior y que, además, este año se ha generado crédito extraordinario por unos 700 millones de euros, de los cuales 173 millones han compensado la pérdida de ingresos, “con lo que hemos podido atender las necesidades de los canarios derivadas de la crisis del coronavirus, especialmente en educación, sanidad y políticas sociales”.

El vicepresidente insistió en que “dijimos que este año no íbamos a aplicar recortes ni a tocar el gasto público y no solo hemos cumplido sino que, además, hemos podido incrementarlo gracias a la aplicación en los distintos niveles de la administración -canaria, española y europea- de políticas expansivas alejadas de aquellas medidas de austeridad que provocaron tanto daño en la última crisis. En nuestro caso -dijo- hemos destinado 400 millones de euros más de los previstos a la sanidad y a la educación, con la contratación de siete mil trabajadores”.

“Nuestra idea para el próximo año es mantener idéntica posición, es decir blindar los servicios públicos esenciales, mantener el capítulo de inversiones, apoyar a los sectores económicos y ayudar a las personas más vulnerables”, señaló el vicepresidente, quien añadió que “para conseguir estos objetivos tendremos, además, otros recursos, como los que se consignarán en los Presupuestos Generales del Estado, los fondos europeos de reconstrucción y las anualidades correspondientes al Marco Financiero Plurianual 21-27 de la Unión”.

En cualquier caso, Rodríguez enfatizó que el diseño y la ejecución de los Presupuestos se realizarán desde la máxima responsabilidad a pesar de la disponibilidad de recursos para no hipotecar el futuro de la ciudadanía. “No nos endeudaremos porque podremos disponer de transferencias del Estado, del superávit y los fondos ordinarios de la Unión Europea”, precisó.

En otro momento de su intervención, el vicepresidente expresó su preocupación por la dificultad que puede entrañar la elaboración de proyectos sólidos para ser financiados por los fondos europeos de reconstrucción y se mostró partidario de estudiar la creación de una estructura operativa que pueda coordinar las diferentes actuaciones, además de defender una modificación de la normativa que regula las contrataciones de las administraciones y la función pública.

Rodríguez garantiza que los Presupuestos responderán a las necesidades de Canarias sin hipotecar su futuro

El vicepresidente del Gobierno asegura que actuará con responsabilidad, a pesar de que la suspensión de las reglas fiscales elimina los límites de gasto público

La caída del PIB en Canarias será este año del 21,6 por ciento, lo que se traduce en una pérdida de riqueza de unos 10.000 millones de euros

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, garantizó hoy un uso responsable de los recursos económicos para la confección de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2021, de modo que las cuentas públicas darán respuesta a las necesidades de Canarias, pero sin hipotecar su futuro con una deuda pública insostenible.

Rodríguez se refirió hoy a los Presupuestos en varias intervenciones parlamentarias, en las que aseguró que las Islas dispondrán de los fondos precisos para elaborar unas cuentas que mantendrán los servicios públicos esenciales y la inversión, al objeto de proteger a los trabajadores, a las familias y a los sectores económicos. “Y lo haremos desde la responsabilidad, aun cuando la suspensión de las reglas fiscales nos libera del corsé del techo de gasto, porque sabemos que después de la crisis vendrá la recuperación y habrá que hacer frente a las decisiones que adoptemos hoy en día y garantizar la sostenibilidad del gasto público”, dijo.

El vicepresidente reiteró que el Gobierno recurrirá al endeudamiento como último recurso y solo si es estrictamente necesario para el sostenimiento de los servicios públicos y el mantenimiento de la inversión, y señaló que se optará por otras fuentes de financiación disponibles.

A este respecto, dijo que los anuncios efectuados por el Estado durante el último Consejo de Política Fiscal y Financiera han despejado las incógnitas que impedían la elaboración de los Presupuestos canarios y que éstos se confeccionarán con una visión de medio y largo plazo, “porque sabemos que hay determinadas partidas, como los anticipos de la financiación autonómica, que vendrán ahora, pero que tendremos que ajustar dentro de dos años si hemos recibido de más, cuando se liquiden”.

