Logo del Gobierno de Canarias

Rodríguez: “Pelearemos por que los Presupuestos estatales de 2020 recojan nuestros derechos y fueros”

El vicepresidente del Gobierno apuesta también por transformar formalmente algunos programas presupuestarios en convenios

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, vinculó hoy la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2020 con el traspaso a Canarias de los recursos derivados de los convenios de infraestructuras y de los programas presupuestarios del REF pendientes en el Archipiélago.

En una comparecencia parlamentaria en la Comisión de Hacienda, el vicepresidente señaló que el Gobierno de Canarias peleará por que las cuentas estatales del próximo año recojan los derechos y los fueros de las Islas, de modo que se consignen los fondos que nos corresponden.

Rodríguez dijo que le consta que el nuevo Gobierno de España está “moviendo ficha” para que  en las cuentas estatales de este año se incluyan las anualidades de los convenios vigentes, uno de nuevos de obras hidráulicas, además de los programas presupuestarios del REF.

El vicepresidente también se mostró partidario de pedir la transformación de algunos de estos programas de inversión en convenios, para dotarlos de mayor garantía jurídica y dejarlos al margen de la discreción del Gobierno de turno.

Rodríguez recordó que, en cualquier caso, una vez recibidos los recursos financieros hay que ejecutarlos “porque si no podría pasar lo que ha ocurrido con las carreteras, capítulo en el que no se ejecutó nada en los años 18 y 19”.

A este respecto, Rodríguez confió en la reprogramación efectiva de los 485 millones de euros del convenio de carreteras pactados por Nueva Canarias con el PSOE en el acuerdo de investidura y en la utilización de otros 500 millones que se encuentran ahora mismo bloqueados en el superávit de la Comunidad Autónoma.

El vicepresidente recordó que la existencia de Presupuestos Generales podrá reportar a las cuentas canarias unos 200 ó 250 millones de euros que no están hoy en día incluidos en las cuentas canarias.

 

La recaudación de tributos cayó 177 millones de euros en 2019 con respecto a la previsión del Gobierno anterior

Román Rodríguez recuerda que el año pasado hubo gasto sin cobertura presupuestaria y una caída de los ingresos por las “irresponsables” rebajas fiscales del Ejecutivo saliente

La evolución del IGIC fue particularmente negativa, con una merma de 73,9 millones sobre lo proyectado en los Presupuestos de 2019 y una reducción de 116 millones sobre lo efectivamente recaudado en 2018

Canarias cerró 2019 con unos ingresos tributarios de 2.619,7 millones de euros, 177,6 millones menos de los previstos por el anterior Gobierno de Canarias en los Presupuestos de aquel año, lo que supone un descenso del 6 por ciento, de acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria Canaria.

De esos 177 millones de euros de reducción, 91,8 millones se corresponden con los tributos propios y cedidos, mientras que 85,7 millones lo son de ingresos procedentes del denominado Bloque de Financiación Canario.

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, explicó que los datos, “desgraciadamente son malos, pero la situación podría haber sido peor si el actual Ejecutivo no hubiera tomado en su momento medidas para equilibrar las cuentas autonómicas”.

“En 2019 hubo gasto sin cobertura presupuestaria y una caída sustancial de los ingresos por las irresponsables rebajas fiscales del anterior Gobierno”, precisó Rodríguez, quien recordó que “ante esa situación tuvimos que reasignar gastos entre los departamentos autonómicos para poder cerrar el ejercicio cumpliendo con las normas fiscales”.

Particularmente negativa ha sido la evolución del IGIC, cuya recaudación ha caído 73,9 millones de euros con respecto a la previsión de ingresos de los Presupuestos de 2019, como consecuencia fundamentalmente de la rebaja de medio punto aplicada al tipo general por el anterior Gobierno.

A la luz del cierre del ejercicio, el vicepresidente insistió en el acierto de las medidas adoptadas por el actual Gobierno desde el mes de agosto para equilibrar las cuentas de 2019, heredadas con notables desajustes dada la merma de ingresos y el incremento del gasto comprometido sin cobertura presupuestaria.

“Hoy vemos cómo la reducción de los ingresos tributarios es una realidad incontestable y cómo una vez más el argumento de los gobiernos liberales de que una bajada de impuestos permite un incremento de la recaudación no es cierto”, aseguró.

