Logo del Gobierno de Canarias

El 37º Festival Internacional de Música de Canarias culmina con un balance positivo

Primer y último concierto del 37FIMC

Celebrado por primera vez en verano, culmina con déficit cero en la edición más difícil desde el punto de vista organizativo.

Con la participación de más de 500 músicos, el FIMC ha aplicado estrictamente todos los protocolos sanitarios.

La buena acogida del público y el potente impacto mediático exterior son otros de los hitos de la edición.

El 37º Festival Internacional de Música de Canarias, celebrado entre el 27 de junio y el 1 de agosto en las ocho islas bajo la organización del Gobierno autonómico, culmina con un balance positivo tanto desde el punto de vista económico como artístico. La primera edición veraniega, y quizá la más difícil de llevar a cabo en toda su historia, ha logrado cerrar con déficit cero y una gran acogida por parte del público. Se han aplicado los estrictos protocolos sanitarios en un festival que supuso la movilidad de más de medio millar de artistas por el archipiélago y con aforos de hasta un 55%.

El 37 FIMC ha contado con una estructura organizativa mucho más complicada de lo habitual, debido a varios factores, todos ellos relacionados con la situación de pandemia que atravesamos: desde el propio cambio de fechas de celebración hasta el desarrollo y aplicación del plan de medidas sanitarias que afectaron a cada fase de la producción del Festival.

Pese a ello, se llevaron a cabo 38 de los 44 conciertos programados inicialmente. Todos los protocolos sanitarios funcionaron perfectamente y en los controles rutinarios solo se detectó el caso que afectó a los conciertos de la Joven Orquesta de Canarias, que finalmente hubo que aplazar.

En total, el FIMC ha contado con la participación de 527 artistas procedentes de diferentes puntos el planeta, de los que el 42% son de Canarias. Todos ellos, entre formaciones, directores y solistas, han integrado los elencos de los conciertos de la Orquesta del Encuentro, Mahler Chamber Orchestra, Orquesta de Cámara de Basilea, Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, Sinfónica de Tenerife, Orquesta Barroca de Friburgo, Orquesta Filarmónica de Cámara de Baviera, Trío Arriaga, Orquesta Festival de Budapest, El Carnaval de los Animales, Così fan tutte y los recitales de Maria Joao Pires y Thomas Hampson.

Los conciertos se celebraron en 18 espacios culturales de las ocho islas, en colaboración con los Cabildos y corporaciones municipales, y con la asistencia de público prevista inicialmente. Además, se agotó el aforo para diez de los grandes conciertos. En este sentido, el equipo del Festival se muestra muy agradecido por el afecto y complicidad mostrados por el público canario, con su buena acogida a esta programación.

Un agradecimiento extensible a los artistas participantes y a los espacios culturales que acogieron las citas del 37 FIMC que, “en estas circunstancias tan complicadas, tuvieron siempre la mayor profesionalidad y respeto a los protocolos sanitarios, lo cual ha permitido terminar con un balance muy positivo”, señala el viceconsejero de Cultura, Juan Márquez.

Impacto mediático

Por otra parte, cabe destacar el importante impacto mediático que ha tenido el 37º FIMC en el ámbito estatal e internacional. La presencia en las islas de primeras figuras mundiales como Gustavo Dudamel atrajo la atención de grandes medios de comunicación que han dedicado amplios reportajes y programaciones especiales el Festival de Canarias. Ejemplo de ello son la realización de La Ventana de Cadena SER, con Carles Francino, en Gran Canaria durante la primera semana del Festival, y el amplio reportaje sobre la experiencia de la Orquesta del Encuentro publicado en El País Semanal.

En este sentido, Márquez recuerda que “uno de los objetivos que nos marcamos fue ayudar a la recuperación de Canarias proyectando una imagen potente como destino cultural.  El acuerdo con empresas turísticas, como el concierto en colaboración con el Hotel Santa Catalina, la repercusión en programas nacionales o la publicidad en redes sociales que artistas y visitantes nos han proporcionado, nos sitúan en un camino que debemos seguir explorando para que Canarias se dé a conocer como lo que es: un territorio de cultura”.

 

Etiquetas

El 37FIMC se clausura con el “clásico de los clásicos”: la Quinta de Beethoven

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC). C Nacho González

 A cargo de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, mañana, sábado 31 de julio, en Gran Canaria, y el domingo 1 de agosto en Tenerife

Debido a una lesión física de Karel Mark Chichon, se ha encomendado la dirección del programa a la concertino invitada Barennie Moon

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria será este fin de semana la encargada de poner los compases finales a la 37 edición del Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC) en los auditorios capitalinos. Lo hará con un programa que representa una alegoría para estos tiempos, al incluir ‘Divertimento en Re’ de Mozart, y ‘Tres Equali para cuatro trombones’, de Beethoven, así como la inefable Sinfonía nº 5 del genio alemán llamada del Destino, en la que se incluye sin duda el fragmento sinfónico más conocido de la historia de la música.

Debido a una lesión física originada en un accidente doméstico solo 48 horas antes de los conciertos, la formación no podrá ser dirigida por Karel Mark Chichon, director artístico y titular de la formación grancanaria, tal y como estaba programado. En su lugar, y con la finalidad de ofrecer este esperado concierto de clausura, la organización ha encomendado la dirección a la concertino invitada Barennie Moon.

Las entradas están disponibles en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede descargar el programa de mano, así como en las plataformas del Auditorio Alfredo Kraus y el Auditorio de Tenerife.

Repertorio

La OFGC abre su intervención interpretando el Divertimento en Re mayor, de Mozart (también conocido como Sinfonía de Salzburgo no 1), para cuarteto u orquesta de cuerdas, una pieza de música ligera, ambiental, sin una estructura musical concreta y que fue muy popular en el siglo XVIII, convertida en casi obligada en el repertorio moderno de cámara, concebida para celebrar momentos especiales para la sociedad.

