Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Creado un grupo de trabajo para el desarrollo y puesta en funcionamiento de los Edificios de Servicios Esenciales

Estará compuesto por personas de perfil técnico de distintas consejerías y organismos, que se encargarán del seguimiento y control del proyecto

El Consejo de Gobierno acordó este jueves, 20 de mayo, crear un grupo técnico  de trabajo, de carácter interdepartamental, para el desarrollo y puesta en funcionamiento de los nuevos Edificios de Servicios Esenciales (ESE), que estará compuesto por dos personas pertenecientes a distintos departamentos y organismos públicos del Ejecutivo canario competentes en materia de Seguridad y Emergencias, Telecomunicaciones, Atención Ciudadana y Patrimonio, así como del Servicio Canario de la Salud y de la Sociedad Mercantil Pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias.

Cada uno de estos departamentos aportará dos técnicos al grupo, que se encargará del seguimiento y control del proyecto, así como de su coordinación interdepartamental.

El Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Patrimonio y Contratación, tiene previsto construir en esta legislatura dos edificios en Gran Canaria y Tenerife, que aglutinen los servicios esenciales del Ejecutivo autonómico, los llamados servicios 24 x 7 (24 horas los 7 días de la semana) y que están relacionados con el acceso al sistema de seguridad y emergencias, coordinación sanitaria urgente, policía, rescate, centro de proceso de datos, atención personalizada y teleasistencia social, atención y control de edificios de infraestructuras críticas, control de infraestructuras viarias, etc. Se trata de edificios gemelos para poder garantizar la seguridad y la prestación continua de todos esos servicios, de modo que, en caso de desactivación accidental de uno, el otro puede asumir sus funciones coyunturalmente.

Estos edificios albergarán, entre otros, los actuales servicios del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad 1-1-2, así como el Teléfono de Atención a la Ciudadanía 012 y los centros de proceso de datos del Gobierno.

Se pretende con ello dar solución a la actual localización dispersa de infraestructuras, que propicia problemáticas de movilidad, conectividad e interrelación, así como lograr una modernización de una gran parte de las mencionadas infraestructuras, creando unas instalaciones adaptadas a la normativa vigente que cubran la demanda de las prestaciones actuales y dispongan de recursos tecnológicos suficientes y adecuados.

En este sentido, los nuevos Edificios de Servicios Esenciales permitirán optimizar los recursos propios de diversas Consejerías del Gobierno, tanto en situación ordinaria, como de respuesta ante una situación extraordinaria de emergencia o crisis.

Asimismo, con la puesta en funcionamiento de estos dos edificios se dotará de un instrumento operativo a los diferentes departamentos y organismos públicos que facilite la acción conjunta entre ellos, la coordinación de sus recursos y su engranaje en la estructura del Gobierno, facilitando, a su vez, un cauce operativo adecuado y razonable de comunicación entre las diferentes las administraciones públicas.

También se pretende modernizar las prestaciones tecnológicas en cuanto a comunicaciones, detección de alerta y capacidad de respuesta; facilitar una economía de escala mediante la eliminación de la dispersión de los distintos servicios (seguridad, mantenimiento, limpieza, gestión de residuos, etc.); centralizar los medios personales y materiales para un óptimo control y coordinación de los mismos, racionalizando los espacios y las asignaciones funcionales y cometidos de los distintos servicios, así como la necesaria interrelación de los mismos.

Y, por último, y más importante, garantizar la continuidad en la prestación de los servicios esenciales las 24 horas, coordinando de forma eficiente dichos servicios del Gobierno de Canarias y de otras organizaciones.

Se trata, en definitiva, de establecer centros de gestión y coordinación de los servicios esenciales que permitan optimizar bien los recursos operativos en situación ordinaria, para actuar mejor ante una situación extraordinaria o de crisis.