El vicepresidente aseguró, en cualquier caso, que Canarias podrá elaborar sus Presupuestos de 2021 para hacer frente a las consecuencias de la crisis provocada por el Covid-19 captando recursos de diferentes fuentes, como las anualidades del Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea 2021-207; los Presupuestos del Estado para el próximo año -en el que deberán aparecer cuantificados los preceptos consagrados en el REF y del Estatuto de Autonomía, y los fondos de reconstrucción europea. A todo ello se une la utilización de los remanentes, el superávit y, en última instancia, la emisión de deuda.

En relación al reparto del fondo europeo de reconstrucción y al hilo de la presentación, hoy, del Plan de Recuperación y Resiliencia que el Gobierno de España remitirá a Bruselas, Rodríguez insistió en que la asignación de recursos a los proyectos que presenten las comunidades autónomas deberá regirse no solo por el criterio poblacional, sino también por la disminución del PIB y la evolución del desempleo, “tal y como hizo Europa para repartir el dinero entre los estados miembros”.

El vicepresidente reveló que la caída del PIB canario este año se situará en el 21,6 por ciento, prácticamente el doble de lo calculado para el conjunto de España, lo que se traduce en una pérdida de 10.000 millones de euros.

Estas cantidades dan idea de la dimensión de la crisis provocada por el Covid-19, de la necesidad de una respuesta en consonancia de las administraciones públicas y de la conveniencia de que la sociedad canaria actúe unida para hacer frente al desafío.

Rodríguez señaló, en relación con la financiación de las actuaciones de reconstrucción, que el problema no estará solo en la llegada de recursos a Canarias, sino en la capacidad de gestionar adecuadamente la elaboración y ejecución de los proyectos, en los términos que exigirá Europa.

La condición RUP, clave

Por otra parte, el vicepresidente valoró la buena posición que han conseguido Canarias y el resto de Regiones Ultraperiféricas (RUP) en el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 de la Unión Europea, en el que se mantienen los recursos para la aplicación de políticas moduladas a la realidad de estos territorios.

En la Comisión parlamentaria de Asuntos Europeos y Acción Exterior, Rodríguez precisó si bien los fondos de reconstrucción son muy importantes a corto plazo para hacer frente a los daños generados por la pandemia es en el Marco Financiero Plurianual donde se determina la distribución de hasta 1,074 billones de euros para las prioridades marcadas por la Unión.

En ambos casos, la unidad de las RUP y la defensa de éstas por sus respectivos Estados permitió en julio pasado mejorar la posición de partida propuesta por la Comisión en 2018, no solo en relación al Marco Financiero, sino también a la hora de prevenir al Ejecutivo europeo sobre el mayor impacto económico de la pandemia en estos territorios.

Entre los logros alcanzados, se encuentra el incremento de la tasa de cofinanciación de los proyectos incluidos en los programas FEDER y FSE hasta el 85 por ciento; el aumento de la dotación del denominado Fondo RUP, por el que Canarias recibirá 660 millones, en lugar de los 500 previstos inicialmente o del FSE para las RUP, por el que llegarán a las Islas otros 130 millones. Del mismo modo, se mantiene la apuesta por la cooperación territorial.

El vicepresidente celebró que todas las administraciones públicas hayan optado en esta ocasión por las políticas anticíclicas y expansivas, en lugar de la austeridad extrema que tanto daño provocó en los ciudadanos durante la anterior crisis: “Una de las claves ahora es que no habrá hombres de negro; antes al contrario se han reorientado las políticas públicas y eso se evidencia no solo en los fondos de reconstrucción europeos o el nuevo Marco Financiero Anual, sino también en la actuación del Banco Central Europeo para emitir moneda hasta 1,35 billones de euro”.

Rodríguez, que detalló las partidas que corresponderán a Canarias de ese nuevo Marco Financiero Plurianual, señaló que se seguirá presionando para corregir algunos flecos que aún quedan pendientes en ese capítulo. Así, los próximos hitos relacionados con las Regiones Ultraperiféricas serán un “Foro RUP” que tendrá lugar esta próxima semana con la presencia de representantes de la Comisión Europea y los estados miembros; la conferencia de Pedro Sánchez con los presidentes autonómicos el próximo 26 de octubre, a la que también asistirá la presidenta de la Comisión Europea, y la Conferencia Sectorial de Asuntos Europeos, con representantes de las comunidades autónomas -por Canarias estará la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos- y el Gobierno de España.

