Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Finaliza el plazo de consulta pública del nuevo Plan Forestal de Canarias

Se han recibido un total de 31 alegaciones de instituciones, asociaciones y particulares, para puntualizar aspectos específicos e incorporar algunas informaciones y propuestas vinculadas con la materia

El consejero de Transición Ecológica y Energía, Mariano Zapata, destaca este proceso participativo “que permitirá ahora la elaboración del documento final e iniciar su tramitación parlamentaria, afrontando los retos forestales y medioambientales de Canarias, desde una base consensuada con personal técnico forestal, instituciones y personas relacionadas con el sector”

Asimismo, Zapata recordó que este Plan forma parte de una gestión global y fundamental de la Consejería en materia forestal, a la hay que sumar la modificación del Decreto de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Canarias, y la futura y primera Ley Forestal de Canarias

La Consejería de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias informa de la finalización del periodo de consulta pública del nuevo Plan Forestal de Canarias, un proceso para el que se han recibido un total de 31 alegaciones, 23 de administraciones públicas, 6 de Asociaciones, colegios o sindicatos, 1 entidad privada y 1 particular. Estas han estado dirigidas tanto al documento de aprobación inicial, como al de evaluación ambiental, en su mayoría para puntualizar aspectos específicos de ambos documentos e incorporar propuestas relacionadas con la materia.

El consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias, Mariano H. Zapata, ha destacado que con esta finalización de este plazo, “se concluye un importante proceso participativo” que, ha señalado, “permitirá la elaboración del documento final e iniciar su tramitación parlamentaria, para afrontar así los retos forestales y medioambientales de Canarias, con una base consensuada con personal técnico forestal, instituciones y personas relacionadas con el sector”.

“Si el borrador inicial del nuevo Plan Forestal de Canarias ya se elaboró por medio del consenso y participación”, ha afirmado el consejero, “después de este proceso, Canarias tendrá un instrumento de planificación moderno, actualizado y de consenso para proteger, potenciar, poner en valor la superficie forestal y conservar la naturaleza asociada”, para lo que ha reconocido, “cuidar de nuestra masa forestal y de sus recursos naturales es una tarea de todos”.

Con la finalización de la consulta pública, se realizarán las modificaciones necesarias para la obtención del documento definitivo, con el que el nuevo Plan Forestal de Canarias entrará en fase de tramitación parlamentaria, paso previo a su aprobación y entrada en vigor como instrumento de planificación estratégica forestal no vinculante, mediante el que se van a establecer, de forma actualizada, las líneas de acción necesarias para la correcta gestión y recuperación de los recursos forestales en todas las islas.

Finalmente el consejero Zapata quiso resaltar que este Plan forestal es “una de las piezas claves en materia forestal de la Consejería” que se une además a otras acciones en desarrollo, como son la modificación el Decreto de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Canarias, y la futura y primera Ley Forestal de Canarias, y que hasta ahora el archipiélago no tiene.

En este sentido, destacó que “se trata de una gestión global, con varios pilares, que forman parte de uno de los ejes estratégicos de nuestra Consejería”.

El PLAN FORESTAL

El Plan Forestal de Canarias busca proteger, potenciar y poner en valor la superficie forestal de las islas, que supera las 578.227 hectáreas (un 78%), de la que el 25% es superficie arbolada, siendo el pinar canario, con un 61%, la formación forestal predominante en los montes canarios.

Este Plan busca por tanto mejorar el estado de la cubierta vegetal del archipiélago a través de la gestión multifuncional, es decir, una gestión capaz de compatibilizar la función ecológica, económica y social de nuestro territorio forestal.

Además de los objetivos de conservación y mejora de las masas forestales, el Plan Forestal contempla objetivos jurídico-administrativos tales como el establecimiento de un marco normativo forestal moderno, y objetivos de carácter social como el refuerzo de la vinculación entre la población rural y el monte a través del mantenimiento del empleo rural y la generación de rentas para los habitantes de las áreas forestales.

Para ello, se incorporan las líneas de actuación para los próximos 21 años, con acciones planificadas en el tiempo y con indicadores que permitan no solo su implementación, sino también su evaluación cada siete años.

LOS OBJETIVOS EN DETALLE

El objetivo principal del Plan Forestal es garantizar la conservación de los ecosistemas a través de la gestión forestal activa, para lo que se fijaron tres ejes de actuación.

El primero de ellos engloba las acciones del territorio que tengan que ver con la gestión forestal sostenible de forma planificada, buscando unos bosques sanos, resistentes frente a incendios y adaptados al cambio climático. En esta parte, se incluyen también actuaciones de restauración hidrológica forestal para luchar contra la erosión y pérdida de suelo, repoblaciones forestales, y acciones de conservación y mejora de la biodiversidad.

El segundo eje está sujeto a las acciones socioeconómicas y culturales, encaminadas a la defensa del Patrimonio Público y al uso recreativo, así como a la promoción de actividades en la naturaleza de forma respetuosa y compatible con los ecosistemas únicos de Canarias. Engloba también aquellas actividades orientadas a la formación, sensibilización y comunicación forestal; y la mejora de la investigación, experimentación e innovación forestal. No sin olvidar el tejido empresarial forestal, creando un sector fuerte que se complemente con la participación de aquellas personas que tengan en propiedad terrenos forestales.

Finalmente, el tercer eje está encuadrado en las acciones institucionales y la gestión pública, mejorando la coordinación administrativa entre las distintas entidades con competencia forestal. También se incluye el seguimiento del Plan Forestal, dotándolo de presupuestos y asegurando su evaluación y mejora a lo largo del tiempo. Además se integra en este Plan a las personas propietarias de terrenos forestales (particulares), para contribuir también al cuidado de nuestros montes.

Etiquetas