Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Rodríguez reclama justicia y trato singular en el reparto del Plan de Recuperación de la UE

El vicepresidente de Canarias espera que el Gobierno de España se comporte con Canarias igual que la UE y tenga en cuenta el mayor daño como consecuencia de la crisis

El acuerdo sobre el Marco Financiero Plurianual (2021-2027), con un incremento del 30% en la asignación como Región Ultraperiférica (RUP), permite “salvar los muebles” a la espera de la distribución del Plan de Recuperación

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, ha reclamado al Gobierno de España que la distribución del Plan de Recuperación aprobado por el Consejo Europeo se realice con justicia en función del mayor daño en las Islas por la crisis del Covid-19 y, por tanto, un trato singular, además de que la gestión sea eficiente para cumplir con los plazos marcados. Estas reivindicaciones centraron su intervención en la sesión de control al Gobierno desarrollada hoy en el Parlamento de Canarias.

Rodríguez explicó que “lo más relevante” del acuerdo alcanzado hace una semana por los líderes europeos es el fondo dotado con 750.000 millones de euros, del que España recibirá 140.000, para afrontar la recuperación social y económica en los próximos tres años, “una apuesta importante por su cuantía, porque se dota con deuda pública mancomunada y porque tiene en cuenta a los países más afectados por la crisis. Es una oportunidad para que España haga lo mismo Canarias y recibamos un trato singular como el que nos da Europa por nuestra condición de RUP”.

 

De hecho, el Marco Financiero Plurianual, el otro gran acuerdo adoptado por la UE, consagra ese reconocimiento específico al incrementar un 30% las cantidades para las regiones ultraperiféricas hasta alcanzar los 1.928 millones de euros como fondo adicional para políticas de cohesión, no solo a través del Feder, sino incluir por primera vez también del Fondo Social Europeo con 473 millones de euros específicos para las RUP. De esta manera, “se han salvado los muebles en un contexto en el que el presupuesto europeo para el periodo 2021-2027 baja, aunque forma moderada, respecto al del septenio 2014-2020”.

 

Rodríguez se congratuló de que “la UE haya decidido afrontar una nueva etapa muy distinta a la de la anterior crisis, cuando apostó por el austericidio, los recortes y los hombres de negro. Europa ha aprendido la lección y ha enfocado la situación de otra forma, no totalmente satisfactoria, pero sí plausible. Que el Banco Central Europeo esté dispuesto a cubrir deuda pública casi sin límite es positivo”.

Etiquetas