Logo del Gobierno de Canarias

Román Rodríguez resalta la utilidad del Interreg para la proyección de los intereses de Canarias

El vicepresidente del Ejecutivo autónomo señala que el Archipiélago “va a pelear” por “mantener la ficha financiera y mejorar las condiciones” del programa de cooperación territorial para el período 2021-2027

El vicepresidente de Canarias, Román Rodríguez, ha resaltado hoy la utilidad del programa de cooperación Interreg MAC (Madeira, Azores y Canarias), para la proyección de los intereses de Canarias en la Macaronesia y el África Occidental. El vicepresidente, que ha inaugurado este lunes las Jornada Técnica con Proyectos Aprobados en la Segunda Convocatoria del Programa Interreg MAC 2014-2020, ha destacado que se trata de un mecanismo “útil para proyectar nuestros intereses en la región, para internacionalizar nuestra economía, para proyectar nuestros intereses culturales y como pueblo, y para contribuir, junto al resto de territorios, a hacer un mundo mejor”.

Rodríguez recordó que los contenidos del programa permiten esa proyección al estar “vinculados a la investigación, al desarrollo y la innovación, a la lucha contra el cambio climático, a la mejora del funcionamiento de la Administración pública, a la mejora de la productividad y a la diversificación de la economía”.

El vicepresidente hizo hincapié en que “el archipiélago canario, Azores y Madeira son territorios de la Unión en un lugar alejado del continente, y precisamente por eso no solo reclamamos singularidad en las respuestas de las políticas comunes, sino que creemos que podemos abrir oportunidades para las políticas europeas en el entorno regional en el que nos encontramos y, de manera especial, en países terceros vinculados al continente como Senegal, Mauritania o Cabo Verde”.

Período 2021-2027

Rodríguez indicó también que el Gobierno de Canarias trabaja ya para que el futuro Reglamento de Cooperación Territorial Europea 2021-2027 contemple un eje específico de las regiones ultraperiféricas (RUP) que permitirá no solo mantener los fondos para el próximo período, sino mejorar las condiciones de aplicación y adaptación a las normas europeas a las especiales condiciones de las RUP, una mayor implicación financiera por parte de los terceros países y una mejor gestión de su participación en el programa: “Vamos a pelear por mantener la ficha financiera y mejorar las condiciones en un entorno complicado, de tensiones económicas globales entre los grandes bloques, de salida del Reino Unido de la UE y de un proceso de ampliación del movimiento euroescéptico”, señaló el vicepresidente.

El Programa de Cooperación Territorial Interreg Mac 2014-2020 cubre cinco grandes objetivos: potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación; mejorar la competitividad de las empresas; promover la adaptación al cambio climático y la prevención y gestión de riesgos; conservar y proteger el medio ambiente y promover la eficiencia de los recursos; y mejorar la capacidad institucional y la eficiencia de la Administración Pública.

La primera convocatoria contó con 56 proyectos por un total de 55 millones de euros y un presupuesto medio de 970.000 euros. 52 de estos proyectos tienen como beneficiarios principales a entidades de Canarias, que percibirán, como beneficiarios principales o socios, unos 43,2 millones de euros. Esta segunda convocatoria cuenta con 63,8 millones de euros y 67 proyectos aprobados.

La jornada técnica inaugurada este lunes va dirigida a los gestores de proyectos de la segunda convocatoria, resuelta el pasado mes de junio, con el objetivo de ofrecer la información necesaria de tipo técnico para la correcta gestión de los proyectos a lo largo de su ejecución, a la vez que resolver las dudas y cuestiones que se planteen.

Román Rodríguez apuesta por actualizar la Ley Canaria del Transporte

El vicepresidente de Canarias ve razonable la reivindicación de la FET de reactivar la Mesa del Transporte como paso previo a la revisión de la norma autonómica

El vicepresidente de Canarias y consejero de Hacienda del Ejecutivo autónomo, Román Rodríguez, se ha mostrado partidario de actualizar la Ley Canaria del Transporte, en sintonía con las reivindicaciones del sector, con cuyos representantes se ha reunido esta mañana en Las Palmas de Gran Canaria

La reunión, celebrada a petición de la Federación de Empresarios del Transportes de Canarias (FET), giró en torno a una reclamación esencial: la reactivación de la Mesa del Transporte y la actualización de la ley autonómica, que data de 2007. El vicepresidente compartió con los empresarios el papel clave de la mesa para trabajar en la actualización de la ley en función de los nuevos requerimientos tecnológicos en materias como la seguridad o la lucha contra el cambio climático, así como en la adaptación a las normativas europea y española. Igualmente, las partes consideran oportuna la coordinación de competencias entre la Administración canaria y las insulares y locales.

