Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Tenerife sube a nivel 4 de alerta y La Palma y Lanzarote a nivel 3 ante la evolución epidemiológica

Tenerife sube a nivel 4 de alerta y La Palma y Lanzarote a nivel 3 ante la evolución epidemiológica

Gran Canaria y Fuerteventura continúan en nivel de alerta 3 y La Gomera y El Hierro en nivel 2

El cambio de nivel en ambas islas entra en vigor a las 00.00 horas de este lunes, día 10 de enero, quedando supeditado a revaluaciones periódicas

El Consejo de Gobierno de Canarias acordó hoy la actualización de los niveles de alerta sanitaria tras el informe epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública sobre la evolución de los indicadores sanitarios por COVID-19, que sube a la isla de Tenerife a nivel de alerta 4 y a las islas de La Palma y Lanzarote (en esta última epidemiológicamente se incluye a La Graciosa) a nivel de alerta 3.

El resto de islas continúan una semana más en el nivel de alerta que tenían: Gran Canaria y Fuerteventura en nivel 3, y La Gomera y El Hierro en nivel 2.

Los cambios de nivel en Tenerife, Lanzarote y La Palma entran en vigor a las 00.00 horas del próximo lunes, día 10 de enero (en la noche del domingo al lunes), quedando supeditado a revaluaciones periódicas.

En el conjunto de la Comunidad Autónoma, entre el 27 de diciembre y el 2 de enero, se notificaron 24.896 casos nuevos de COVID-19, lo que supone un incremento del 46,5% en el promedio diario de nuevos casos en relación con la semana anterior.

La tasa de IA a 7 días en Canarias aumentó un 46,5%, de manera que, de un promedio semanal de 781 casos por 100.000 habitantes, se pasó a 1.144 casos esta semana. El mayor ascenso se observa en Lanzarote esta semana, pero todas las islas se encuentran en nivel de riesgo muy alto en este indicador, al igual que sucede con  la IA a 7 días en personas de más de 65 años y en la IA a 14 días que se encuentran en riesgo muy alto en todas las islas. Este incremento de IA responde al comportamiento de mayor movilidad de la población, como sucede en toda Europa, y en un contexto pandémico marcado por la predominancia de la variante Omicron que como se sabe es hasta un 80 por ciento más transmisible.

Como se ha venido observando, Tenerife ha evolucionado sostenidamente en una tendencia alcista de los indicadores de incidencia acumulada en nivel de riesgo muy alto y los indicadores asistenciales han ido progresivamente situándose en un porcentaje de ocupación de camas de cuidados críticos, ya esta semana, en nivel de riesgo muy alto, que determinan el paso al nivel 4 de alerta sanitaria.

Lanzarote y La Palma pasan a nivel 3 por encontrarse actualmente en una situación de riesgo de transmisión elevado, por empeoramiento muy brusco de la situación epidemiológica con un incremento exponencial de la Incidencia Acumulada a 7 días en ambas islas en la última semana.

La isla de Gran Canaria se mantiene en nivel de alerta 3 aunque se continuará observando estrechamente la evolución de los indicadores asistenciales, por si se alcanzaran niveles de muy alto impacto a nivel hospitalario en los próximos días.

Los indicadores para la valoración de riesgo y niveles de alerta de transmisión de COVID-19 fueron modificados a finales de noviembre por el Ministerio de Sanidad dado el contexto actual de altas coberturas de vacunación, por lo que se hizo una revisión al alza de los umbrales de los indicadores de incidencia de la enfermedad, dando mayor peso a los asistenciales.

Indicadores asistenciales

En cuanto a los indicadores asistenciales, el promedio diario de camas hospitalarias convencionales ocupadas aumenta un 40,5% respecto a la semana anterior y se mantiene en riesgo medio, siendo en promedio 399 las camas ocupadas. El porcentaje de ocupación en Tenerife está en nivel de riesgo alto; en Gran Canaria y Fuerteventura en riesgo medio; en Lanzarote, La Palma y La Gomera en riesgo bajo; y en El Hierro en circulación controlada.

Ocupación de UCI en Tenerife, en riesgo muy alto

El número de camas UCI ocupadas mantiene la tendencia ascendente que comenzó hace seis semanas, aumentando un 26,9 por ciento respecto a la evaluación anterior. En el conjunto de las islas se ha pasado de un promedio de 67 camas UCI ocupadas hace dos semanas a 85 en la última semana, con un porcentaje de ocupación del 16,5% y se asciende a riesgo alto. Tenerife asciende a nivel de riesgo muy alto, Gran Canaria se mantiene en nivel de riesgo alto, mientras que el resto de islas se encuentra en circulación controlada.

Mediana de edad

La mediana de edad del total de personas hospitalizadas por COVID-19 en los últimos 30 días es de 67 años y de 63 años y medio en los ingresados en UCI, siendo todos mayores de 30 años. El 52,5% de las personas ingresadas en unidades de críticos diagnosticadas durante los últimos 30 días no había recibido la pauta de vacunación completa. Se trata de un dato a valorar en un contexto en el que más del 80,6 por ciento de la población de Canarias está vacunada; por tanto se trata de un 52,5% de entre el 19,4 por ciento de población no vacunada.

El 80,1% de las personas ingresadas por COVID y diagnosticadas en los últimos 30 días no tenía patologías previas. Este porcentaje se incrementa en pacientes sin vacunar, en los que el 87,8% no tenía otras patologías conocidas.

La Consejería de Sanidad insiste en la necesidad de mantener las medidas de prevención para evitar riesgos de transmisión de la COVID-19: uso de mascarilla cubriendo perfectamente nariz y boca; respeto a la distancia social; mantener ventilación cruzada y la higiene de manos.

Etiquetas