Los datos del IGIC empeoran si la comparación se realiza sobre las cantidades efectivamente recaudadas por ejercicio. En ese caso, la merma de ingresos se sitúa en los 116 millones de euros, puesto que se ha pasado de recaudar 1.702 millones de euros en 2018 a 1.585 millones el pasado año, lo que supone un descenso del 7 por ciento.

Precisamente, para este año ha sido necesario acometer una revisión fiscal, de modo que se puedan recuperar ingresos por esta vía.

Cambio de rumbo

Una de las primeras medidas adoptadas por el nuevo Gobierno, a instancias de la Consejería de Hacienda, fue la retención de créditos no esenciales para afrontar el pago de las nóminas del personal educativo y sanitario, incrementadas por los compromisos de reducción de jornada adquiridos por el Ejecutivo anterior sin la preceptiva cobertura presupuestaria y realizados, además, en un contexto de reducción de ingresos tributarios.

Las medidas de choque adoptadas por la Consejería de Hacienda han permitido a Canarias cerrar el ejercicio dentro de los parámetros fijados legalmente en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, además de elaborar unos Presupuestos autonómicos para 2020 “sin la espada de Damocles de una posible intervención de las cuentas”, en palabras del vicepresidente.

Se da la circunstancia de que tanto la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal como el Ministerio de Hacienda alertaron en la segunda mitad del año pasado a la Comunidad Autónoma del posible incumplimiento de la regla de gasto, conminándola a presentar medidas correctoras.

A estos informes se unió también un estudio elaborado por los técnicos de la propia Consejería de Hacienda que, con los datos que estaban sobre la mesa hasta agosto, proyectaban una desviación del déficit de casi medio punto sobre lo autorizado para Canarias.

Rodríguez destacó hoy que el conjunto de medidas adoptadas por el nuevo Gobierno ha permitido el cumplimiento de los preceptos legales, si bien insistió en la necesidad de que las Cortes modifiquen la Ley de Estabilidad para flexibilizar la regla de gasto y permitir que las administraciones públicas cumplidoras puedan destinar el dinero acumulado en el superávit a la mejora de los servicios públicos o al impulso de las infraestructuras.

Román Rodríguez reivindica que los Presupuestos estatales de 2020 respeten REF y Estatuto

El vicepresidente del Gobierno apela al consenso social, económico, político e institucional para defender los derechos del Archipiélago

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, reivindicó hoy en el Parlamento la inclusión de los contenidos del Régimen Económico y Fiscal (REF) y del nuevo Estatuto de Autonomía en los Presupuestos estatales de 2020.

En un comparecencia parlamentaria, Rodríguez recordó que las cuentas estatales habrán de cumplir el REF y dar continuidad a los programas consolidados en anteriores Presupuestos, como el de infraestructuras educativas; el plan integral de empleo; el nuevo programa de lucha contra la pobreza y la exclusión social; el plan de inversiones en infraestructuras turísticas; la financiación de los sobrecostes de banda ancha; el plan de inversiones hidráulicas; la financiación del POSEI Adicional o la ayuda al agua de riego agrícola.

Del mismo modo, el Estado deberá dar cumplimiento al artículo 166 del Estatuto de Autonomía de Canarias y del artículo 3 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, relativas a situar a Canarias en la financiación media de las Comunidades Autónomas para garantizar el acceso de todos los ciudadanos del Archipiélago a los servicios públicos esenciales en condiciones de igualdad.

Rodríguez también recordó que el Ejecutivo central tiene que cumplir las sentencias judiciales del Tribunal Supremo sobre el pago de la deuda relativa al Convenio en materia de Carreteras 2006-2017.

Todas estas reivindicaciones están incluidas en el Pacto de Progreso en Canarias y en el acuerdo para la gobernabilidad del Estado, un compromiso que pasa, entre otras cosas, por el desarrollo del Estatuto de Autonomía de Canarias con la negociación de las competencias pendientes de transferir, con los correspondientes medios humanos y materiales.

En cualquier caso, el vicepresidente apeló a la unidad de los actores políticos, económicos, sociales e institucionales canarios para la defensa de los derechos históricos del Archipiélago ante terceros.

Rodríguez recordó que Canarias ha conquistado un estatus de reconocimiento de sus singularidades muy importante a nivel europeo y español, “pero que hay que estar vigilantes para no retroceder en esas conquistas”.

Rodríguez señaló a ese respecto que “la historia nos dice que no podemos estar tranquilos porque en determinadas etapas, en algunas más que en otras, los gobiernos españoles han vulnerado esos derechos”.

