Compartir programaciones didácticas favorece el trabajo colegiado en los departamentos y equipos educativos. Además, hacerlo a través de la aplicación ProIDEAC nos permite contar con un instrumento común que simplifique el trabajo, facilite el apoyo al profesorado y nos permita afrontar la evaluación del proceso.