Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Obras Públicas establece medidas correctoras en las obras del Anillo Insular para evitar la generación de polvo

La empresa que realiza las tareas de procesamiento de áridos instalará nebulizadores y aspersores de riego en la planta de machaqueo para atrapar el polvo en suspensión

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha establecido varias medidas correctoras con la finalidad de mitigar la generación de polvo que se produce en las labores de procesamiento de áridos que lleva a cabo la UTE adjudicataria de las obras del Cierre del Anillo Insular de Tenerife entre Santiago del Teide y El Tanque. Entre estas medidas se encuentran la instalación de nebulizadores y de más aspersores de riego en la planta de procesamiento de áridos vinculada a la obra principal, e incluso se valora  colocar una pantalla con malla tipo invernadero rodeando a esta instalación industrial.

Estas medidas se han acordado tras ponerse en contacto la Consejería con las autoridades locales de Santiago del Teide, municipio al que ha afectado en los últimos días un exceso de polvo producido por la planta de áridos de la obra. En este sentido, el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno, José Luis Delgado, mantiene un contacto directo y continuo con la corporación del municipio tinerfeño para atender todas las peticiones relacionadas con el desarrollo de las obras del túnel de Erjos, que se perfora a pocos kilómetros del casco urbano de Santiago del Teide.

Para mitigar la generación de polvo en la planta de tratamiento de áridos se ha acordado con la UTE que ejecuta los trabajos las siguientes medidas correctoras que ya se están implantando: la colocación de nebulizadores (aspersores de agua vaporizada) para captar el polvo en suspensión y la colocación de aspersores para riego. También se valora, si fuera necesario, colocar en los próximos días una pantalla con malla tipo invernadero.

Todas estas medidas deberán estar implantadas y en funcionamiento a inicios de la próxima semana con el objetivo de restringir lo máximo posible las emisiones de polvo de la planta de áridos de la obra y evitar molestias a la población de Santiago del Teide.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda adjudicó en 2020 a la unión temporal de empresas (UTE) formada por FCC, El Silbo y Syocsa-Inarsa, la ejecución de este proyecto por un valor de 240.370.796 euros, con cargo al Convenio de Carreteras con el Estado. La construcción de este tramo del Anillo Insular entre Santiago del Teide y El Tanque, tiene una extensión en su totalidad de 11,3 kilómetros y es una infraestructura fundamental para mejorar la movilidad y la conectividad entre el norte y el sur de la isla de Tenerife, así como para aliviar la congestión de tráfico de la autopista TF-5 en dirección a Santa Cruz de Tenerife desde el Valle de La Orotava.

Etiquetas