A este aperitivo le sigue en el programa la obra Tres equali para cuatro trombones, del genial Beethoven, considerado uno de los primeros compositores en darse cuenta del amplio potencial interpretativo del trombón. Esta composición, que escribió en su juventud para una misa de difuntos, se ha convertido en básica para estos instrumentos, que en el ideario de la época sonaban para comunicar el poder de lo divino y del más allá, de lo trascendente y lo finito, convirtiéndose en una coral sublime. Los trombonistas de principios del siglo XIX estaban acostumbrados a tocar en compañía de cantantes, de ahí que su forma de interpretar fuera suave y adecuada para mezclarse con voces. Si bien algunos musicólogos las consideran piezas simples y sin inspiración, el hecho de que los equali sonaran en el funeral del genial músico alemán provocó que desde entonces conocieran una enorme difusión, salvándose así de la oscuridad del olvido.

Esta obra será interpretada por los trombones de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria: Bernard Doughty, Cristo Delgado, Carlos Zarzo y Josiah Walters

La Quinta Sinfonía de Beethoven

Por último, y como cierre de esta edición del FIMC, la OFGC interpreta la Sinfonía n 5 de Beethoven. Acaso no exista fragmento sinfónico más conocido en el mundo que el comienzo de esta pieza, con ese motivo de cuatro notas “Ta-ta-ta-taaaa (Sol sol sol miiii…)” tan original. Esta fama se vio acrecentada durante la II Guerra Mundial, entre otras razones por el nuevo sentido que le encontró el bando aliado al ritmo del famoso motivo inicial de cuatro notas: los tres valores cortos más el largo significaban en el código Morse la “V” de “victoria”. La Quinta nació en un momento en el que Beethoven padecía una severa sordera, cuando ya había empezado a desarrollar un nuevo lenguaje orquestal, ampliando las dimensiones de sus obras y su sonido orquestal adquiría mayor intensidad y profundidad. El compositor habría escrito a un amigo: “Quiero enfrentar cara a cara el destino, no me va a doblegar por completo”. Para el musicólogo Jan Dufner es legítimo que la gente sienta que esta obra pude llamarse la Sinfonía del Destino.

Etiquetas

El FIMC refuerza los controles de prevención sanitaria para su concierto de clausura en Tenerife

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC). Karel Mark Chichon

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria será la encargada de cerrar, este domingo 1 de agosto en el Auditorio, la edición veraniega del festival

El Festival Internacional de Música de Canaria (FIMC) ha reforzado los controles de prevención sanitaria de cara al concierto de clausura de su 37 edición, a cargo de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, programado para este domingo 1 de agosto en el Auditorio de Tenerife. El nuevo protocolo da rigurosa respuesta a la última normativa dictada por el Gobierno, en la que se sitúa a la Isla de Tenerife en nivel 4.

Bajo la batuta de su titular, Karel Mark Chichon, la Filarmónica de Gran Canaria ofrecerá un programa que representa una alegoría de estos tiempos. Así, interpretará el Divertimento en Re mayor de Mozart, una pieza de música ligera, ambiental, muy popular en el siglo XVIII, y casi obligada en el repertorio moderno de cámara; y la obra ‘Tres equali para cuatro trombones’ de Beethoven, que se ha convertido en básica para estos instrumentos. En su versión coral se interpretó en el funeral del genial músico alemán y desde entonces conocieron una enorme difusión.

El repertorio se completa con la inefable Sinfonía nº 5 de Beethoven, llamada del Destino. “Ta-ta-ta-taaaa (Sol sol sol mi…)”. Es sin duda el fragmento sinfónico más conocido de la historia de la música.

Nueva normativa para acceder al Auditorio de Tenerife

Desde el FIMC se recuerda al público que parta acceder al Auditorio será necesario presentar su DNI o  pasaporte acompañado de alguno de estos tres documentos: certificado de vacunación Covid-19 con pauta completa; certificado de recuperación, es decir, de haber superado la infección en los últimos seis meses; o Prueba PCR o Test Antígenos realizada en las últimas 72 horas (no incluye autotest diagnósticos). Los certificados pueden descargarse desde la aplicación del Servicio Canario de la Salud www.micertificadocovid.com.

Las entradas para asistir al concierto están disponibles en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede descargar el programa de mano, así como en la web del Auditorio de Tenerife.

 

 

 

 

Etiquetas

El Festival de Música se ve obligado a cancelar el concierto de la Orquesta de Friburgo por cierre del Teatro Leal

Concierto de la Orquesta Barroca de Friburgo en Lanzarote

Alabada mundialmente como una de las mejores agrupaciones historicistas, la formación mantiene el resto de los conciertos de su gira por las islas

En La Laguna estaba programado para el próximo lunes 26 de julio

El Festival de Música de Canarias se ve obligado a cancelar el concierto de la Orquesta Barroca de Friburgo programado para este lunes 26 en el Teatro Leal, debido a la decisión del Ayuntamiento de La Laguna de paralizar la actividad cultural en este municipio durante dos semanas. La formación alemana, la más aclamadas por el público y la crítica de los últimos treinta años en formato de cámara, especialmente por el repertorio de este concierto, se encuentra actualmente de gira por varias islas, siendo el Leal uno de los escenarios seleccionados para este recorrido.

El área de Cultura del Gobierno de Canarias y el Festival de Música de Canarias lamentan las molestias que estas circunstancias puedan ocasionar a quienes ya han adquirido sus entradas, si bien subraya que esta cancelación se debe a causas ajenas a su voluntad. La devolución del importe de las mismas se realizará por la misma vía en la que fueron adquiridas.

La gira comenzó el jueves 22 en los Jameos del Agua, en Lanzarote; continuará hoy sábado 24 en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura; y el domingo 25 en el Alfredo Kraus de Gran Canaria,  para concluir el martes 27 en el Teatro Circo de Marte, en La Palma.  Todos estos conciertos se mantienen tal y como estaban programados, siguiendo los estrictos controles de prevención sanitaria previstos en todos los espacios de programación estable de titularidad pública.

Tras su exitosa interpretación de la ópera en concierto ‘Così fan tutte’ de Mozart, bajo la batuta del maestro René Jacobs, en los auditorios capitalinos, la Orquesta Barroca de Friburgo ha iniciado esta gira en solitario con un repertorio integrado en su totalidad por obras de Bach.

