Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Francia, Portugal y España se comprometen con la renovación de la estrategia para las RUP

Conferencia Ministerial sobre las RUP

El presidente de Canarias destaca que el documento que se remite a la Comisión Europea recoja medidas específicas en cuanto al POSEI, el fenómeno migratorio, la conectividad y las catástrofes naturales

Torres celebra que los tres países apoyen la declaración de los presidentes RUP que propone que Canarias opte a ser sede de la futura Agencia Europea del Turismo

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, participó este mediodía en la Conferencia Ministerial de la Presidencia francesa sobre las Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la UE, celebrada telemáticamente y presidida por el Ministro de Ultramar del Gobierno de Francia y por el actual presidente de la Conferencia de las RUP, el presidente de Martinica. El jefe del Ejecutivo canario conectó desde Las Palmas de Gran Canaria, donde sigue su confinamiento tras dar positivo en la prueba de detección del COVID-19, y manifestó su satisfacción por el hecho de que los gobiernos de Francia, Portugal y España se hayan comprometido con la renovación de la estrategia europea para las RUP. Este compromiso se ha manifestado en la adopción de un documento conjunto de los tres Estados y las nueve RUP, dirigido a la Comisión Europea, presente en la reunión a través de la Comisaria responsable de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, con propuestas operativas concretas.

Torres considera que la renovación de la estrategia para la ultraperiferia evidencia, precisamente, “el compromiso de España, Francia y Portugal con sus RUP”, agradeciendo “a los gobiernos centrales su iniciativa para la elaboración de este documento, de manera concertada con las RUP, que recoge de manera satisfactoria nuestras preocupaciones”. Además, cree que se manifiesta también la voluntad de la Comisión Europea de lograr una estrategia “adaptada a nuestra realidad singular, que responda a nuestro potencial y a nuestras dificultades”.

El jefe del Ejecutivo canario ha indicado que “en esta reunión se ha acordado un texto conjunto que incluye propuestas operativas concretas en trece ámbitos para la renovación de la estrategia, que muestran el consenso de los tres Estados y de las nueve RUP”. Entre ellas está garantizar los fondos del POSEI y el 85% de cofinanciación, “fundamental para el campo canario”; o la solicitud de partidas económicas específicas en el Fondo de Asilo y Migración (FAMI) gestionadas por las regiones para la atención a la migración, y un tratamiento específico para los menores no acompañados que llegan a estos territorios. El presidente también destacó que se haya logrado un acuerdo incluido en el documento sobre la necesidad de exigir a la UE un tratamiento específico para las RUP en la aplicación de todas las iniciativas que puedan perjudicar su conectividad aérea y marítima, resultantes de las recientes propuestas normativas europeas para luchar contra el cambio climático.

Todas estas propuestas, junto con las presentadas por las RUP en su Declaración conjunta del mes de noviembre pasado, serán ahora tenidas en cuenta por la Comisión Europea en la renovación de la estrategia para las RUP que adoptará el próximo mes de mayo, “y confiamos en que así sea”. En este sentido, Torres pidió a la comisaria europea Elisa Ferreira, que la estrategia europea “responda a nuestro potencial y a nuestras dificultades como territorios alejados y fragmentados”, teniendo en cuenta también el impacto de la COVID en las regiones ultraperiféricas y la necesidad de complementar en ellas las medidas impulsadas por la UE para la recuperación.

Torres presentó como fundamental la unidad de acción de todos los actores, Estados, RUP e instituciones europeas para seguir progresando dentro de la UE. En su opinión, estas regiones suponen uno de los mejores ejemplos del lema de la UE “Unidad en la diversidad” y deben perseverar en su acción conjunta y coordinada para continuar aportando más valor añadido a Europa, al tiempo que mejoran su realidad y compensan las dificultades derivadas de su lejanía, insularidad y fraccionamiento territorial. “Sólo la unidad de acción de nuestras regiones, países e instituciones comunes -recalcó- permitirá lograr avances concretos en la aplicación modulada de las políticas y normas europeas a la realidad ultraperiférica”.

El presidente canario indicó que la Declaración Conjunta de las RUP, adoptada en Azores el pasado noviembre, pone claramente en valor las fortalezas que tienen estas regiones para el conjunto de la UE, como su situación geoestratégica, su biodiversidad, su dimensión marítima y su población joven y dinámica. “Se trata de bazas importantes que debemos aprovechar para lograr una economía centrada en sectores estratégicos que acompañe la transición verde y digital impulsada por Europa”. En este sentido, destacó que el apoyo de los tres países al documento conjunto es también muy importante para Canarias porque en esa Declaración los Presidentes RUP apoyaron a Canarias para acoger la sede de la futura Agencia Europea del Turismo.

Por el contrario, cree que la nueva estrategia ha de proporcionar respuestas tangibles a las debilidades de las RUP, como sus elevadas tasas de desempleo, que tienen un carácter estructural, o su gran vulnerabilidad económica y dependencia del exterior, tal y como se ha demostrado con la crisis de la COVID-19. A su juicio, se trata de dificultades que deben abordarse “de manera específica y con medidas adaptadas y, para ello, tenemos la oportunidad de hacerlo ahora con el desarrollo del Pilar Europeo de Derechos Sociales o con la implementación del paquete Objetivo 55”.

Torres aboga por adaptar las políticas europeas a las características de las RUP, de manera que queden en pie de igualdad con el resto de regiones de la Unión. Así, por ejemplo, las medidas de recuperación por la COVID impulsadas desde la UE han de ser de mayor calado que en otros lugares por la afección más intensa que ha tenido la crisis en la ultraperiferia, por ejemplo, en sectores como el turístico, tal y como ha reconocido la propia Comisión Europea recientemente en su estudio sobre el impacto de la COVID en estas regiones.

En esta línea, el presidente de Canarias apuesta por un futuro de la UE que tenga muy en cuenta las especificidades de las RUP y que la Comisión Europea aporte respuestas adaptadas a la lejanía, el aislamiento y el fraccionamiento territorial. Una adaptación que considera clave para retos como el de la política migratoria, la movilidad, la integración regional y el desarrollo del Pacto Verde y todo lo relacionado con las energías renovables, la eficiencia energética, la fiscalidad de la energía, las emisiones de la aviación o el mecanismo de ajuste en frontera por emisiones de carbono. “Se trata de ámbitos en los que nuestra realidad no encaja en la política europea, en los que no basta con reconocimientos y ajustes cosméticos, por lo que resulta necesario activar el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento para responder a nuestra diversidad”.

Por último, el presidente de Canarias ha insistido también en la reclamación incluida en el documento conjunto sobre el Fondo de Solidaridad de la UE y su aplicación en La Palma, para lograr una mayor flexibilidad y un método de cálculo de la ayuda adaptado a las características geográficas de las RUP que evite que las catástrofes naturales que sucedan en ellas sean siempre calificadas como “regionales”, sin posibilidad de acceder al porcentaje máximo de financiación reservado a las catástrofes naturales “mayores”, normalmente de ámbito nacional “algo que en territorios insulares nunca va a ocurrir”, apuntó Torres.

En estos momentos las RUP están bajo la presidencia de Martinica quien cederá la misma a Canarias el próximo mes de noviembre.

Etiquetas