Logo del Gobierno de Canarias

Canarias ofrece suelo al Estado para construir 997 viviendas en régimen de alquiler dentro del Plan 20.000

El consejero regional Sebastián Franquis asegura que esta medida pretende impulsar el mercado del alquiler social en Canarias para garantizar el derecho de acceso a la vivienda de familias con menos ingresos

 

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha comunicado hoy al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana la disponibilidad de terrenos en distintos municipios de las islas, dando así inicio al procedimiento de cesión de suelo para la construcción de 997 nuevas viviendas en régimen de alquiler a precios asequibles a familias y trabajadores que, por sus ingresos, se ven imposibilitado a pagar rentas elevadas. De esta forma, “se pretende paliar y corregir los desajustes del mercado del alquiler en determinadas zonas urbanas y turísticas de Canarias, en los que hay una enorme dificultad para el acceso a la vivienda en régimen de alquiler por la escasez de oferta y el incremento de los precios” señaló Franquis.

 

La relación de suelos enviada al Ministerio por la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, suma un total de 92.897,25 metros cuadrados distribuidos entre las islas de Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote, que registran zonas especialmente tensionadas por los precios del alquiler. Los municipios que se han sumado a este Plan tras la petición hecha por el Gobierno de Canarias han sido: Santa Cruz de Tenerife, Candelaria, Guía de Isora y San Miguel de Abona, en la isla de Tenerife; Arucas, Las Palmas de Gran Canaria y Mogán, en la isla de Gran Canaria; Arrecife y Yaiza en Lanzarote; y Puerto del Rosario y La Oliva en Fuerteventura.

 

Con este Plan, el Estado promueve la construcción de viviendas en toda España en aquellos municipios o comarcas con precios de alquiler tensionadas por la baja oferta y la alta demanda de casas en alquiler. Es el caso de las ciudades grandes y medianas o los municipios turísticos, en los que los precios de los alquileres suelen ser muy elevados a los que las familias y los trabajadores con menos recursos no pueden hacer frente, provocando un desplazamiento de los mismos fuera de sus barrios o alejados de sus puestos de trabajo.

 

El Plan 20.000 prevé contar con suelo público suficiente para ceder el derecho a la superficie para que las empresas privadas interesadas construyan las viviendas previstas con sus propios recursos a cambio de cobrar los alquileres durante un tiempo determinado. Sin embargo, al tener consideración de viviendas protegidas, esos alquileres estarán tasados y controlados en todo momento por la Administración, lo que garantiza que los alquileres se ofrezcan a precios asequibles para las familias con menos rentas.

 

“Para Canarias, es primordial formar parte del Plan 20.000 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, de ahí el enorme esfuerzo que hemos realizado poniendo suelo a disposición para la construcción de 997 viviendas e impulsar el mercado del alquiler social en Canarias”, explicó Franquis, “es un mercado clave para garantizar el derecho de acceso a la vivienda de las familias con menos ingresos, de los jóvenes y de personas en situaciones de vulnerabilidad. Además, Canarias necesita contar con un parque suficiente de vivienda asequible en régimen de alquiler”.

 

Atendiendo a los criterios establecidos para formar parte del Plan 20.000, este millar de nuevas viviendas se edificarán principalmente en las ciudades más grandes que, además, son capitales insulares, y en los municipios turísticos de las islas, núcleos urbanos que sus ayuntamientos han identificado como tensionados en cuanto a los precios del alquiler. De esta forma, se incluyen en el Plan 20.000 localidades turísticas como Corralejo (La Oliva), Playa Blanca (Yaiza), Puerto Rico (Mogán), San Miguel de Abona, Guía de Isora o Candelaria.