La Orquesta Barroca de Friburgo representa una de las mejores agrupaciones historicistas que existen. Su sonoridad, calidad técnica, empaste, equilibrio, dominio de las dinámicas y color preciosista, así como su implicación y capacidad de interactuación son las razones que hacen que esta orquesta sea alabada mundialmente. Esto supone el triunfo de una forma de concebir la música desde el compromiso, sin gestos efectistas, desde el riguroso conocimiento y asumiendo que solo el trabajo continuado y en conjunto es capaz de revelar los compases más extraordinarios.

Obras de Bach que incluye el programa

El programa que interpreta en esta edición del FIMC se abre con la Obertura nº 2 en si menor BWV 1067, que incluye la popular Badinerie. Una obra en la que la cuerda se opone a la flauta solista en una especie de concierto, aunque su forma no es todavía en tres movimientos, característica de períodos posteriores.

Los conocidos como Conciertos de Brandeburgo se llaman en realidad “Conciertos para instrumentos diversos”, y es esa diversidad precisamente la clave de su interpretación en este programa. El Concierto nº 4 está escrito para violín y dos flautas solistas contra un cuerpo de cuerdas. Y el nº 5 es un buen lugar para empezar a explorar la música barroca, ya que la forma del concierto en sí, con su alternancia de solistas y orquesta, fue un producto de esta época. Cierra el programa el Concierto para clave, cuerda y bajo en re menor BWV 1052, uno de los mejores conciertos de Bach, que en palabras de Jones “transmite una sensación de gran poder elemental” y se hermana con la música de Vivaldi.

Orquesta Barroca de Friburgo

Formada por 30 músicos, “dueños” de la orquesta, la historia de la FBO comienza en 1985, cuando algunos jóvenes estudiantes de la Escuela de Música de Friburgo (principalmente de la clase de violín del profesor Rainer Kussmaul) decidieron estudiar en detalle la práctica de interpretación históricamente informada y fundar un conjunto para este propósito.

Pronto se convirtió en una de las orquestas más solicitadas en la escena de la música antigua y ganó fama internacional. Se inició una intensa actividad de conciertos bajo la dirección de los dos directores artísticos Gottfried von der Goltz y Petra Müllejans, que llevaron a la orquesta a México, Australia, Japón y Estados Unidos. La Orquesta ofrece cerca de cien representaciones al año en diferentes formaciones, desde cámara a orquesta de ópera: un ensemble autogobernado con sus propios conciertos de abono en el Concert Hall de Friburgo, Liederhalle de Stuttgart y Philharmonie de Berlín, y con giras por todo el mundo.

 

Etiquetas

La Orquesta Festival de Budapest, gran apoteosis del 37 FIMC

Javier Perianes

Considerada entre las diez mejores del mundo, llega al Festival bajo la batuta de Ivan Fischer y junto al pianista Javier Perianes

Presentan un ecléctico programa con obras de Piazzolla, Saint-Saëns, Milhaud, Satie y Kodaly

La Orquesta Festival de Budapest, considerada entre las diez mejores del mundo, se incorpora esta semana al 37 Festival de Música de Canarias para ofrecer el que será, sin duda, un concierto memorable. Bajo la dirección de su fundador y titular Ivan Fischer, y acompañada del reconocido pianista Javier Perianes, ofrecerá sendos conciertos en Gran Canaria y Tenerife con un programa que recorre un siglo de tendencias musicales.

El repertorio supone un viaje desde Mar del Plata hasta la ribera del Danubio: empiezan con Piazzolla y culminan con Kodaly. También interpretan a Milhaud, harán una parada en el impresionismo de Satie/Debussy y, como obra principal, el Concierto nº5 de Saint-Saëns con una garantía de exquisitez: Javier Perianes al piano.

Los conciertos cuentan con la colaboración de Fundación DISA y serán este viernes 23 en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, y el sábado 24 en el Auditorio de Tenerife, ambos a las 20.00 horas. Las entradas están disponibles en www.festivaldecanarias.com y en la web de ambos escenarios.

En la presentación de hoy, jueves 22, Javier Perianes destacó la gran calidad de las orquestas que han participado en el Festival en esta edición de verano y en concreto, explicó que escuchar a la Orquesta de Budapest dirigida por Fischer es como ver “un Ferrari conducido por Fernando Alonso. Para mí va a ser un gran momento y me siento afortunado de poder tocar con ellos”.

Por parte, Juan Márquez, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, destacó el alto nivel y prestigio de Perianes, Fischer y la Orquesta a lo que hay que sumar que el programa tiene unas obras muy atractivas, mientras que Sara Mateos, directora de la Fundación DISA, felicitó al Festival por mantener una cita cultural de “primer nivel que nos han hecho disfrutar de conciertos de enorme calidad”, mostrándose muy satisfecha por apoyar “un Festival que nos pone en el mapa”.

Sobre el concierto

El Festival ya ha sido testigo de la brillantez de la Orquesta del Festival de Budapest. Fue en 2008, junto a Ivan Fischer, cuando interpretó obras de Rachmaninov y Bartok, para regresar en 2016 con piezas de Carl Maria von Weber, Johannes Brahms y Prokofiev. Ahora, esta orquesta, que su director considera diferente a las demás, regresa con un programa en el que reivindica el eclecticismo como un reflejo del mundo en el que vivimos.

El concierto se inicia con una pieza de Astor Piazzolla, del que se celebra el centenario de su nacimiento, quien disfrutaba de juegos de palabras y alusiones relacionadas con el tango. De ahí “Tangazo”, que se abre con líneas cromáticas desde bajos y violonchelos hasta una introducción de una intensidad armónica abrasadora. La flauta, el clarinete y la percusión dan paso a un tango tembloroso, dado por primera vez al oboe. Hay episodios líricos equilibrados, incluyendo una sección lenta con solos de trompa, pero hay un borde en esta música que no se ablanda con el final moribundo. “Tangazo” fue estrenada en 1970 en Washington, D.C., por el Ensemble Musical de Buenos Aires, pero no del todo a satisfacción de Piazzolla. “El Ensemble Musical de Buenos Aires dio buena cuenta de ello -recuerda más tarde-, pero en algún lugar perdió una pizca de sal y pimienta”, diría el compositor.

