Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

El Hospital Nuestra Señora de Guadalupe promueve el uso adecuado de la medicación de uso hospitalario

Así se mejora la calidad asistencial prestada a pacientes externos mediante la formación y administración de medicación de uso hospitalario por vía subcutánea, entre otras

La Gerencia de Servicios Sanitarios de La Gomera, a través del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Nuestra Señora de Guadalupe, mejora la calidad asistencial prestada a pacientes externos mediante la formación y administración de medicación de uso hospitalario por vía subcutánea, entre otras.

Se trata de medicamentos prescritos por diferentes especialidades, algunas de ellas propias del centro hospitalario como Dermatología, Neurología, Oftalmología, Nefrología y Hematología y Hemoterapia, otras desplazadas desde el hospital de referencia como Reumatología, Alergología, Neumología y Endocrinología, correspondientes a diversas patologías como psoriasis en placas, mieloma múltiple, esclerosis múltiple, ELA, ojo seco, insuficiencia renal crónica, artritis reumatoide, dermatitis atópica o hipercolesterolemia familiar homocigótica.

Los pacientes son citados en la consulta para recoger su tratamiento, momento en el que se les da la información necesaria sobre el mismo, tanto de forma verbal como por escrito (uso, reacciones adversas, conservación y desecho…).

Posteriormente, si el tratamiento se administra por vía subcutánea se deriva al personal de Enfermería del servicio de Farmacia Hospitalaria para adiestrar al paciente o a sus familiares en la correcta administración del fármaco; si el pacientes lo prefiere, se le administra la primera dosis. En caso de que se detecte algún problema con el tratamiento o en la adherencia al mismo, el farmacéutico agiliza el contacto con el médico prescriptor.

Este servicio dispone de los recursos humanos, materiales y técnicos para la monitorización de los pacientes; de esta manera, ha aumentado la confianza de los pacientes consolidando este servicio que en general ha sido valorado positivamente por todos ellos.

Este servicio, que se venía prestando se ha visto más demandado durante la situación de pandemia por la COVID-19, puesto que así disminuye el desplazamiento de los pacientes entre los distintos niveles asistenciales.

El uso de estos tratamientos farmacológicos se ha ido incrementando en los últimos años, siendo el caso que más del 60 % del gasto farmacéutico del servicio de Farmacia Hospitalaria corresponde a pacientes externos con medicación de uso hospitalario.

La Gerencia de Servicios Sanitarios ha apostado por el servicio de Farmacia Hospitalaria incrementando el personal del mismo para dar respuesta a la creciente carga asistencial, con un segundo farmacéutico especialista, un enfermero a tiempo completo y un técnico auxiliar de farmacia que se suman al farmacéutico especialista responsable, el técnico en cuidados auxiliares de enfermería y el auxiliar administrativo. De esta manera, se hace un control y seguimiento exhaustivo de estos pacientes consolidándose el equipo multidisciplinar.

Etiquetas