Modificación o Ampliación de las unidades

Actualizado a: [17/10/2011]

Cualquier modificación de las unidades que afecte a la instalación de radiodiagnóstico, deberá ser puesta en conocimiento del Especialista en Radiodiagnóstico y del Especialista en Radiofísica, que intervendrán en el diseño con el fin de asegurar la mejor funcionalidad y operatividad posible de los distintos espacios asi como el cumplimiento del Programa de Protección Radiológica (ANEXO III) que aseguren la protección tanto del personal de la instalación como del público. Cuando se proyecte la incorporación de nuevo equipamiento a la Unidad, o cuando se decida la ampliación, modificación o sustitución de parte del ya existente, se procederá del modo que se describe en los apartados siguientes

Adquisición de Equipos

La adquisición de los equipos se llevará a cabo conforme a los procedimientos habituales seguidos por la unidad, prestando especial atención a los aspectos relacionados con la calidad de la imagen y con la seguridad radiológica.

En función de las necesidades establecidas, se elaborarán especificaciones técnicas y administrativas para su adquisición, en las que participarán activamente los especialistas (tanto radiólogos como radiofísicos).

Se solicitará de los posibles suministradores

  • El cumplimiento de los criterios mínimos establecidos en las especificaciones de compra elaboradas así como el de las tolerancias establecidas.
  • La entrega de una documentación técnica que incluya una completa descripción del equipo, no sólo de las características pedidas en especificaciones de compra, sino de todas aquellas que se consideren relevantes

Una vez adjudicado el equipamiento y si este se corresponde con un equipo emisor de rayos X, el adjudicatario deberá entregar la documentación preceptiva para poder proceder al registro del mismo en la dirección General de Industria (certificación de la Empresa (EVAT) y datos técnicos del equipo a declarar), así como un plano de implantación (a escala 1:50) que será revisado tanto por el Radiólogo como por el Radiofísico para valorar la idoneidad de la implantación y disposición del equipamiento, planteando, en caso de ser necesario, modificaciones al mismo en aras de la mejor ubicación posible de los equipos para el buen funcionamiento de la Unidad.

Prueba de Aceptación

Todo equipo nuevo que se incorpore a la Unidad habrá de someterse, antes de su uso clínico, a una prueba de aceptación que asegure su adecuación a:

  • Las especificaciones de compra
  • Las características comprometidas por el suministrador en su oferta
  • La legislación vigente y a los protocolos nacionales o internacionales aplicables.

El conjunto de verificaciones, comprobaciones documentales y medidas que constituyen la prueba de aceptación habrán de ser efectuadas por el suministrador del equipo, en presencia de un especialista en Radiofísica Hospitalaria

Los resultados de la prueba se recogerán en un informe, elaborado por el suministrador y que tiene que contar con la conformidad del especialista en Radiofísica. Una copia de dicho informe se archivará durante toda la vida útil del equipo.

Una vez aceptado el equipo, se procederá al establecimiento del estado de referencia inicial, conforme a lo establecido en el ANEXO II. Los resultados obtenidos servirán de referencia para los controles de calidad posteriores.