Premio Nacional de Música 2012 y Artista del Año ICMA 2019, el pianista Javier Perianes vuelve a las Islas después de haber recibido hace unos días la Medalla de Oro del Festival de Granada y tras ver y sentir cómo el hasta ahora Teatro Victoria de Nerva, su pueblo natal, pasa a llamarse Javier Perianes Granero. Este genial intérprete dará vida al “Concierto para piano y orquesta nº 5” de Saint-Saëns “El Egipcio”, de quien se celebra el centenario de su muerte. Perianes, que está de gira, lo considera “un concierto tradicionalmente solista en el rol del pianista, pero que también tiene muchos momentos de acompañamiento y sinfonía. Básicamente es un concierto de corte romántico”.

El programa continúa con “Le Boeuf sur le Toit”, de Darius Milhaud, obra compuesta en 1919. Sobre esta pieza, el propio compositor escribió: “Perseguido por mis recuerdos de Brasil, reuní algunas melodías populares -tangos, maxixes, sambas, e incluso un fado portugués- y las transcribí con una sección rondó que se repetía entre cada par sucesivo… Música adecuada para una película de Charlie Chaplin”. En esa época, las películas mudas se acompañaban de fragmentos de música clásica, interpretados por una gran o pequeña orquesta, o por un solo piano. Jean Cocteau dijo que aquella idea era un desperdicio, sugiriendo en cambio usarla para algún tipo de espectáculo escénico.

Del singular Erik Satie, un impresionista y amigo entre otros de Milhaud y Debussy, la Orquesta de Budapest incorpora al programa dos piezas compuestas originalmente para piano. La primera, y más popular, “Gymnopédie nº 1” (compuso tres), orquestada por Debussy, incluida habitualmente en el cine, en anuncios y hasta en videojuegos, que en el manual de los pianistas debe interpretarse lento y doloroso, con una particular cadencia. Hay quien la considera música de mobiliario, un término que acuñó el propio Satie. La segunda de las piezas, “Gnossienne nº 3”, palabra inventada con la que el compositor resolvía la indefinición de su música según el canon clásico, melodías solitarias con acdencias y fraseos apoyados por armonías y estructuras de acordes poco complejas y casi elementales.

Las seductoras “Danzas de Galanta”, de Zoltán Kodály, cierran este programa, elevando elementos del folclore húngaro hasta el centro del escenario. En 1933, cuando se le encargó la creación de una obra para el 80 aniversario de la Sociedad Filarmónica de Budapest, Kodály tomó estas melodías específicas de un volumen de danzas húngaras publicado en Viena un siglo antes. El crítico Herbert Glass considera simplista afirmar que Kodály se limitó a vestir de concierto la música popular. Su compañero, el compositor Bela Bartok, subraya que estas obras no deben entenderse “como meros fragmentos de cantos populares armonizados, ni como variaciones sobe cantos populares”. Y despeja cualquier duda cuando afirma: “Un solo compositor ha logrado resolver este problema de manera superior, al menos en Hungría: Zoltan Kodaly”. Bellas, entretenidas, pegadizas…  Siempre agradables danzas.

 

Etiquetas

El universo barroco de Bach recorre las islas con la Orquesta de Friburgo

Orquesta Barroca de Friburgo ©Britt Schilling

 Alabada mundialmente como una de las mejores agrupaciones historicistas, estará en Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Palma, del 22 al 27 de julio

El rigor interpretativo de la orquesta hará sonar a Bach tal y como se escucharía en la misma época del compositor

Tras su exitosa interpretación de la ópera en concierto Così fan tutte de Mozart, bajo la batuta del maestro René Jacobs, en los auditorios capitalinos, la Orquesta Barroca de Friburgo inicia esta semana una gira en solitario por varias islas con un repertorio integrado en su totalidad por obras de Bach. Cabe reseñar que es una de las orquestas de cámara más aclamadas por el público y la crítica de los últimos treinta años, sobre todo en el repertorio que presentará en este recorrido por Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Palma del 22 al 27 de julio, dentro del 37 Festival de Música de Canarias.

La Orquesta Barroca de Friburgo representa una de las mejores agrupaciones historicistas que existen, pero su mérito no queda reducido a la incorporación de instrumentos de época, ni al laborioso estudio de las partituras, tampoco al hecho de trasladar con fidelidad los tiempos musicales del pasado. Lo sustancial reside en esa curiosidad creativa que manifiestan los friburgos en cada composición, piezas que siempre interpretan bajo un canon vivo y expresivo.

Y precisamente es su sonoridad, la calidad técnica, su empaste, el equilibrio entre las líneas, su dominio de las dinámicas, el color tan preciosista, su implicación y capacidad de interactuación las razones que consiguen que el sonido especial de esta orquesta sea alabado mundialmente, lo que supone el triunfo de una forma de concebir la música desde el compromiso, sin gestos efectistas, desde el riguroso conocimiento y asumiendo que solo el trabajo continuado y en conjunto es capaz de revelar los compases más extraordinarios.

La gira comienza este jueves 22 en los Jameos del Agua, en Lanzarote; y continuará el sábado 24 en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura; el domingo 25 en el Alfredo Kraus de Gran Canaria; el lunes 26 en el Teatro Leal de La Laguna, en Tenerife; y el martes 27 en el Teatro Circo de Marte, en La Palma. Las entradas están disponibles en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede descargar el programa de la gira, así como en la web de estos espacios y sus taquillas. Los conciertos comienzan a las 20.00 h.

