La plusvalía para Marx

La plusvalía, la clave de la riqueza capitalista

«El producto, propiedad del capitalista, es un valor de uso, como por ejemplo, hilados, tela, botas,etc. Pero aunque las botas hagan adelantar en cierto modo al mundo y nuestro capitalista sea seguramente un hombre progresivo, si hace botas, no es por amor a las botas. En la producción de mercancías, el valor de uso no es, generalmente, algo que guste por sí mismo. En la producción de mercancías, el valor de uso solo sirve de portador de valor. Ahora bien, para nuestro capitalista, se trata en primer lugar de producir un objeto útil que tenga un valor de cambio, un artículo destinado a la venta, una mercancía. Y, además, quiere que el valor de esta mercancía sea mayor que el de las mercancías necesarias para producirla, es decir, mayor que el de la suma de los valores de los medios de producción y de la fuerza de trabajo, en los que ha gastado su buen dinero. Quiere producir no solo una cosa útil, sino también un valor; y no solo un valor, sino además una plusvalía» (Marx, K.: El capital, I, 3, cap. VII. Orbis, Barcelona, 1984, p. 105).
Esta entrada fue publicada en MARX. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a La plusvalía para Marx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.