Logo del Gobierno de Canarias

La Comisión Europea hace suya la renovación del AIEM propuesta por Canarias

El expediente se abre camino en las instituciones comunitarias y avanza sin obstáculos hacia su aprobación por el Consejo y finalmente por el Parlamento canario
 

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos subraya que “el trabajo más complicado ya está hecho”

La Comisión Europea ya ha asumido la propuesta de renovación del Arbitrio sobre las Importaciones y Entrega de Mercancías en Canarias (AIEM) remitida por las autoridades españolas, con lo que queda expedito el camino para su aprobación por el Consejo Europeo, que se podría producir el próximo mes de noviembre, y el definitivo cambio antes de fin de año en el Parlamento autonómico de la Ley 4/2014, de 26 de junio, por la que se modificaba el propio AIEM. El nuevo plazo del arbitrio abarcará el septenio 2021-2027.

La propuesta fue aprobada en un primer momento por el Gobierno de Canarias, después de un largo proceso de negociación –más de año y medio- con todos los operadores económicos, no solo los concernidos, que dio como resultado un texto con un nivel alto de consenso.

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, destacó hoy precisamente el amplio respaldo alcanzado para la renovación del AIEM, un tributo que refleja perfectamente las singularidades canarias en las actividades agraria, ganadera e industrial como elemento esencial del Régimen Económico y Fiscal (REF), de manera que “el trabajo más complicado ya está hecho”.

Rodríguez insistió en que el objetivo de esta figura impositiva es la razonable protección de la producción local frente a la foránea y en ningún caso el afán recaudatorio. “Los tipos del AIEM suponen una recaudación anual de unos 120 millones de euros, muy lejos de los 1.300 millones que, por ejemplo, representa el octroi de mer, impuesto equivalente al AIEM en las RUP francesas, con las mismas cifras de población”, recordó el vicepresidente.

El AIEM es, además, un tributo del bloque de financiación del REF, cuya recaudación se destina en un 58% a los cabildos insulares y ayuntamientos, y en un 42% al Gobierno de Canarias, lo que representa, por lo tanto, apenas el 0,5% de su presupuesto de ingresos.

Supone, asimismo, un porcentaje reducido de la imposición indirecta en Canarias, con un peso inferior al 5% del total. Del conjunto de la imposición directa e indirecta en Canarias significa el 2,2% del total.

La propuesta de renovación del AIEM incluye 156 productos, 21 más que en la actualidad. De ese listado, 42 productos son nuevos, mientras que decaen 20 de la nómina vigente.

De manera desagregada, el nuevo AIEM gravará la importación 67 productos de alimentación y bebidas; 13 relacionados con la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; 4, de minas y canteras; 13, de materiales de construcción; 34, de química; 12, de industrias metálicas; 1 de tabaco; 3, de textil, cuero y calzado; 6, de transformados de papel, y 3 de artes gráficas.

La propuesta mantiene inalterados los tres tramos impositivos actuales (5,10 y 15 por ciento), que en última instancia son los instrumentos que permiten la protección del sector primario y la industria locales frente a las importaciones de terceros.

La producción local de tipo industrial y agroganadera y de alimentación necesita protección a través del AIEM para poder competir en mejores condiciones con los productos competidores importados a muy bajo coste, una imposición que no influye en el precio de la cesta de la compra en las Islas.

Precisamente, el estudio de impacto económico elaborado por la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo e incluido en la propuesta aprobada concluye que el IPC canario ha sido siempre inferior a la media estatal desde que se notificó por primera vez a la UE el AIEM, en el año 2002.

Y si bien el objeto del arbitrio es encarecer el precio del producto importado que compite con el local, los factores que determinan el incremento de los precios son varios, y siempre el más importante es la competencia en el mercado.

En este sentido, los precios están mucho más condicionados por factores como la escasez en la oferta de un producto; el incremento temporal de la demanda (como sucede en determinadas épocas del año, como Navidad); el monopolio de un producto de determinado distribuidor, o la influencia en cuota de mercado de algunas grandes superficies que determinan no ya el precio, sino incluso la marca del producto que se debe consumir.