Ante esa eventualidad, el vicepresidente reivindicó la unidad y el consenso político, económico y social como elemento clave para la defensa de la posición de Canarias ante el Gobierno de España y la Unión Europea.

Rodríguez respalda las demandas del CEST al vincularlas a la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático

El vicepresidente del Gobierno se reúne con la junta directiva del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST)

El también consejero de Hacienda se ofrece para buscar financiación pública y privada para el proyecto ferroviario, sin menoscabo de la ejecución de las carreteras previstas

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, trasladó hoy el apoyo del Ejecutivo autónomo a las reivindicaciones de los empresarios y profesionales del Sur de Tenerife, referidas fundamentalmente a la movilidad terrestre y a la mejora de las infraestructuras.

Rodríguez, que mantuvo un encuentro con la junta directiva del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST), vinculó las acciones a desarrollar en esta comarca tinerfeña a criterios de sostenibilidad ambiental y de lucha contra el cambio climático, y aseguró que el Ejecutivo puede ayudar al Cabido de Tenerife -al igual que al de Gran Canaria en su caso- en la búsqueda de financiación pública y privada para el desarrollo del proyecto ferroviario.

El vicepresidente indicó que la única solución eficiente a los problemas de movilidad que tienen las dos islas capitalinas pasa por el transporte guiado, “con independencia de la culminación de los proyectos de carreteras previstos”.

A este respecto, Rodríguez adelantó que su departamento estudia en estos momentos la posible implicación del sector privado en la financiación de los proyectos mediante la materialización de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC).

Del mismo modo, el vicepresidente demandó también la mejora de las instalaciones del aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía y aseguró que el Gobierno de Canarias presionará ante Aena para que invierta en la mejora de una infraestructura, “que es rentable en su cuenta de resultados”.

Rodríguez consideró imprescindible la participación de Canarias en esta empresa pública y criticó el proceso de privatización llevado a cabo en la misma, “recurrido por el Ejecutivo presidido por Paulino Rivero, sin que el Gobierno siguiente se planteara ningún reparo”.

Tanto el presidente del CEST, Roberto Ucelay, como otros miembros de la junta directiva de la organización, plantearon diferentes demandas al vicepresidente, quien expresó su extrañeza “por los problemas estructurales de una comarca que tira de la economía tinerfeña y parte de la canaria y que no ha progresado lo que debiera, a pesar de contar en las últimas décadas con ayuntamientos muy estables y un cabildo igualmente estable”.

En esa dirección, el vicepresidente animó a la búsqueda de sinergias y complicidades entre la iniciativa privada y las administraciones públicas para avanzar en el desarrollo económico y social de la comarca, siempre con la sostenibilidad como argumento troncal.

Rodríguez recordó que su formación es partidaria de la fiscalidad ambiental, porque reportaría unos recursos muy importantes que se destinarían con carácter finalista a la disminución de la huella de carbono en el destino turístico y a la mejora de las infraestructuras. “Este es un camino que está en marcha y no tiene vuelta atrás en el mundo, y concretamente en Europea mucho más”, precisó.

Del mismo modo, el vicepresidente volvió hoy a insistir en la necesidad de que el Estado flexibilice la regla de gasto, de modo que las administraciones públicas cumplidoras de las normas fiscales, como Canarias, pueda destinar el dinero “ocioso” del superávit a la mejora de los servicios públicos y el impulso de las infraestructuras”.

Rodríguez: “Hay que generar complicidades entre instituciones y agentes sociales para que crezcan la economía”

El vicepresidente de Canarias se reúne con el Comité Ejecutivo y miembros de la Confederación Canaria de Empresarios “para intercambiar análisis e información”

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, señaló esta mañana que “la política tiene que generar complicidades, en nuestro caso con ayuntamientos, con cabildos, con empresarios, con trabajadores, con los sectores vivos de la sociedad canaria, para juntos generar las dinámicas que nos comprometen a todos: que crezca la economía, se genere empleo, bienestar y prosperidad”.

Rodríguez hizo esta afirmación al inicio de la reunión que mantuvo con el Comité Ejecutivo y miembros de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) en la sede de esta patronal en Las Palmas de Gran Canaria, en una cita que tuvo como eje central la toma de contacto “para intercambiar análisis, información, opiniones, valoraciones, asuntos de la agenda, desde los temas europeos a la situación política española, a la financiación autonómica, al Presupuesto estatal, la puesta en marcha del propio Gobierno de Canarias, así como la coyuntura, el empleo, la información de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre o el paro registrado en enero”.