Obras de Bach que incluye el programa

El programa que interpreta en esta edición del FIMC se abre con la Obertura nº 2 en si menor BWV 1067. La Badinerie es tan popular que es frecuente escucharla como tono de llamada en los teléfonos móviles o también en la banda sonora de algunas películas (El padre de la novia, 1991). Está escrita para flauta travesera solista y orquesta de cuerda, formada por violines primeros y segundos, violas y bajo continuo. Es la única de las cuatro que compuso Bach que está escrita en una tonalidad menor. En ella la cuerda se opone a la flauta en una especie de concierto, aunque su forma no es todavía en tres movimientos, característica de períodos posteriores.

Los conocidos como Conciertos de Brandeburgo se llaman realmente Conciertos para instrumentos diversos y esa diversidad es precisamente la clave de su interpretación en este programa. El cuarto concierto está escrito para violín solista y dos flautas solistas contra un cuerpo de cuerdas, mientras que el quinto es un buen lugar para empezar a explorar la música barroca. La forma del concierto en sí, con su alternancia de solistas y orquesta, fue un producto de esta época. Y cierra el Concierto para clave, cuerda y bajo en re menor BWV 1052, uno de los mejores conciertos de Bach, que en palabras de Jones “transmite una sensación de gran poder elemental”. Con tres movimientos marcados Allegro, Adagio y Allegro tiene similitudes con el gran virtuosismo de Vivaldi.

Orquesta Barroca de Friburgo

La Orquesta Barroca de Friburgo está formada por 30 músicos: once violines, cuatro violas, dos violonchelos, dos contrabajos, dos flautas transversales, dos oboes, dos fagotes, dos trompetas, dos cornos, percusión y clavecín / órgano. Para proyectos seleccionados se invita a músicos de renombre de todo el mundo que no forman parte del elenco habitual, incluidos flautas dulces, trombones, violas, etc. Los 30 miembros principales son también accionistas y, por tanto, propietarios de la empresa.

La historia de la FBO comienza en 1985, cuando algunos jóvenes estudiantes de la Universidad de Música de Friburgo (principalmente de la clase de violín del profesor Rainer Kussmaul) decidieron estudiar en detalle la práctica de interpretación históricamente informada y fundar un conjunto para este propósito. Después de casi dos años de trabajo de investigación y ensayo, la formación ofreció un concierto público por primera vez en la Iglesia Burgheimen Lahr, el 8 de noviembre de 1987; así sonó la primera nota del triunfo de la Orquesta Barroca de Friburgo.

El conjunto pronto se convirtió en una de las orquestas más solicitadas en la escena de la música antigua y ganó fama internacional. Se inició una intensa actividad de conciertos bajo la dirección de los dos directores artísticos Gottfried von der Goltz y Petra Müllejans, que llevaron a la orquesta a México, Australia, Japón y Estados Unidos. Una y otra vez la FBO abandonó los caminos barrocos y clásicos y se dedicó a obras del período romántico, especialmente de Mendelssohn, Schubert y Schumann. Al mismo tiempo, se realizaron numerosas y galardonadas grabaciones de CD para Carus, Deutsche Harmonia Mundi y otros. La Orquesta se presenta a sí misma con cerca de cien representaciones por año en diferentes formaciones, desde cámara a orquesta de ópera: un ensemble autogobernado con sus propios conciertos de abono en el Concert Hall de Friburgo, Liederhalle de Stuttgart y Philharmonie de Berlín, y con giras por todo el mundo.

Enlace vídeo de la orquesta: https://www.youtube.com/watch?v=G6hQvvhqfJo

 

Etiquetas

La ópera en concierto ‘Così fan tutte’, otra de las grandes apuestas del Festival de Música de Canarias

René Jacobs y la Orquesta Barroca de Friburgo

El director René Jacobs trae a Gran Canaria y Tenerife su propia versión de la obra de Mozart, interpretada por la Orquesta Barroca de Friburgo

El montaje cuenta con la participación del Coro de Cámara Ainur y un elenco de destacados solistas internacionales, entre ellos la soprano surcoreana Sunhae Im

El Festival de Música de Canarias llega a su ecuador con la ópera en concierto ‘Così fan tutte’, en una versión muy particular del maestro René Jacobs, bajo cuya batuta se interpretará este enredo amoroso en forma de drama jocoso de Mozart. Sobre el escenario estará la Orquesta Barroca de Friburgo, uno de las formaciones de cámara e historicistas más aclamadas de los últimos treinta años, acompañados del Coro Ainur y un elenco de destacados solistas internacionales, entre ellos la soprano surcoreana Sunhae Im.

Será este domingo 18 de julio en el Auditorio Alfredo Kraus, y el martes 20 en el de Tenerife, ambos a las 19.00 horas. Las entradas están disponibles en las web de estos espacios, así como en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede descargar el programa del concierto.

Al igual que en las últimas ediciones del Festival, la dirección artística ha incorporado ópera en concierto a su programación. Este 2021 será ‘Così fan tutte’, pero no cualquiera, sino un Mozart según René Jacobs. A finales de los noventa, este excontratenor belga convertido a director anunció su nueva propuesta de la obra en dos actos, marcada por una visión muy personal y con la intención de embellecer y variar la línea vocal, para despojarla del lastre decimonónico que, a su juicio, desfiguraba su verdadera naturaleza sonora y musical. En aquel entonces, muchos dudaron de la fiabilidad del proyecto, que nació envuelto en la expectación y la polémica.

Ahora, tres décadas después, esta versión se considera un referente, de gran vitalidad teatral, con cuidado al componente dramático y al detalle, sin afectación, pero plagada de refinamiento en los innumerables números de conjunto, de enorme sabiduría y sensibilidad. En definitiva, inteligente y creativa.

Sobre Jacobs, Antoni Colomer señala que “conoce perfectamente los recovecos del Siglo de las Luces; en él se percibe una profunda comprensión del imaginario y del contexto intelectual de este periodo”. El hecho de que este Mozart esté interpretado por la Orquesta Barroca de Friburgo representa, sin lugar a dudas, un lujo añadido, al contar con una de las formaciones historicistas más reputadas que existen y que tendrá protagonismo propio en el festival.

