Justificación exploraciones mamográficas

Actualizado a: [26/06/2009]

El cáncer de mama reúne todos los requisitos exigibles para ser objeto de un programa de detección precoz a partir de chequeos mediante "screening" o cribado:

  • Una alta incidencia y prevalencia. Es el tumor más frecuente en la mujer, afectando a una de cada doce o quince mujeres en nuestro país. En cuanto a la mortalidad en la Comunidad Autónoma de Canarias, supone la sexta causa de muerte y la primera por causa tumoral en las mujeres.
  • Una historia natural bien conocida. Es detectable en estadios precoces por una técnica especial (mamografía), aquí estaría el punto de acción del screening.
  • Tratamiento eficaz en fases precoces. La supervivencia de este cáncer está en razón directa con el estadío diagnóstico y con el tratamiento efectuado. Así, el tratamiento de los cánceres no invasivos proporciona una mayor supervivencia y es menos mutilante. Si el cáncer se diagnostica en un estadío localizado, sin afectación ganglionar, la supervivencia a los cinco años alcanza un 87%; sin embargo, si existe afectación ganglionar, solo alcanza el 47%.
  • Unas pruebas aceptables para el screening en fase subclínica. Es necesario que las pruebas que se utilicen para el screening alcancen un alto grado de sensibilidad para conseguir detectar el mayor número de tumores y, a la vez, conviene tener una alta especificidad para evitar realizar pruebas innecesarias en lesiones no tumorales.

Diferentes estudios han demostrado que la mamografía es la técnica de screening con mejores resultados. Con las mejoras técnicas se consigue detectar lesiones neoplásicas más precoces y pequeñas, con un porcentaje menor de afección ganglionar. Los numerosos estudios-piloto desarrollados desde hace más de tres decenios, han confirmado la posibilidad de reducir la mortalidad por cáncer de mama en las mujeres sometidas a detección precoz, en alrededor de un 30% respecto a las no estudiadas.

La importancia social y sanitaria de este problema de salud, expresada en la creciente demanda de atención experimentada en los últimos tiempos, justifica el Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Este programa pone a disposición de la población femenina de la Comunidad Autónoma Canaria, incluida en el grupo de riesgo, la posibilidad de someterse a medidas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, con criterios y metodología bien definidas.

Sin embargo, hasta las dosis más bajas de radiación, no están exentas de riesgos. Una pequeña fracción de mutaciones genéticas y enfermedades malignas que ocurren en la población, pueden ser atribuidas a la radiación de fondo radiactivo natural, y las exposiciones médicas de radiodiagnóstico añaden aproximadamente un sexto de esta radiación de fondo, a la dosis colectiva.

La optimización de las dosis en todos los procedimientos justificados, implica la optimización de la técnica para conseguir la mínima dosis compatible con el diagnóstico. Esta optimización, se debe tener en cuenta en cada estudio a realizar, para lo cual, se concienciará en este sentido a todos los componentes de la CGC, quienes transmitirán esta información a todos los técnicos de las Unidades de Mamografía que participen en el programa.

La optimización y justificación está dirigida a la exposición de las pacientes que participan en el programa de cribado mamográfico.