Logo del Gobierno de Canarias

Román Rodríguez traslada a niños saharauis el apoyo de Canarias

El vicepresidente recibe a un grupo del programa ‘Vacaciones en Paz’ y agradece “la sensibilidad y el compromiso de las familias temporales de acogida”

El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, trasladó este martes a una veintena de niños y niñas, procedentes de los campamentos de Tinduf, el apoyo de la ciudadanía y las instituciones de Canarias a la causa saharaui por la autodeterminación frente a las pretensiones marroquíes, conforme a las resoluciones de la ONU. Los menores, integrantes del programa ‘Vacaciones en Paz’ por el que son acogidos durante el verano por familias canarias, fueron recibidos oficialmente junto a estas en el Salón de Actos de la sede de Presidencia del Gobierno, en Las Palmas de Gran Canaria, por Rodríguez y el director general de Relaciones Externas del Gobierno canario, Francisco Trujillo.

Román Rodríguez recordó que esta iniciativa no sería posible “sin la sensibilidad y el compromiso que expresan las familias de acogida abriendo sus hogares a estos niños y niñas”, durante un acto en el que también participaron la vicepresidenta de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, Ana Pérez; y el delegado del Frente Polisario en Las Palmas, Mohamed Said. Asimismo, acudió el consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez.

“La Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui hace un trabajo inmenso –prosiguió el vicepresidente–, un compromiso solidario que lleva décadas ayudándonos a construir un mundo mejor para mantener viva la llama de esta solidaridad del pueblo de Canarias con el pueblo del Sahara”, remarcó.

Insistió Rodríguez en que todas las administraciones políticas de Canarias “estamos del lado saharaui, que es el de la legalidad internacional y los derechos humanos. Pelearemos, como hemos hecho durante estos últimos 47 años, para ayudar a dar voz a este pueblo maltratado por una potencia ocupante para que, algún día, vean hecho realidad el sueño justo de que se respeten las leyes internacionales y sus derechos. Saben que aquí, en estas islas, tienen un pueblo hermano, amigo y solidario”.

Del mismo modo, el vicepresidente quiso agradecer el “valor extraordinario de las familias de acogida para tener en sus casas a niños de otra cultura y que no hablan nuestro idioma. Ha sido emotivo conocerlos y tenerlos aquí porque todos ellos, junto a los que no han podido venir, necesitan apoyo humanitario para que las condiciones de vida en los campamentos de refugiados sean lo más dignas posibles y, en paralelo, continuar reclamando el respeto a la legislación internacional”.

Trujillo, por su parte, expresó que “desde el primer día que me dieron la responsabilidad de la cooperación, adquirimos el compromiso de salir de los 200.000 euros, que era la ayuda que nos encontramos cuando iniciamos la andadura de este Gobierno, y la hemos llevado a los 700.000 en el año 2021 y hasta los 800.000 que se han firmado para este 2022. Sé que es poco, pero el esfuerzo que Canarias hace y el compromiso humanitario que tiene con la población saharaui es infinito y vamos a seguir adelante para intentar que nuestra aportación pueda continuar”.

Ana Pérez agradeció la ayuda del Gobierno de Canarias y manifestó que las familias de acogida “son el pilar más importante porque tienen que adaptarse mutuamente, pero las caras de felicidad que vemos hoy aquí compensan cualquier esfuerzo que se haga por nuestra parte y por las de ellos”.

Said, por último, expresó también su agradecimiento “porque podemos cumplir nuevamente con este plan vacacional tras dos años de suspensión por culpa de la pandemia. Estos niños son nuestros pequeños embajadores. Ha habido un recorte drástico en la ayuda humanitaria y por eso agradecemos la ayuda del Gobierno de Canarias hacia el pueblo saharaui, extensivo a las familias de acogida que abren sus hogares de manera generosa y solidaria para acoger a estos pequeños”.

Inmigración

Rodríguez también hizo referencia, al acabar el acto, al drama humanitario que ha vuelto a vivirse en las costas canarias con el fallecimiento de varios migrantes que viajaban a bordo de una patera que llegó en la pasada madrugada a Fuerteventura. “Se vuelve a constatar que estamos en el continente africano y a solo 90 kilómetros de esos problemas demográficos, de injusticia, de guerra, de miserias y de sequías que hacen que sus habitantes intenten sobrevivir emigrando hacia el norte”.

Del mismo modo, lamentó la ausencia de “una política migratoria en la Unión Europea, que no tiene la misma sensibilidad con los movimientos migratorios procedentes del sur que con los movimientos ocasionados por la guerra de Ucrania. Falta una política, española y europea, en materia migratoria y en relación con el continente africano”, verbalizó.

También quiso resaltar la “extraordinaria labor que realiza Salvamento Marítimo, ya que no hay calificativos para poner en valor el trabajo que realizan en condiciones muy difíciles y, a veces, no con los mejores medios para salvar vidas. Por desgracia, su labor sigue siendo insuficiente y, frente a eso, la Unión Europea y el Gobierno de España, son los organismos que deberían redoblar sus esfuerzos”.

