Logo del Gobierno de Canarias

Torres asiste al operativo iniciado en el Puerto de Arguineguín para realojar a los más de 400 migrantes

Migrantes en el muelle de Arguineguín

Ángel Víctor Torres valora que se haya tomado esta decisión de urgencia y apela a la solidaridad de las administraciones canarias, nacionales y europeas: “No puede ser que el fenómeno de la inmigración empiece y termine en la frontera”

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha comprobado in situ, junto al delegado del Gobierno de Canarias, Anselmo Pestana, la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, y a alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, cuál es la situación de los migrantes que están siendo atendidos en el Puerto de Arguineguín, en Gran Canaria, donde se ubica la carpa provisional de Cruz Roja en la que hoy ha comenzado el realojo de los más de 400 migrantes que estaban siendo atendidos en ese lugar.

En el día de hoy se ha iniciado el operativo de traslado de los migrantes a diferentes establecimientos de la isla de Gran Canaria, tras una semana intensa en la que el Gobierno de Canarias ha celebrado un Foro de Inmigración -el miércoles- en el que se demandaron medidas contundentes para abordar este fenómeno de forma integral. Posteriormente -este jueves-, se celebró una reunión de coordinación interministerial para abordar este asunto de forma urgente.

El presidente de Canarias ha informado que en la carpa de asistencia humanitaria y sanitaria todavía pasarán esta noche unas 200 personas que a lo largo de las próximas horas serán también realojadas “y previsiblemente mañana ya no habrá nadie aquí”. Sin embargo, destacó que esto no significa que no vayan a llegar más pateras o cayucos, “lo cual obliga a las administraciones a seguir tomando decisiones y disponer de respuestas integrales para la atención de estas personas”, apuntó el presidente.

Migrantes en el muelle de Arguineguín
Noemí Santana, Anselmo Pestana y Ángel Víctor Torres.

Ángel Víctor Torres valoró la medida tomada en el día de hoy “para dar un cobijo digno a estas personas que han venido huyendo del hambre, la desesperación y las guerras”, pero ha llamado a la responsabilidad y a la solidaridad de todas las instituciones “porque no puede ser que el fenómeno migratorio empiece y termine en las fronteras. Estamos ante una situación que exige la implicación de todas las administraciones de Canarias, España y la Unión Europea”. El jefe del Ejecutivo canario destacó la importancia que tiene la visita que hará en los próximos días el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, a Mauritania con presencia de altos cargos europeos para abordar este fenómeno. En ese sentido Torres considera necesario reforzar los convenios con países de origen que se incremente la vigilancia en las costas.

El presidente señaló el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Canarias durante esta crisis migratoria en la que ha cedido el 90 por ciento de los espacios habilitados para albergar a estas personas, siendo la mayoría instalaciones educativas que hay que recuperar con el inicio del curso. “Canarias es un pueblo solidario y conoce de primera mano el fenómeno porque también hemos sido emigrantes hacia América”, prosiguió, “y tenemos que responder de forma solidaria, justa, humanitaria y sin xenofobia”.  En ese sentido, y para evitar bulos, falsedades y la criminalización de estas personas, “que son las víctimas”, Torres hizo una llamada a la responsabilidad de los representantes públicos para apartar este fenómeno y el drama humano del debate partidario.

 

Etiquetas

Quintero anuncia el inicio de las obras de construcción del depósito aledaño de la balsa de El Golfo, en El Hierro

La inversión es de 1,39 millones y aumentará los recursos de agua de riego para los agricultores del Valle y como recurso de toma de agua en la lucha contra incendios

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias ha dado comienzo a las obras de construcción del depósito aledaño a la balsa de El Golfo, en el municipio herreño de Frontera. Así lo ha informado hoy el titular en funciones del departamento autonómico, Narvay Quintero, quien ha destacado que esta instalación, además de servir de apoyo a la balsa actual, con lo que se garantiza mayores recursos de agua de riego para los agricultores del valle,  “servirá de base para que los helicópteros contra incendios puedan recoger agua en caso de emergencias de esta naturaleza”.

El proyecto, que está ejecutando TRAGSA a través de la Dirección General de Agricultura, tiene un presupuesto de 1,39 millones de euros de los que 1,2 proceden de financiación europea. Prevé  un volumen mínimo para cubrir el consumo máximo diario de la red durante el verano, unos 4.275 metros cúbicos, y deberá estar preparado para ser vaciado  en 12 horas, además de disponer de dimensiones suficientes para que sea compatible con la toma de agua desde helicópteros antiincendios. Las actuaciones en el depósito aledaño consisten la construcción de una conducción entre las instalaciones, la mejora del camino de acceso, y el propio depósito, entre otros.

El motivo de este proyecto es que la actual balsa va a ser objeto de obras de mejora, tal y como recoge el Plan de Regadíos de Canarias, y estas obras incluyen su impermeabilización y cobertura de su vaso con malla de sombreo, lo que hace necesario contar con el depósito para ser utilizado mientras duren las obras en la instalación actual y, lo que es también importante, generar un espacio de carga de agua para dichos helicópteros. Además, el depósito aledaño serviría en el futuro para suplir de manera temporal a la balsa en caso de incidencia.

La balsa de El Golfo tiene una capacidad de 120.700 metros cúbicos y 13 metros de altura máxima de agua. A parte de servir de cabecera de la red de distribución de aguas de riego de la zona de El Golfo con una superficie cultivada de piña tropical y platanera de algo más de 200 hectáreas, además de ser fuente de suministro para los helicópteros en caso de incendios forestales.

En la actualidad, además de este depósito aledaño, acaba de terminar de ejecutarse en El Hierro la segunda fase de la red de riego de Los Durazneros, con un presupuesto de 438.791 euros, que llevará incorporado un proyecto modificado. También se está culminando el proyecto de la red de riesgo de Isora, que abarca una superficie regable de unas 2.500 hectáreas y que tiene un presupuesto estimado de 3,4 millones; y la modernización de la red de riego de Frontera, cuyo proyecto también se está redactando de acuerdo con la comunidad de regantes y el Cabildo Insular.

Etiquetas