Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

La Unidad de Reanimación del Hospital Dr. Negrín realiza su primera técnica de soporte asistencial con éxito

Imagen del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

La técnica ECMO permitió mantener las funciones vitales de un paciente que presentaba sepsis severa, distress respiratorio y disfunción miocárdica

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha llevado a cabo por vez primera y de forma satisfactoria, desde su Unidad de Reanimación, la técnica ECMO en un paciente que presentaba sepsis severa, distress respiratorio y disfunción miocárdica. Gracias a esta técnica de soporte asistencial se pudieron mantener las funciones vitales del paciente. Tras permanecer un mes ingresado en la Unidad y asistido con esta técnica durante siete días, el paciente ha podido pasar a planta de Hospitalización donde sigue una recuperación satisfactoria en estos momentos. Se trata de un logro importante para el servicio de Anestesia y Reanimación al ser la primera unidad de Reanimación de Canarias en llevar a cabo esta técnica. El objetivo es incorporarla a su cartera de servicios para aquellos pacientes que la precisen.

La puesta en marcha de esta técnica realizada por profesionales del servicio de Anestesia, Reanimación y Terapéutica del Dolor del Hospital Dr. Negrín se ha llevado a cabo con la colaboración de los enfermeros perfusionistas y especialistas de Cirugía Cardíaca del centro hospitalario. El programa de ECMO en el soporte del paciente crítico (oxigenación por membrana extracorpórea) se puso en marcha en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín en el año 2014. Desde entonces, unos 57 pacientes han sido soportados con esta terapia tanto en su modalidad venovenosa o arteriovenosa, como en el programa de donación en asistolia.

La ECMO es una técnica de soporte asistencial con una indicaciones precisas y no exenta de complicaciones graves para soportar las funciones vitales del paciente. Según la modalidad de uso, permite asumir las funciones del pulmón para oxigenar al paciente grave cuando con los métodos habituales de la intubación y la ventilación mecánica no se pueden asegurar unos parámetros de oxigenación al paciente. De la misma forma, puede asumir la función del corazón cuando este fracasa, o incluso ambas, suplir las funciones del corazón y pulmón para asegurar una adecuada perfusión y oxigenación del organismo. Estas son algunas de las ventajas que han permitido su expansión en el campo de la donación de órganos en determinadas situaciones clínicas.

Se trata de una variante de la técnica utilizada de forma habitual en los quirófanos de cirugía cardíaca para llevar a cabo las intervenciones quirúrgicas en el corazón, tanto en adultos como en niños. En algunas ocasiones, es necesario aplicar una ECMO para poder soportar al paciente en el postoperatorio de una cirugía cardíaca. En la actualidad, durante la pandemia COVID-19, se ha tenido que recurrir a ella para poder garantizar una oxigenación adecuada en espera de una recuperación del pulmón en pacientes muy seleccionados.

Etiquetas