Cuestionado por las consecuencias del paro registrado el pasado mes de enero, el vicepresidente indicó que “hace quince días teníamos un dato extraordinario sobre la EPA del último trimestre del año en la economía canaria hasta el punto de que rebajamos un 1,2 puntos en materia de desempleo. Los datos fueron buenos. El paro registrado en el mes de enero está por encima de lo habitual, porque en enero siempre repunta el desempleo tras la campaña de Navidad, y por tanto no es un buen dato”. Rodríguez advirtió que no hay que dejarse impresionar “por la coyuntura”. El dato de paro registrado en enero no es, admitió, “una buena noticia, pero yo no me alarmaría en el sentido de que creo que lo que hay que hacer es generar la confianza suficiente para que la economía se recupere poco a poco de la desaceleración. El último trimestre Canarias ha sido de las comunidades que más han crecido en su producto interior bruto y, por tanto, ver con preocupación los datos negativos, no lanzar las campanas al vuelo cuando son positivos y seguir trabajando”.

Sector primario

En cuanto a las movilizaciones del sector agrario en toda España, el vicepresidente recordó que “en los países más desarrollados, el campo sufre graves dificultades para competir porque la economía global hace que los productores de los países más empobrecidos vendan a precios baratos y hay un problema ahí de competencia, que en muchas ocasiones no es leal, de los productores continentales con respecto a otros productos. A nosotros eso se nos complica más porque ellos tienen que competir con productores de terceros países y nosotros tenemos dificultades para competir con terceros países y con ellos. Por eso, si hay un sector en Canarias que tiene un alto nivel de protección es el sector primario. El sector primario tiene ayudas europeas, ayudas españolas y ayudas canarias, y si estas ayudas fallan o se retrasan, sufre”.

El también titular autonómico de Hacienda reconoció que “el sector primario necesita moverse”. “Estamos en un momento además donde hay una gran reflexión mundial sobre la producción de proximidad y ahora que estamos hablando de la crisis climática todos debemos tomar conciencia de que una de las claves será comprar los productos que se producen cerquita y no a miles o decenas de miles de kilómetros, que es lo que estamos haciendo en estos momentos”, indicó. De igual modo, consideró importante “que intervenga el Gobierno de España y que la política agraria común no retroceda” para que “se proteja a los productores canarios, españoles y europeos”.

Por último, Rodríguez hizo referencia a la polémica en torno a la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), recordando que “es una decisión compartida por sindicatos y empresarios, y por tanto es evidente que es producto del diálogo y del entendimiento. Es una buena noticia para la economía española y para los trabajadores con más dificultades”.

Canarias acudirá a los mercados para financiar una parte de los vencimientos de deuda en 2020

Hacienda prevé captar 343 millones de euros por esta vía, de los cuales 40 millones serán bonos aptos para materializar RIC

El vicepresidente y consejero del área, Román Rodríguez, subraya que la emisión de deuda es posible gracias al cumplimiento de las normas fiscales

La Comunidad Autónoma de Canarias recurrirá a los mercados para captar 343,2 millones de euros y financiar vencimientos de deuda en 2020, de acuerdo con el Plan de Endeudamiento elaborado por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos y aprobado por el Gobierno de España. De esta cantidad, 40 millones se destinarán a la emisión de bonos aptos para la materialización de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC).

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, explicó a este respecto que el cumplimiento de las normas de Estabilidad Presupuestaria permite a Canarias acudir a esta vía de financiación “con la que haremos frente a los vencimientos de la deuda previstos para este mismo año”.

A los 343,2 millones de euros que se captarán en los mercados se unen otros 905 millones de euros con idéntico fin, pero con cargo al Fondo de Facilidad Financiera. De este modo, Canarias  destinará 1.248 millones de euros en 2020 a la refinanciación de su deuda por esta vía.

Además de esta cantidad, la Comunidad autónoma está obligada por ley a utilizar la previsión del superávit del 2019 a estos mismos fines, con lo que el importe total  de los vencimientos de deuda a la que se hará frente al final de este año será de 1.468 millones de euros.

