2020 Année Nationale de la Bande Dessinée

La 47 edición del Festival de cómic de la ciudad francesa de Angoulême da el pistoletazo de salida a un año lleno de actividades relacionadas con el noveno arte y que tiene como padrinos y madrinas a artistas relevantes del mundo del cómic franco-belga como son Florence Cestac, Catherine Meurisse, Jul y Regis Loisel . El Gobierno francés apuesta por un arte muy popular dentro de sus fronteras  pero al que no se le da el suficiente valor por parte de las instituciones públicas. Francia es el tercer país productor mundial de cómic y su creación se ha multiplicado por diez desde 1996. Hoy en día, cerca de 8 millones de franceses compran cómics, es decir, un 14% de la población. Su peso económico es importante, pero frente a estas cifras hay desequilibrios y debilidades que afectan, sobre todo, a la situación económica y social de los autores.

 

El Ministro de Cultura, Franck Riester, anunció que 2020 será el año dedicado a potenciar el conocimiento del noveno arte, a hacerlo más accesible, más atractivo y a darle su lugar en instituciones públicas, ya sean bibliotecas o centros educativos. Este anuncio viene respaldado por un estudio realizado durante 2019 por  Pierre Lungheretti, director  de la Cité internationale de la BD, titulado “ La Bande Dessinée, nouvelle frontière artistique et culturelle, 54 proposistions pour une politique nationale renouvelée” en el que preconizaba una refundación de la política pública, articulada en siete ejes:

  1. Reforzar el reconocimiento institucional y simbólico del Noveno Arte.
  2. Mejorar la situación de los autores.
  3. Desarrollar la difusión y la visibilidad del cómic, favoreciendo el pluralismo.
  4. Iniciar una política voluntarista de educación artística y visual.
  5. Asegurar una mayor influencia del cómic francés en el mundo.
  6. Llevar a cabo una política nacional del patrimonio del cómic.
  7. Establecer una nueva organización ministerial en torno a la BD.

Con el lema “La France aime le 9º art” se llevarán a cabo en torno a 700 iniciativas en todo el Hexágono organizadas conjuntamente por el Centro Nacional del Libro (CNL) y la Ciudad Internacional del cómic y de la imagen (CIBD), en colaboración con el Ministerio de Cultura. Todas estas actividades, sean exposiciones, charlas o festivales, entre otras iniciativas, se articulan en torno a los siguientes temas:

  1. Popular, para acercar el cómic al gran público.
  2. Artístico, para mejorar la labor de los autores y la creación en toda su diversidad.
  3. Cultural y patrimonial junto con las entidades culturales, nacionales y autonómicas.
  4. Educativo, para ampliar y mejorar la presencia del cómic en la escuela.
  5. Profesional, junto con los representantes de autores, de festivales, de editores y de sociedades de gestión de derechos de autor.
  6. Académico, intelectual y de investigación.
  7. Internacional, para extender la presencia y notoriedad de la creación francesa en el extranjero.

En medio de toda esta publicidad y apoyo por parte del gobierno galo, quedan algunas preguntas  que esperemos tengan respuesta a lo largo de este 2020:

¿Cómo darle al cómic su espacio en la cultura? ¿Cómo conseguir que los autores se puedan ganar la vida con sus creaciones? ¿Cómo conseguir que las jóvenes promesas puedan desarrollar su talento y creatividad en medio de un mercado en desarrollo?

Edurne Binoche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.