Zona de mimos

ZONA DE MIMOS

Era habitual, hasta hace relativamente poco tiempo, que los docentes prefirieran en las aulas a alumnado conformista, que conseguía buenas notas y no exigía excesiva atención. Hablamos de ese alumnado atento en clase, que no expresaba sus opiniones ni manifestaba intereses, sino que memorizaba las explicaciones del docente sin queja alguna, de manera mecánica, sin intentar comprender aquello que aprendía ni saber para qué servía. Las emociones, los sentimientos, las opiniones del alumnado, pasaban desapercibidas en el aula.

Sin embargo, para que un niño o niña llegue a ser el día de mañana un ciudadano o ciudadana ejemplar, y no un ente pasivo sin opinión ni sentimientos, no basta con que tenga memorizados una serie de datos, ya que somos seres sociales a la vez que inteligentes, y por lo tanto es imprescindible saber comportarse adecuadamente con la sociedad.

Así, hoy en día, podemos afirmar que  la inteligencia emocional es un factor decisivo a la hora de formar académicamente a nuestro alumnado.

Conocer las emociones y los sentimientos, no sólo los de uno mismo, sino también las de los demás, ayudará al alumnado a trabajar la empatía, favoreciendo así la adquisición de un valor tan importante como la educación para la paz y la convivencia, haciendo más fácil vivir día a día junto a los compañeros y compañeras, desde el respeto mutuo y el cariño.

Una de las acciones que en el CEIP La Escalona se han tomado, ha sido inaugurar un nuevo rincón: la «zona de mimos». Su funcionamiento es muy sencillo: si alguien se encuentra triste, o enfadado, o detecta en sí mismo alguna emoción negativa, y no consigue afrontar el día desde otra perspectiva más alegre, optimista, y positiva, ¿por qué no hacer saber a mis compañeros y compañeras lo que siento, y lo que necesito? Saber que tenemos gente que nos apoyará cuando las cosas vayan mal, ayudará, sin duda, a la cohesión del grupo.  De esta forma, podemos usar la «zona de mimos» para que nuestros compañeros y compañeras acudan al rescate. Y es que un simple abrazo, puede cambiar nuestro día, puede hacernos ver las cosas de otra manera. A veces, eso es todo lo que necesitamos para romper con la negatividad y el pesimismo. Rota esta espiral, ya estamos listos para continuar con el día a día.

La zona de mimos de nuestro centro lleva funcionando un mes y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que ha ayudado mucho tanto a mejorar el clima de convivencia, como a cohesionar el grupo de alumnado, y que ha cumplido su objetivo fundamental. Es habitual que alguien se levante y lo utilice a lo largo del día, e incluso que un compañero, al detectar alguna necesidad en otro, le diga «necesitas utilizar la zona de mimos». Sin duda, objetivo cumplido.

Os animamos a probarlo si lo necesitáis. Para quienes tengáis un estilo de aprendizaje visual, aquí os dejamos algunas imágenes de cómo funciona la zona de mimos.

Rincón de Mimos 1

Zona de Mimos 2

Zona de mimos 3

Zona de Mimos 4

Actividades con arcilla

TRABAJANDO CON ARCILLA

 

En el CEIP La Escalona, entendemos la educación artística como un mundo que va mucho más allá de pintar y colorear en un libro. Este mes, el trabajo con arcilla se ha convertido en el protagonista del centro, ya que, por muchos motivos, supone una mejora en la calidad educativa para nuestro alumnado.

La arcilla es catártica por naturaleza, ya que permite al alumnado expresar una gran variedad de emociones; permite la liberación restringida de emociones a través de la expresión emocional, tales como golpear la arcilla. Cuando los niños se sienten atrapados, frustrados y abrumados por los retos de la vida, el uso de la arcilla en la terapia proporciona un lugar seguro para liberar los pensamientos y emociones, y desaprender hábitos viejos, destructivos o improductivos. Puede ser útil, también, para liberar la tensión, frustración y la agresión.

La arcilla es moldeable y, en tres dimensiones, puede convertirse en cualquier cosa que el alumnado quiere que se convierta. Se puede encarnar, por ejemplo, en un monstruo que podría parecerse a un animal o una figura de fantasía, o puede que solo sea una forma tal vez simbólica. Una vez que se ha convertido en algo, puede ser permanente, o ser aplastado y revertido en una bola. De esta manera, se expresan sus emociones y pensamientos internos.

Trabajar con la arcilla puede ser gratificante para aquellos miembros del grupo que tengan dudas sobre su creatividad. Se necesita muy poca habilidad para usar la arcilla y por lo tanto no hay posibilidad de fracas. También, la permanencia de la creación de un niño promueve la auto-estima y cuando las piezas funcionales se producen (por ejemplo, tazas, tazones) los niños ven a sí mismos como capaces de participar en una actividad verdaderamente útil.

Otro de los beneficios es que los productos de arcilla son tangibles y se pueden examinar en una etapa posterior. Se usa para mirar y admirar sus creaciones de arcilla todas las semanas.

Crear con arcilla puede ser también una actividad muy social. Cuando es apropiado, grupos de niños y niñas que presentan similares inquietudes son alentados a desarrollar en conjunto las habilidades verbales y sociales, y la confianza. Los niños y niñas necesitan intercambiar ideas y sugerencias sobre cómo hacer algo, y ser capaz de mostrar algo a otros puede ser muy gratificante. La cooperación y el intercambio de ideas en grupos promueven un sentido de identidad y un sentido de pertenencia. En este sentido, el uso de arcilla en los grupos es muy productiva porque se provoca discusiones acerca de los sentimientos y las relaciones.

¡Y eso que todavía tenemos que retocar y pintar!

IMG_0240 pequeña

IMG_0243 pequeño

IMG_0242 pequeña

IMG_0241 pequeña

IMG_0244 pequeña

Celebración día de Canarias

DÍA DE CANARIAS

Hoy celebramos en nuestro colegio, un día muy especial.Las islas recuerdan en esta fecha las singularidades que las convierten en un territorio único, desde la lengua, el deporte, las tradiciones o la gastronomía, pero sobre todo realzan un pasado común y el paisaje maravilloso.

¡Feliz día de Canarias!