 

 

 

Canarias podrá elaborar sus Presupuestos para 2021 sin recortar los servicios públicos ni la inversión

El vicepresidente del Gobierno asegura que el CPFF ha despejado las incógnitas que impedían elaborar las cuentas canarias, al mantener los adelantos de la financiación autonómica igual que este año y fijar una tasa de referencia de déficit del 2,2%

El Gobierno de Canarias está ya en disposición de elaborar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2021 y de hacerlo, además, sin aplicar recortes en los servicios públicos ni la inversión, según adelantó hoy el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que intervino telemáticamente, al igual que sus homólogos de las demás comunidades autónomas y las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias. 

El compromiso adquirido hoy por el Estado para mantener en 2021 las cantidades que transfirió este año en concepto de adelanto del Sistema de Financiación Autonómica (SFA) -sin vinculación al ciclo económico adverso- y el establecimiento de una tasa de referencia de déficit público del 2,2 por ciento en relación al PIB para las comunidades autónomas el próximo año garantiza la confección de unos Presupuestos en Canarias que, incluso, “podrían aumentar con respecto a los actuales en caso de persistir los efectos económicos y sociales de la pandemia”, explicó el vicepresidente.

Rodríguez precisó que Canarias recibirá, para sufragar la sanidad, la educación y las políticas sociales, un anticipo de cerca de 600 millones de euros a cuenta del SFA, con el inconveniente de que se regularizará dentro de dos años con las correspondientes devoluciones. En cualquier caso, matizó que todos estos aspectos fueron explicados verbalmente por la ministra de Hacienda y que habrá que esperar a la comunicación formal y detallada para conocer los detalles y las condiciones exactas.

En cuanto al déficit, el Estado podría asumir el 50 por ciento transfiriendo las cantidades resultantes a Canarias, mientras que la otra mitad podría ser gestionada por el Archipiélago para incrementar su capacidad de gasto acudiendo al endeudamiento, bien a través de instrumentos oficiales como el Fondo de Facilidad Financiera o el Fondo de Liquidez Autonómica o bien a través de los mercados financieros. Una opción que permitiría incrementar las políticas públicas.

Rodríguez aseguró que, con estos anuncios efectuados hoy por la ministra de Hacienda, se han despejado dos importantes incógnitas que entorpecían cualquier intento de elaborar unos Presupuestos autonómicos fundamentados: “Lo esencial es que ahora podemos decir que vamos a presentar unos Presupuestos en tiempo y forma y que éstos podrán ser, incluso, superiores al inicial de este año por la vía del adelanto del SFA, el déficit o la deuda y las transferencias. Vamos a cumplir nuestro objetivo de blindar los servicios públicos y de dar respuesta a aquellas necesidades sobrevenidas a consecuencia de la crisis del Covid-19”.

No obstante, advirtió que todas esas medidas anticíclicas son excepcionales por la crisis a consecuencia de la pandemia y apeló a la responsabilidad de las administraciones públicas para volver a una estrategia de consolidación fiscal, de manera que se garantice una financiación sostenible.

Fondos europeos

El vicepresidente también se refirió a la distribución de los recursos europeos y la intención del Gobierno de España de repartir 10.000 de los 72.000 millones del fondo de ayudas para los años 2021 y 2022 con criterios poblacionales, mientras que el resto se haría en función de los proyectos a presentar.

A este respecto, Rodríguez recordó que la posición del Gobierno de Canarias es que se tenga en cuenta para el reparto, además del criterio poblacional, otros factores como la caída del PIB o el incremento del desempleo en los distintos territorios, “del mismo modo que ha hecho la Unión Europea para hacer su distribución entre los Estados miembros”.

María Jesús Montero anunció, durante la reunión de hoy, la próxima convocatoria de una conferencia sectorial sobre los tres instrumentos de los fondos europeos: el Marco Financiero Plurianual, el Plan de Recuperación y Resiliencia, y el React-Eu.

En cualquier caso, el vicepresidente destacó la importancia de esta nueva reunión del Consejo -que formalmente no se producía desde el pasado febrero- y que durante la misma se ha reconocido el esfuerzo que están realizando las distintas administraciones para articular políticas anticíclicas y de protección social, “justo las que se necesitan ahora y las que no se aplicaron en la anterior crisis”.

