3.2 Menores y redes sociales

El estudio “Menores y Redes Sociales”  (Madrid, 2011) elaborado por los profesores de la Universidad de Navarra Xavier Bringué y Charo Sádaba para el Foro Generaciones Interactivas de Fundación Telefónica pone de manifiesto interesantes conclusiones en torno a la forma en que los menores utilizan las redes sociales: http://www.generacionesinteractivas.org/upload/libros/Libro-Menores-y-Redes-Sociales_.pdf .

El objetivo de esta investigación ha sido analizar el entorno y hábitos de los menores como usuarios de las redes sociales en España. También ha tratado de indagar en la relación entre su nivel de uso de dichas redes con su forma de acceder a la tecnología, su conocimiento, sus relaciones familiares, su rendimiento académico o los riesgos y oportunidades que les plantean, etc. Para ello se ha clasificado la muestra en 3 grupos: no usuarios de redes sociales (31%) , usuarios de una red (34%) y usuarios avanzados de más de una red (35%). 

El estudio está basado en una encuesta online realizada a una muestra de 12.919 alumnos/as de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato de edades entre 10 y 18 años repartidos por toda la geografía española.

Menores

https://flic.kr/p/ehBnRE //  CC BY-SA

Algunos de los datos más interesantes que concluye este informe son:

  1. Uso de redes sociales. Un 71% aprox. de los menores declara utilizar habitualmente una red social. Por edades a partir de los 14 años supera el 80% y a los 17 años el 85%. Es importante destacar que en teoría no es posible disponer de una cuenta en una red social si eres menor de 14 años.
  2. Elección de red social. La red social más popular para los menores internautas es Tuenti (60%) seguida de Facebook (21%) y luego Windows Live Spaces (14%). Hasta los 12 años la opción mayoritariamente elegida es Tuenti pero entre los 15 y 17 años su uso empieza a decrecer en favor de Facebook.
  3. Equipamiento tecnológico. Se detecta una clara relación entre una mayor dotación de tecnología en el hogar con un uso más intensivo de las redes sociales.
  4. Teléfono móvil. Los menores usuarios de redes sociales reconocen haber disfrutado de un móvil a una edad más temprana que los no usuarios.
  5. Tiempo de uso de Internet. Los no usuarios utilizan Internet en sesiones de menos tiempo que los usuarios moderados y avanzados de redes sociales. Existe relación entre un mayor tiempo en Internet y ser usuario de una o varias redes sociales.
  6. Navegación en solitario. La navegación en solitario sin acompañamiento familiar es más frecuente en aquellos menores que utilizan las redes sociales pero también se produce una preferencia mayor por navegar acompañado de un amigo o compañero. 
  7. Multiacceso. La mayoría de menores utiliza Internet desde sus hogares (89%), desde casa de un amigo/a (29%) o desde la escuela (28%). El uso de las redes sociales intensifica el multiacceso de los menores. 
  8. Acceso a contenidos en Internet. Los usuarios de redes sociales visitan de forma más intensiva casi todo tipo de contenidos en Internet. Aunque prefieren la música también consultan información relacionada con deportes, humor, televisión, noticias, etc.
  9. Creación de contenidos. Casi un 40% de los menores poseen página web, blog o fotoblog o algún espacio para difundir vídeos. Contar la vida personal o hablar de las aficiones son los contenidos más habituales. También la generación de contenidos propios se incrementa de forma directa con el acceso a las redes sociales.
  10. Pantallas. Conforme aumenta la edad  y el grado de uso de las redes sociales, Internet gana terreno como pantalla preferida frente a los videojuegos y a la televisión.
  11. Restricciones paternas. El comercio electrónico y ofrecer datos personales son las conductas que acumulan mayor restricción parental en todos los grupos. El 35% de los no usuarios reconocen tener orden expresa de sus padres para no utilizar las redes sociales y el 41% de los no usuarios tienen restricciones claras de no "colgar fotos o vídeos". Los usuarios avanzados expresan tener menos restricciones paternas.
  12. Hábito de lectura. Sólo un 9% de los no usuarios de redes sociales afirma no leer nada, frente al 13% de usuarios moderados o el 11% de los avanzados. La lectura "libre" disminuye con el incremento de acceso a las redes sociales probablemente por una mayor ocupación del tiempo de ocio. 
  13. Apoyo al estudio. El 70% de los usuarios avanzados, el 62% de los usuarios y el 50% de los no usuarios reconocen utilizar Internet como fuente de información y apoyo para la realización de tareas escolares.  
  14. Publicación de fotos. El 25% de los menores de 10 a 16 años considera que puede colgar en la red cualquier foto o vídeo y este porcentaje es aún mayor cuando la foto es de otras personas y no propia. 

Algunas conclusiones:

  1. Equipamiento. Los usuarios de redes sociales disponen de un material tecnológico más complejo e innovador en sus hogares. Además los usan a edades más tempranas y de un modo más personal.
  2. Tiempo en Internet. El uso de las redes sociale incrementa de forma sustancial el tiempo dedicado a Internet y al uso del móvil. 
  3. Multiacceso. El acceso desde distintos dispositivos y lugares es mayor en usuarios de redes sociales.
  4. Contenidos. Una vida social digital intensa provoca que se comparta más música, se acceda a más contenidos lúdicos o relacionados con los intereses del grupo, que se utilice más el correo electrónico, las conferencias VOIP o se envíen mensajes por el móvil pero también que se acceda a menos contenidos educativos y culturales.
  5. Creación. Las redes sociales parecen estimular la creación de contenidos digitales propios para compartir.
  6. Valor de la experiencia. En el comportamiento en las redes sociales, la edad y la experiencia actúan como moderador de las actitudes y comportamientos más radicales.
  7. Solución y problema. Por un lado el uso de las redes sociales aparece relacionado con el uso de la tecnología como herramienta de apoyo a la realización de tareas escolares o para el estudio personal. Pero también los menores usuarios de redes sociales reconocen un rendimiento académico peor, un desplazamiento del tiempo de estudio en favor del tiempo dedicado a las pantallas y una menor afición a la lectura libre. 
  8. Autonomía. Los usuarios de redes sociales se manifiestas más expertos en tecnología y más autónomos en su uso. 
  9. Aislamiento. No está  claro que la mayor dedicación a la redes sociales, al favorecer pasarse mucho tiempo en solitario frente a la pantalla, genere mayor aislamiento social. Al invertir esfuerzos en animar las redes sociales se puede estar favoreciendo las relaciones personales con amigos y compañeros.