Publicado el 4 comentarios

Más de cien estudiantes del IES San Benito aprenden a cuidar su salud psicológica a través del cine

Durante estos últimos meses, se han llevado a cabo en nuestro centro un iniciativa innovadora que ha despertado mucho interés entre el alumnado: las jornadas de “Cine y Salud Mental” enmarcadas en el proyecto de Cine en la Escuela.

Con un total de siete sesiones, impartidas a alumnado de 3º y 4º de la ESO, Diversificación Curricular y 2º de Bachillerato, el profesor Luis Romero Siliuto y el doctor Javier Loño Capote han trabajado aspectos relativos a los problemas, preocupaciones y vivencias de los adolescentes, empleando el cine como estrategia eficaz para el aprendizaje. 

Decía Ettore Scola que “el cine es un espejo pintado”, un reflejo, muchas veces embellecido de lo que es la propia vida. ¿Sirve también como un vehículo para reconocerse a uno mismo e identificar aspectos que hemos vivido? Esta ha sido una de las principales preguntas sobre las que ha gravitado la propuesta de los conferenciantes; basados en sus conocimientos teóricos de cine, psicología y psiquiatría infanto-juventil, aportaron a más de un centener de estudiantes cuestiones que contribuyen al desarrollo de las relaciones intra e interpersonales entre los jóvenes. 

La última sesión, celebrada este pasado lunes 3 de junio, concluyó con un análisis y visualización de la película Las ventajas de ser un marginado (2012), de Stephen Chbosky, con un gran recibimiento por parte del alumnado. Se cierra así esta experiencia piloto que los profesores Romero y Capote han ofrecido amablemente al IES San Benito, abriendo una puerta ilusionante para trabajar la salud mental en las escuelas, con la indudable magia que otorga el séptimo arte.