A esto se añade la presencia en el elenco vocal de la soprano surcoreana Sunhae Im, “espléndidamente brillante”, según The New York Times; que interpretando a Mozart “puede hechizar a los oyentes”, decía Tagesspiegel, o “entre las mejores actrices-cantantes que conozco”, afirma el propio Jacobs, que la ha convertido en habitual en sus repartos en el rol de la particular Despina, como también al Don Alfonso que interpreta el bajo-barítono Marcos Fink.

El reparto vocal se completa con la soprano sueca Camilla Tilling; la mezzo holandesa Olivia Vermeulen; el tenor inglés Mark Milhofer, el barítono finlandés Arttu Kataja y al bajo barítono argentino de origen esloveno Marcos Fink, todos ellos con dilatadas trayectorias internacionales. Estas voces estarán arropadas por el Coro Ainur que dirige Mariola Rodríguez. Esta multipremiada formación vocal canaria regresa al festival, en cuya anterior edición participó con gran éxito en la interpretación del Réquiem de Fauré en una gira por las siete islas.

Gira de la Orquesta de Friburgo

La misma orquesta de Friburgo realizará posteriormente una gira por escenarios de cinco islas, con un repertorio integrado en su totalidad por obras de Johann Sebastian Bach. Cabe reseñar que es una de las orquestas historicistas más importantes de Europa, sobre todo en el repertorio que presentará en este recorrido por Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Palma del 22 al 27 de julio.

 

 

 

 

Etiquetas

Homenaje póstumo a Cristóbal Halffter, un melancólico

Pedro Halffter

La Orquesta de Cámara de Basilea, bajo la dirección del hijo del compositor, estrena su última obra dentro del Festival de Música de Canarias

El repertorio incluye también la Sinfonía nº7 de Beethoven y el Concierto para piano nº 2 de Chopin, con el prestigioso pianista Ivo Pogorelich

Pogorelich fue el primer solista en tocar en el 1º FIMC, en 1985

La última obra del recientemente fallecido compositor Cristóbal Halffter, “Melancolía”, se estrenará póstumamente en esta edición del Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC), bajo la dirección de su hijo, Pedro Halffter, e interpretada por la Orquesta de Cámara de Basilea. Inspirada en un cuadro homónimo de Durero, puede considerarse un “Requiem” por su esposa Marita. Sin duda será una velada cargada de emociones en homenaje a “un melancólico excepcional”, en palabras del crítico Juan José Pastor.

En estos conciertos interpretarán también la Sinfonía nº 7 de Beethoven y el Concierto para piano nº 2 de Chopin, para el que se incorpora el prestigioso pianista Ivo Pogorelich, conocido como un ‘poeta del instrumento’, otro de los grandes atractivos de esta nueva cita con la música. Será esta noche en el Auditorio Alfredo Kraus de las Palmas de Gran Canaria, y mañana, miércoles 14, en el Auditorio de Tenerife, a las 20.00 horas. Para ambos conciertos, el FIMC cuenta con el patrocinio especial de la Fundación Iberoamericana de las Industrias Culturales y Creativas FIBICC.

“’Melancolía’ no se refiere a un sentimiento sino a un grabado del pintor del Renacimiento alemán Alberto Durero, que se titula igual, considerada la imagen más misteriosa que diseñó este artista y que se caracteriza por su iconografía compleja y su simbolismo”, afirmó el maestro Halffter en el encuentro celebrado hoy con los medios de comunicación, en el que también participó el viceconsejero de Cultura, Juan Márquez, el director del 37FIMC, Jorge Perdigón, y del director de del FIBICC, Santiago Arroyo, patrocinador de estos conciertos.

Juan Márquez, por su parte, subrayó que con estos conciertos “tendremos el enorme privilegio de rendir homenaje a una de las grandes figuras de la música, el maestro Cristóbal Halffter estrenando su obra “Melancolía”, en lo que será el homenaje del Festival a su figura tras su reciente fallecimiento”.

Sobre el repertorio

El grabado del pintor renacentista alemán, en el que se inspira la obra de estreno, intelectualiza la melancolía y la asocia al arte, identificando al artista con un carácter melancólico. Es este el caso de Cristóbal Halffter, un hombre de su tiempo, cercano a pintores, poetas o cineastas de la vanguardia, del que destaca su perfil culto, cientifista y humanista y que, a su ingente obra orquestal, hay que sumar sus dotes con la batuta.

Sobre la figura de su padre, a quien algunos consideran el mejor compositor español de la segunda mitad del siglo XX, Pedro Halffter destaca que se mostraba contrario a “la corriente del consumismo rápido e inmediato. Sus obras requieren madurez y una escucha atenta”. Pero, sobre todo, a quien dirigió a la Filarmónica de Berlín y la de Viena en el Festival de Salzburgo, lo define una reflexión: “Por encima de esto no hay nada”.

Ivo Pogorelich, ese genio atrevido y peculiar

Se da la circunstancia de que Ivo Pogorelich fue el primer solista en actuar en la historia del Festival de Música de Canarias, allá por 1985 -primera edición-, en sustitución por enfermedad del violinista Henryk Szeryng, inicialmente programado.  El pianista serbocroata ha vuelto al FIMC en ocasiones posteriores, en diferentes etapas de su carrera, por lo que el público canario de diferentes generaciones ha podido ser testigo de ella. Regresa así en 2021 quien fuera premio especial en el concurso Chopin de 1980 en Varsovia, en una accidentada participación al caer eliminado en semifinales. Un músico atrevido y peculiar, entonces y ahora, que siempre ha despertado interés y polémica en los públicos y los críticos especializados de todo el mundo.

Nombrado Embajador de Buena Voluntad por la Unesco, el New York Times lo calificó en su día como «uno de los artistas más atractivos para el público de hoy» y su triunfa en las principales salas de conciertos de EEUU, Canadá, Australia, Japón, Sudamérica, Israel y por supuesto la vieja Europa. Así pasea la madurez por los escenarios, manteniendo vivo ese genio heterodoxo.