Lo sucedido en los últimos días, según Rodríguez, “solo pone en evidencia que algunos comentarios hechos por algún ministro, cuando el Gobierno de España cambió de tercio en relación del conflicto del Sahara, fueron una temeridad y una imprudencia. Los movimientos migratorios van a continuar y solo se puede responder ante ellos con políticas estratégicas por parte de la Unión Europea y el estado español y, mientras tanto, las políticas de acogida deben recaer en la administración competente, la estatal. Esa atención, de adultos y menores, debe ser solidaria y compartida por parte del resto de las comunidades autónomas de nuestro país y de Europa. Esto no es un asunto que solo competa a las comunidades fronterizas, aunque tengamos una carga mayor por nuestra condición geográfica”, concluyó.

 

El Gobierno pagó a sus proveedores el primer semestre del año en la mitad del plazo exigible

La Comunidad Autónoma vuelve a cumplir con holgura el mandato legal que obliga al abono de las facturas en un período máximo de 30 días

El vicepresidente y consejero de Hacienda destaca la diligencia de los departamentos y centros directivos del Ejecutivo a pesar de las tensiones inflacionistas que han condicionado los precios de los suministros

El Gobierno de Canarias pagó a sus proveedores en un promedio de 15,7 días durante el primer semestre de 2022, lo que da continuidad al escrupuloso cumplimiento del Ejecutivo de sus obligaciones frente a terceros desde que se inició el mandato, en julio de 2019.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, destacó hoy la diligencia de los diferentes departamentos autonómicos y centros directivos en la gestión de la responsabilidad de pagar en tiempo y forma sus facturas, “especialmente en circunstancias como las actuales, con una inflación desbocada que también ha condicionado los precios que la Administración abona por sus suministros y servicios”, por lo que les insta a mantener el cumplimiento de una exigencia legal que, a su vez, favorece la actividad económica.

Rodríguez reiteró, como ha hecho en otras ocasiones, la importancia que tiene para el tejido productivo canario que la Administración autonómica cumpla con sus obligaciones, “no en vano somos el principal actor económico del Archipiélago, con 10.000 millones de euros de gasto medio al año”.

“Con estos datos se entenderá perfectamente lo importante que es para la economía canaria que el Gobierno esté al corriente de los pagos y no genere tensiones de caja en nuestras pymes, autónomos y empresas, que ya lo están pasando mal por la escalada de los precios”, indicó el vicepresidente.

De acuerdo con los datos de la Intervención General de la Comunidad Autónoma, el Ejecutivo pagó durante el mes de junio en 17,8 días, mientras que en los anteriores cinco meses nunca se superó este plazo; de hecho, en enero se registraron 14,2 días; en febrero; 15,2; en marzo, 14,5; en abril, 16, y en mayo, 17,1.

Sea como fuere, y tomando la globalidad del mandato -del que en junio se cumplieron 36 meses-, solo en tres meses no se pudo cumplir con el denominado formalmente Período Medio de Pago (PMP).

Precisamente, el PMP constituye un concepto especialmente importante en la contabilidad de las administraciones públicas, no solo por su propio objeto, sino porque es uno de los criterios cuyo cumplimiento se exige en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, so pena de aplicarse por el Estado medidas de corrección.

Se da la circunstancia de que ésta es la única regla fiscal que no se ha suspendido en los años 2020, 2021 y 2022.

En concreto, el apartado 6 del artículo 13 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, introducido por la Ley Orgánica 9/2013, de 20 de diciembre, de control de la deuda comercial en el sector público, establece que las Administraciones Públicas deben publicar su período medio de pago a proveedores.

La economía canaria mantiene el vigor en el segundo trimestre del año y crece un 9%

El aumento del PIB del Archipiélago supera en 2,7 puntos porcentuales el registro estatal

Román Rodríguez subraya el ritmo de crecimiento económico, a pesar del lastre que supone la inflación

“Este incremento es consistente con los históricos datos de reducción del paro y de aumento de afiliaciones a la Seguridad Social”, señala el vicepresidente

La economía canaria creció un 9% durante el segundo trimestre de este año con respecto al mismo período de 2021, frente al 11,9% % que había aumentado en los tres primeros meses del año, según los datos sobre el Producto Interior Bruto (PIB) publicados por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC). El aumento de ese segundo trimestre supone 2,7 puntos porcentuales más que el dato obtenido para el conjunto del Estado, que se quedó en un 6,3% en el mismo cómputo interanual, igual que sucedió en el primer trimestre.

A la luz de estos registros, Román Rodríguez, vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos -departamento al que se adscribe el ISTAC- destacó hoy el hecho de que la economía canaria siga “manteniendo el tipo” y recuperando el terreno perdido tras la pandemia, “a pesar de las adversidades provocadas por la escalada de precios y el efecto que una elevada inflación provoca generalmente en cualquier economía”.
Rodríguez subrayó que los datos del segundo trimestre del año son consistentes con las buenas cifras históricas de reducción del paro y de incremento de afiliaciones a la Seguridad Social que está experimentado el Archipiélago en los últimos meses.

Esta circunstancia explica, en parte, también el incremento de la recaudación tributaria en las Islas durante lo que va de año, «un aumento que ha ido decreciendo y que se basa fundamentalmente en el crecimiento económico, favorecido parcialmente por la elevada inflación”, dijo el vicepresidente.

