Tratamiento de datos

Introducción

La protección de datos personales es un derecho fundamental de las personas físicas amparado por el artículo 18.4 de la Constitución Española y regulado por el Reglamento Europeo 2016/679 y por la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

Cualquier actividad que se realice con datos personales, sea de manera manual o automatizada, constituye un Tratamiento de datos.

La recogida de datos para la matrícula, la actualización del expediente, la gestión de calificaciones, así como la captación de imágenes y voz del alumnado, son ejemplos de tratamiento de datos, y en todos ellos se debe garantizar la normativa vigente en materia de protección de datos.

¿Qué son los datos personales?

Toda la información que identifique a una persona física, como datos identificativos (nombre, apellidos, DNI,..) o datos propios de su identidad física (imagen o voz), fisiológica, genética, psíquica, cultural, social o económica.

¿Es necesario el consentimiento previo para tratar datos personales?

El tratamiento de datos personales necesita estar legitimado. Esta legitimación puede estar basada en un consentimiento previo, firmado por la persona titular de los datos, o de sus padres o tutores legales en el caso de menores de 14 años.

Pero además del consentimiento, existen otras bases de legitimación que permiten el tratamiento de datos sin el consentimiento expreso de la persona titular.  

En el ámbito educativo, la Ley Orgánica de Educación de 2006 (LOE) legitima a los centros educativos a recabar y tratar datos del alumnado y de sus responsables legales cuando sean necesario para la función educativa y orientadora.

Además, los centros educativos también podrán recabar datos en los siguientes casos:

  • Para la formalización de la matrícula del alumnado.
  • Cuando se disponga del consentimiento de las personas interesadas.
  • Cuando pueda existir un interés legítimo que prevalezca sobre los derechos y libertades de la persona interesada.

¿Se puede realizar el tratamiento de datos personales de categorías especiales?

En términos generales queda prohibido el tratamiento de datos personales de categorías especiales. Estos datos hacen referencia a:

  • origen étnico o racial
  • opiniones políticas
  • convicciones religiosas o filosóficas
  • afiliación sindical
  • datos genéticos
  • datos biométricos
  • datos relativos a la salud
  • datos relativos a la vida sexual o las orientación sexuales de una persona.

Sin embargo, esta prohibición no es de aplicación en algunas circunstancias, y en el ámbito educativo, la LOE legitima a los centros educativos a recabar y tratar información del alumnado y de sus representantes legales, incluyendo las categorías especiales de datos, como los de salud o religión, cuando fuesen necesarios para el desempeño de la función docente y orientadora.

Tratamiento de datos de menores

Los menores se consideran personas vulnerables y el tratamiento de sus datos requiere especial protección.

Los centros educativos garantizarán la protección del interés superior del menor y sus derechos fundamentales, especialmente el derecho a la protección de datos personales, en la publicación o difusión de sus datos personales.

Cuando la publicación o difusión de esos datos tenga lugar a través de servicios de redes sociales o servicios equivalentes, deberán contar con el consentimiento del menor, o de sus responsables legales si éste es menor de 14 años.