Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

El Gobierno aprueba destinar 3,1M€ a la compra de sistemas ‘flash’ de monitorización para enfermos de diabetes

Sanidad prorrogará el contrato de suministros adjudicado en 2021 por otra anualidad

Estos sistemas monitorizan los niveles de glucosa en el fluido intersticial en pacientes con diabetes tipo I, de cuatro o más años de edad, que representan cerca del 92% de los casos diagnosticados en Canarias

El Consejo de Gobierno autorizó en su sesión de este jueves, 30 de junio, a la Consejería de Sanidad a realizar un gasto de 3.180.825,29 euros con destino a la prórroga del contrato de suministro de sistemas flash de monitorización de glucosa intersticial, para pacientes del Servicio Canario de la Salud con diabetes mellitus tipo I.

El contrato en vigor fue adjudicado en julio de 2021 a Abbott Laboratories, S.A. al precio unitario de 43,27 euros por sensor y un período de duración de 12 meses, que es necesario prorrogar por otra anualidad más, hasta julio de 2023, para la continuidad del suministro de estos sistemas de monitorización.

El importe destinado a la prórroga se distribuirá entre las siguientes gerencias del Servicio Canario de la Salud: Gerencia de Atención Primaria de Tenerife (1.202.803,88 euros), Gerencia de Atención Primaria de Gran Canaria (1.149.500,44 euros) y las Gerencias de Servicios Sanitarios de Lanzarote (337.202,24 euros), La Palma (243.341,83 euros), Fuerteventura (241.024,28 euros), La Gomera (5.793,85 euros) y El Hierro (1.158,77 euros).

Los sistemas flash monitorizan los niveles de glucosa en el fluido intersticial (no capilar) en pacientes con diabetes tipo I, de cuatro o más años de edad, que representan cerca del 92% de los casos diagnosticados en Canarias y se caracterizan por no producir insulina de forma natural.

De ahí la importancia de esos sistemas, pues permiten prevenir los periodos de hipo e hiperglucemias y realizar una rápida y más precisa actuación mediante la administración de la insulina.

El Servicio Canario de la Salud comenzó a dispensar estos dispositivos en 2018 a pacientes con diabetes tipo I con edades comprendidas entre los 4 y 17 años, cuya indicación, prescripción y entrega se regula a través de la Instrucción 8/2018. Un año más tarde, publicó la Instrucción 7/19, que establece la prescripción en pacientes de 18 o más años de edad.