Todos los sectores de actividad registraron incrementos durante el segundo trimestre del año en Canarias en relación con el año anterior, especialmente el sector servicios, que subió un 10%, seguido de la industria (3,2%) y la construcción, con un 1,8% de aumento. La agricultura anotó un alza del 0,3%.

De acuerdo con los datos del ISTAC acotados a 2022, el PIB canario intertrimestral creció un 2,4% con respecto a los tres primeros meses del presente año, porcentaje que duplica holgadamente el crecimiento medio del Estado durante ese mismo período con relación también al primer trimestre, que fue del 1,1%.

Hasta la fecha de esta publicación del ISTAC, las oficinas autonómicas de estadística que han dado a conocer sus propios datos interanuales del PIB del segundo trimestre registran los siguientes crecimientos: Andalucía (5,9%), Navarra (4,5%), País Vasco (4,3%) y Cataluña (4,8%).

Nota técnica
Como en anteriores ocasiones, en el momento de la publicación del PIB trimestral el ISTAC no dispone de información de todos los indicadores de coyuntura para el trimestre de referencia; en este caso, la mayoría de los indicadores están disponibles hasta mayo y solo algunos hasta junio o el segundo trimestre. En años de estabilidad económica, los modelos econométricos usados en esta operación permiten proyectar los datos faltantes para completar el trimestre y realizar así una primera estimación del PIB de este trimestre, señala el Instituto en su nota.

La información completa puede consultarse en www.gobiernodecanarias.org/istac/

Román Rodríguez advierte de que la evolución demográfica compromete la recuperación y la sostenibilidad

El vicepresidente espera que el debate no vuelva a dilatarse dos décadas porque “el aumento poblacional por la llegada de extranjeros, sobre todo europeos, tensiona el mercado laboral, las infraestructuras y la carga medioambiental”

El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, advierte de que el crecimiento poblacional desmesurado compromete la recuperación social y económica de las islas. A su juicio, dificulta la capacidad de absorción del mercado laboral, pese a registrar datos históricos de cotizantes a la Seguridad Social; tensiona las infraestructuras existentes –carreteras, viviendas, instalaciones hospitalarias o educativas, depuradoras de agua o tratamiento de residuos–, multiplica los problemas de la movilidad terrestre e incrementa la demanda eléctrica, la ocupación territorial y el consumo de agua. En suma, amenaza la sostenibilidad.

Rodríguez recuerda que Canarias ha experimentado un crecimiento poblacional superior al 30% en lo que va de siglo, aumentando en más de medio millón su número de habitantes. En el mismo periodo, el País Vasco –territorio de tamaño similar al isleño– crecía un 3,76% (unas 80.000 personas), lo que supone ocho veces menos que el incremento porcentual de nuestra comunidad y ya tiene menos población que las islas. El conjunto del Estado español lo hacía en un 17%, algo más de la mitad que nuestra tierra. Si tomamos como referencia el año 1990, la población en Canarias ha subido casi un 52%, frente al 2,9% del País Vasco y el 22,1% del promedio estatal.

De ese aumento demográfico de Canarias (530.000 habitantes más en apenas dos décadas), solo una parte –unos 70.000– se corresponden al crecimiento vegetativo (número de nacimientos menos el número de defunciones). El resto, unos 460.000, son personas que llegaron de otras partes del mundo, fundamentalmente de otras comunidades autónomas y de la Unión Europea, circunstancia muy relevante frente a los discursos xenófobos selectivos. De la actual población extranjera en las islas, el 53,28% procede de estados de la UE (sobre todo, y por orden, italianos, ingleses y alemanes) frente al 25,77% de América y solo el 10,23% de África, porcentajes que deshacen prejuicios.

Más concretamente, la ganancia de residentes en el archipiélago se debe, en el último año, a la población extranjera dado que el saldo vegetativo (nacimiento frente a defunciones) es negativo. De 2.252.565 habitantes, ya 287.488 (un 13%) son extranjeros.

El vicepresidente del Gobierno subraya que la progresión no es lineal en todas las islas. Frente a procesos de superpoblación en las islas de Gran Canaria y, especialmente, Tenerife, se encuentra un crecimiento sobresaliente en Fuerteventura y Lanzarote, donde la población autóctona comienza a ser minoritaria. En La Palma, La Gomera y El Hierro, la población se estanca o, incluso, desciende lo que aboca a respuestas específicas y adecuadas a sus realidades.

2,5 millones de habitantes

Las proyecciones incluidas en el informe del Consejo Económico y Social de Canarias (CES) para dentro de once años, sitúan a nuestro archipiélago con 2,5 millones de habitantes. “Una barbaridad insostenible desde cualquier punto de vista”, enfatiza Román Rodríguez. Tenerife superaría el millón, con una población extranjera en torno al 29%. Gran Canaria aumentaría más moderadamente, un 9%, hasta llegar a los 920.000 y con un 17% de población extranjera. Fuerteventura aumentaría hasta un descomunal 45% su actual población, siendo minoría la población autóctona, y Lanzarote ascendería un 29%, con 192.792 habitantes, de los que el 38%, 73.260 personas, serán residentes extranjeros.

