Logo del Gobierno de Canarias

Transición Ecológica cofinancia la instalación fotovoltaica de la residencia sociosanitaria de Arafo

Arafo

José Antonio Valbuena indica que la Consejería ha aportado más de 28.000 euros y recuerda que las administraciones públicas deben ser un modelo para la sociedad en la transición energética

La actuación permite que la residencia sociosanitaria María Auxiliadora obtenga la certificación energética A con una instalación que alcanza los 27.300 vatios pico y cubre el 40% de su demanda

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha cofinanciado, a través de los fondos para la mejora de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en infraestructuras públicas cofinanciados con FEDER en el ámbito del Programa Operativo de Canarias, al Ayuntamiento de Arafo una instalación fotovoltaica de autoconsumo en la cubierta de la residencia sociosanitaria María Auxiliadora.

El consejero regional del Área, José Antonio Valbuena, explicó que, del presupuesto de 50.140,32 euros, la Consejería ha aportado 28.115,07 euros. “Las administraciones públicas debemos implicarnos y ser un modelo para la sociedad al realizar la transición energética en todas nuestras instalaciones. En el marco normativo que hemos diseñado para Canarias está previsto que destinen el dinero que ahorren con estas instalaciones a ayudar a los ciudadanos a realizar sus propias instalaciones”.

El alcalde de Arafo, Juan Ramón Martín, aseguró que “esta instalación cumple con nuestro objetivo de reducir el consumo energético, impulsar la implantación de energías renovables y minimizar los daños al medio ambiente, además, de facilitar un ahorro en la factura eléctrica que nos permitirá destinar esos fondos a otro tipo de medidas para mejorar el municipio”. Martín explicó que la residencia sociosanitaria María Auxiliadora es la primera de las actuaciones previstas para promover un uso inteligente y sostenible del gasto público. “Creemos firmemente que tender a la autosuficiencia energética y la gestión eficiente de la energía es un deber de la administración con la ciudadanía.”

La instalación concluida en la cubierta de la residencia del municipio cubre el 40% de la demanda energética del centro, con 27.300 vatios pico y generará unos excedentes de unos 8,41 Megavatios hora anuales, que se verterán a la red y que servirán para reducir, aún más, el importe de la factura eléctrica mensual mediante el mecanismo regulado de compensación de excedentes en factura.

De esta forma, este edificio público obtiene la certificación energética A, que distingue a los edificios con una alta calificación en términos de eficiencia energética, consumos optimizados y reducción de las emisiones de los nocivos gases de efecto invernadero.

La instalación de energía fotovoltaica no tiene partes móviles ni elementos vibrantes, por lo que no genera ruidos asociados que puedan interferir en el descanso y bienestar de las personas. Desde el Ayuntamiento tuvieron en consideración este punto para velar por la comodidad de los usuarios de la residencia, los familiares que normalmente hacen uso de las instalaciones y los vecinos y vecinas colindantes.

La nueva planta fotovoltaica requiere un mantenimiento mínimo y todos los elementos suministrados, así como la instalación en su conjunto, están protegidas frente a defectos de fabricación, instalación o diseño por una garantía de tres años, salvo para los módulos fotovoltaicos, que será de ocho.

Etiquetas