Rodríguez precisó que estos recursos se destinarán a renegociar la deuda y que en ningún caso “se trata de nuevos compromisos de la Comunidad Autónoma; haremos frente a los vencimientos de este año y lo haremos, en parte, acudiendo a los mercados, porque ofrecen condiciones ventajosas y porque nos los permite el hecho de haber cumplido nuestros deberes en materia económico-financiera”.

Es más, con esta estrategia, el Gobierno estará en condiciones de rebajar la deuda de las cuentas públicas en 234 millones de euros.

Rodríguez destacó, en este sentido, que Canarias cuenta con la deuda más baja de entre todas las comunidades autónomas, tanto en relación con su PIB como per cápita.

El Plan de Endeudamiento ha sido diseñado por el propio consejero, junto al viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, y la directora general del Tesoro y Política Financiera, Dunia González.

Precisamente, Delgado ha subrayado que la Comunidad Autónoma podrá cerrar el ejercicio 2020 con una deuda viva del 13,23 por ciento en relación al PIB nominal, con lo que se garantiza el cumplimiento del objetivo de deuda pública previsto en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, situado en el 15,3 por ciento para este mismo año.

Modificación de la regla de gasto

No obstante y aun considerando positiva esa reducción, el viceconsejero ha insistido en la necesidad imperiosa de que el Estado modifique la regla de gasto incluida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria para permitir que el superávit de la Comunidad Autónoma pueda destinarse a la financiación de los servicios públicos esenciales y no exclusivamente a la reducción de la deuda.

“De esta manera -añadió- podríamos utilizar ese dinero para combatir el paro y la pobreza; mejorar la sanidad y la educación y añadir recursos a la Renta de Ciudadanía”.

 

 

El Gobierno previene al Estado para mantener su diferencial fiscal ante la reforma del Impuesto de Sociedades

El Ejecutivo autónomo recuerda que los Presupuestos del Estado deberán mantener explícitamente las singularidades de la ZEC o la RIC

El Gobierno de Canarias ha iniciado una ronda de contactos técnicos con el Ministerio de Hacienda al objeto de que los próximos Presupuestos Generales del Estado preserven las especificidades tributarias del Archipiélago ante la anunciada modificación del Impuesto de Sociedades.

El viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, junto al viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, y el director general de Modernización y Calidad de los Servicios, Pablo Hernández, se reunieron la semana pasada con la directora general de Tributos del Ministerio de Hacienda, María José Garde, a la que trasladaron la posición del Ejecutivo canario.

El Gobierno autónomo considera positivo el establecimiento de un tipo mínimo del 15 por ciento en el Impuesto de Sociedades -tal y como figura en el acuerdo de investidura suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos- si bien recuerda que los Presupuestos estatales habrán de garantizar explícitamente las particularidades de este impuesto en determinadas figuras fiscales canarias, como la ZEC o la RIC.

El encuentro, “de carácter precautorio”, en palabras de Delgado, se justifica en que el último proyecto de Ley de Presupuestos del Estado de 2019, “no recogía estas excepciones, con independencia de que no fuera aprobado finalmente en el Congreso”.

La Zona Especial Canaria (ZEC), la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC), la Deducción por Inversiones, las bonificaciones por producción de bienes corporales, la deducciones para producciones cinematográficas o la creación de empleo se benefician de un tipo muy reducido del Impuesto de Sociedades, “que debemos mantener y que deben contemplarse en los Presupuestos estatales para 2020”.

Durante la reunión, el Gobierno de Canarias también trasladó al Ministerio la necesidad de que las Islas mantengan idéntico diferencial en relación a la tributación de las grandes empresas tecnológicas y de economía digital en los países donde desarrollan su actividad y no solo donde están domiciliadas, cuyos detalles se están negociando ahora mismo en el seno de la OCDE.

En este caso, se trata de que el Gobierno de España defienda la condición de Canarias como Región  Ultraperiférica de la Unión Europea para salvaguardar su especificidad.

Hacienda inicia el proceso de depuración de los derechos pendientes de cobro

La Agencia Tributaria dictó el pasado 8 de enero una instrucción para anular aquellos derechos prescritos e insistir en el cobro de los que aún están vivos

Román Rodríguez recuerda que la Comunidad Autónoma arrastra el problema desde hace años, “lo cual no obsta para solucionarlo”

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, a través de la Agencia Tributaria Canaria, ha iniciado el proceso para la depuración de los derechos pendientes de cobro de ejercicios anteriores a 2012 en la Comunidad Autónoma, al objeto de darles el tratamiento preciso. Se trata, en última instancia, de anular aquellos que están prescritos y gestionar los procedimientos vivos para que no prescriban y puedan ser ingresados.