“Un proceso demográfico tan descontrolado provoca distorsiones que obligan a un ejercicio de estudio, rigor y eficiencia en el que se parta de la premisa de que hablar de población es hablar de modelo económico. Esta es la única manera de controlar la demografía”, explica. Por eso, “ha de ser clave, de verdad, el papel de la comisión de estudio sobre el reto demográfico constituida en el Parlamento canario”.

“Las previsiones a una década vista no solo lastrarían la recuperación social y económica que todos los datos de esos ámbitos confirman, sino que cabe el riesgo cierto de que multipliquen algunos de los problemas que hay padecemos hoy, especialmente los vinculados a la sostenibilidad”, apunta el consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos.

Tanto los datos actuales como sus proyecciones a corto y a medio plazo “aconsejan medidas urgentes y audaces, no solo diagnósticos y propuestas. Han pasado casi dos décadas desde que el Comité de Expertos que promoví como presidente del Gobierno presentara sus conclusiones sobre este asunto, tan vigentes como inaplicadas”.

En ese informe, concluían que “la presión de la población sobre el territorio tiene en Canarias un carácter especial. Las islas no soportan la misma capacidad que los territorios continentales, sobre todo las islas alejadas”. Destacaban ya entonces que los llegados a finales del siglo XX y comienzos del XXI eran, fundamentalmente, gente joven con hijos pequeños o que los tenían una vez establecidos en las islas. Suponiendo, por tanto, un mayor peso del grupo potencialmente activo laboralmente en el conjunto de la población.

Por otra parte, las conclusiones del Comité de Expertos resaltaban la importancia de las directrices de ordenación territorial y las sectoriales del turismo –aprobadas por el Parlamento en 2003– para reorientar el modelo económico hacia la sostenibilidad y modular el crecimiento poblacional como única opción factible para reorientar la situación, dada la complejidad o imposibilidad de una ley de residencia restrictiva de la libre circulación en el marco europeo. Pero gobiernos sucesivos hicieron decaer esas normas. Así que las actuaciones políticas demográficas deberían estar subordinadas “a las opciones de desarrollo futuro en el ámbito de la economía y del medio ambiente, en particular”.

Debate riguroso y sin dilaciones

Casi veinte años después de aquel documento, “el debate vuelve a abrirse y deseamos que sea de forma rigurosa y sin posiciones cerradas previas. Lo que parece claro es que, desde Canarias, debemos buscar fórmulas que posibiliten frenar un crecimiento poblacional descontrolado para seguir reduciendo el desempleo, mediante una gestión adecuada del territorio y de los recursos naturales. Solo así puede evitarse el desfase de nuestros servicios públicos y el caos circulatorio en las carreteras, a la vez que promover la sostenibilidad. Pero este debate no puede dilatarse otras dos décadas. Ni tan siquiera una porque las dos crisis acaecidas desde entonces requieren actuaciones lo más inmediatas posibles”, sentencia Román Rodríguez.

La recaudación del IGIC modera su crecimiento durante el primer semestre

Los ingresos alcanzaron los 931 millones de euros, un 11,7% más que durante el primer semestre de 2019, el último año de normalidad económica

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, advierte que el crecimiento del gasto público supera el incremento de la recaudación en más del doble

La recaudación acumulada del IGIC durante el primer semestre del año se situó en los 931 millones de euros, de acuerdo con los datos de la Agencia Tributaria Canaria. Esta cantidad supone un 11,7 por ciento de incremento sobre 2019 -el último ejercicio desarrollado bajo circunstancias económicas normales- y una importante moderación frente a los datos del primer trimestre de 2022, cuando aumentó un 19%, también en relación con idéntico período de 2919.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, ya venía anticipando la ralentización del ritmo de recaudación del IGIC, el impuesto más importante del Bloque de Financiación Canario (BFC) y, en paralelo, el incremento del gasto público al que deben hacer frente administraciones como la canaria, además, con  la consideración de que el 58% de la recaudación por ese concepto se destina a cabildos y ayuntamientos, frente al 42% que se queda en las arcas autonómicas.

En relación con este último aspecto, Rodríguez ha insistido en que las obligaciones del Ejecutivo se han multiplicado en los últimos años con motivo de la pandemia -que obligó al refuerzo de los servicios públicos esenciales y al libramiento de fondos extraordinarios para ayudar a los sectores productivos- y, ahora, con la escalada de precios.

“Esto significa -explicó el vicepresidente- que necesitaremos todos los recursos disponibles para mantener la intensidad de los servicios que prestamos a los ciudadanos y también para activar ayudas a los sectores de la sociedad y la economía más expuestos a la inflación”.

En este sentido, mientras la recaudación del IGIC ha crecido un 11,7 por ciento en el primer semestre de este año con respecto a 2019, el Gobierno de Canarias ha consolidado un gasto público que ha crecido en más del doble en el mismo período, de acuerdo con los cálculos de Hacienda. A la hora de evaluar el crecimiento recaudatorio, también ha de tenerse en cuenta, respecto a los datos del 2019, que entonces el tipo general del IGIC era del 6,5% y ahora es del 7%, lo que explica parte del aumento.

