Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Transición Ecológica organiza un taller de expertos en hábitats áridos para afrontar su restauración

Imagen de archivo de Famara

La cita tendrá lugar en la isla de Lanzarote y se desarrollará entre los días 2 y 4 de octubre

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias celebrará en Lanzarote, entre los días 2 y 4 de octubre, un taller de expertos dedicado a los hábitats áridos. El propósito fundamental del evento será profundizar en el conocimiento de las necesidades de este tipo de entornos y su posterior restauración.

A este encuentro, que se organiza con la colaboración y el apoyo del Cabildo de Lanzarote, asistirán técnicos de administraciones de diferentes puntos del Archipiélago, representantes de las dos universidades canarias y de otros centros de investigación como el Jardín Botánico Canario ‘Viera y Clavijo’, y personal de empresas públicas y técnicos de consultorías especializadas, mayoritariamente ingenieros y biólogos.

El responsable del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, destaca que “los objetivos que se han marcado con el taller se orientan a la obtención de referencias técnicas que nos permitan elaborar unas futuras directrices para la restauración de hábitats áridos en Canarias, así como una propuesta para el desarrollo de un proyecto de parcelas experimentales en los Altos de Famara, que nos facilitará testar la idoneidad de las propuestas planteadas para este caso concreto”.

“Para la realización de este taller se ha tomado como referencia la isla de Lanzarote, ya que cuenta con amplias extensiones de hábitats áridos muy degradados para los que se hace necesario comenzar a trabajar de manera inmediata en su futura restauración”, añadió Valbuena.

“En esta ocasión, la elección de los Altos de Famara se debe a que ejemplifica muchos de los factores de perturbación que suelen encontrarse en los hábitats áridos alterados, como la pérdida de suelos o la incidencia de las cabras asilvestradas, pero también porque las decisiones a adoptar están condicionadas por un contexto de cambio de las condiciones climáticas, lo que se traduce, por ejemplo, en el tipo de vegetación que podemos aspirar a restaurar”, explicó el consejero.

La intención del Gobierno de Canarias, según manifestó José Antonio Valbuena, “es continuar convocando estos talleres en todas las islas, con la idea de publicar directrices de restauración para todos los hábitats de Canarias y generar una plataforma de comunicación y formación que facilite el trabajo de las diferentes entidades implicadas en estos proyectos. Las futuras directrices de restauración de hábitats áridos deberán servir para alcanzar los objetivos finales que se planteen en cada proyecto de restauración. Éstas, además, deberán plantear las necesidades actuales, los puntos críticos a superar en cada proyecto, así como el diseño de un proyecto piloto de restauración de hábitats áridos que permita su aplicación posterior en zonas más amplias tanto de Lanzarote como del resto de islas que conforman el Archipiélago Canario”.

Los hábitats áridos en Canarias han sufrido sistemáticamente una continua degradación debido a su situación en ambientes costeros o en zonas de ocupación tanto urbana como agrícola y ganadera. Además, las labores de restauración o reforestación que se realizan en el Archipiélago se suelen centrar casi exclusivamente en hábitats forestales, como el pinar canario o el monteverde. Es así como este tipo de hábitats áridos ha sido uno de los grandes olvidados de la restauración en Canarias, a pesar de estar incluidos en la Directiva 92/43/CEE (Directiva Hábitats), mediante su designación como hábitats de interés comunitario.

Etiquetas