Etiquetas

Franquis acuerda con el Ministerio una reunión bilateral para relanzar el Plan de Vivienda

Sebastián Franquis, durante una reunión entre el Ministerio y las comunidades autónomas, informó que su Consejería prepara el lanzamiento definitivo del Plan de Vivienda de Canarias en el que se dará mayor consideración a la rehabilitación en su doble vertiente: impulsar la eficiencia energética y fomentar la accesibilidad

El consejero canario aseguró a los miembros de la sectorial que en las islas se han registrado casi 23.000 peticiones para las ayudas al alquiler a los afectados por el COVID-19, la cifra más alta de España, lo que acredita el daño económico que la crisis sanitaria ha causado en el Canarias

El Gobierno regional plantea al Estado también la flexibilización y simplificación de las convocatorias de las futuras líneas de ayudas contempladas en el Plan de Vivienda

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, acordó ayer con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, celebrar en pocas semanas una reunión bilateral Canarias-Estado para relanzar el nuevo Plan de Vivienda de Canarias, un documento que la Consejería quiere presentar al Parlamento para activar las medidas que permitan iniciar la edificación y rehabilitación de varios miles de viviendas públicas en la presente legislatura.

Franquis acordó esta reunión en el marco de una vídeo reunión sectorial que congregó en la tarde de ayer a los responsables autonómicos de vivienda de toda España organizada por el Ministerio para planificar las diferentes actuaciones a poner en marcha para hacer frente, desde el punto de vista de la vivienda, a las necesidades de la población más afectada por la crisis económica generada por el COVID-19 o coronavirus. El consejero canario adelantó a sus compañeros del resto de comunidades que se prevé la aprobación y puesta en marcha próximamente de un nuevo Plan de Vivienda de Canarias que, como novedad, promoverá de forma destacada la rehabilitación tanto de las viviendas del parque público de la Comunidad Autónoma como de las privadas.

El objetivo del nuevo Plan de Vivienda de Canarias, además de la edificación, será el de impulsar un potente programa de rehabilitación con una doble vertiente. Por un lado, se quiere impulsar la eficiencia energética de los edificios y colaborar a mitigar la emisión de gases de efecto invernadero que producen las construcciones más antiguas, un objetivo que enlaza directamente con los criterios de la Estrategia Contra el Cambio Climática aprobada hace unos meses por el Gobierno canario. La segunda vertiente será la de fomentar y ampliar la accesibilidad en las edificaciones más antiguas. Esta apuesta por la rehabilitación se hace especialmente necesaria en Canarias, en donde hay censadas 1.045.000 viviendas en todo el Archipiélago con una antigüedad media de 40 años, lo que convierte al parque de viviendas público-privadas de las islas en uno de los más anticuados de España.

El consejero canario informó al resto de miembros de la sectorial que este nuevo Plan de Vivienda de Canarias será también uno de los ejes fundamentales del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias firmado el pasado 30 de mayo. “El Plan de Vivienda será un revulsivo para crear empleo, en la nueva edificación y, sobre todo, en la rehabilitación que es dónde más trabajadores se contratan dentro del sector de la construcción”.

Desde el Ministerio se informó a las comunidades autónomas que el Gobierno de España prepara un nuevo y ambicioso Plan Estatal de Vivienda que se dividirá en dos: un Plan Estatal de Acceso a la Vivienda y un Plan Estatal de Rehabilitación. Este nuevo Plan estatal contará con más recursos de los aportados hasta ahora y al que Canarias va a sumarse como así lo propondrá en la próxima reunión bilateral. En ese foro también, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda pedirá acogerse al Plan 20.000 con el que se financiará la construcción de viviendas en todo el país.

El consejero Franquis relató durante la reunión sectorial la especiales dificultades con las que se encuentran muchas familias canarias para hacer frente a los gastos de la vivienda habitual debido a la crisis económica actual y puso como ejemplo las 22.875 peticiones que hasta ayer había recibido la Consejería para las ayudas extraordinarias y urgentes activadas por el Estado para hacer frente a los estragos generados por el COVID-19, la más alta de España hasta la fecha ya que en Cataluña, por ejemplo, se han contabilizado unas 17.000.