De acuerdo con el informe mensual elaborado por la Agencia Tributaria Canaria, el aumento pone de manifiesto la recuperación económica y un mayor consumo debido a la normalización de la llegada de turistas y al mayor ahorro generado durante la crisis originada por el COvid-19. Además de estas circunstancias, influye también el alza generalizada de los precios, que aumentan las bases imponibles de este tributo.

Bloque de Financiación Canario

La recaudación acumulada del denominado Bloque de Financiación Canario -que incluye, además del IGIC, el AIEM y el Impuesto de Matriculaciones- alcanzó los 1.054 millones de euros, lo que supone un incremento del 14% con respecto al año 2019. De esa cantidad total, cabildos y ayuntamientos son los principales beneficiarios al percibir el 58%.

De manera desagregada, se ingresaron 110 millones de euros por el AIEM y 8,5 millones por el Impuesto de Matriculaciones.

Por lo que respecta a los tributos propios y cedidos, la recaudación llegó a los 482,6 millones de euros, un 9,3% más que durante el primer semestre del ejercicio de 2019.

Combustibles: un caso especial

Dentro de este apartado de tributos propios y cedidos, destaca el Impuesto Especial sobre Combustibles Derivados del Petróleo, cuya recaudación acumulada ha caído un 8,45 con respecto al primer semestre del año 2019, al pasar de los 164,4 millones de euros a los 150 millones recaudados en lo que va de 2022.

La recaudación de este tributo no se ha visto afectada por la inflación, debido a que no se trata de un tributo “ad valorem” -según el valor de transacción-, sino de un impuesto especial que recae sobre los litros de combustible que son objeto de entrega mayorista.

En ese sentido, los niveles de recaudación bruta prácticamente han alcanzado los importes recaudados antes del inicio de la crisis originada por la COVID-19, lo cual muestra la recuperación económica en los sectores afectados por el consumo de combustible.

El importe neto de recaudación de este impuesto se sitúa por debajo de los importes mensuales de ejercicios anteriores debido al incremento del porcentaje en la Devolución del gasóleo y gasolina profesional en el Impuesto Especial sobre Combustibles Derivados del Petróleo acordado por el Gobierno de Canarias al objeto de paliar la crisis energética derivada de la guerra de Ucrania.

Se da la circunstancia de que el Gobierno aprobó en marzo un incremento de la devolución que practicaba a los transportistas, agricultores y ganaderos, que pasó de un 68% a un 99,9%.  En cuatro meses, el coste fiscal de esta medida ha sido de casi 6 millones de euros. En total, el Gobierno ha devuelto este año 23,2 millones de euros.

La participación de Canarias en la financiación autonómica crecerá un 23% el próximo año  

El Archipiélago recibirá 6.576 millones de euros, entre anticipos a cuenta y la previsión de liquidación del ejercicio de 2021, lo que garantiza el Presupuesto que las Islas necesitan para el próximo año

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, destaca que los ingresos estatales aportan margen de maniobra para reforzar los servicios públicos y contribuir a la dinamización económica

La participación de Canarias de la bolsa común de la financiación autonómica crecerá un 23,4% el próximo año, hasta situarse en los 6.576,2 millones de euros, de acuerdo con los cálculos realizados tras la participación del consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado miércoles en Madrid. La cantidad incluye los anticipos a cuenta de 2023 que recibirán las Islas, por un lado, y la liquidación del ejercicio correspondiente al año 2021, por otro.

La recuperación de la economía y, en consecuencia, la mayor recaudación fiscal por el crecimiento, unida en menor medida a la inflación, han aumentado los recursos disponibles en el Sistema de Financiación Autonómica (SFA), que no es otra cosa que el reparto que realiza el Estado entre las autonomías para que éstas puedan prestar los servicios públicos esenciales.

Rodríguez explicó hoy que la suma de los ingresos estatales suponen aproximadamente el 70 por ciento de los recursos presupuestarios de la Comunidad Autónoma, lo que da idea de relevancia de estas transferencias para la sostenibilidad de los servicios públicos. Los ingresos propios de los instrumentos fiscales canarios, con el 18%, y los fondos europeos, con el 12%, completan el cuadro de ingresos de los Presupuestos autonómicos.

Esos incrementos ya estaban en gran parte contemplados en el Plan y los Escenarios Presupuestarios para el trienio 2023-2025 aprobados por el Gobierno de Canarias el pasado 28 de abril. En concreto, la liquidación correspondiente al año 2021 estaba totalmente prevista. Los anticipos a cuenta, por su lado, estaban contemplados, aunque no en su totalidad, pues las previsiones del Estado han ido variando según la evolución de la economía.

El procedimiento que sigue el Gobierno central para el reparto de las cantidades a cuenta consiste en el cálculo de unos importes, en función de la estimación de los ingresos fiscales del siguiente año, que son anticipadas a las comunidades autónomas. Pasados dos años, el Ejecutivo realiza una liquidación, de modo que, si las autonomías recibieron más dinero del que les corresponde -en función ya de datos reales de recaudación- deberán devolverlo; en caso contrario, el Estado les abonará la diferencia.

Esta circunstancia explica que en las leyes de presupuestos autonómicos se concilien dos “realidades” financieras que remiten a años diferentes; por un lado, los anticipos a cuenta, que son calculados en función de la estimación para el año siguiente (en este caso, 2023), y las liquidaciones, que se realizan con dos años de demora con respecto al ejercicio presupuestario en curso (en este caso, 2021, que se transfiere en 2023).