La Agencia Tributaria dictó el pasado 8 de enero una instrucción en la que se regula el procedimiento técnico a seguir y que pretende, en palabras del vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, “poner orden en los procesos informáticos y contables para evitar que la Comunidad Autónoma deje de ingresar recursos que le pertenecen”.

La instrucción entronca con el compromiso adquirido por el propio Rodríguez para la mejora de la gestión recaudatoria en la Comunidad Autónoma, que pasa, entre otros aspectos, “por conseguir que paguen todos los contribuyentes que tienen que pagar”.

En este caso concreto, la dificultad se acrecienta al tratarse de un problema que la Comunidad Autónoma viene arrastrando desde hace años. “Lo cual -asegura Rodríguez- no obsta para que hagamos todo lo posible para solucionarlo”.

El vicepresidente insistió en que la acumulación de derechos pendientes de cobro es una anomalía que se debe corregir, no en vano va en contra de los principios de la política fiscal justa y eficiente que defiende el nuevo Gobierno de Canarias.

La acción de la Agencia Tributaria se centrará en primera instancia en aquellos derechos pendientes de cobro anteriores a 2012, pues son en los ejercicios previos a ese año donde se concentra la mayor parte.

Román Rodríguez: “El Gobierno de Canarias está comprometido con la defensa del sector primario”

El vicepresidente de Canarias señala el Brexit, el mantenimiento del Posei, el Plan de Desarrollo Rural y las cámaras agrarias como principales retos

El vicepresidente y consejero de Haciendo, Presupuestos y Asuntos Europeos de Canarias, Román Rodríguez, destacó hoy el apoyo del Ejecutivo al que representa con los intereses de los agricultores y ganaderos de las Islas. “El Gobierno de Canarias está comprometido con la defensa del sector primario del Archipiélago”, declaró al finalizar una reunión de trabajo con una representación de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Canarias, encabezada por su presidente, Rafael Hernández.

Rodríguez identificó asuntos como la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), también conocida como ‘Brexit’, el mantenimiento y mejora del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei), tanto el europeo como el adicional, el Plan de Desarrollo Rural y las cámaras agrarias como los principales retos a los que se enfrenta el sector a corto y medio plazo.

En este sentido, el vicepresidente señaló que en lo referente a la nueva etapa presupuestaria de la UE, “esencialmente debe consistir en como mínimo mantener la ficha financiera del Posei europeo para el período 2021-2027, ya que la salida del Reino Unido y otras prioridades en la política presupuestaria pueden comprometer la política agraria común y pueden hacer retroceder el Posei comunitario”. Rodríguez recordó que es algo que los gobiernos de España, Portugal y Francia, “de la mano de las regiones ultraperiféricas” defienden en estos momentos “frente al Parlamento, frente a la Comisión y frente al Consejo”.

Del mismo modo, el también consejero de Hacienda expresó la necesidad de “defender la continuidad, y si fuera posible la mejora, del plan de desarrollo rural”. En su opinión, “los programas de desarrollo rural son fundamentales para la modernización de las infraestructuras agrícolas y ganaderas”, por lo que “hay que mantener la cofinanciación y el esfuerzo presupuestario para que no solamente tengan las ayudas tradicionales del Posei, sino también este programa que les ayuda a mejorar sus infraestructuras y a facilitar la incorporación de nuevos agricultores”.

REF agrario

Otro de los puntos de atención es el denominado REF agrario, y dentro de él el Posei adicional o español. “Algunos hemos trabajado mucho para que el sector primario tenga las ayudas institucionales propias del Estado español”, indicó Rodríguez, quien avisó de que el Gobierno de Canarias “va a pelear por mantener al máximo la ficha financiera porque puede contribuir a compensar, a complementar el Posei europeo, que no recoge a todos los sectores ni de la forma debida”. “Lo hemos incorporado al programa de gobierno del cuatripartito y también está presente en el acuerdo que ha firmado Nueva Canarias con el Partido Socialista para la investidura de Pedro Sánchez”, indicó.