Para Rodríguez, “este es un sector que necesita una regulación adaptada al siglo XXI, y por lo tanto de esa Mesa del Transporte tiene que salir una ley del transporte que actualice, regule y establezca mecanismos de información, de lucha contra el cambio climático”.

“Tenemos una ley antigua, las directivas europeas cambiaron las reglas del juego, la tecnificación es de otro nivel en el siglo XXI y está el problema de la crisis climática. Hay que hacer una apuesta por el transporte colectivo y el transporte profesional”, señala el vicepresidente, para quien la reunión ha servido sobre todo “para poner en valor que el transporte de personas y mercancías en cualquier sociedad es determinante para su funcionamiento y un reconocimiento al trabajo que desempeñan en todos los ámbitos, desde el transporte escolar al transporte discrecional, al colectivo, a los distintos mecanismos de movilidad de las mercancías, taxis, guaguas…”.

José Agustín Espino Flores, presidente de la FET, señaló por su parte que “la operatividad de la Mesa Canaria del Transporte ha sido poca o ninguna en los últimos años, cuando es la herramienta oportuna para debatir los problemas que tienen los distintos sectores. La ley también ha ido quedando obsoleta, no está acompasada con la ley nacional y menos con la europea. Entendemos que hay que reformarla”.

Los transportistas han planteado también asuntos referidos a la Agencia Tributaria y a problemas de expedientes en relación a las ayudas al combustible, que serán tratados con la nueva directora del organismo autonómico, Raquel Peligro, en próximos encuentros.

Rodríguez expone al empresariado las dificultades para diseñar unos Presupuestos sin información precisa

El vicepresidente se reunió hoy con la Junta Directiva de la CEOE-Tenerife para intercambiar impresiones sobre las cuentas canarias de 2020

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, explicó hoy al sector empresarial tinerfeño las dificultades que entraña la confección de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma sin contar con información precisa y básica del Estado sobre sus condicionantes financieros.

Rodríguez, que se reunió con la Junta Directiva de la patronal tinerfeña (CEOE-Tenerife) para intercambiar impresiones sobre las líneas generales de las cuentas canarias para el próximo año, insistió en que la ausencia de datos sobre las limitaciones de déficit público o deuda que ha de fijar el Estado dificultan en extremo la labor de su departamento.

Estas circunstancias, producto de la interinidad del Ejecutivo español y la ausencia de unos Presupuestos en vigor -las cuentas estatales están prorrogadas desde hace dos ejercicios- obligan al Gobierno de Canarias a presentar un proyecto de Presupuestos “desde hipótesis moderadas y prudentes” sobre los ingresos, dijo el vicepresidente.  “A partir de ahí- continuó- determinaremos la capacidad de gasto no financiero de la Comunidad Autónoma”.

A pesar de las limitaciones citadas, Rodríguez aseguró que el Gobierno canario presentará “en tiempo y forma” el proyecto de Presupuestos Generales, “porque es mejor hacerlo de esta manera, aun sin información precisa, que no hacerlo y entorpecer la economía y los intereses generales”.

Precisamente, uno de los objetivos de las cuentas canarias es promover el crecimiento económico y la generación de empleo, a través del fortalecimiento de actividades asociadas a la innovación o investigación; a la economía circular o a la sostenibilidad; y también a la mejora de las infraestructuras y servicios de carácter social.

El vicepresidente explicó que el encuentro con la junta directiva de la patronal tinerfeña es el primero que va a mantener con diferentes organizaciones y entidades empresariales y sociales al objeto de compartir análisis sobre las respuestas que precisa la sociedad canaria y “enriquecer de esta manera las decisiones del Gobierno”.

 

 

 

El Gobierno acometerá una revisión fiscal “selectiva” para sumar recursos contra la pobreza

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, insiste en que las modificaciones tributarias no afectarán a las rentas bajas y que persiguen garantizar los derechos básicos de la ciudadanía

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, defendió hoy una revisión fiscal “selectiva” que permita al Ejecutivo sumar recursos para el cumplimiento de su programa social, especialmente en la lucha contra la pobreza y en el acceso de los ciudadanos a una vivienda digna.