Buen escenario y mejor balance

El vicepresidente volvió a destacar hoy que la previsión de ingresos estatales, junto a los recursos fiscales propios y los fondos europeos, constituyen un buen punto de partida para la elaboración de unos Presupuestos canarios expansivos en términos económicos y continuistas en términos políticos.

“Dispondremos de más recursos, pero los destinaremos a mantener las mismas políticas que hemos aplicado en los tres años anteriores de enormes dificultades económicas para todos; es decir, a mantener los servicios públicos esenciales, a proteger a familias y empresas que lo estén pasando mal y a dinamizar la economía, tirando de la demanda y el empleo”.

Rodríguez destacó la respuesta del Gobierno de Canarias a las sucesivas crisis que han venido sucediéndose en estos años y garantizó su continuidad el próximo año, en tanto se mantengan las difíciles condiciones actuales, con una crisis derivada del Covid que no ha enterrado definitivamente y con la escalada de precios provocada por la ruptura de las cadenas de suministros globales y agudizada por la guerra en Ucrania.

Rodríguez destaca que Canarias crece y genera empleo por encima de la media estatal “a pesar de los infortunios”   

El vicepresidente elogia el papel de los empresarios y sindicatos canarios durante la crisis

El también consejero de Hacienda se reunió hoy con la junta directiva de la Confederación Canaria de Empresarios, con quien renovó la alianza para la defensa del Régimen Económico y Fiscal

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, destacó hoy el hecho de que la economía de las islas esté creciendo y generando empleo por encima de la media española, “a pesar del cuatrienio trágico que hemos pasado”, tras reunirse con la junta directiva de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE).

Rodríguez aprovechó el encuentro para consolidar la alianza público-privada en la defensa del Régimen Económico y Fiscal del Archipiélago y de los asuntos canarios ante el Estado y la Unión Europea, tras la toma de posesión del nuevo presidente de la patronal, Pedro Ortega.

El vicepresidente elogió el papel del empresariado canario y los sindicatos en los momentos de mayores dificultades que han vivido las Islas en su historia y su contribución a la recuperación económica que han experimentado el último año.

“Gracias a ese esfuerzo colectivo, la economía canaria crecerá más que la media del Estado este año y es previsible que también el próximo, si bien esto último queda supeditado a la evolución de la situación a nivel internacional”.

En todo caso, Rodríguez señaló que Canarias está creando empleo como nunca antes y que las cifras de afiliados a la Seguridad Social y de contratos indefinidos están batiendo registros históricos, una circunstancia “que debemos valorar en su justa medida y ponerla en el haber de toda la sociedad”.

El vicepresidente se congratuló del entendimiento entre el sector público y privado, especialmente en la defensa del fuero canario y la concepción del REF como “algo consustancial” a las islas, si bien se mostró partidario de realizar determinadas actualizaciones “para que este instrumento sea eficaz en tiempos de normalidad económica con incentivos a la inversión, pero también en momentos de crisis”.

Un REF que, resaltó al margen de esos incentivos, supone para la vida cotidiana de toda la ciudadanía de Canarias unos 2.000 millones de euros en programas incluidos en los Presupuestos Generales del Estado y un diferencial fiscal favorable de miles de millones como consecuencia de que la imposición indirecta (IGIC) es un tercio de la aplicada en el resto del Estado (IVA).

Durante la reunión, tanto el vicepresidente como los empresarios destacaron la necesidad de una eficaz gestión de los fondos europeos de reconstrucción Next Generation EU.

A este respecto, el vicepresidente dijo que, “aunque cuantitativamente son menos importantes de lo que la gente piensa, un 12% de los ingresos de los Presupuestos autonómicos, pueden ser bien aprovechados para la transformación de la economía canaria hacia la sostenibilidad y la digitalización”.

Por su parte, Ortega calificó la reunión de “intensa, fructífera y enriquecedora”, dado el nivel de conocimiento y sensibilidad mostrados por el vicepresidente y aseguró que “seguimos generando confianza entre ambas partes para defender el REF y avanzar en la transformación económica y social de Canarias”.

Ambos coincidieron en destacar su preocupación por la elevada inflación a escala global, que puede comprometer la evolución de la economía, aunque, de momento, en Canarias es ligeramente inferior al resto del Estado.

 

La previsión de ingresos estatales permitirá a Canarias unos Presupuestos sociales y dinamizadores de la economía

Las cantidades a cuenta del sistema de financiación autonómica crecerán en torno al 11% el próximo año

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, participó hoy en Madrid en el Pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera

La previsión de ingresos estatales, fundamentalmente las cantidades a cuenta del sistema de financiación autonómica y la liquidación de 2021, permitirá al Gobierno de Canarias encarar sus cuartos Presupuestos autonómicos en línea con las directrices marcadas por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos: blindaje de los servicios públicos esenciales, ayudas a los sectores vulnerables y dinamización de la economía.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, se pronunció en estos términos tras asistir al Pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, órgano de encuentro entre las autonomías y el Estado, celebrado hoy en Madrid.

