Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

Hacienda programará fondos europeos para el balneario de la Fuente Santa  

La idea es que los 10 millones que iban a destinarse para ese proyecto en el FDCAN se liberen para otras necesidades en La Palma

El vicepresidente destaca su compromiso con la isla tras la erupción volcánica y asegura que “todo lo que hagamos, será poco”

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, manifestó este lunes que programará fondos europeos para el proyecto del balneario de la Fuente Santa, ubicado en la localidad palmera de Fuencaliente.

Durante su intervención en la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior del Parlamento de Canarias, Rodríguez detalló que solicitó al presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, “un proyecto maduro” y convinieron “programar el proyecto de la Fuente Santa en los fondos europeos, de manera que los recursos que estaban previstos para ese asunto en el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) se puedan liberar ahora para otras necesidades de la isla”.

“Me he visto con los empresarios –prosiguió el vicepresidente– y me han pedido más medidas fiscales que ya estamos instrumentando e interpreto que todo lo que hagamos por esa isla, es poco”, dijo en relación con los efectos causados por la erupción volcánica.

Del mismo modo, Rodríguez también explicó que, tras su entrevista con el director general de Política de Cohesión durante su última visita a Bruselas, “podemos aspirar al 2,5 por ciento del daño del Fondo de Solidaridad habilitado por la Comisión Europea, al que se accede si reúnes una serie de requisitos. Esta cantidad equivaldría a unos 24,5 millones de euros. Es una cifra muy pequeña que, además, no puede destinarse a gastos de reconstrucción sino a gastos de respuesta inmediata en infraestructuras públicas. Por esa razón, la respuesta a todo lo que se articule para la reconstrucción de la isla tendremos que encontrarla en los presupuestos estatales, canarios, insulares y locales”, precisó.

Román Rodríguez, por último, recordó que es consciente de “la preocupación de los afectados, pero es la Comisión Mixta, en la que está el Gobierno de España con cuatro de sus ministerios y a la que el presidente del Gobierno ha asistido ya a unas cuantas reuniones, la que debe liderar ese aspecto. En ello está también el Gobierno de Canarias, con su presidente a la cabeza y otros tres departamentos; está el Cabildo de La Palma y también las tres alcaldías. En esa Comisión Mixta se concitan todos los poderes públicos para responder a los retos. Y, luego, también hay otra comisión, de este Parlamento, que entiende y estudia la reconstrucción junto a departamentos del Gobierno que actúan sobre el terreno junto a los Ayuntamientos afectados y el Cabildo de La Palma”.

“Desde mi espacio –prosiguió– facilitaré el trabajo a cada ámbito en el que tengo responsabilidades. Vamos a conseguir el máximo de fondos europeos, no solo el de Solidaridad, sino ordinarios y extraordinarios, como en el caso de la Fuente Santa. El propio director general me reconocía en Bruselas que ese fondo era pequeño, pero es el que hay y debemos entender que, para esta catástrofe, con los daños que ya se han certificado, aspiraremos a esos 24,5 millones que tienen las limitaciones que tuvieron siempre. El problema es que aquí también hay gente que habla sin saber”, concluyó.

Autodeterminación del pueblo saharaui

Por otro lado, Rodríguez también mostró su postura personal sobre el asunto de la autodeterminación del pueblo saharaui. “No hablaré en nombre del Gobierno porque aquí no todos los partidos que lo sustentamos mantenemos la misma posición. Por razones de justicia y legalidad, hay que respetar el derecho de los pueblos a la libre determinación. Lo recoge el Derecho internacional y lo ha reiterado el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Por tanto, aquí toca respetar la legalidad y los Derechos Humanos como principios fundamentales”.

Reiteró que, a su juicio, “no puede ser que los intereses económicos y geopolíticos se impongan a las leyes y a los derechos. Me parece que es un flaco favor al futuro y ya veremos lo que este nos depara. Creemos que las relaciones de buena vecindad son una obligación, pero estas deben ser de respeto y de igualdad”.

En este sentido, agregó que “sean quiénes sean los que se coloquen del lado de Marruecos, nosotros no las compartimos y las combatimos. De hecho, para explicar la posición del Gobierno de España vendrá el día 26, aquí a Canarias, el ministro Albares y mi compañero Pedro Quevedo lo interrogará este miércoles en una interpelación parlamentaria”.

“No estamos de acuerdo –continuó Rodríguez– con el cambio de posición del Gobierno de España. Nos parece un error estratégico porque, cediendo a las presiones y al chantaje, no se alimentan las posiciones justas. Detrás de la posición marroquí está una postura inaceptable sobre la inmigración y una postura inaceptable sobre el expansionismo territorial. Ahora tocan dos grandes tareas, definir de una vez la mediana equidistante y no aceptar que se discuta utilizando el territorio del Sahara y sus aguas como punto de partida porque es ilegal”.