Por último, el vicepresidente hizo referencia a la situación de las cámaras agrarias —“Debemos analizar y ver qué se hace con ese patrimonio para cerrar este expediente después de tantos años de indefinición— y a la búsqueda de “los mecanismos para que las pérdidas que en ayudas al transporte y comercialización por el Brexit, en virtud del que el Reino Unido pasa a ser país tercero, puedan ser compensadas a los agricultores canarios”.

Rodríguez quiso agradecer a la COAG “el trabajo que desempeñan, el nivel que tienen, el compromiso contrastado, la capacitación sobre la interpretación de la defensa del sector primario”, y resaltó el alto grado de coincidencia entre el Ejecutivo y la organización: “Vamos a ir de la mano de la COAG y de otras organizaciones agrarias para seguir construyendo este espacio estratégico de la economía canaria porque no solo estamos hablando de empleo, de actividad económica o de autoconsumo, sino también de paisaje, tradición, cultura y de protección de nuestro territorio”. “Hay un compromiso por ambas partes para seguir avanzando en la construcción de una canaria más justa, más próspera, más sostenible y el sector primario ahí es decisivo y estratégico”, concluyó el vicepresidente.

Los Presupuestos apuntalan el giro político para dar respuesta a las necesidades económicas y sociales de Canarias

Román Rodríguez destaca  la aprobación de unas cuentas “realistas y valientes” que reflejan la preocupación del Gobierno por el empleo y la crisis climática

La aprobación hoy de la Ley de Presupuestos Generales de Canarias para 2020 apuntala el giro progresista de la acción de gobierno en la Comunidad Autónoma para dar respuesta a las necesidades económicas y sociales de las las Islas,  así como a la lucha contra el cambio climático, según destacó el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez.

El vicepresidente subrayó que el Archipiélago encara una “ilusionante” etapa en la que se empezará a concretar la agenda transformadora del Gobierno para hacer de las Islas un lugar más justo, solidario, sostenible e igualitario.

“Se trata- dijo- de unas cuentas realistas y valientes que reflejan, además, la preocupación del Gobierno por el empleo de calidad”.

“Hemos cumplido con nuestra obligación al presentar en el Parlamento los Presupuestos y a partir de ahora podemos empezar a aplicar las medidas progresistas a las que nos comprometimos los cuatro partidos firmantes del pacto de gobierno”, indicó Rodríguez.

El vicepresidente insistió en el carácter social de los Presupuestos, sin perjuicio del apoyo decidido a los sectores productivos y la promoción del empleo y la actividad económica, con el mantenimiento de la inversión pública.

En este sentido, explicó que la profunda reorientanción del gasto público y la revisión fiscal “selectiva y progresiva” ha permitido al Gobierno incrementar las partidas sociales y las destinadas a los sectores económicos muy por encima del propio crecimiento del gasto no financiero de los Presupuestos, un 2,7 por ciento con respecto a los de este año.

Rodríguez recordó el contexto de incertidumbre en el que se ha tenido que elaborar el proyecto de Ley, especialmente en relación con la información económico-financiera por parte del Estado, y reiteró que “se trata de unas cuentas prudentes, realizadas con nuestros propios mimbres”.

“A partir de ahora, estos Presupuestos solo podrán mejorar, si se concretan las aportaciones pendientes del Estado y que cuantificamos en unos 300 millones de euros”, precisó el vicepresidente.

Los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el próximo año ascienden a 9.569,6 millones de euros, de los que 8.066,6 millones se corresponden con el gasto no financiero.

El 75% del presupuesto no financiero se corresponde con el gasto social; en concreto,6.051 millones de euros, un 6,1 por ciento más en relación con el presente ejercicio económico, mientras que el resto se destina a los sectores económicos y la inversión pública, amén de las transferencias a las corporaciones locales.

Entre las novedades de los Presupuestos, se encuentra una partida para posibilitar la transición de la Prestación Canaria de Inserción hacia la Renta de Ciudadanía, dotada con 88 millones de euros.

En materia social, Educación gestionará 1.884 millones de euros, 131 millones más que este año, lo que supone un incremento del 7,4%; Sanidad hará lo propio con 3.140 millones de euros, 134,4 millones más que este año y un aumento del 4,5 por ciento. Derechos Sociales se situará en los 517 millones de euros, 45 millones más que este año y un aumento del 9,5 por ciento.

Los Presupuestos, además, se alinean de manera transversal con los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de modo que Canarias avance en inclusión social, en instituciones eficientes, en una economía productiva e inteligente y en sostenibilidad.