 

La Agencia Tributaria Canaria fomentará el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos adapta el contrato de gestión de la ATC al contexto socioeconómico tras la Covid-19 con un modelo más eficaz y eficiente

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias ha modificado objetivos de actividad incluidos en el contrato de gestión de la Agencia Tributaria Canaria (ATC), aprobado por el Gobierno canario hace un año para el periodo 2019-2021, con el doble objetivo de adecuarse al nuevo contexto socioeconómico originado por la crisis sanitaria generada por la COVID-19 y avanzar en el sistema de dirección por objetivos. En particular, la ATC fomentará el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales.

Con el cambio del contrato de gestión -formalizado mediante una Orden del titular del departamento, Román Rodríguez, al tratarse de objetivos de actividad, no estratégicos-, se persigue dotar al sistema de mayor flexibilidad, dado que las consecuencias de la crisis no pueden evaluarse en su totalidad, y establecer nuevos indicadores con los que medir la actividad desarrollada por la Agencia para avanzar hacia una administración más eficaz y eficiente y, de forma paralela, incentivar que los contribuyentes cumplan sus compromisos correctamente sin dar lugar a actuaciones ejecutivas.

El sistema de dirección por objetivos implantado en la Agencia Tributaria Canaria desde su creación por Ley 7/2014, de 30 de julio, como ente de Derecho público con autonomía de gestión, tiene encomendada la aplicación del sistema tributario canario. No obstante, la actividad de la ATC no se limita a la realización de actuaciones de control y recaudación, sino que además está centrada en prestar un servicio público esencial y en la satisfacción de las expectativas de la ciudadanía, objetivos que se plantean de modo más ambicioso con la Orden suscrita por el consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos.

Por ello, entre los indicadores contemplados con esta modificación del modelo de gestión, se pretende la mejora de la calidad de los servicios de asistencia a los contribuyentes, potenciando la asistencia no presencial; la agilización de la tramitación tributaria reduciendo los tiempos de tramitación de los procedimientos; la prevención y control del fraude con actuaciones encaminadas a la detección del fraude tributario y a la regularización de obligaciones tributarias potenciando su carácter voluntario; y con respecto a las actuaciones recaudatorias, mejorar la gestión y el control de deudas realizada por la ATC.

Estos nuevos indicadores se contemplan en detalle en el Plan de Acción de la ATC para el 2020.

 

 

El Gobierno de Canarias consolida su reputación de buen pagador, a pesar de la crisis y gracias a su liquidez

El vicepresidente y consejero de Hacienda subraya la necesidad de uso del superávit y las transferencias para mantener el compromiso con empresas y autónomos

El Plazo Medio de Pago se situó en junio en 14,3 días, de modo que el actual Ejecutivo ha estado siempre por debajo del período legal de 30 días

El Gobierno de Canarias consolidó en junio su posición como una de las administraciones autonómicas que antes paga a sus proveedores, con un plazo medio de 14,32 días, de acuerdo con los datos enviados por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos al Ministerio del ramo. El dato de junio es, además, el mejor desde enero de 2019.

El actual Gobierno de Canarias ha cumplido todos los meses desde su toma de posesión con el plazo legal de pago a proveedores establecido en 30 días, de manera que ha evitado por el momento las sacudidas económicas provocadas por la pandemia del coronavirus.

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Ejecutivo canario, Román Rodríguez, ha destacado el “escrupuloso” cumplimiento de las obligaciones económicas de la Administración autonómica en un entorno sanitario, económico y social desfavorable, “en el que los proveedores necesitan la certeza de pagos en tiempo y forma”.

Rodríguez aseguró que esta eficaz respuesta de la Administración es más importante si cabe en un momento en el que las pymes y autónomos de las Islas, así como el resto de proveedores de mayor dimensión, precisan de liquidez para poder mantener su capacidad operativa y los puestos de trabajo. “Ese parámetro es fundamental para la evolución de la economía”, puntualiza.

Para que todo ello sea posible, el vicepresidente señala como clave el estado de la tesorería autonómica canaria, que, “con un gran esfuerzo y eficiencia en la gestión, está en una situación de saneamiento y liquidez para cuya continuidad es determinante el uso de nuestro superávit, incluidos los 500 millones de carreteras que el Estado nos debe tras la sentencia del Supremo, y las transferencias por la mayor incidencia de la crisis en Canarias, así como la autorización de endeudamiento si fuese necesario”.

Los datos, publicados en la web de la Consejería de Hacienda, certifican no solo el cumplimiento de la Administración canaria a la hora del abono de las facturas, sino también de los procedimientos intermedios.