Vicepresidencia del CPFF

Otro de los acuerdos adoptados hoy por el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha sido la designación de Canarias y, en consecuencia, de Román Rodríguez como vicepresidente de turno de este órgano de encuentro de las comunidades autónomas y la Administración General del Estado.

Aquí podrá acceder a la comparecencia íntegra del vicepresidente al término de la reunión.

 

Román Rodríguez celebra la suspensión de las reglas fiscales anunciada por el Estado

El vicepresidente recuerda que la UE ya aprobó en marzo una medida similar y que ésta ha sido siempre la postura defendida por el Gobierno de Canarias

El también consejero de Hacienda confía en superar las dificultades de cara el año 2021, para lo que apremia al Estado a resolver la financiación autonómica y los 500 millones de carreteras

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, celebró hoy el cambio de criterio del Ministerio de Hacienda al suspender las reglas fiscales para este año y el próximo, lo que permitirá, entre otras cosas, el uso incondicional del superávit y los remanentes acumulados por las administraciones públicas.

Rodríguez recordó que esta ha sido siempre la postura defendida por el Gobierno de Canarias y que la propia Unión Europea ya había procedido en marzo a la suspensión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) con el objetivo de permitir a los Estados aumentar el gasto público e inyectar todo el dinero necesario para mitigar el impacto de la crisis provocada por el Covid-19.

El vicepresidente precisó que la legislación europea prevé esta contingencia a través de la aplicación de la denominada “cláusula general de escape”, que permite a los Estados miembros saltarse de manera temporal sus obligaciones en la reducción del déficit público en situaciones graves. Además, el artículo 135.4 de la Constitución española da cobertura también a esa opción.

Rodríguez, aunque se mostró cauto sobre el alcance del anuncio realizado hoy por la ministra de Hacienda en tanto no se conozcan todos los detalles de la medida y su articulación normativa, insistió en que la única manera que tienen los países para salir de la crisis es el incremento del gasto público.

Derechos económicos y estatutarios de Canarias

El vicepresidente también apremió hoy al Gobierno central a aclarar su posición con respecto a la financiación autonómica que recibirá Canarias el próximo año para hacer frente de manera adecuada a los efectos de la crisis económica y social provocada por el Covid. El Estado deberá nutrir de recursos financieros adecuadamente al Archipiélago a través de la actualización del Sistema de Financiación Autonómica (SFA) al margen del ciclo económico, como este año, mediante transferencias o autorizando la vía del endeudamiento, “puesto que nuestra situación de tesorería nos permitirá conseguir dinero en los mercados a precios razonables”

Y a pesar de que el Gobierno de España ha despejado la incógnita sobre las reglas fiscales, el vicepresidente también contabilizó en el haber de Canarias los 500 millones de euros dimanados de la sentencia del convenio de carreteras referidos al año 2018 y cuyo uso para gasto corriente el Estado ha de permitir.

“Ahora nos enfrentamos a 2021, que será muy complicado y para el que debemos tener, además, unos Presupuestos españoles y europeos que hagan justicia y reparen adecuadamente el daño que ha provocado la crisis en nuestro sistema productivo”, dijo.

“Vamos a salir de esta”

Rodríguez explicó en el Parlamento que el Gobierno canario ha sorteado “debidamente” las dificultades de este año, en el que no solo no se han producido recortes públicos sino que se ha incrementado en 400 millones de euros el gasto destinado a los servicios esenciales y se han contratado a 7.000 nuevos empleados públicos para la sanidad y la educación.

Rodríguez se mostró confiado en que Canarias podrá superar las dificultades que se avizoran en el camino si las administraciones estatal y europea tratan al Archipiélago con justicia y en función del mayor daño que está provocando la crisis, circunstancia corroborada por la caída  sufrida por el PIB.

“Tenemos, por tanto, que luchar por dotar adecuadamente el Plan Reactiva que ha impulsado el Gobierno de Canarias y, desde la unidad política, económica y social, reivindicar el cumplimiento de nuestros derechos y de nuestros fueros”, dijo el vicepresidente, quien consideró muy positivas algunas de las últimas noticias conocidas, como la vuelta del operador TUI, la ampliación de los ERTE o la reducción de la tasa de incidencia por el Covi-19 en el Archipiélago.