“En Canarias, y en relación a la pandemia del COVID-19, tenemos unos magníficos datos sanitarios que nos sitúan en cifras similares a las de los países con menos incidencias de Europa como son Noruega y Finlandia, sin embargo, en términos socioeconómicos, los efectos de la crisis económica que ha causado esta pandemia han sido terroríficos en nuestra comunidad autónoma, ya que gran parte de nuestro PIB, dependiente de la industria turística, está paralizado”, explicó Franquis.

El responsable regional de Vivienda enumeró también los diferentes programas que se han activado desde el Gobierno canario para ayudar a los más afectados por la crisis económica y no dejar a nadie atrás. Entre ellas, recordó que el Ejecutivo ha eximido a más de 17.000 familias que viven en una VPO del parque público de pagar el alquiler desde el 1 de abril. También se ha impulsado en la última semana el pago de las ayudas ordinarias al alquiler para familias vulnerables del periodo 2018-2019. Además, desde 8 de mayo se activaron las ayudas al alquiler a los afectados por el COVID-19 con una dotación inicial de 5.3 millones de euros que el Gobierno canario incrementó un 51%, hasta los ocho millones.

“Afortunadamente, a diferencia de la crisis anterior, la de 2008, en esta crisis no se ven imágenes de familias desalojadas de sus hogares por no poder pagar su hipoteca o el alquiler y esto se debe a las medidas que hemos puesto en marcha las comunidades autónomas  y desde el Gobierno de España, iniciativas como la paralización de desahucios, las ayudas a deudores hipotecarios, ayudas pago del alquiler, la prohibición de cortar el suministro de luz y gas a las viviendas”, incidió Franquis.

Por último, el consejero Sebastián Franquis solicitó a los responsables estatales de vivienda la flexibilización y simplificación de las convocatorias de las diferentes ayudas para las familias más vulnerables. “Durante la presente crisis Hemos impulsado también el pago de las ayudas ordinarias al alquiler, que se convocaron en 2018, y con un esfuerzo enorme en los últimos meses por parte de nuestros trabajadores para superar las dificultades burocráticas de este tipo de solicitudes, por eso es imprescindible que en el futuro Plan Estatal de Vivienda se flexibilicen y simplifiquen los procesos de las convocatorias”, afirmó el consejero, “el ejemplo a seguir es el de las ayudas al alquiler del COVID, que en Canarias hemos puesto en marcha con tramitaciones online y vía telefónica que nos han permitido sumar casi 23.000 peticiones en menos de un mes”.

Etiquetas

Franquis acuerda con el Ministerio la financiación para la rehabilitación de Las Chumberas, Las Rehoyas y Valterra

El consejero logra que el Gobierno central se comprometa a incluir en los presupuestos generales financiación para las segundas fases de Las Chumberas y Las Rehoyas, y a prorrogar los dos ARU de Arrecife que habían vencido y poder empezar las obras tras casi una década de retrasos

Franquis también consigue que el Ministerio incluya a Canarias en el Plan 20.000 viviendas para edificar nuevos pisos por toda España, para lo que pide la colaboración de ayuntamientos y cabildos para la cesión de suelo con este fin

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha acordado hoy con el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana incluir en los Presupuestos Generales del Estado 2020, que se están negociando aún, varias partidas específicas para garantizar la financiación estatal a las segundas fases de los proyectos de rehabilitación de los barrios de Las Chumberas, en La Laguna, y Las Rehoyas, en Las Palmas de Gran Canaria, así como a prorrogar y poder iniciar en los próximos meses los ARU que ya habían vencido de Valterra y Titerroy en Arrecife.

En el caso de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna, el Gobierno de Canarias y Ministerio han acordado que como condición previa estos ayuntamientos deben justificar un calendario de ejecución de obras y certificaciones de trabajos ya realizados de las primeras fases de ambas actuaciones para luego financiar las segundas fases. Para ello, el consejero va a citar a los alcaldes de Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna para trasladarles la voluntad del Ministerio de colaborar y la responsabilidad que estos tienen en iniciar con la mayor celeridad posible las primeras fases de ambos proyectos de rehabilitación.