De esta forma, se cumple también el denominado Plazo medio de las Operaciones a las que se ha dado conformidad, período que contempla las Operaciones Pagadas y Pendientes de Pago medidas desde la fecha de entrada a su conformidad, que se situó en los 6,73 días. Igualmente se cumple el plazo medio de operaciones pendientes de conformidad para el conjunto de la Administración Autonómica Canaria, con 27,4 días.

En todos los casos anteriores, el plazo máximo para resolver es de 30 días. El Plazo Medio de Pago constituye un concepto especialmente importante en la contabilidad de las administraciones públicas, no solo por su propio objeto, sino porque es uno de los criterios cuyo cumplimiento se exige en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, so pena de aplicarse por el Estado medidas de corrección.

Precisamente, el apartado 6 del artículo 13 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, introducido por la Ley Orgánica 9/2013, de 20 de diciembre, de control de la deuda comercial en el sector público, establece que las Administraciones Públicas deberán publicar su período medio de pago a proveedores.

Nota: los datos del Plazo Medio de Pago de Canarias están disponibles en http://www.gobiernodecanarias.org/hacienda/intervencion/servicios/informes_plazos_pago/

“El reconocimiento a Canarias en el presupuesto europeo 21-27 y el Plan de Recuperación son excelentes noticias”

El vicepresidente y consejero de Hacienda advierte de que “la buena posición del Archipiélago tras el acuerdo del Consejo Europeo no debe perjudicarnos en el reparto del fondo anticrisis en España”

Reclamará que el Gobierno de España sea sensible con las necesidades de las Islas, uno de los territorios más golpeados por la crisis económica

Canarias ha salido bien parada en el acuerdo alcanzado esta madrugada por el Consejo Europeo sobre el marco financiero plurianual de la Unión, con el reconocimiento específico a las Regiones Ultraperiféricas (RUP); pero batallará ahora para obtener la máxima asignación posible en el reparto que hará el Gobierno de España del Plan de Recuperación, también aprobado anoche por los líderes europeos, dijo hoy Román Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos.

Rodríguez destacó las satisfactorias noticias para el Archipiélago en relación con los Presupuestos comunitarios para el período 2021-2027, en el que han quedado salvaguardadas las especificidades del Archipiélago y del resto de regiones ultraperiféricas y se han disipado los nubarrones que se cernían sobre el mantenimiento del trato diferenciado que consagran los tratados y la justicia europeas a estos territorios.

El vicepresidente precisó que, de los 1,074 billones de euros previstos para el Marco Financiero Plurianual, las RUP recibirán específicamente 1.928 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo Social Europeo (FSE) para todo el septenio, con la particularidad de que es la primera vez que este último programa incluye un bloque específico para las RUP de 473 millones de euros. Esos 1.928 millones suponen un notable incremento respecto a los 1.400 del actual periodo 2014-2020.

El método de asignación de los 1.928 millones será en base a la población de cada una de las RUP, con una ayuda europea de 40 euros por habitante y año durante cada uno de los siete años del Marco Financiero. Hasta ahora esta asignación era de 30 euros por habitante y año, lo cual supone para Canarias un aumento de 147 millones de euros, algo más del 30 por ciento, sobre los 513 millones del presupuesto en vigor.

El vicepresidente también se felicitó por el mantenimiento de la actual tasa de cofinanciación de los proyectos europeos en el 85 por ciento, algo que en los últimos meses estaba en entredicho, hasta tal punto que alguna de las propuestas surgidas durante el proceso de negociación la habían recortado al 70 por ciento. Un logro que considera de “gran importancia”. Además, se consolida la asignación de los fondos de cooperación territorial, con 271 millones de euros.

Por lo que respecta a la agricultura, al repasar los distintos documentos manejados durante el fin de semanas sobre la Política Agrícola Común (PAC), se podría deducir una mejoría; pero, comparada con la propuesta inicial de la Comisión, cabría un ligero descenso respecto a las cifras del POSEI en el periodo 2014-2020. No obstante, “este capítulo queda todavía pendiente de negociación y vamos a defender el mantenimiento de las cantidades en vigor”.

Recuperación

Rodríguez señaló que, en todo caso, la buena posición de Canarias en el Presupuesto comunitario no debe ser utilizada como excusa para evitar la participación del Archipiélago en el otro gran acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo: el Plan de Recuperación dotado con 750.000 millones de euros (390.000 en transferencias directas y 360.000 en créditos a devolver en un 70% entre 2021 y 2022) y del que España recibirá 140.000 millones de euros.

