Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

El ICIA investiga la regeneración de suelos degradados para incrementar la resiliencia al cambio climático

El ICIA ha desarrollado campañas de sensibilización en la población local para fomentar el conocimiento del manejo del suelo y su conservación

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, trabaja en un proyecto orientado a aumentar la capacidad de adaptación al cambio climático de los sistemas agrícolas y forestales de las islas a través de la conservación y regeneración de los suelos degradados por la erosión, la sequía, las escorrentías o la desertificación, mediante la utilización de residuos orgánicos transformados.

El proyecto, denominado Vercochar, se inserta en el marco europeo INTERREG MAC 2014 – 2020 y está coordinado por el ICIA. Cuenta con la participación del Cabildo Insular de Gran Canaria; el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC); la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria; Universidad de La Laguna; Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; ADER La Palma; Radio ECCA; Universidad de Azores; Fundación Gaspar Frutuoso de Azores; la Secretaría Regional de Agricultura y Pesca de Madeira; Universidad de Madeira; Dirección General de Agricultura, Silvicultura y Pecuaria del Gobierno de Cabo Verde y su Instituto Nacional de Investigaciones (INIDA); el Centre de Suivi Ecologique de Senegal; y el ISET de Mauritania.

El ICIA está incorporando a suelos agrícolas y forestales residuos orgánicos locales transformados a través de metodologías sencillas basadas en procesos biológicos (compost y vermicompost) y físicos (biochar), que favorecen el secuestro de carbono y mejoran sus propiedades físico-químicas y biológicas que facilitan su regeneración. El principal aspecto innovador es el uso del biochar (carbón vegetal realizado por pirólisis) aplicado al suelo como elemento mejorador, por su alta capacidad de retención de humedad, absorción de contaminantes presentes en él y como fijador de carbono y enzimas, así como potenciador de su actividad biológica.

Con este fin, se definirán y analizarán los residuos orgánicos disponibles en cada zona, caracterizando los productos transformados obtenidos y su efecto en las propiedades de los suelos, principalmente en su capacidad de retención de agua y secuestro de carbono, además de valorar su capacidad para la regeneración de suelos degradados y contaminados (previamente identificados). También se desarrollarán técnicas innovadoras que aprovechen residuos vegetales locales para favorecer la reforestación.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, destaca la importancia de “aunar esfuerzos para encontrar soluciones que mejoren nuestros suelos agrícolas y forestales, con especial atención a la transformación de los desechos en recursos que beneficien al medioambiente y al sector primario”.

En esta línea, el ICIA ha desarrollado campañas de sensibilización en la población local para fomentar el conocimiento del manejo del suelo, su conservación, regeneración e implicación en las estrategias de adaptación al cambio climático.

 

 

Etiquetas