“El Ministerio nos ha trasladado su sensibilidad y su intención de comprometerse en la segunda fase de rehabilitación de las viviendas de Las Chumberas, lógicamente una vez que estén avanzados en tiempo y forma los compromisos adquiridos con la primera fase”, afirmó Franquis, “lo mismo ocurre con Las Rehoyas, hay una para primera financiación de cuatro millones de euros y nuestro objetivo es que se garantice la segunda fase de la financiación. El Ministerio está de acuerdo con financiarla también, pero hay que cumplir y justificar la primera fase ante el Estado. Por eso me reuniré con los alcaldes y les trasladaré que es absolutamente necesario cumplir con lo estipulado en las primeras fases para asegurar la financiación que permitan culminar la construcción de ambos proyectos de rehabilitación”.

Franquis, acompañado de la directora del Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) se ha reunido con el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio, David Lucas, quien ha mostrado el interés del Gobierno central por colaborar con la administración regional canaria en el impulso de la construcción y rehabilitación de viviendas en el Archipiélago. “Salimos muy satisfechos de este encuentro porque la vivienda ocupa un lugar destacado en la agenda social del Gobierno canario y consideramos que la participación del Estado es fundamental en los objetivos del Ejecutivo para poner en marcha proyectos para realizar nuevas obras de vivienda y rehabilitar las que ya están afectadas por el paso de los años”, señaló Franquis.

También ha logrado el consejero Franquis que el Ministerio se comprometa a prorrogar una vez más los proyectos de rehabilitación (ARU) de los barrios de Valterra y Titerroy, en Arrecife, y garantizar la financiación estatal para ambos. Se trata de una vieja reivindicación de los vecinos de Arrecife que han visto como ambos ARU vencían hasta en dos ocasiones, pese a haber sido aprobados en 2011 y 2015, y no haber sido iniciados finalmente entonces por el ayuntamiento de Arrecife. De esta forma, Franquis convierte en realidad el compromiso que adquirió en la última sesión del Parlamento de Canarias, cuando aseguró que negociaría en Madrid recuperar la financiación estatal para estas actuaciones en la capital de Lanzarote.

“El Ministerio nos ha autorizado esa prórroga y vamos a sentarnos inmediatamente con el ayuntamiento de Arrecife para que esas obras puedan comenzar de manera lo antes posible y se cumplan los plazos de ejecución”, explicó el consejero regional, “Por tanto vamos a pedir garantías absolutas al Ayuntamiento para cumplir con los plazos que están adquiridos, porque los vecinos no son culpables de que no se puedan ejecutar estas obras desde 2011, y si no se cumplen con los plazos de ejecución no se puede exigir al Estado que destine los recursos a estas obras”.

Plan 20.000 viviendas

Otro de los asuntos que se trataron en la reunión mantenida hoy entre el consejero y el Ministerio fue el de la inclusión de la Comunidad autónoma de Canarias en el plan de 20.000 viviendas anunciado por el presidente del Gobierno de España y por el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el Congreso. “Hemos planteado al Ministerio que Canarias quiere formar parte de ese plan de 20.00 viviendas. Canarias es una zona tensionada debido al incremento del alquiler que se ha producido en los últimos años y por tanto reúne las condiciones objetivas para formar parte de ese plan. El Ministerio nos ha dicho con claridad que Canarias formará parte del mismo, por eso pedimos la colaboración de ayuntamientos y cabildos para que entreguen suelo para poder participar en ese plan que es uno de los objetivos claros del Gobierno de Canarias. Vamos a solicitar a los ayuntamientos y cabildos suelo apto para construir vivienda y ponerlo a disposición del ministerio. Queremos que Canarias aparezca en este plan con un importante número de viviendas, pero eso dependerá de la capacidad que tengamos todos de ofertar suelo al Gobierno”.

Etiquetas