“Aspiramos y tenemos el derecho a participar de esos recursos no solo como cualquier otro territorio del Estado, sino como uno de los más golpeados por la crisis económica del Covid y, por tanto, de los que necesitan más ayuda para su plena recuperación”, dijo. “Reclamaremos planes específicos para Canarias, entre ellos, por supuesto en materia turística”.

El vicepresidente señaló, en este sentido, que “ahora toca hacer ese reparto y esperemos que el Gobierno español sea sensible con Canarias dando respuestas diferenciadas, tanto con procedimientos, como en contenidos y cantidades”.

Un nuevo camino

Rodríguez aseguró también que “la Unión Europea afortunadamente se ha dado cuenta de que la respuesta a esta crisis no podía ser de ninguna manera igual a la anterior, cuando se aplicaron las recetas neoliberales del austericidio; la UE -continuó- a pesar de las reticencias del Norte y de algún sector político español, abre un nuevo camino que beneficia a España y a Canarias”.

“Los líderes europeos han entendido que la UE se jugaba su propia razón de ser y finalmente han estado a la altura de las circunstancias, pese a las presiones liberales y de las fuerzas de derecha”, subrayó el vicepresidente.

Una nueva estimación de Hacienda atenúa la previsión de caída de ingresos tributarios para 2020

El vicepresidente del Gobierno adelanta en Fuerteventura que Canarias podría cerrar el ejercicio con una pérdida de 928 millones de euros, por los 1.548 millones previstos en abril

Rodríguez analiza con las instituciones majoreras las respuestas a la crisis sanitaria, ante la que “no hay que bajar la guardia”, y señala que la recuperación económica empieza a notarse

Canarias podría cerrar 2020 con una pérdida de ingresos tributarios de 928 millones de euros con respecto a la previsión contenida en los Presupuestos autonómicos de este año, una cifra que mejora en 620 millones la estimación realizada el pasado mes de abril, según adelantó hoy en Fuerteventura el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno, Román Rodríguez. Esta cantidad hace referencia al total de la recaudación prevista, que incluye los tributos cedidos, los propios y los incluidos en el Bloque de Financiación Canario (BFC).

Rodríguez precisó que la situación económica ha evolucionado en las Islas mejor de lo previsto hace solo tres meses y que, en función de la nueva estimación realizada por la Agencia Tributaria Canaria, las pérdidas para el conjunto de las administraciones canarias serán, por tanto, menores.

“Estos datos mejoran nuestras perspectivas y nos indican que la recuperación económica empieza a notarse en el Archipiélago”, dijo el vicepresidente, quien añadió que “en Fuerteventura, más que en otras islas”.

De acuerdo con esta última estimación de la Agencia Tributaria Canaria, la recaudación total se situaría en los 1.900 millones de euros, mientras que en los Presupuestos de 2020 la previsión era 2.833,7 millones y en el cálculo de abril, 1.248 millones. El próximo mes de septiembre la Agencia volverá a realizar un nuevo cálculo.

Por lo que respecta a los tributos del BFC -cuya recaudación se reparten la administración autonómica y las corporaciones locales en un 42 y un 58 por ciento, respectivamente- esta alcanzará los 1.272 millones de euros; es decir, 641 millones menos de lo previsto en los Presupuestos autonómicos. El cálculo anterior situaba ese recorte en 1.022 millones de euros.

De esta manera, el Gobierno de Canarias perdería con las nuevas previsiones 556,4 millones de euros en todos los conceptos, frente a los 955,6 millones previstos en abril. Por su parte, las corporaciones locales (cabildos y ayuntamientos) dejarían de ingresar 389 millones de euros, en lugar de los 593 millones estimados de abril.

“Estos datos -indicó el vicepresidente- son buenas noticias para los ingresos de Gobierno, cabildos y ayuntamientos”

Rodríguez dio cuenta de la nueva estimación durante una visita institucional a Fuerteventura, en la que se reunió con el presidente del Cabildo, Blas Acosta, y el grupo de gobierno, por un lado; y con los alcaldes de Antigua, Matías Peña; de Betancuria, Marcelino Cerdeña; de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, además del primer teniente de alcalde de Pájara, Fares Roque Sosa, y tercer teniente de alcalde de Tuineje, Francisco Artiles.