“El Gobierno tiene claro lo que Canarias necesita y vamos a salir de esta si cada cual cumple con sus obligaciones y mantenemos la unidad en defensa de nuestros derechos”, señaló.

Román Rodríguez: “Hemos contratado 7.000 nuevos empleados para reforzar la educación y la sanidad públicas”

El vicepresidente destaca el esfuerzo realizado por el Gobierno para mantener los servicios esenciales y señala que el próximo reto será la creación de empleo y la recuperación económica

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, aseguró hoy que el Ejecutivo autónomo ha contratado a 7.000 nuevos empleados para reforzar la educación y la sanidad en el Archipiélago, en sintonía con su compromiso de preservar los servicios públicos esenciales “no solo a pesar de la crisis, sino precisamente a consecuencia de ella”.

Rodríguez, que respondió a una pregunta formulada por el grupo parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, precisó que la preservación de los servicios públicos es uno de los grandes objetivos incluidos en el Plan Reactiva impulsado por el Ejecutivo canario y que, de hecho, ya hace meses que se ha empezado a implementar.

El vicepresidente precisó que de las 7.000 nuevas contrataciones, 4.000 corresponden al ámbito sanitario y el resto, al educativo. “Esta actuación ejemplifica nuestro compromiso con los servicios esenciales y desmiente a aquellos que están hablando de recortes en las prestaciones públicas”, dijo.

Rodríguez explicó que, además del blindaje de los servicios públicos, el Plan Reactiva pretende la recuperación económica y la creación de empleo, incardinados ambos en un modelo productivo con mayor peso de la sostenibilidad, la digitalización o, en suma, la transición ecológica.

“Sea la administración pública o sea la iniciativa privada, todos debemos impregnar nuestra gestión y acciones corporativas de acuerdo con esos objetivos, para avanzar en la mejora de nuestro sistema productivo y en la diversificación económica”, subrayó.

El vicepresidente dijo que, en cualquier caso, el turismo seguirá siendo determinante para la economía del Archipiélago, si bien apostó por vincular este sector a la lucha contra el cambio climático, como abanderado de la reducción de la huella de carbono, “adaptándolo así a los nuevos tiempos”.

Derivaciones de los migrantes

Rodríguez también respondió a otra pregunta, esta vez formulada por el grupo de Nueva Canarias, en relación al incremento de la llegada de migrantes a las costas del Archipiélago.

El vicepresidente insistió una vez más en que la única forma de solucionar la actual crisis migratoria pasa por que el Estado derive a estas personas hacia el territorio continental, tal y como se hizo en las anteriores crisis vividas en el Archipiélago.

“No hay ninguna razón legal ni de carácter humanitario para retener a estas personas en Canarias en contra de su voluntad, por lo que no podemos permitir que queden atrapadas aquí”, dijo Rodríguez, quien indicó, no obstante, que esta medida debe ir acompañada de otras a nivel estatal o supraestatal, “tanto en los países de origen, a través de la cooperación, la diplomacia o la seguridad; la mejora de los sistema de vigilancia y control de las costas y la habilitación de espacios dignos por parte de la Administración General del Estado, pero limitados en aforo, para la acogida de migrantes”.

 

 

Rodríguez y Bermúdez coinciden en el diagnóstico y en las medidas para recuperar el pulso económico tras el Covid

El vicepresidente expuso al alcalde de Santa Cruz las dificultades económicas del Gobierno canario tras haber contratado a 7.000 nuevos empleados para reforzar sanidad y educación

Bermúdez demanda una atención específica para las cuatro grandes ciudades del Archipiélago, en función de su población e índices de desempleo

Ambos mandatarios se reunieron para explorar vías de financiación y proyectos compatibles con los planes de reactivación

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, y el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, compartieron hoy idéntico diagnóstico sobre el tremendo impacto de la crisis generada por el Covid-19 en la salud financiera de los municipios y el conjunto de las administraciones públicas, especialmente el Gobierno canario, por un lado, y respecto a las medidas para superar los efectos sanitarios, económicos y sociales de la misma, por otro.

