Estás en:



PROGRAMA ALIMENTOS A LA PALESTRA (ALIPA)

Baner.jpg

La elevada morbilidad y el gasto sanitario que generan la obesidad tienen su inicio en las edades tempranas de la vida. Las medidas de intervención son más eficaces cuánto antes se tomen. La edad pediátrica supone una ventana de oportunidad ideal para dicha intervención, dado el grado de control que todavía pueden ejercer los padres sobre sus hijos y la posibilidad de actuar sobre diversos factores sociales y culturales que pudieran influir en el desarrollo de sobrepeso y obesidad.

En general, revisiones recientes que analizan la efectividad de medidas encaminadas a disminuir las tasas de sobrepeso y obesidad, concluyen que es más eficaz realizar un abordaje multidisciplinario que tenga en cuenta diversos factores:

Alimentación: La supresión de la ingesta de bebidas azucaradas, de alimentos con una elevada densidad calórica y la disminución de las porciones ingeridas se han asociado con una disminución en el IMC y han demostrado ser medidas eficaces para la disminución de peso.

Actividad física: la realización de actividad física de forma regular, con al menos una actividad moderada-vigorosa durante 60 minutos al menos 3 días/semana, así como una disminución del sedentarismo por debajo de 2 horas/día han demostrado ser eficaces para controlar el peso, especialmente cuando se conjugan con otras medidas.

Intervención psicológica: El análisis de los factores conductuales asociados a la alimentación permite un mejor abordaje de la obesidad (aunque este aspecto no va a ser abordado en nuestro programa).

Las acciones que incluyen este abordaje multidisciplinario han demostrado ser más eficaces, especialmente si se incluye a madres, padres y/u otros miembros de la familia en la participación, si se tiene en cuenta el nivel socioeconómico y otros aspectos individuales, y si la intervención se inicia a edades tempranas.

Asimismo, se ha observado que existe un grado de evidencia más fuerte para las intervenciones basadas en los colegios, con componentes adicionales de intervención en el domicilio o en la comunidad.

Estos antecedentes sientan una base que nos permite esperar resultados similares en nuestro entorno, y que puedan servir como argumento para advocar por su introducción en Canarias.

OBJETIVOS DEL PROGRAMA ALIPA

Los objetivos generales del son:

1. Actuar sobre los factores educacionales de la obesidad en la edad infantil: alimentación y actividad física.

2. Educar a los adultos en alimentación saludable y actividad física.

3. Capacitar a la población en general para que sean autosuficientes en materia de alimentación saludable.

4. Capacitar a la población para elaborar sus comidas partiendo de los alimentos básicos

Los objetivos específicos del programa son:

1. Promover la alimentación saludable desde las primeras etapas de la vida.

2. Conocer los diferentes tipos de alimentos y su procedencia.

3. Evaluar conocimiento acerca de nutrición y grado de actividad física recomendados en niños, niñas y adultos.

4. Evaluar hábitos alimentarios y grado de actividad física en niños, niñas y adultos.

5. Impartir educación nutricional y sobre actividad física a niños, niñas y adultos.

6. Evaluar eficacia y coste-efectividad del plan implementado cada 12m.

MATERIAL Y MÉTODO

El grupo a los que va dirigido este programa son escolares entre 6 y 16 años y la población adulta. Se pretende trabajar con los escolares en el ámbito escolar y con la población adulta desde alguna plataforma local-municipal como la que poseen los municipios que forman parte de la Estrategia Canaria de Islas y Municipios Promotores de Salud (ECIMPS)

En el programa se desarrollaran diferentes actividades como:

- Talleres de educación nutricional para escolares y adultos

- Talleres de cocina para escolares y adultos

- Talleres de ejercicio físico para escolares y adultos

Los docentes de los centros educativos que vayan a participar en el programa recibirán formación específica y realizarán un curso de entrenamiento acerca de la forma de realizar los talleres y la posterior recogida de datos para la evaluación del plan.

Los cocineros que impartan los talleres de cocina, recibirán formación en nutrición para que adapten los platos que van a enseñar a elaborar en los talleres a las recomendaciones para una alimentación saludable.

Este programa forma parte de un plan más amplio que se denomina “Canarias tiene un plan” que abarca más aspectos dentro de la promoción de hábitos de vida saludables como es la regulación de los alimentos que se dispensan en las cafeterías y máquinas expendedoras de los centros públicos (ámbito sanitario y docente), intervenciones en el ámbito municipal y comunitario, etc. El programa ALIPA comenzará a implantarse en Enero de 2019.

El material colgado en la web forma parte de este plan.

© Gobierno de Canarias