Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Domínguez anuncia la resolución del concurso público para la investigación de recursos geotérmicos en Tenerife

Cuatro empresas se repartirán la decena de propuestas de permisos de esta convocatoria, que destacó por su calidad técnica

La Dirección General de Industria espera también resolver en breve los concursos correspondientes a las Islas de Gran Canaria y La Palma

El vicepresidente y consejero de Economía, Industria, Comercio y Autónomos, Manuel Domínguez, anunció este martes en el Pleno del Parlamento de Canarias la resolución, el pasado 14 de diciembre por parte de la Dirección General de Industria, del concurso público para la investigación de los recursos geotérmicos de Tenerife que llevaba pendiente desde enero de este año.

Las empresas Energía Geotérmica de Canarias, S.L.U., Instituto Tecnológico de Energías Renovables, S.A., Repsol Exploración, S.A. y Unión Eléctrica de Canarias Generación S.A.U., se repartirán la decena de propuestas de permisos de investigación de esta convocatoria, que destacó por su calidad técnica.

En respuesta a una pregunta del Grupo Parlamentario Popular sobre las acciones que está desarrollando el Gobierno para impulsar los recursos energéticos propios en Canarias, el consejero apuntó a la investigación geotérmica para el aprovechamiento de fuentes de energías renovables como acción decisiva para abrir las puertas a un futuro sostenible y autónomo en el Archipiélago. “Dado el potencial en cuanto a recursos geotérmicos de alta energía que presenta Canarias, será prioridad de este Gobierno impulsar acciones capaces de garantizar la descarbonización de la economía”.

El vicepresidente señaló que la resolución de este concurso supone un “paso crucial” en el avance de proyectos innovadores y de alta calidad en el campo de la investigación geotérmica, contribuyendo así al desarrollo y mejora del sector de las energías renovables en el Archipiélago. Por ello, agradeció el compromiso y el esfuerzo de todas las empresas participantes y reafirmó su compromiso con “el fomento de iniciativas que enriquezcan nuestro entorno y promuevan el desarrollo sostenible de estas energías en apoyo a la transición energética y la reducción de nuestra dependencia del exterior”.

Antecedentes

En Canarias se vienen haciendo estudios geotérmicos en fase de exploración desde los años 70, focalizándose el análisis en las islas que han sido reconocidas por su mayor potencial en la actividad geotérmica. Esta labor investigadora se ha realizado con mayor intensidad en Tenerife donde, en la última década, se han llevado a cabo diversas actividades de exploración e investigación de recursos geotérmicos de alta energía amparados en diversos permisos otorgados por la Dirección General de Industria, de acuerdo con lo establecido en la vigente Ley de Minas.

La Consejería de Economía, Industria, Comercio y Autónomos ha considerado necesario dar un mayor impulso a la labor investigadora, promoviendo que los nuevos proyectos que se planteen deban tener una intensidad acorde con el nivel de conocimiento del recurso que ya existe en la actualidad y priorizando la aplicación de las más modernas técnicas de investigación geo-minera y las que mejor se adaptan a las características de las islas.

Con fecha 2 de enero de este año (BOE de 13 de enero) se hizo pública la extensión de terreno correspondiente a los permisos caducados en Tenerife, que abarcan una extensión conjunta de 3.089 cuadrículas mineras, aproximadamente 1.035 kilómetros cuadrados, y por la que se convocaba el concurso público para la selección de los mejores programas de investigación sobre los recursos geotérmicos de alta energía. Esta convocatoria ya ha quedado resuelta, según orden de resolución de la Dirección General de Industria firmada el pasado 14 de diciembre.

De igual manera y con el ánimo de proseguir con la hoja de ruta establecida en la Estrategia de Geotermia de Canarias, se impulsaron procedimientos análogos en Gran Canaria y La Palma (BOE de 13 de abril), por las que se convocaron concursos sobre aproximadamente 314 y 657 kilómetros cuadrados de terreno emergido, en La Palma y Gran Canaria, respectivamente. Estos concursos, al convocados con posterioridad al de Tenerife, están aún pendientes de resolución.