Rodríguez explicó en el Parlamento que “de ningún modo” la política fiscal del nuevo Gobierno afectará a las rentas básicas “ni a la gente de a pie” y que, en cambio, se exigirá un mayor esfuerzo “a quien más tiene”.

El vicepresidente indicó que su departamento trabaja en la elaboración de una propuesta de revisión fiscal, que atenderá en todo caso al actual escenario económico global. “Con rigor y responsabilidad presentaremos al Parlamento un documento en este sentido”, que pretende contribuir, por la vía de los ingresos propios, al fortalecimiento de los servicios básicos y facilitar el ejercicio de derechos consolidados de los ciudadanos “que hoy están quiebra”.

A este respecto, subrayó que el Gobierno de Canarias utilizará todas las atribuciones previstas en el Estatuto de Autonomía para avanzar hacia un sistema fiscal más justo y progresivo, especialmente en un momento en el que el enfriamiento de la economía es un hecho.

“Las crisis siempre hacen daño a los más débiles y las políticas liberales conducen a que haya unos cuantos mucho más ricos y otros muchos muy pobres”, aseguró.

Se trata, precisamente, de que la Administración pública garantice la protección de los sectores más vulnerables de la sociedad y se blinden los servicios esenciales.

El vicepresidente explicó que el Gobierno no renunciará a ninguno de sus objetivos, con independencia de que las circunstancias económicas obliguen a deslizar en el tiempo algunos de los compromisos.

Para ello, el Ejecutivo reclamará hasta el último euro adeudado por el Estado a Canarias y luchará por reforzar la posición del Archipiélago en la negociación sobre los fondos comunitarios. Entre los primeros se encuentran los anticipos a cuenta de la Financiación Autonómica, los recursos derivados del convenio de carreteras y también de las políticas sectoriales vinculadas al Régimen Económico y Fiscal.

“Pero también revisaremos nuestra propia fiscalidad para responder con eficacia a los retos que tenemos planteados -dijo- pensando siempre en los derechos ciudadanos quebrados” y en el crecimiento de la economía y la generación de empleo.

Sobre este último aspecto, el vicepresidente hizo hincapié en la necesidad de fortalecer iniciativas para avanzar en una economía más diversificada, con atención especial a la I+D+I, a la economía circular a o a la sostenibilidad.

Mantenimiento del régimen del pequeño empresario

El vicepresidente también confirmó hoy en el Parlamento la continuidad del denominado Régimen Especial del Pequeño Empresario o Profesional (REPEP), que permite a éstos -si su volumen anual de operaciones no supera los 30.000 euros- liberar de tributación sus ventas.

Ante una pregunta formulada por el Grupo Popular, Rodríguez señaló que el Gobierno comparte esta medida, “razonable como figura de apoyo al pequeño tejido productivo canario.

 

 

Hacienda coordinará con la Seguridad Social el aplazamiento del IGIC por la crisis de Thomas Cook

El vicepresidente del Gobierno y consejero del área reconoce la solicitud de los empresarios, al tiempo que sugiere evitar alarmismos que agraven los efectos

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, expresó hoy que el aplazamiento del cobro del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) solicitado por los empresarios afectados por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook se coordinará con la Tesorería General de la Seguridad Social, organismo que ya ha anunciado que permitirá que se aplacen los pagos de las cotizaciones patronales.

Rodríguez, que establece como prioridad absoluta preservar el empleo en el sector, dijo ser consciente de los problemas a los que se enfrentan no sólo los hoteleros, sino empresarios de actividades complementarias por esta situación sobrevenida. De ahí que el Gobierno haya estado trabajando desde el primer momento de la mano de las organizaciones patronales para evaluar el impacto de la crisis y estudiar medidas que amortigüen sus efectos.

El vicepresidente insistió en que es plenamente consciente de las dificultades que la quiebra de Thomas Cook provocará a las empresas turísticas de Canarias, problemas entre las que destaca la liquidación de la cuota del IGIC correspondiente al tercer trimestre. Por eso, al también consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos le parece razonable la solicitud de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) y la Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia de Santa Cruz de Tenerife (Ashotel) de que se les dé tiempo hasta que vuelvan a disponer de liquidez una vez atendidas las obligaciones salariales.