Rodríguez precisó que las cantidades a cuenta crecerán en torno a un 11% entre las comunidades autónomas, si bien el importe exacto no se conocerá hasta que el Ministerio de Hacienda remita próximamente una comunicación con el detalle de lo que percibirá cada territorio.

En cualquier caso, ese crecimiento, junto con los fondos europeos y los ingresos fiscales, “nos permitirán disponer de un buen punto de partida para la confección de unos Presupuestos autonómicos coherentes con la situación económica y los objetivos que nos hemos venido marcando en este cuatrienio trágico que hemos pasado”, señaló el vicepresidente.

Se da la circunstancia de que los estatales suponen el 70% de los recursos presupuestarios de la Comunidad Autónoma; los ingresos propios, el 18%, y los fondos europeos, el 12% restante.

“Podremos garantizar -añadió- la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales, así como prestar ayuda a quienes peor lo están pasando, ya sean familias o empresas, y contribuir a las políticas económicas tirando de la demanda y, por tanto, del empleo”.

El vicepresidente aseguró que los próximos Presupuestos autonómicos podrán ser muy parecidos a los últimos, si bien la situación económica ha mejorado en Canarias sustancialmente.

“Podemos tener un marco presupuestario interesante, sobre todo porque se mantiene la suspensión de las reglas fiscales para el año 2023, que es lo que ha permitido a las administraciones públicas dar una respuesta adecuada a las necesidades de la sociedad en unos tiempos muy complejos”, indicó Rodríguez.

Precisamente, durante su intervención en el Pleno, el vicepresidente canario destacó la eficacia de esa respuesta pública, muy diferente a la que se dio en la anterior crisis económica y “de la que todos nos podemos sentir satisfechos”.

En todo caso, Rodríguez recordó que la suspensión de las reglas fiscales no es para siempre y que los recursos extraordinarios y coyunturales que se han desplegado en los últimos tres años no pueden adoptar carácter estructural.

El vicepresidente explicó, en esta línea, que la propuesta del Gobierno de España pasa por el establecimiento de una tasa de referencia para el déficit público de las comunidades autónomas del -0,3%, “que está bien”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rodríguez recuerda que el 95% de la cesta de la compra y la energía en Canarias no tienen IGIC

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda explica que los grupos más inflacionistas están exentos de imposición indirecta en las Islas

El Ejecutivo destinará toda la recaudación fiscal a financiar la educación, la sanidad y la vivienda públicas y a ayudar a los sectores más perjudicados por las sucesivas crisis

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, aseguró hoy que la práctica totalidad de la cesta de la compra en Canarias está exenta del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y recordó que los dos grupos que han tirado de la inflación a nivel estatal -la alimentación y la energía- tienen también tipo 0 en esta figura impositiva. “Esto no existe en ningún otro lugar”, subrayó.

Rodríguez respondió de esta manera a la petición “demagógica” de los grupos de la oposición para una bajada de la imposición indirecta canaria por su afección a la cesta de la compra –“no se puede bajar lo que ya está al 0”, dijo- e insistió en que la totalidad de la recaudación fiscal se destinará a financiar los servicios públicos esenciales y a ayudar específicamente a los sectores más vulnerables.

A este respecto, el vicepresidente adelantó que los ingresos tributarios han crecido un 11,7 por ciento en Canarias durante el primer semestre del año, debido a la buena marcha de la economía y a la inflación, pero que el gasto público -también producto del incremento de precios- ha crecido un 27 por ciento.

Ante este escenario, el Ejecutivo precisará de todos los recursos disponibles para garantizar los servicios públicos y dar continuidad a las políticas desarrolladas por el Ejecutivo canario “en estos tres últimos trágicos años”, según sus palabras. Precisamente, los fiscales solo suponen el 18 por ciento de los ingresos totales de la Comunidad Autónoma, mientras que el 70 por ciento son transferencias del Estado y el 12 por ciento restante, fondos europeos.

Rodríguez recordó que el Gobierno ha aprobado reducciones fiscales selectivas y temporales para aquellos sectores más afectados por las sucesivas crisis (incendios, pandemia, erupción e inflación), ha activado líneas de ayudas directas a pymes, empresas y autónomos (más de 1.200 millones de euros) y ha acordado una revisión de los precios de los contratos públicos.

El vicepresidente descartó una bajada generalizada de impuestos y recordó, en relación con el IGIC, que el 58% de la recaudación pertenece a los cabildos y ayuntamientos canarios, por lo que conminó a aquellos que defienden una disminución a pedir la opinión de alcaldes y presidentes de corporaciones insulares.

“Rigor y sensibilidad”

Rodríguez explicó que, a pesar de los últimos tres años, “los peores de nuestra historia reciente”, el Ejecutivo ha actuado con rigor y sensibilidad y adelantó que los próximos Presupuestos autonómicos mantendrán las mismas políticas que se han aplicado hasta el momento y que han permitido ayudar consolidar los servicios públicos; ayudar a los segmentos más vulnerables de la sociedad; inyectar liquidez a pymes y autónomos;  y contribuir a la actividad del Archipiélago, “no en vano somos el principal actor económico de la misma, con un peso de 10.000 millones de euros”.