Tanto el vicepresidente como el alcalde coincidieron en la necesidad imperiosa de mantener a raya el virus y de reducir la tasa de contagios, para lo que se precisa la cooperación incondicional de todos los ciudadanos canarios, y destacaron el papel determinante que deben jugar las administraciones públicas -especialmente los ayuntamientos- para amortiguar los efectos de la paralización de la actividad empresarial en el empleo y el bienestar social.

Rodríguez recordó que el Gobierno de Canarias, con grandes dificultades por la caída de ingresos y el aumento de los gastos extraordinarios causados por la pandemia, ha contratado a más de 7.000 nuevos empleados públicos (4.200 en sanidad y unos 2.900 en educación) para reforzar los servicios esenciales y que ahora toca incrementar la inversión para recuperar el pulso económico e impulsar los sectores productivos.

“Tenemos una dura tarea por delante, no en vano el PIB canario se reducirá este año en un 20 por ciento, lo cual da idea de la magnitud de lo que estamos viviendo, especialmente si comparamos este período con la crisis anterior, en la que se contrajo la economía un 10,5 por ciento en cinco años”.

A este respecto, el vicepresidente se mostró receptivo al planteamiento del alcalde para que los fondos de reconstrucción atiendan especialmente a las cuatro grandes ciudades del Archipiélago, dado el peso de la población y los índices socioeconómicos.

En cualquier caso, el citado reparto de los fondos está supeditado a la distribución que haga el Gobierno de España y los recursos que se asignen finalmente a Canarias. “El alcalde -dijo Rodríguez- nos ha planteado algunos proyectos que vamos a mirar con mucho cariño porque se trata de proyectos para una de las dos capitales de Canarias que estoy convencido serán compatibles con los planes que están en marcha”.

Bermúdez subrayó que “deben ser los parámetros de índice de paro y bolsa de pobreza, así como el de población, los ejes básicos que determinen las cuantías necesarias para hacer frente a la crisis económica y la recuperación de Santa Cruz, precisamente por ser la administración local la primera puerta a la que toca el vecino y la vecina”.

El alcalde insistió en diferenciar y primar en las ayudas a los cuatro grandes municipios de Canarias (Santa Cruz, Las Palmas de Gran Canaria, Telde y La Laguna), al entender “que aglutinamos a la mayor cantidad de población, los índices más elevados de paro y las bolsas de pobreza más importantes”.

“Justamente esos mismos criterios –añade el alcalde de Santa Cruz- son los que presiden nuestras peticiones al Gobierno de Canarias, en el convencimiento de la capacidad tractora en la creación de empleo en Canarias de nuestra ciudad, al mismo tiempo que reclamamos, también para las otras tres grandes ciudades de las Islas, idéntico tratamiento. Repartir sin tener en cuenta la profundidad de la crisis en estas ciudades provocaría, además, unas consecuencias de exclusión y pobreza de incalculables dimensiones”.

Financiación e inmigración

Rodríguez y Bermúdez coincidieron en la necesidad de que el Ministerio de Hacienda acuerde con los ayuntamientos un reparto justo del fondo no reembolsable de 5.000 millones de euros y permita la utilización del dinero ahorrado en concepto de remanentes de tesorería y superávit.

En el ámbito autonómico, el vicepresidente se comprometió con el primer edil de Santa Cruz a que la dotación del Fondo Canario de Financiación Municipal se mantendrá en el presupuesto autonómico para el próximo año, después de que en el actual incluso el Gobierno canario haya adelantado 103 millones de euros para facilitar la liquidez de los ayuntamientos.

Ambos dirigentes también mostraron plena sintonía en el análisis del repunte del fenómeno migratorio en el Archipiélago e insistieron en la necesidad de que se facilite -por parte de las autoridades españolas y europeas- el tránsito de los migrantes hacia territorio continental.

Rodríguez recordó que la solución pasa por agilizar las derivaciones -del mismo modo que se hizo en las dos anteriores crisis ocurridas en Canarias- con independencia de que el Estado, en cooperación con Canarias, trabaje en los países de origen en el ámbito de la diplomacia, la cooperación al desarrollo y la vigilancia, y habilite centros que permitan una acogida temporal digna y con un tope de personas en las Islas.