El vicepresidente compartió con las instituciones majoreras las respuestas a la crisis sanitaria y económica del Covid-19 y reiteró el compromiso del Ejecutivo de no aplicar recortes en el gasto público ni en las transferencias a las corporaciones locales.

Acosta, que agradeció los compromisos y las explicaciones ofrecidas por Rodríguez, dijo sentirse “más tranquilo y optimista” sobre el futuro más inmediato, especialmente en todo lo relacionado con los ingresos públicos.

Rodríguez recordó, en este sentido, que su departamento no solo ha mantenido intacto el Fondo Canario de Financiación Municipal, sino que también ha eliminado la condicionalidad del 50 por ciento del mismo liberándolo para afrontar gastos derivados de la pandemia y ha adelantado un tercio de su cuantía a los ayuntamientos, 103 millones de euros.

El vicepresidente se refirió también al hecho de que la nueva estimación apunta a una menor pérdida de ingresos para los Cabildos, “aunque sigue siendo importante, por lo que estaremos junto a las corporaciones locales en su reivindicación ante el Estado para que puedan usar los ahorros acumulados en años pasados”.

Además, Rodríguez señaló que la estrategia del Gobierno de Canaria para evitar recortes en el gasto público puede ser imitada por el resto de administraciones canarias “si hacemos las cosas bien y Madrid nos autoriza el uso de nuestros ahorros”, lo que permitirá blindar el bienestar de las familias y mantener los servicios públicos esenciales.

A este respecto, recordó que la utilización del superávit y las transferencias estatales y europeas permitirán evitar recortes este año en Canarias y que si en los próximos ejercicios fuera preciso se recurrirá también al endeudamiento para mantener el gasto público.

En todo caso, la hoja de ruta para la recuperación del crecimiento económico en Canarias en los próximos años se encuentra en el Pacto para la Reactivación Social y Económica, firmado por la práctica totalidad de partidos políticos y agentes económicos y sociales del Archipiélago y que pretende que “ningún canario se quede en la cuneta durante esta crisis”.

El vicepresidente también se refirió a los aspectos sanitarios de la crisis y apeló a la responsabilidad individual para extremar las precauciones y mantener las distancias de seguridad y las medidas higiénicas correspondientes en aras a evitar rebrotes del virus en las Islas.

Visita a las obras del centro sociosanitario

Rodríguez, acompañado del presidente del Cabildo y de algunos de sus consejeros, realizó también una visita a las obras de la nueva residencia sociosanitaria y centro de día para personas mayores del Puerto de Rosario, una infraestructura en la que el Gobierno de Canarias y el Cabildo insular invertirán 10 millones de euros.

Rodríguez se resistirá a cualquier recorte en la prestación de los servicios esenciales

El vicepresidente del Gobierno reitera en el Parlamento que el Ejecutivo canario no subirá impuestos ni despedirá a empleados públicos

El vicepresidente del Gobierno canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, defendió hoy en el Parlamento el papel de lo público como garante de la prestación de servicios básicos -especialmente en momentos de crisis- y rechazó cualquier recorte de este tipo en el Archipiélago.

Rodríguez, que compareció para explicar la política fiscal del Ejecutivo, reiteró que Canarias no subirá impuestos ni reducirá el gasto ni despedirá a empleados públicos a consecuencia de la crisis actual, cosas que sí hicieron los diferentes gobiernos durante la crisis la pasada recesión.

El vicepresidente indicó que este año no solo no se producirán recortes de gasto público, sino que, al contrario, se incrementarán las partidas sociales con respecto a las consignadas en los Presupuestos al menos en 400 millones de euros.

Rodríguez explicó que para financiar esas políticas en un escenario de reducción drástica de ingresos tributarios, el Ejecutivo apuesta por la movilización de los ahorros acumulados en años anteriores, tanto de la propia Administración autonómica como de las corporaciones locales.

Precisamente, Gobierno, cabildos y ayuntamientos canarios han cumplido con las reglas fiscales y disponen de unos 4.000 millones de euros en ahorros generados en la última década, “ahorros que deben ser puestos al servicio de la sociedad canaria, pero necesitamos autorización para ello”, dijo.