La Orquesta de Cámara de Basilea, conjunto de renombre

La Orquesta de Cámara de Basilea, fundada en 1984 como Serenata Basel por graduados de varias academias de música suizas, se ha convertido en un conjunto de renombre internacional. Johannes Schläfli fue director principal hasta 1998. En 1999 pasó a llamarse Orquesta de Cámara de Basilea y desde entonces ha estado desarrollando sus programas bajo la dirección de sus propios concertistas e invitados, así como en cooperación con solistas y directores. Este conjunto actúa regularmente en los festivales y salas de conciertos más importantes del mundo, y mantiene su propia serie de conciertos en su ciudad natal de Basilea.

Atesora una discografía con más de 30 grabaciones premiadas en sellos de renombre como Sony, Deutsche Harmonia Mundi o Warner Classics, lo que da fe de la excelente calidad del versátil conjunto, y sus interpretaciones han sido galardonados con el ECHO Klassik en la categoría “Mejor Conjunto” en 2008 y en 2019 fueron la primera orquesta en recibir un Premio de música suiza.

La Orquesta de Cámara de Basilea colabora con artistas como Sol Gabetta, Nuria Rial, Christoph Prégardien y René Jacobs, presentando su amplio repertorio, con alrededor de 80 actuaciones por año, desde el barroco en la práctica de la interpretación histórica, la clásica en las interpretaciones históricamente informadas hasta la música contemporánea.

Este conjunto tiene una colaboración particularmente fructífera con su director invitado principal Giovanni Antonini, bajo cuya dirección interpretará las 107 sinfonías de Joseph Haydn hasta 2032, alternando con el conjunto Il Giardino Armonico, y grabándolas en CD. A partir de 2022 tiene previsto interpretar y grabar todas las sinfonías de Félix Mendelssohn-Bartholdy bajo la dirección de Philippe Herreweghe. En el corazón del trabajo también está el trabajo de mediación con visión de futuro en proyectos participativos a gran escala en intercambio creativo con niños y jóvenes.

 

Etiquetas

El sonido cristalino de la Filarmónica de Cámara de Baviera, de gira por el Archipiélago

Orquesta Filarmónica de Cámara de Baviera

Interpretarán obras compuestas en el siglo XX, entre ellas música de cine, en El Hierro, La Palma, La Gomera, Lanzarote y Fuerteventura

El sonido cristalino, la música perfecta y natural, llega al Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC) con la Filarmónica de Cámara de Baviera, que ofrecerá una gira por varios escenarios del Archipiélago. Estarán en El Hierro, La Palma, La Gomera, Lanzarote y Fuerteventura del 13 al 18 de julio, con un programa que representa un buen escaparate de la historia de la música en el siglo XX, con obras de Turina, Shostakovich, Barber, Williams, Macagni, Piazzolla y Rota.

Los conciertos serán el martes 13 en el Centro Cultural Luis Martín Arvelo de El Pinar, en El Hierro; miércoles 14 en el Teatro Circo de Marte de La Palma; y el jueves 15 en la Casa de Cultura de Valle Gran Rey, en La Gomera. Continuarán el recorrido el sábado 17 en el Teatro El Salinero, en Lanzarote, y el domingo 18 en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura.

Las entradas están disponibles en las plataformas de venta habituales de estos espacios, así como en www.festivaldecanarias.com, donde también está disponible el programa de los conciertos, que comenzarán a las 20.00 horas.

Repertorio

El repertorio que interpretan responde al “ADN” de este conjunto, que incluye piezas reconocibles de bandas sonoras de cine como el ‘Tema de amor’ de la película ‘El Padrino’, obra de Nino Rota; y ‘La lista de Schlinder’, filme de John Williams, o por haber aparecido también en la gran pantalla como el ‘Intermezzo sinfónico de Cavalleria Rusticana’, la composición más famosa de Pietro Mascagni que suena en ‘Toro salvaje’ de Scorsese.

El programa ofrece otras obras también compuestas en el siglo XX como la ‘Sinfonía de cámara en Do menor Op. 110a’, de Shostakovich ( orquestación del ‘Cuarteto Nº 8 en Do menor Op.110’, realizada por su amigo Rudolf Barshai), quien escribió la obra original en el mes de julio de 1960, durante una visita a Dresde, devastada por los bombardeos británicos y americanos a petición de Rusia. También bajo la sombra de las guerras, fue compuesta otra de las obras del programa, el ‘Adagio para cuerdas’, de Samuel Barber, durante una estancia del autor en Europa en 1936, cuando tenía 26 años, inspirado por las perturbaciones conocidas en Europa entre las dos guerras.

Lo completan las piezas ‘La canción del torero’, de Joaquín Turina, con un timbre genuinamente español, y el ‘Tango nº 1 para cuerdas y solo de violín’, homenaje al aniversario de Piazzolla.

La orquesta

La Filarmónica de Cámara de Baviera fue fundada en Augsburgo en 1990 y sólo dos años más tarde, una coproducción con Bayerischer Rundfunk dio como resultado su primer CD, con música de compositores proscritos de Theresienstadt, que recibió elogios del mundo de la música internacional. En 1996 recibió el Premio al Avance de la Música de la Sociedad para la Promoción de la Cultura del Círculo Económico Europeo, y dan fe de la alta calidad de este conjunto sus audiciones en Alemania y en el extranjero, así como las invitaciones a festivales internacionales. Desde 2004 ha organizado su propia serie de conciertos y a principios de 2009 nombró a Reinhard Goebel como su primer director invitado con el fin de poder profundizar su exitosa colaboración con este distinguido músico.

La orquesta ha producido CDs para todos los principales sellos europeos. Entre esas grabaciones se encuentran los conciertos del cuerno de Antonio Rosetti, que recibió dos veces la más alta concesión de la música de BBC. La nueva grabación del ‘Concierto para violín’ de Karl Amadeus Hartmann con el violinista Suyoen Kim, un gran éxito internacional, y varias estaciones de radio en Inglaterra y Bélgica la votaron como una grabación de referencia de todas las versiones hasta ahora en todo el mundo.

