Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Un trabajo de Enfermería Nefrológica del HUC, premio de investigación sobre innovación en técnicas dialíticas

La Sociedad Española de Enfermería Nefrológica ha galardonado un estudio sobre los cuidados de la fístula arteriovenosa endovascular para los pacientes en hemodiálisis en el centro hospitalario. El HUC es pionero en España de este innovador modelo de fístula arteriovenosa. Se trata de un método menos agresivo porque no necesita cirugía

Para que un paciente pueda realizarse hemodiálisis es necesario extraer la sangre del organismo, pasarla a través de un filtro para “limpiarla” y devolvérsela de nuevo. Las venas adecuadas son difíciles de abordar, para ello se necesita un acceso vascular “especial”: la fístula arteriovenosa. Hasta ahora se realizaba mediante una intervención quirúrgica uniendo una arteria y una vena del brazo. En los últimos años ha surgido una alternativa a esta cirugía: la fístula arteriovenosa endovascular de creación percutánea.

Un trabajo del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, sobre la experiencia inicial de la implantación y cuidados de este sistema en la Unidad de Diálisis y su implicación para los profesionales de Enfermería ha sido galardonado con el Premio de Investigación sobre Innovación en técnicas dialíticas 2022 por la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN). El HUC es pionero en España de este innovador modelo de fístula arteriovenosa.

Los autores del trabajo Isidro Sánchez, Raquel Pestana, Zoraida García y Ana García, han realizado un análisis observacional descriptivo retrospectivo de la utilización de las fístulas arteriovenosas realizadas mediante esta técnica en el HUC entre noviembre de 2019 y abril de 2021.

Este estudio concluye que este sistema sin cirugía, que se realiza en la sala de Radiología Intervencionista, supone un procedimiento mínimamente invasivo con menor impacto para los pacientes y muy buenos resultados. Inicialmente supuso mayor dificultad para la punción, pero la formación en el uso ecográfico de las enfermeras de diálisis fue una ayuda relevante. Al mes no fue mayor que en las fistulas quirúrgicas tradicionales.

Los autores del trabajo señalan que añade un nuevo recurso para los pacientes de hemodiálisis y también una “responsabilidad para enfermería para mantener cuidados de calidad”. Por sus características, la educación sanitaria al paciente y la divulgación de este nuevo acceso al colectivo de enfermería fuera de las unidades de diálisis deben incluirse en estos cuidados.

Por ello han llevado a cabo este estudio, premiado por la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica, que será expuesto el próximo 15 de noviembre en la Sesión de Comunicaciones Premiadas en el XLVII Congreso Nacional de la SEDEN que este año se celebra en Granada con el lema “Reencontrándonos para seguir cuidando juntos”.

Etiquetas