El vicepresidente recordó que ya se ha abierto una brecha en la Ley de Estabilidad Presupuestaria con la autorización del Estado a Canarias para utilizar el superávit de los años 2019 y 2018, que asciende a 389 millones de euros, “pero que queremos que se haga extensiva a los 500 millones de la sentencia del convenio de carreteras y también al dinero de remanentes y de superávit de las corporaciones locales”.

Con estos recursos se podría hacer frente este año a la caída de la recaudación por el parón de la actividad económica, estimada en más de 1.500 millones de euros, repartidos de la siguiente manera: 240 millones los ayuntamientos, 390 millones los cabildos y casi 1.000 millones el Gobierno.

A este respecto, Rodríguez precisó que entre enero y mayo la Comunidad Autónoma ha recaudado por el IGIC 520,5 millones de euros, un 31 por ciento menos que en 2019.

De cara al próximo año, el vicepresidente insistió en la necesidad de que Canarias reciba, para mantener el esfuerzo en el gasto público, las correspondientes transferencias del Estado y de la Unión Europea, lo que unido a la actualización de la financiación autonómica y, solo si fuera necesario, al endeudamiento, permitiría al Archipiélago hacer frente a la situación.

Desde esa perspectiva, los Presupuestos autonómicos se sustentarán en la defensa del Estado del Bienestar y , por tanto, se mantendrá el gasto para preservar los servicios esenciales, proteger a las familias, estimular la inversión y apoyar a los sectores productivos del Archipiélago.

Fiscalidad en el sector turístico

Rodríguez también compareció a petición del Grupo Socialista para atacar la economía sumergida en el sector turístico, focalizada especialmente en el subsector del alquiler vacacional.

El vicepresidente, que valoró el carácter insustituible del sector turístico en la economía canaria, señaló que le regulación de esta modalidad depende en esencia de los cabildos y los ayuntamientos y que, en el marco de ese proceso, habrá de articularse la fiscalidad adecuada.

En cualquier caso, Rodríguez aseguró que “lo que queremos es facilitar la competencia legal entre todos los formatos que intervienen en la industria turística, y, por tanto, que toda la oferta, que en muchos casos está fuera de la legalidad o que se realiza de manera habitual sin la suficiente cobertura legal, se legalice, cotice, pague sus impuestos, reúna unos mínimos de calidad y favorezca los derechos de los consumidores”.

El vicepresidente recordó también los pasos que está dando la Consejería de Hacienda para reforzar el papel de la Agencia Tributaria Canaria, con el desarrollo de un plan que abarca no solo el incremento de los medios humanos y materiales, sino también nuevas acciones para facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

“Se trata básicamente de ampliar la base de los contribuyentes, que es la mejor política fiscal, y de facilitar el pago a los que lo hacen y de perseguir a los incumplidores”, dijo.

 

El ISTAC presenta una nueva herramienta de visión online de mapas estadísticos interactivos

El visor permitirá mostrar, de forma gráfica, los datos demográficos, sociales y económicos de Canarias y sus municipios

El objetivo de esta plataforma es acercar la información estadística  la población

El Instituto Canario de Estadística, (ISTAC), dependiente de la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, ha puesto en marcha un nuevo visor online de mapas estadísticos interactivo que permite mostrar un conjunto seleccionado de indicadores estadísticos demográficos, sociales y económicos de Canarias y sus municipios.

Esta herramienta, disponible en la página web  http://www.gobiernodecanarias.org/istac/ , permite descargar al instante una tabla y un informe gráfico completo de estos datos, así como acceder directamente a la publicación oficial del indicador estadístico seleccionado y al resto de visores gráficos existentes.

El director del ISTAC, Gonzalo Rodríguez, asegura que “el objetivo de este proyecto es continuar acercando los datos a la ciudadanía, territorializando la información estadística y facilitando herramientas sencillas que permitan a los usuarios conocer de primera mano los datos más relevantes sobre el archipiélago e, incluso, su propio municipio”.

“Este es el paso previo de un proyecto de mayor envergadura que pondrá a disposición de la población un informe totalmente completo de, prácticamente, todos los indicadores estadísticos analizados en Canarias”, explica.

La herramienta mostrará de forma interactiva la información territorial asociada a cada isla o a cada localidad, en relación a la superficie, perímetro municipal, longitud de costa y altitud del lugar, junto a la información solicitada en tiempo real.

Para obtener una visión más clara, el usuario podrá elegir, tanto la gama de colores, como una combinación frío-calor.

