Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

El Hospital Dr. Negrín incorpora un equipo de hipertermia que permitirá mejorar los resultados en oncología

Esta técnica, que se combina con otras terapias como radioterapia y/o quimioterapia, consiste en el calentamiento local del tumor a altas temperaturas (41º- 43º) que son incompatibles con el normal funcionamiento de las células tumorales

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha puesto en marcha recientemente un equipo de hipertermia profunda, ALBA 4D system (MedLogix), siendo el primer equipo de estas características instalado en el territorio nacional. La utilización del tratamiento de hipertermia, combinado con otras terapias oncológicas como pueden ser la radioterapia o la quimioterapia, permite mejorar los resultados del tratamiento de los pacientes con cáncer.

La hipertermia consiste en el calentamiento local del tumor a altas temperaturas (41º- 43º) que son incompatibles con el normal funcionamiento de las células tumorales. Este hecho disminuye la capacidad de los tumores de “resistirse” a los tratamientos oncológicos mejorando, además, la llegada de fármacos al tumor y favoreciendo la activación del sistema inmune de defensa del propio paciente. De esta manera se consiguen mejorar los resultados de tratamientos realizados con intención curativa en tumores localizados en recto, vejiga y sarcomas. Esta terapia está indicada, además, en situaciones de difícil control de la patología tumoral en las que no pueden ser administradas dosis plenas de los tratamientos oncológicos, como son las recaídas tras tratamientos previos o en pacientes con comorbilidades que no pueden tolerar el tratamiento estándar.

Profesionales del Hospital en el sistema de control del equipamiento de hipertermia

El Hospital Dr. Negrín, que forma parte del grupo Español de Hipertermia y es uno de los centros españoles con mayor experiencia en este campo, aplica la hipertermia para tratar tumores pélvicos, sobre todo en pacientes con cáncer de recto en los que se realiza un tratamiento previo a la cirugía. Este tratamiento se aplica dos veces a la semana en sesiones de una hora, siempre, en combinación con radioterapia y/o quimioterapia. El calentamiento transitorio del tumor con esta técnica no conlleva ninguna toxicidad acumulativa y puede ser administrada cuantas veces se necesite.

Etiquetas