Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

La consulta de curas de heridas de Cirugía Vascular del Hospital Dr. Negrín registró en 2019 unas 2.000 visitas

Imagen Hospital Dr. Negrín

Entre las heridas tratadas destacan las del pie diabético, un trastorno provocado por el daño progresivo de la diabetes que causa problemas en las arterias periféricas que irrigan el pie, así como las dehiscencias severas

La consulta de curas de heridas complejas de Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, registró en 2019 alrededor de 2.000 visitas. En esta consulta de curas se tratan, en mayor número de pacientes, heridas del pie diabético, úlceras isquémicas y venosas. Por otro lado, también se atiende a pacientes con dehiscencias severas de heridas, que son complicaciones quirúrgicas en las que la herida se separa o se abre repentinamente, generalmente, sobre una línea de sutura.

El pie diabético es la ulceración, infección o gangrena del pie asociados a neuropatía diabética y diferentes grados de enfermedad arterial periférica. Es un trastorno provocado por el daño progresivo de la diabetes que causa problemas en las arterias periféricas que irrigan el pie. Entre el 2 y el 10% de personas diabéticas, aproximadamente, padecen úlceras en el pie.

Los especialistas destacan que Canarias es la comunidad autónoma con mayor número de pacientes con pie diabético, por lo que la formación en la curación de heridas de los pacientes es algo fundamental. Por este motivo, personal del Hospital Dr. Negrín intensifica su formación en el cuidado de las heridas de los pacientes de forma periódica, participando en cursos que les permiten conocer las nuevas evidencias investigadas en este campo. Además, la consulta de Curas de Heridas Complejas de Cirugía Vascular del centro hospitalario dispone de un dispositivo que permite, mediante distintas intensidades de la luz, detectar las zonas de mayor cantidad de contaminación en la herida, facilitando su tratamiento y la posterior comprobación de la efectividad del mismo.

Heridas crónicas

A nivel europeo, alrededor de dos millones de personas tienen una herida crónica, y en España rondan las 400.000. Los expertos destacan que aproximadamente un 16% tarda más de un año en cicatrizar. Los signos y síntomas tradicionales de infección de una herida pueden carecer de precisión para guiar una toma de decisión clínica, puesto que la carga bacteriana no se distribuye uniformemente en la lesión. Además, en una misma herida coexisten diferentes gérmenes con distinta carga virulenta.

Etiquetas