Logo del Gobierno de Canarias
Descargar como PDF

El Insular-Materno Infantil realiza cirugía guiada mínimamente invasiva de lesiones pulmonares

La técnica denominada ROLL pulmonar o localización radiodirigida de lesiones ocultas es un procedimiento multidisciplinar que implica a los Servicios de Medicina Nuclear, Radiodiagnóstico y Cirugía Torácica

El Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil, centro dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha realizado con éxito la técnica ROLL pulmonar a un total de diez pacientes desde el pasado mes de noviembre de 2020

La técnica ROLL (Radioguided Occult Lesion Localization) pulmonar, que realizan con estricta coordinación especialistas de Medicina Nuclear, Radiodiagnóstico y Cirugía Torácica, consiste en la extirpación intraoperatoria radioguiada por cirugía mínimamente invasiva de lesiones pulmonares de pequeño tamaño, previa inyección intra o perilesional de un radiofármaco mediante punción guiada por TAC.

Su uso está indicado para localizar nódulos o lesiones subsólidas pulmonares de pequeño o mediano tamaño, que no se visualizan en la superficie pulmonar y requerirían de una toracotomía por parte del cirujano torácico para su palpación y extirpación. La profundidad de los nódulos hasta la superficie pulmonar no debe ser mayor de 3 cm y el tamaño de la lesión debe ser al menos de 4 mm. Mediante esta técnica se realiza la extirpación de los nódulos mediante una cirugía mínimamente invasiva.

El procedimiento se inicia en la sala de TAC del Servicio Radiodiagnóstico donde el radiólogo, una vez posicionado el paciente e identificado el nódulo pulmonar por tomografía, introduce bajo anestesia local una aguja 22 G hasta situar su punta adyacente al nódulo; a continuación el médico nuclear conecta la jeringa que contiene un pequeño volumen de un radiofármaco específico ( macroagregados de albúmina humana-Tc-99m) y presiona el émbolo lentamente de forma que la dosis se aloje adyacente a la lesión pulmonar. Una vez el radiólogo confirma en el TAC la correcta inyección y la ausencia de complicaciones, el paciente es trasladado al Servicio de Medicina Nuclear, donde se obtienen imágenes tomogammagráficas en los equipos detectores de Medicina Nuclear, que se fusionan con una TAC y se comprueba la coincidencia de la dosis de radiofármaco administrada con el nódulo pulmonar o cercana al mismo.

Durante la intervención quirúrgica se realizan dos pequeñas incisiones de 1 cm por donde se introduce un videotoracoscopio y una sonda portátil gammadetectora que permite localizar mediante señal acústica y luminosa la radiactividad emitida por el radiofármaco administrado y dirige al cirujano torácico hasta la localización exacta de la lesión pulmonar que, debido a su pequeño tamaño y profundidad, no se podría localizar a menos que se realizase una toracotomía (incisión de unos 10-12 cm en el tórax para tocar el pulmón y localizar el nódulo).

Las principales ventajas para el paciente de esta técnica frente a la cirugía convencional son:

  • Abordaje quirúrgico menos invasivo, con menor tiempo de intervención.
  • Menor tiempo de estancia hospitalaria (2-3 días frente a los 5-6 días del abordaje por toracotomía).
  • Menor dolor postoperatorio y recuperación precoz para volver a su vida normal.
  • Complicaciones escasas y leves.
  • Es una técnica eficaz, segura, de bajo coste y con escasas molestias.

Esta técnica se utiliza además en el Complejo Hospitalario para otras patologías.

Etiquetas