En cualquier caso, Rodríguez sugirió que todos estos planteamientos se efectúen y estudien sin alarmismos para evitar que las consecuencias de la quiebra de Thomas Cook se agraven artificialmente más allá de lo que sería realista.

Román Rodríguez apela al consenso para mantener los fondos europeos y reforzar la posición canaria en la UE

El vicepresidente del Gobierno alerta de las debilidades del proceso de construcción europea con la proliferación de movimientos contrarios a la Unión

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, apeló hoy al tradicional consenso político y social existente en el Archipiélago en torno a los asuntos europeos para mantener el actual nivel de los fondos comunitarios y reforzar la posición de las Islas como destinataria de políticas adaptadas a su realidad.

Rodríguez, que explicó hoy en comisión parlamentaria las líneas estratégicas de su departamento en materia europea, precisó que las debilidades a las que se enfrenta el proceso de construcción europea “con la proliferación de movimientos contrarios a su espíritu” obligan a Canarias a extremar las precauciones de cara al futuro.

En cualquier caso, el vicepresidente recordó que la amplia cobertura jurídica que amparan las singularidades canarias, recogidas en el Tratado de Funcionamiento de la UE y en la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de diciembre de 2015 suponen una garantía para el mantenimiento del actual estatus.

Rodríguez indicó que la defensa de Canarias ante la UE será uno de los ejes de actuación del nuevo Gobierno y que se concretan, por un lado, en el mantenimiento de los fondos estructurales y de inversión europeos que se fijen en el marco financiero plurianual comunitario 2021-227, y por otro, en la consolidación de todos aquellos programas y políticas moduladas en función de su condición RUP.

En relación con las partidas asignadas específicamente a Canarias por la citada condición, el vicepresidente señaló que se trabajará por mantener el nivel de las ayudas, si bien no se descarta un mejor escenario, a la vista de las positivas propuestas que ha efectuado el Parlamento Europeo sobre la propuesta inicial de la Comisión Europea.

Un borrador inicial que fija unas consignaciones para Canarias de aproximadamente 450 millones de euros anuales durante todo el período y que ahora el Parlamento Europeo y el Consejo deberán negociar y tramitar.

A estos fondos se deberán sumar los que llegarán a las Islas por la aplicación de criterios comunes al resto de regiones europeas, sobre las que aún no se dispone de información precisa.

Al margen de las partidas económicas, el Ejecutivo prestará atención a la participación efectiva de las Islas en programas y ámbitos como el de I+D+I y el nuevo programa Horizon; el llamado mecanismo para conectar Europa; la educación y la movilidad y la cooperación territorial europea.

Del mismo modo, Canarias se enfrentará próximamente a la convalidación de las ayudas de Estado, el mecanismo que hace posible las subvenciones al transporte de mercancías; el Registro de Buques, el AIEM o la propia ZEC, entre otras.

Se trata de unas ayudas que forman parte sustancial y decisiva del fuero canario, puesto que entroncan con la singular fiscalidad de las Islas y determinan las compensaciones que han de recibir por éstas por su situación geográfica.

En referencia al Brexit y su impacto en los productos agrícolas canarios de exportación, como el tomate y el pepino, el vicepresidente señaló que será muy difícil el mantenimiento de las ayudas al transporte y comercialización, porque habría que modificar los reglamentos europeos. Por ello, apostó por plantear medidas compensatorias a la Unión Europea, equivalentes cuantitativamente a las propias ayudas.

 

El Gobierno diseña los Presupuestos de 2020 desde la prudencia sin renunciar a sus objetivos estratégicos

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos explica en el Parlamento las directrices de las cuentas canarias del próximo año

El Gobierno de Canarias diseña los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2020 desde el principio de prudencia -dada la incertidumbre económica y política- pero sin renunciar a sus objetivos estratégicos, según explicó hoy en el Parlamento el vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez.

En una comparecencia solicitada por el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, el vicepresidente señaló que, a pesar de las dificultades a las que habrá que hacer frente, las cuentas canarias se pondrán al servicio del crecimiento económico y la generación de empleo; de una mejor redistribución de la riqueza; de la lucha contra la pobreza y del fortalecimiento de los servicios públicos esenciales.

Rodríguez subrayó que la ausencia de información precisa sobre el margen de maniobra que tendrá la Comunidad Autónoma en relación con el déficit público o el techo de gasto condicionará la elaboración de los Presupuestos.

No obstante, precisó, la Consejería de Hacienda trabajará con hipótesis moderadas, que habrá que ir modulando en función de que se vaya aclarando el escenario financiero. “En todo caso, lo haremos desde los principios progresistas inspiradores de la acción de gobierno recogidos en el pacto firmado por las cuatro fuerzas políticas”, dijo.

Entre esos principios, el vicepresidente destacó el establecimiento de un sistema fiscal justo y progresivo. “Aunque lo hagamos de manera atemperada por las circunstancias económicas -consideró- esta medida resulta fundamental para mejorar la perspectiva de ingresos de la Comunidad Autónoma y poder hacer frente a los gastos de tipo social previstos en el pacto de progreso”.

A este respecto, Rodríguez lamentó el resultado de las políticas liberales del último Gobierno y su fracaso en la previsión de ingresos, debido, entre otras cosas, a una rebaja fiscal irresponsable. “Este desajuste demuestra que las recetas de la derecha de bajar los impuestos para incrementar los ingresos económicos no dan resultados”, subrayó.
Rodríguez recordó que los ingresos tributarios propios de la Comunidad Autónoma serán de 290 millones de euros menos al final de presente ejercicio económico con respecto a la previsión inicial, mientras que los gastos se verán superados en 193 millones de euros.

Además, el vicepresidente alertó de que los Presupuestos del próximo año habrán de recoger ya como gasto consolidado los 120 millones de euros que costará la reducción de jornada de docentes y sanitarios, una medida adoptada por el Gobierno saliente sin cobertura presupuestaria, cantidad a la que hay que añadir otros 65 millones en concepto de actualización salarial.

Rodríguez situó esta medida como ejemplo de los desajustes presupuestarios heredados, a los que habrá que hacer frente para evitar una eventual intervención de las cuentas por parte del Estado.
“Tenemos la obligación de cumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria, aunque sea una norma que no nos gusta”, indicó.

El vicepresidente aseguró que, con independencia de las dificultades de diferente signo que se avizoran, el Gobierno de Canarias cumplirá sus deberes estableciendo unas premisas presupuestarias realistas que permitan avanzar en las directrices ya aprobadas por el Gobierno.

En esta línea y relación con el Estado, señaló que el proyecto de Presupuestos incluirá los 223 millones de euros de entregas a cuenta de la Financiación Autonómica y los 37,7 millones de euros que se adeudan a Canarias por inversiones en carreteras que la comunidad autónoma hizo con cargo a la adenda del convenio con el Estado 2009-2017 firmada durante la anterior legislatura.

Román Rodríguez defiende la máxima apertura de la Vicepresidencia a la sociedad canaria

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos preside la toma de posesión de la directora general de Relaciones Institucionales

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, defendió hoy la máxima apertura de la Vicepresidencia a la sociedad canaria a través de sus instituciones y organizaciones cívicas.

Rodríguez, que presidió el acto de toma de posesión de la directora general de Relaciones Institucionales de la Vicepresidencia, Carmen Nieves Gaspar, consideró que la articulación de un cauce de comunicación, diálogo y consenso entre este departamento y el conjunto de la sociedad resulta fundamental para avanzar en los compromisos políticos adquiridos ante la ciudadanía.

El vicepresidente destacó la dilatada experiencia de la nueva directora general en el ámbito profesional y en la gestión pública como alcaldesa de Granadilla de Abona, “lo que sin duda contribuirá al cumplimiento de los objetivos que nos hemos marcado y a servir de la mejor manera al interés general de todos los ciudadanos”.

Carmen Nieves Gaspar es licenciada en Derecho por la Universidad de La Laguna, ha ejercido la abogacía y ha desempeñado también el cargo de jueza sustituta en el juzgado de Valverde entre los años 1996 y 2001.

Entre 2007 y 2011 fue alcaldesa del municipio tinerfeño de Granadilla de Abona.

Román Rodríguez se reúne con el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife

El vicepresidente y consejero de Hacienda avanza a los dirigentes camerales los objetivos generales de su departamento

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, se reunió hoy con el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, y la directora general de esta organización, Dolores Pérez.

Durante el encuentro, el vicepresidente explicó a los dirigentes camerales los principales objetivos de legislatura del nuevo Gobierno de Canarias, especialmente aquellos relacionados con la política presupuestaria y las relaciones del Ejecutivo con el Estado y la Unión Europea.

