Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Autorizada una emisión de deuda apta para la RIC para ejecutar un proyecto privado de inversión del Grupo Martinón

Los fondos captados se destinarán a la reforma de la planta hotelera e instalaciones industriales de la sociedad

El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, autorizó este jueves una emisión de deuda a efectos de materialización de la Reserva para Inversiones de Canarias (RIC) realizada conjuntamente por las entidades Viola Teidea y Cardumen Capital. El expediente cuenta con informe vinculante favorable de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

En concreto, se trata de materializar la RIC vía emisión de instrumentos financieros a emitir por la entidad financiera que promueven los peticionarios, ya sean instrumentos de patrimonio o valores representativos de deuda, en función del perfil del inversor, para ejecutar un proyecto privado por importe de 5,4 millones de euros de reforma de la planta hotelera e instalaciones industriales de las sociedades del Grupo Martinón S.L.

Los fondos captados serán entregados a las sociedades mercantiles operativas encargadas de llevar a cabo los proyectos de inversión mediante la suscripción de acciones o participaciones de capital emitidas por tales sociedades, o instrumentos de deuda como préstamos, préstamos participativos, préstamos subordinados, créditos, bonos, obligaciones, etc.

Dichas sociedades mercantiles, integradas dentro del Grupo Martinón Grumasa S.L. (GRUMASA), son Panorama XXI S.L, Fataga S.A. e Intercasa S.A.

Las inversiones a realizar por estas sociedades mercantiles operativas se acometerán antes de la emisión de los instrumentos financieros con fuentes transitorias de financiación (recursos propios o endeudamiento con terceros), para luego ser sustituidas por la financiación procurada por los suscriptores de los instrumentos financieros declarados idóneos para la materialización de la RIC; es decir, la devolución del endeudamiento original o de los recursos propios aportados con los fondos captados mediante la emisión.

Esta inversión previa se justificaría por la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, dado que los establecimientos hoteleros han tenido que cerrar, siendo este el mejor momento para acometer las reformas al no tener que compaginarlas con huéspedes.