Informes epidemiológicos

Actualizado a: [21/06/2022]

Coronavirus COVID-19

Informe de situación del COVID-19

Conforme a lo acordado a nivel estatal en política informativa en la pandemia por SARS-CoV-2, y acorde con las medidas de desescalada que se han ido adoptando, los informes epidemiológicos se actualizarán, al igual que los del ministerio de sanidad, los días martes y viernes de cada semana.

Ello no significa que no se mantengan el sistema de vigilancia y control diario que se realiza desde la Dirección General de Salud Pública.

Estimación de los Niveles de Alerta

Los altos niveles de inmunidad alcanzados en la población han determinado un cambio en la epidemiología de la COVID-19 que apoya la transición hacia una estrategia diferente que vigile y dirija las actuaciones a personas y ámbitos de mayor vulnerabilidad y monitorice los casos de COVID-19 graves y en ámbitos y personas vulnerables. Este cambio de aproximación a la vigilancia y control de la COVID-19 implica aceptar un cierto nivel de transmisión del SARS-CoV-2 en poblaciones vacunadas y jóvenes en las que la infección tiene un impacto poblacional menor en términos de gravedad.

VIGILANCIA de COVID-19

  • Se vigilarán los casos confirmados en personas con factores de vulnerabilidad o asociadas ámbitos vulnerables y los casos graves. El diagnóstico de pacientes con síntomas leves compatibles con COVID-19 se realizará según las necesidades de manejo clínico del mismo.
  • La vigilancia en esta fase de transición dará paso a un sistema consolidado de vigilancia de las infecciones respiratorias agudas que deberá integrar los sistemas de vigilancia centinela.

CONTROL

  • Los casos confirmados deben extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al diagnóstico en el caso de las personas asintomáticas.
  • No es obligatoria la cuarentena de los contactos estrechos de casos confirmados.
  • En ámbitos vulnerables, como centros sanitarios asistenciales o sociosanitarios se podrán implementar medidas específicas de aislamiento y control.

La disminución observada en la gravedad de los casos notificados y la necesidad de garantizar una asistencia de calidad a aquellos individuos que presenten patologías que requieran atención sanitaria, pone de manifiesto la necesidad de generar otro tipo de vigilancia de la COVID-19, que no busque exhaustividad en la detección de infectados pero que permita continuar detectando cambios en la pandemia que requieran la toma de medidas adicionales sin saturar el sistema sanitario.

OBJETIVOS

  • Vigilancia, prevención y control de la infección activa por SARS-CoV-2 y con especial seguimiento de la evolución epidemiológica en ámbitos y grupos vulnerables.
  • Evaluación del impacto de la COVID-19 a partir del análisis de los casos graves y fallecidos.
  • Vigilar los cambios de patrones epidemiológicos de la enfermedad así como la aparición de nuevas variantes que puedan condicionar una peor evolución de la epidemia, para poder tomar medidas de forma precoz.
  • Establecer indicadores de seguimiento que permitan instaurar las medidas de control oportunas en caso necesario.
  • Favorecer la normalización de la asistencia sanitaria tras la fase aguda de la pandemia minimizando los riesgos.

El objetivo de los indicadores comunes y los criterios para su interpretación en el Sistema Nacional de Salud es que permitan realizar una evaluación homogénea dirigida a detectar cambios en la situación epidemiológica con un impacto en el sistema asistencial, que hagan necesaria la implementación de medidas de vigilancia o de control específicas. La decisión de escalar o desescalar en la intensidad de las actuaciones de respuesta debe venir guiada por una evaluación del riesgo en el contexto del Sistema de Alerta Precoz y Respuesta Rápida. Esta evaluación de riesgo debe ser un proceso continuo que determine en qué escenario se encuentra el territorio evaluado y detecte de forma temprana señales de que el escenario puede estar cambiando.

Los niveles de alerta que se establecen a continuación, tras la valoración del riesgo conforme el resultado de estos indicadores bajo el criterio técnico de la Dirección General de Salud Pública y que se establecen conforme el documento “Estrategia de Vigilancia y Control de COVID-19 tras la fase aguda de la Pandemia aprobado el 23 de marzo de 2022 por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Salud, son los siguientes:

  • Niveles de Alerta

 

LEYENDA:

 

Nivel de Alerta 4. Muy alto
Nivel de Alerta 3. Alto
Nivel de Alerta 2. Medio
Nivel de Alerta 1. Bajo
Nivel de Alerta 0. Circulación controlada

 

 

En base a lo establecido en la Ley 2/2022, de 6 de junio, por el que se establece el régimen jurídico de alerta sanitaria y las medidas para el control y gestión de la pandemia de COVID-19 en Canarias, y conforme al documento “Estrategia de Vigilancia y Control de COVID-19 tras la fase aguda de la Pandemia aprobado el 23 de marzo de 2022 por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial de Salud

La evaluación de riesgo ha considerado las características propias de la unidad territorial que se está evaluando, valorando la concurrencia de circunstancias específicas. En dicha evaluación se han tenido en cuenta los indicadores relativos a la situación epidemiológica, la capacidad asistencial y la capacidad de salud pública, las características y vulnerabilidad de la población susceptible expuesta y la posibilidad de adoptar medidas de prevención y control, como son las medidas no farmacológicas con intervenciones parciales o completas que afecten a parte o todo el territorio evaluado.

Medidas específicas en supuestos de alta incidencia acumulada

Según Resolución de 9 de junio de 2022, se suspenden temporalmente las medidas limitativas para la protección de la salud y la prevención de la propagación de la COVID-19 aplicables en los distintos niveles de alerta sanitaria.

Información geolocalizada

Acceso a la información proporcionada por el Gobierno de Canarias a través de los mapas geolocalizados de GRAFCAN:

Datos en formato abierto y reutilizable

Acceso a los datos epidemiológicos de la COVID-19 registrados en Canarias desde enero de 2021, lo que permite la descarga y reutilización de la información.