Al encuentro asistieron también el director general de Coordinación y Apoyo a la Vicepresidencia, Miguel Angel Pulido; la directora general de Relaciones Institucionales de la Vicepresidencia, Carmen Nieves Gaspar, y el director general del Gabinete de la Vicepresidencia, Martín Marrero.

Se trata del primero de los contactos que el vicepresidente del Gobierno tiene previsto mantener en las próximas semanas con representantes de las organizaciones económicas y sociales de las Islas.

 

Rodríguez sitúa la defensa del fuero canario ante Madrid y Bruselas como su máxima prioridad

El vicepresidente y consejero de Hacienda subraya que su exquisita observancia es clave para desarrollar la agenda social y los compromisos del Gobierno para generar economía y crear empleo

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, situó hoy como su máxima prioridad la defensa del fuero canario ante la Administración del Estado y las instituciones europeas.

Rodríguez, que compareció hoy en la Comisión de Hacienda del Parlamento de Canarias, subrayó que el cumplimiento estricto de las normas que consagran las singularidades de las Islas será determinante para hacer frente a un contexto económico desfavorable y para dar respuesta a las obligaciones de carácter social incorporadas en el nuevo Estatuto de Autonomía y al programa de gobierno.

El vicepresidente detalló los principales objetivos del departamento para la recién iniciada legislatura en los tres ámbitos fundamentales de competencias que desarrolla: los asuntos europeos, las relaciones con la Administración central y la política presupuestaria y fiscal.

En relación con el Estado, Rodríguez insistió en que el Gobierno reclamará hasta el último euro pendiente de transferir a la Comunidad Autónoma y que, además, promoverá un cambio del sistema de financiación autonómica, especialmente en la desvinculación de sus recursos de aquellos pertenecientes al REF, “tal y como recoge ya nuestro Estatuto”.

“Este -continuó- es un elemento central y, aunque será difícil, tenemos el blindaje normativo preciso para hacerlo cumplir”.

Rodríguez también defendió la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -de modo que las comunidades autónomas puedan destinar su superátiv a gasto público- además del cumplimiento del REF, “sobre todo los aspectos de carácter social y los vinculados a los sectores económicos”.

De igual modo, se refirió a la necesidad de garantizar que Canarias reciba unas inversiones estatales equiparables a la media de inversión regionalizada en todo el Estado.

En relación al Estatuto de Autonomía, indicó que el Gobierno trabajará por el desarrollo de los derechos y obligaciones contenidos en la norma, entre ellos la renta de ciudadanía, además de exigir al Estado el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el convenio de carreteras.

Con respecto a la Unión Europea, el vicepresidente apeló a la renovación del consenso parlamentario “que siempre ha permitido la máxima defensa de los intereses de Canarias”, más aún en un momento desfavorable con un riesgo cierto de desaceleración económica y con la más que probable abrupta salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

En esta línea, Rodríguez insistió en la necesidad de que la Unión Europea respete la condición de región ultraperiférica de Canarias y, en consecuencia, module sus políticas, particularmente en ese escenario de incertidumbre.

En concreto, el Gobierno de Canarias defenderá que en el nuevo marco financiero Comunitario 2021-207 no reduzca de forma significativa los fondos estructurales y de cohesión o que se mantenga el presupuesto actual del POSEI frente a la propuesta inicial de reducción del 3,9 por ciento de la Comisión Europea, entre otros aspectos.

En esta misma materia, el Ejecutivo autónomo instará al establecimiento de medidas compensatorias para atenuar el impacto en Canarias de la salida del Reino Unido de la Unión Europea; de manera específica, en el sector turístico y en las producciones de exportación de tomates y pepinos.

Necesidad de recursos

El vicepresidente aseguró que el cumplimiento del programa de gobierno suscrito por los cuatro partidos firmantes del Pacto de Progreso precisa de recursos que lo hagan posible, por lo que insistió en la necesidad de revisar determinados aspectos de la fiscalidad canaria para avanzar hacia una sociedad más justa, solidaria, integradora y sostenible.

“No necesitamos ningún pretexto -continuó- para aplicar una política fiscal justa y suficiente, y que permita avanzar en los derechos sociales, en la renta de ciudadanía, en la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad, en la economía circular, pero también en la mejora de equipamientos, infraestructuras y servicios”.

Una política fiscal que también se enfocará hacia la lucha contra el fraude, con el refuerzo de los recursos de la Agencia Tributaria Canaria.