Junio: «La carta de Ivy Aberdeen al mundo», de Ashley Herring Blake

Recomendaciones para acompañarte a lo largo de este curso escolar…

¡Se acaba el cursooooooo! (Léase acompañado de un agradable y armónico tintineo)

El fin del año escolar, la cercanía de las vacaciones, la necesidad de aprobar y, quizás, de sacar las mejores notas posibles, el agotamiento, la EVAU… nos sumergen, además, en una vorágine cuyo fin se ve como un oasis en un desierto: rodeado de incertidumbre y de deseo.

Para estos momentos, nada mejor que una cura para el alma: La carta de Ivy Aberdeen al mundo es lo que necesitas. (Eso o Misery, de Stephen King, dependiendo de tus ganas de muerte y destrucción, claro…)

La casa de Ivy es arrasada por un tornado y, mientras vive en un alojamiento provisional, insuficiente a todas vistas, le parece que el tornado también le ha destrozado la vida. Poco a poco, empujada por la fuerza de las causas y azares, iremos asistiendo a cómo Ivy vuelve a ponerse en pie.

Te dejo con unas palabras de la propia autora: