Logo del Gobierno de Canarias

Un experto asegura que el Plan Canario de Inmigración y Convivencia Intercultural «contribuirá a la paz social»

La consejera de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familias del Gobierno de Canarias y su equipo mantienen un encuentro de trabajo con el experto Carlos Giménez Romero, especialista internacional en migraciones

En el encuentro, promovido desde el Programa Canarias Convive, se abordó el estado actual del Plan Canario de Inmigración y Convivencia Intercultural

El proceso de elaboración del Plan Canario de Inmigración y Convivencia Intercultural sigue el recorrido previsto de cara a su próxima aprobación por parte del Gobierno regional, en estas últimas semanas contrastando las medidas propuestas y la ficha financiera con el amplio número de centros directivos que se relacionan con su ejecución. En este proceso, la Consejería de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familias, responsable de su elaboración, ha mantenido un encuentro de trabajo con Carlos Giménez Romero, especialista en el estudio de las migraciones internacionales y sus efectos e implicaciones allí donde se manifiestan.

La consejera, Candelaria Delgado, expuso en el encuentro las últimas iniciativas que ha promovido el Gobierno de Canarias en las distintas materias que aborda el Plan, incluyendo los esfuerzos en la esfera de la cooperación con la vecindad africana, para incorporar una visión más completa de la gestión de las migraciones y buscando incidir en sus causas estructurales. Asimismo, apostó por dinamizar distintas fuentes de financiación europea para cubrir algunas de las líneas de actuación del plan.

Por su parte, el catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid hizo énfasis en las bondades del plan y en las dificultades que se podría encontrar durante su aplicación, planteando que, en su proceso de socialización, se visibilice que el ejercicio de planificación estratégica realizado está orientado al conjunto de la población residente en el archipiélago, afirmando entonces que “el Plan es bueno para todas las personas residentes, porque, sobre todo, persigue contribuir a conformar una sociedad más incluyente donde sea posible vivir en paz”.

Giménez además destacó la apuesta clara que se viene haciendo en Canarias por comprender mejor su realidad migratoria y buscar fórmulas para que no se convierta en un problema insoslayable para la región, sino para que sea una oportunidad tanto para las personas que se desplazan como para su comunidad de acogida. “El proceso del plan está contribuyendo a construir la sociedad regional, considerando su creciente diversidad cultural”.

El especialista, ligado a la elaboración de planes de variado alcance territorial en distintos momentos, subrayó tres elementos esenciales del Plan Canario, a saber, sus finalidades, sus contenidos y su proceso de elaboración, destacando el valor de aplicar una metodología participativa que ha sumado casi un millar de personas y sus aportaciones a un ejercicio que no suele superar las 300. También destacó sus principales líneas de acción o ámbitos, particularmente las que atañen a la condiciones de vida de las personas y hace referencia a sus derechos esenciales, junto a las que tocan la esfera de las relaciones y los aspectos colectivos (lucha contra la discriminación, convivencia intercultural y participación social).

Asimismo, se expresó en el encuentro la idea de que el Plan Canario supone, en estos momentos, la apuesta más clara en España para involucrar a la sociedad en la planificación ligada a las migraciones, a la gestión de la diversidad cultural y a la promoción de la convivencia intercultural. Y en esa dinámica, incluso, hay que contar con las personas que se encuentran fuera de la región, parte del capital humano del archipiélago que puede aportar muchos elementos de valor al proceso iniciado.

El proceso seguido está aportando conocimiento a la región sobre cuestiones bastante complejas, a veces “conocimiento social aplicado”, que se valora cada vez más en el contexto internacional, conceptualizado como ciencia ciudadana. Y en este sentido, se hace igualmente hincapié en la necesidad de promover adecuados procesos de socialización del Plan una vez se apruebe, para que llegue al mayor número de personas, organizaciones e instituciones.

Las personas presentes coincidieron en que el Plan debe ser entendido como una oportunidad para la Comunidad Autónoma, en la medida en que puede facilitar que se aborden cuestiones relevantes que son de interés para el conjunto de la ciudadanía canaria ligadas a la movilidad y sus efectos. También supone una referencia positiva para otros procesos de planificación participativa que se pretendan realizar en la región, puesto que la experiencia, ligada al enfoque comunitario, ha sido exitosa.

Para muchas personas, este plan supone una “esperanza grande”, señaló Carlos Giménez, sobre todo en un contexto general donde las propuestas están siendo cada vez más restrictivas hacia la movilidad, o se fundamentan en la contención y la externalización de la gestión de las fronteras europeas. Y en ese mismo sentido, Candelaria Delgado apostó por “reforzar el papel de las regiones en el tratamiento de un asunto que es esencial para el presente y futuro europeo”.

El encuentro tuvo lugar en el Parlamento de Canarias, presidido por Candelaria Delgado Toledo, consejera de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familia del Gobierno de Canarias, contando con la participación de Elisabet Santana Rosales, directora general de Servicios Sociales Inmigración, y Aránzazu Feliú Villalba, jefa de sección de inmigración. Participó asimismo el equipo técnico del Programa Canarias Convive, dirigido por el profesor de la ULL Vicente Manuel Zapata Hernández y coordinado por Alexis Mesa Marrero.

Carlos Giménez Romero es catedrático emérito de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Madrid. Una de las personas más reconocidas tanto en España como a escala internacional en el estudio de las migraciones y su incidencia en las sociedades de acogida. Ha trabajado también en la esfera de la mediación intercultural, siendo mediador en conflictos en América Latina. Director del Instituto Universitario de Derechos Humanos, Democracia y Cultura de Paz y No-Violencia (DEMOS PAZ) y Fundador del IMEDES Instituto Universitario de Investigación sobre Migraciones, Etnicidad y Desarrollo Social. Ha participado en los Planes Estratégicos de Ciudadanía e Inmigración del Gobierno de España. Fue el codirector, junto a Marco Marchioni, del proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural que se desarrolló en 40 territorios de toda España entre los años 2010 y 2020, financiado por la Obra Social «la Caixa», contando con dos experiencias en Canarias: una en San Bartolomé (Lanzarote) y otra en Taco (San Cristóbal de La Laguna, Tenerife).

Etiquetas