Pasar al contenido principal

Tras un intento de suicidio – Familiares

A continuación se ofrecen recomendaciones para familiares de personas que han realizado un intento de suicidio y ya han sido evaluadas y atendidas por profesionales sanitarios.

Antes de abandonar el hospital

Si su familiar va a ser dado de alta, es conveniente que plantee ciertas preguntas a su familiar y al profesional sanitario que haya atendido a su familiar.

A su familiar

¿Cómo te sientes?

¿Te sientes seguro/a abandonando el hospital?

¿Qué más puedo/podemos hacer para ayudarte?

Al profesional sanitario

¿Por qué considera que mi familiar está listo para salir del hospital?

¿Cuál es mi papel, a partir de ahora, en esta situación?

¿Sobre qué tipo de síntomas debemos estar alerta, y cuándo debemos buscar ayuda?

¿Cómo se hará el control ambulatorio? ¿Cuándo, en qué dispositivo, qué tipo de profesional?

La seguridad

La seguridad debe ser una prioridad. Aunque nadie puede garantizar una seguridad absoluta, sí puede reducir el riesgo en el hogar.

  • Las sobredosis con medicamentos son comunes y pueden ser letales. Si es necesario conservar en el hogar medicamentos, tenga cantidades pequeñas o considere guardarlas bajo llave. Elimine medicamentos que no se utilicen o estén caducados.
  • Las armas implican un riesgo alto. Si se dispone de ellas, no deberían estar en casa. Deben estar fuera del alcance de la persona en riesgo.
  • El consumo de alcohol puede reducir las inhibiciones y facilitar que se realice una nueva conducta suicida. Conserve solamente pequeñas cantidades de alcohol, o si es posible, elimínelo completamente de su hogar.

Actitud y colaboración

Un intento de suicidio supone un trauma y una situación altamente estresante para la persona que lo realiza y para su familia. Puede haber emociones intensas de miedo, rabia, vergüenza, o culpa. Esta situación es difícil para todos. Deben evitarse las actitudes críticas, de infravaloración y culpabilizadoras, ya que solo contribuirán a empeorar la situación y pueden implicar un mayor riesgo. Debe mostrarse una actitud de apoyo, empatía, diálogo y búsqueda de soluciones.

Además, es fundamental que esté disponible para acompañar a su familiar a las consultas con los profesionales sanitarios, para proporcionar la información que le soliciten estos, y para colaborar en la elaboración de un plan de seguridad para su familiar.

Cuídese

La tensión asociada a una conducta suicida en un familiar, y al temor a que vuelva a producirse, puede resultar agotadora. Mantenga la esperanza y cuídese. Conecte con otras personas; no trate de manejar esta situación en soledad. Busque el apoyo de amigos, familiares y Asociaciones, además del apoyo profesional. 

 

 

Asistencia en caso de riesgo de suicidio

Recuerde que, de volver a presentarse una situación de riesgo de suicidio, están disponibles los servicios sanitarios (Atención Primaria, Salud Mental), los Servicios de Urgencias hospitalarios y el teléfono de emergencias 112. Estos dos últimos están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año.

1·1·2

 

 

Familia

Bibliografía

SAMHSA. Substance Abuse and Mental Health Services Administration (2018). Después de un intento de suicidio: Guía para cuidar a su familiar después del tratamiento en la sala de emergencias. No. de Publicación HHS: SMA18-4358SPAN, Rockville, MD: Center for Mental Health Services, Substance Abuse and Mental Health Services Administration, U.S. Department of Health and Human Services. Revisado en 2018. Disponible en: https://store.samhsa.gov/sites/default/files/d7/priv/sma18-4358span.pdf [Acceso 28 de febrero de 2023]

SAS. Servicio Andaluz de Salud. Guía sobre la prevención del suicidio para personas con ideación suicida y familiares. Disponible en: https://www.sspa.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/publicaciones/guia-sobre-la-prevencion-del-suicidio-para-personas-con-ideacion-suicida-y-familiares-anexo-la [Acceso 28 de febrero de 2023]