Román Rodríguez: “El Gobierno no va a subir impuestos ni va a recortar el gasto público”

El vicepresidente explica en el Parlamento que el ahorro acumulado por las administraciones canarias, unido a las transferencias estatales y europeas, servirá para hacer frente a la crisis económica

Solo en el caso de que fuera estrictamente necesario, se podría recurrir a un endeudamiento anual de 500 millones hasta 2023

El Gobierno de Canarias combatirá la crisis económica desatada por el coronavirus y hará frente a una eventual emergencia de tipo social sin necesidad de subir los impuestos ni recortar el gasto público, según explicó hoy en el Parlamento el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, “aun cuando estaremos condicionados por las políticas a las que nos vinculen el Estado y la Unión Europea”.

El vicepresidente se refirió, en sucesivas preguntas formuladas por los grupos parlamentarios en la Comisión de Hacienda, a las medidas adoptadas por el Ejecutivo autónomo para hacer frente a los desafíos provocados por la pandemia, al tiempo que adelantó las previsiones que maneja su departamento sobre el particular.

Una gestión que deberá conciliar la pérdida de ingresos derivada de la caída de la recaudación con el aumento del gasto destinado a sufragar los servicios públicos esenciales, el apoyo a los colectivos vulnerable, la inversión y el fomento de los sectores productivos.

Rodríguez precisó que una correcta administración de los ahorros acumulados por las instituciones canarias en los últimos años -unos 4.000 millones de euros- podría mitigar la pérdida de ingresos tributarios.

Si no alcanzara con esta cantidad, el Gobierno acudiría a la vía del “endeudamiento moderado, pactado y temporalizado” para obtener, previa autorización del Ejecutivo central, 500 millones anuales extra de financiación hasta el año 2023.

El vicepresidente recordó que a estas cantidades, que se utilizarán para compensar la pérdida de ingresos, se deberán añadir las transferencias del Gobierno de España y de la Unión Europea, a través de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 y del nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión 2021-2027. En este caso, los fondos recibidos se utilizarían para implementar nuevas políticas, entre ellas las concebidas para luchar contra el cambio climático y la economía digital.

Rodríguez reiteró durante sus intervenciones que el Gobierno de Canarias mantendrá “contra viento y marea” su posición de no elevar los impuestos mientras dure la crisis, aun considerando que la intensificación de una política fiscal progresiva en época ordinaria es determinante para avanzar hacia una sociedad más justa, solidaria y equitativa.

“Estamos en mitad de una crisis que será profunda y no es momento de subir los impuestos, pero tampoco de realizar recortes brutales como hizo el gobierno conservador del PP en la crisis anterior”, señaló.

En esta dirección, subrayó que el Ejecutivo canario pugnará por mantener su actual diferencial fiscal, pero también por el esfuerzo en el gasto público, que permita el mantenimiento de los servicios públicos esenciales y el apoyo a las familias y empresas y a los sectores productivos.

El vicepresidente recordó, en otra de sus intervenciones, las medidas puestas en marcha por la Consejería de Hacienda para combatir los efectos de la crisis; entre ellas, distintas iniciativas de flexibilización de las obligaciones tributarias de los contribuyentes, que han permitido inyectar cientos millones de euros a la economía canaria, o el impulso de una línea de préstamos por 180 millones de euros para pymes y autónomos.

Acierto de Europa

Rodríguez también participó en la Comisión de Asuntos Europeos, donde también se refirió a las iniciativas de reconstrucción puestas en marcha por las instituciones europeas, que “afortunadamente esta vez van en dirección diferente a las que adoptó en la última crisis, basadas en los recortes y el austericidio, y ahora se sustentan en una importante emisión de deuda pública”.

El vicepresidente confió en que Canarias se verá beneficiada por los instrumentos financieros aprobados por la Unión, como el MEDE, el SURE o por el Banco Europeo de Inversiones, pero sobre todo con el aumento de 750.000 millones de euros del presupuesto comunitario para el nuevo período 2021-2027. De esta cantidad extra, dos tercios serían ayudas y el resto, préstamos.

Rodríguez avanzó que el próximo 15 de julio habrá una reunión de presidentes de las regiones ultraperiféricas de la Unión, en la que se analizará la posición común de esto territorios y su participación de los presupuestos europeos a la vista de la situación generada por la pandemia del coronavirus.

