Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Román Rodríguez respalda la iniciativa cultural de Fábrica La Isleta  

El vicepresidente destaca que en Canarias “no falta talento, sino instrumentos para transformarlo en actividad económica y más apoyo privado”

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, visitó este jueves el centro artístico multidisciplinar Fábrica La Isleta, radicado en Las Palmas de Gran Canaria, una iniciativa “sorprendente, inicialmente como asociación y luego como empresa, una manera singular de interpretar el fomento del talento y la cultura”.

Rodríguez, acompañado de Pedro Quevedo, concejal de Turismo, Empleo y Desarrollo Local e Igualdad, Diversidad y Solidaridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, aseguró  que este proyecto “apuesta por la formación, producción y proyección de contenidos culturales” y agregó que la cultura “es un sector económico que cada vez adquiere más peso”.

“La singularidad de la Fábrica La Isleta –prosiguió– es que, en vez de fabricar microchips o zumo de naranja, forman en talento y producen contenido cultural para extenderlo. Y lo hacen como iniciativa privada con limitaciones, algo muy loable porque lo público sigue teniendo aún demasiado peso en el sector cultural de Canarias, donde se echa en falta una mayor apuesta del sector privado, no solo desde el punto de vista del patrocinio, sino incluso participando como inversores en proyectos tan atractivos como este”.

Llegados a este punto, el vicepresidente reiteró que este tipo de iniciativas “son muy de agradecer”, al tiempo que avanzó su respaldo “para apoyarlos en los festivales y actividades que proponen y ya son una realidad. Trataremos de echar una mano en las estructuras para que esta fábrica cultural tenga más futuro y se pueda enraizar y extender como movimiento por el conjunto del Archipiélago”, manifestó.

Por último, tras recorrer las instalaciones de Fábrica La Isleta junto a sus representantes, Rodríguez también dejó claro que en Canarias “no falta talento, sino instrumentos para transformarlo en actividad económica. Vamos a ver cómo podemos cooperar para que esta iniciativa modesta de la ciudadanía desde el sector privado pueda verse arropada también desde el sector público facilitándole protección para que pueda continuar con su desarrollo”, concluyó.