Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Filmoteca Canaria proyecta un nuevo bloque de cortometrajes polacos de animación

La segunda sesión del ciclo ofrece ocho cortometrajes premiados

La retrospectiva muestra ocho trabajos realizados entre 1963 y 2015, mañana, martes 18, en Gran Canaria, y el jueves 20 en Tenerife

Filmoteca Canaria continúa esta semana con el ciclo ‘Una mirada a la animación polaca’. En esta ocasión proyectará un segundo bloque de cortometrajes realizados entre los años 1963 y 2015, que constituyen una retrospectiva sobre lo más destacado y premiado en este formato. La sesión será mañana, martes 18, en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria, y el jueves 20, en La Granja Espacio de Creación, en Santa Cruz de Tenerife, a las 19.00 horas, en colaboración con el Festival Animayo y el Instituto Polaco de Cultura de Madrid.

En esta segunda entrega del ciclo se ha programado la proyección de ocho cortometrajes de diferentes autores y variadísima temática, pero que tienen en común haber sido reconocidos en muchísimos festivales del género.

La programación es la siguiente:

‘Cserwone i czarne’ (Rojo y negro), de Witold Giersz. 1963. Llena de suspenso, humor y giros inesperados, esta es una historia sobre el conflicto entre dos colores, el rojo, simbolizado por un torero y el negro, al que da vida un toro bravo. Manchas de colores trajeron perfectamente a la vida en una corrida de toros en la que parece que todo va mal. Premiado en festivales en Alemania (Oberhausen), Francia (Cannes), Australia (Melbourne) y Estados Unidos (California).

‘Slodkie rytmy’ (Sweet Rhythms), de Kazimierz Urbański. 1965. Cortometraje abstracto que muestra la producción de la miel. Una combinación de varias técnicas de animación, incluidas algunas que no conllevan el uso de cámaras. Los fotogramas obtenidos de esta manera interaccionan con fotografías realistas para crear un baile de formas abstracto. Premiado en Alemania (Oberhausen), EEUU (Nueva York), Reino Unido (Londres), Portugal (Espinho), Japón (Chitose) y Francia (Poitiers).

‘Syn’ (hijo), de Ryszard Czekala. 1970. Un hijo, cuya educación conllevó muchísimos sacrificios, se olvida de sus padres, campesinos que trabajan duramente en sus tierras. Cuando vuelve de visita, sus padres no consiguen comunicarse con él.  Premiado en Polonia (Cracovia), Alemania (Mannheim) y Nueva Zelanda (Auckland).

‘Solo na ugorze’ (‘Solo in a fallow field’), de Jerzy Kalina. 1981. Un hombre se acicala y viste para salir a trabajar. Le pone a su caballo el arado y comienza a labrar la tierra. El arduo y monótono trabajo se une a la canción patriótica “Ukochany kraj, umilowany kraj…”. Premiado en Polonia (Cracovia).

Tajemnica Góry Malakka’ (The mystery of Malakka Mountain), de Jakub Wroński, 2012. Junior es un niño de seis años excepcionalmente maduro. Hace comentarios existenciales originales, más bien escépticos. Tiene una voz noble, masculina y le encanta fumar. Cubierto de humo de cigarrillo, contempla a su familia y sus complejidades psicológicas. Cuando su padre, un famoso piloto, se estrella misteriosamente en China y es acusado de traición, Junior se embarca en un viaje para desentrañar el misterio de su peculiar desaparición. Ha obtenido una veintena de premios en diferentes festivales del mundo.

Ziegonort’, de Tomasz Popakul, 2013.  En un pequeño pueblo costero, un padre ocupado trata de entrenar a su hijo adolescente para el trabajo de un pescador. El niño-pez introvertido tendrá que enfrentarse a la primera competencia seria. El mundo descubierto por el niño está lleno de signos alarmantes y observaciones fascinantes que a menudo lo aterrorizan. La intrigante animación gráfica de Popakul trata de describir la ansiedad de un adolescente que está saliendo de la edad. Ha obtenido una veintena de premios en diferentes festivales del mundo.

Dokument’, de Marcin Podolec, 2015. Retrato de un padre, cuyos hijos viven sus propias vidas lejos de él. Premiado en Polonia y en Brasil.

‘Sztuka spadania’ (‘Fallen art’), de Tomasz Baginski, 2004. Un relato animado sobre excéntricos oficiales retirados que, lejos de la civilización, se dedican a entretenerse a hacer formas extrañas y misteriosas. El debut de Tomasz Baginski, nominado al Oscar, por “Cathedral”, se inspiró generosamente en la estética de Zdzisław Beksinski, mientras que aquí se evidencia la inspiración del arte de Jerzy Duda-Gracz. Premiado en Estados Unidos (Beverly Hills), Alemania (Stuttgart), Austria (Linz), Irán (Tehran), Albania (Tirana), Reino Unido (Londres).

Etiquetas