El nuevo AIEM inicia su exigente tramitación en las instituciones europeas

El vicepresidente del Gobierno calcula que el expediente se aprobará definitivamente a final de este año el Parlamento de Canarias

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, señaló hoy que la propuesta de renovación del Arbitrio sobre las Importaciones y Entrega de Mercancías en Canarias (AIEM) se encuentra ya en poder de la Comisión Europea, después de que el Gobierno de España, a través de la Representación Permanente en la Unión Europea, haya dado traslado de la misma al Ejecutivo comunitario.

Rodríguez, que explicó en la Comisión de Asuntos Europeos del Parlamento la tramitación del expediente, defendió la total vigencia de este tributo, “que expresa muy bien las singularidades canarias y está diseñado para proteger al sector primario local y a determinadas actividades industriales”.

El vicepresidente recordó que el Gobierno de Canarias aprobó la propuesta de renovación el pasado mes de mayo, después de un largo proceso de diálogo y negociación con todos los sectores concernidos, que lo convierte en un “expediente discutido, evaluado y medido”, en sus propias palabras.

Además, Rodríguez precisó que la propia Unión Europea realiza una vigilancia exhaustiva sobre este tipo de tributación, que va en contra del principio general de libre competencia en el territorio comunitario, precisamente para corroborar que responde a los fines previstos.

A partir de su entrega a la Comisión Europea por parte de las autoridades españolas, responsables de la tramitación del expediente, este será analizado ahora por el propio Ejecutivo comunitario, que lo trasladará al Parlamento Europeo. Una vez dictaminado por esta cámara, deberá ser aprobado por el Consejo Europeo. Finalmente, la propuesta volverá a Canarias, donde el Parlamento deberá promover la preceptiva modificación legal con vistas a su definitiva entrada en vigor. El nuevo AIEM estará vigente entre 2021 y 2027.

Hacienda aprueba inversiones por 50 millones con cargo al Fondo de Compensación Interterritorial

El vicepresidente y consejero del área firma la orden en la que se relacionan los proyectos a ejecutar gracias a este instrumento de financiación de las comunidades autónoma

Rodríguez reitera la necesidad de unos nuevos Presupuestos estatales, que actualicen los programas presupuestarios del REF y ajusten la respuesta pública ante la crisis económica canaria

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias ha aprobado la relación de proyectos a financiar este año con cargo al Fondo de Compensación Territorial, por importe de 50,1 millones de euros.

El vicepresidente y consejero del área, Román Rodríguez, ha firmado la orden en la que se detallan las inversiones previstas y los departamentos autonómicos encargados de su gestión.

Rodríguez ha precisado que la mayor dotación corresponde a la Consejería de Turismo, Industria y Comercio, con 9,3 millones de euros, de los que 8,7 millones se destinarán a la promoción e información turísticas. A continuación se sitúan los proyectos de mejora de seguridad en carreteras, con 8 millones de euros, y las inversiones en obras de carácter hidráulico, con cerca de 6 millones de euros.

La relación también incluye inversiones en infraestructuras judiciales, por 4,3 millones de euros, y en la mejora de la Administración electrónica, por 3,3 millones de euros.

“Se trata de proyectos necesarios para Canarias y que, además, persiguen, en consonancia con la norma reguladora del Fondo, la corrección de desequilibrios en el Estado garantizando la solidaridad entre los diferentes territorios”, explicó el vicepresidente.

El Fondo de Compensación Interterritorial es un instrumento para la financiación de las comunidades autónomas, cuya cuantía se fija anualmente en los Presupuestos Generales del Estado y que incluye dos fondos diferentes: el Fondo de Compensación y el Fondo Complementario.

Actualización presupuestaria

Dado que los Presupuestos estatales están prorrogados desde 2019, el importe correspondiente a Canarias se encuentra inalterado desde el año 2018 y se sitúa en los 50,1 millones de euros.

A este respecto, Rodríguez ha reiterado la necesidad imperiosa de la aprobación de unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2021, que no solo sirvan para actualizar este tipo de partidas concretas, sino que puedan dar una respuesta más ajustada a la crisis económica provocada por la pandemia del Covid-19 en Canarias.

El vicepresidente se refirió en particular a los programas sociales y económicos del REF, vitales para el desarrollo del Archipiélago, en tanto están orientados a compensar las dificultades estructurales de las Islas.