 

 

Rodríguez: “Los Presupuestos de 2023 apuestan por los servicios públicos, economía, empleo y sostenibilidad»

El vicepresidente canario destaca en su artículo de opinión semanal que el “escenario internacional complejo e inestable, deja abiertas muchas incógnitas”

“Habrá que seguir ofreciendo respuestas públicas ante una situación con evidentes riesgos, evitando que las medidas antiinflacionistas frenen la recuperación económica”

El Gobierno de Canarias tiene previsto aprobar la Ley de Presupuestos en octubre y remitirla al Parlamento para su aprobación en la Cámara canaria antes de final de año

“El actual Ejecutivo canario acaba de iniciar el proceso de confección de las cuentas públicas de la Comunidad para el año 2023, las cuartas últimas de esta legislatura. Como los tres anteriores, serán unos Presupuestos centrados en la defensa de los servicios públicos, el apoyo a la recuperación económica y al crecimiento del empleo, junto a la protección de los sectores más vulnerables de la sociedad y el compromiso con la transición energética y la agenda de desarrollo sostenible.” Esto señala el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, en su artículo de opinión de esta semana, “Presupuestos 2023, suma y sigue”.

Para Rodríguez, los Presupuestos expresan nítidamente cuáles son las prioridades de los gobiernos. “Su mayor o menor implicación en la mejora de la sanidad, de la educación o de los servicios sociales. Su impulso a la vivienda. Así como el apoyo que ofrecen a los distintos sectores productivos”. Y recuerda que nos encontramos en un escenario internacional muy complejo e inestable, “que no ha hecho más que empeorar en este convulso 2022, y que deja abiertas numerosas incógnitas para el período más inmediato”.

Respuestas

El vicepresidente canario destaca la respuesta a los retos de la pandemia captando recursos estatales y europeos y ofreciendo, “en nuestro marco competencial, medidas -como el apoyo a autónomos, pymes y empresarios, así como a personas vulnerables- para tratar de afrontar esa crisis en las mejores circunstancias y aminorar en lo posible sus efectos”. Y como ahora se afrontan los problemas derivados de la elevada inflación, “mediante intervenciones específicas de apoyo a transportistas o agricultores y ganaderos, a los que eliminamos el impuesto de combustibles; los 17 millones de euros de ayudas directas a ganaderos; el tipo cero del IGIC para las tareas de reconstrucción de La Palma; el decreto que permite a las universidades públicas canarias pagar sus facturas con remanentes; o el acuerdo de abril del Ejecutivo canario para autorizar la revisión de los precios de las obras públicas”.

Todo ello ha sido posible con un gran esfuerzo presupuestario, incrementando el gasto presupuestario en el Servicio Canario de la Salud desde el año 2019 en un 15,15%; el de Educación, en un 21,9%; o el de Derechos Sociales, en un 25,4%, todo ello respecto a los presupuestos iniciales, siendo mucho mayor lo finalmente destinado a esas áreas. “Demostrando, además, la enorme importancia que tiene el sector público y el Estado Social en la protección de la salud y en el bienestar de la ciudadanía. Y confirmando, asimismo, lo acertado de las respuestas europeas en esta ocasión, muy alejadas de los recortes que caracterizaron a la anterior crisis financiera y que tanto daño hicieron: incremento del desempleo, desprotección social, desahucios, etcétera”.

El primer paso para la elaboración de las cuentas públicas canarias fue la aprobación en abril del Plan Presupuestario a Medio Plazo y los Escenarios Presupuestarios Plurianuales para el período 2023-2025. El segundo fueron las directrices de los Presupuestos, que señalan que la posición de Canarias es razonablemente sólida, con unas expectativas de crecimiento por encima de la media estatal y unas cuentas públicas saneadas, lo que coloca mejor al Archipiélago ante empeoramientos de la situación económica. Las estimaciones señalan que el PIB real de Canarias en 2022 experimentaría un crecimiento entre un 4,1% y un 8,5%, con un escenario central del 6,3%. Con resultados turísticos este año que se acercan a los niveles anteriores a la pandemia.

Y el tercero, la orden de la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del viernes 15 que da inicio al proceso de confección de los Presupuestos de Canarias para 2023, estableciendo su metodología y procedimiento.

Inflación

Pero Román Rodríguez asevera que hay que estar atentos a lo que suceda este segundo semestre del año. Tanto por los efectos de la subida confirmada esta semana del 0,5% de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, para hacer frente a la inflación. Como por los problemas de suministro energético que pudiera ocasionar en los principales países emisores de turistas la continuidad de la guerra.

En cualquier caso, señala Román Rodríguez, “habrá que seguir ofreciendo respuestas públicas ante una situación con evidentes riesgos, evitando que las medidas antiinflacionistas supongan un frenazo a la recuperación económica”. El Gobierno de Canarias tiene previsto aprobar la Ley de Presupuestos en octubre y remitirla al Parlamento para su aprobación en la Cámara canaria antes de final de año, como puntualmente ha ocurrido en los tres últimos años. “Un Presupuesto, el último de la legislatura, que confirma el carácter progresista del Ejecutivo, sus compromisos con los servicios públicos, con la recuperación de la economía, con el desarrollo sostenible y con la máxima eficacia en la gestión y ejecución de los fondos europeos”, asegura el vicepresidente canario.