El CD ‘Mozart de París’, con Reinhard Goebel, fue galardonado con el codiciado premio Diapson d’or en febrero de 2008. En el mismo año la orquesta recibió el ECHO Klassik para el CD ‘Armida’, con la soprano Annette Dasch. Una grabación de los ‘Conciertos para dos pianos de Mendelssohn’, con el director Christopher Hogwood y el ‘Dúo de Piano Silver-Garburg’, apareció en 2009. Entre las muchas grabaciones realizadas con Reinhard Goebel, el CD ‘Mozart 6 Concerti per il violino’, que fue lanzado en enero de 2014, merece una mención especial, ya que recibió los mayores elogios de la prensa musical. En la primavera de 2019, la aclamada grabación de la ‘Missa Solemnis en Do’, dirigida por Alessandro de Marchi, con el coro Das Vokalprojekt, marcó el 300 aniversario del nacimiento de Leopold Mozart. A esto le seguirá en enero de 2020 una grabación de tres conciertos para piano de Mozart con el pianista Alexander Schimpf en Avi-Records.

Pero, además, el gran interés de la orquesta por la música contemporánea se refleja en numerosas primeras actuaciones de compositores como Annette Fox, Alexander Rosenblatt, Manuela Kerer y Moritz Eggert, que han escrito obras para este conjunto cameral.

Desde marzo de 2018 ha estado ampliando su oferta para el público joven. Junto con la pedagoga Stefana Titeica o en cooperación con Mehr Musik, el resultado es una serie de conciertos infantiles o familiares. Además, se ofrecen diversos talleres interdisciplinarios para profesores y clases escolares.

Etiquetas

Fabio Luisi, Sinfónica de Tenerife y Nancy Fabiola Herrera, grandes protagonistas del fin de semana

Fabio Luisi, Nancy Fabiola y Sinfónica de Tenerife

El director genovés, de gran tradición vienesa, se pone al frente de la formación tinerfeña para interpretar a Schubert, Beethoven y Montsalvatge

Junto a la mezzosoprano canaria, “la Carmen del siglo XXI”, interpretarán ‘Cinco canciones negras’

Fabio Luisi, uno de los directores más potentes a nivel internacional, bajo cuya batuta están actualmente las sinfónicas de Dallas y la Nacional de Dinamarca, y a la que sumará la de Tokio el próximo año, se encuentra en las Islas para participar en el 37 Festival de Música de Canarias. El maestro genovés dirigirá los conciertos de la Sinfónica de Tenerife en las dos sedes capitalinas, con la interpretación de ‘Cinco canciones negras’ de Montsalvatge, en la que participa la mezzosoprano canaria Nancy Fabiola Herrera. El repertorio se completa con sinfonías de Schubert y Beethoven.

Los conciertos serán el sábado 10 de julio en el Auditorio de Tenerife, y el domingo 11 en el Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, ambos a las 20.00 horas. Las entradas se encuentran disponibles en las plataformas de venta de ambos espacios, así como en www.festivaldecanarias.com, donde también se puede consultar el programa de mano.

Fabio Luisi regresa al FIMC una década después de haber participado al frente de la Sinfónica de Viena, de la que era titular entonces. Auténtico embajador por el mundo de la música vienesa, la progresión del maestro ha sido fulgurante y arrolladora, digna de los grandes nombres de la tradición italiana, como Arturo Toscanini o Carlo Maria Giulini, posicionándose como líder de la nueva generación de directores de orquesta. Versátil como pocos, su repertorio sinfónico está focalizado en el tardo romanticismo con especial predilección por Richard Strauss y Mahler, de quien el maestro dice “es la intensidad en música. Sus sinfonías son como microcosmos que fusionan la felicidad y el dolor, la nostalgia y la tristeza, la alegría y la duda”.

El pasado mes de abril, la NHK Symphony Orchestra de Tokio lo anunciaba como su nuevo titular a partir de la temporada 2022/23. Se convierte así en uno de los directores de orquesta más poderosos del panorama internacional. En la actualidad, también es titular de la Orquesta Sinfónica Nacional de Dinamarca, hasta 2026, y de la Sinfónica de Dallas, con la que a comienzos de año renovó hasta 2029.

Conciertos en Canarias

En esta cita veraniega, Luisi se pone al frente de la Orquesta Sinfónica de Tenerife con un programa que abre la Sinfonía nº 5 de Schubert, que siempre supone rendir culto al sonido y representa el momento en el que el joven compositor se libera de la dominación sinfónica de Beethoven. A menudo esta obra se describe como un homenaje a los maestros clásicos Mozart y Haydn pero, al mismo tiempo, es frecuentemente desestimada como ligera. Así es como Schubert desafía la gravedad, aliviando su carga y descubriendo su propia voz.

En la segunda parte, maestro y orquesta transitarán de nuevo hacia Viena, a los compases de la Sinfonía nº 8 de Beethoven, conocida como la “sinfonía del buen humor”, la del ánimo desabrochado y en la que el compositor supo poner el talento al servicio de la alegría de vivir. Sobre Beethoven afirma el maestro Luisi que “buscó la verdad en su trabajo con gran honestidad intelectual”.

Nancy Fabiola Herrera acuna melodías

Desde que en 1984 debutó en el Metropolitan de Nueva York en el rol de Suzuki y, sobre todo, al año siguiente como la Carmen de Bizet, la carrera de Nancy Fabiola Herrera ha sido literalmente meteórica. Hace también diez años, acompañada por el pianista Rubén Fernández, la mezzosoprano canaria ofreció un recital lírico en el Guimerá y el Galdós como parte de la programación del FIMC con piezas de Albéniz, Toldrá, Granados, Milhaud, espirituales negros y ‘Cinco canciones negras’ de Montsalvatge, que ahora vuelve a interpretar bajo la batuta de Luisi y acompañada de la OST.

Las críticas a su actuación el pasado mes de marzo en el Auditorio Nacional de Madrid, dentro del Focus Festival, señalan que sorprendió con un “excelente timbre en el registro medio y un grave aterciopelado. Su agudo, como siempre, bien vibrado, potente y muy lírico”.

Y en ‘Cinco canciones negras’ brilla por su gracia melódica y su flexibilidad sonora, con textos de Alberti, Luján, Pereda Valdés y Nicolás Guillén, esa música criolla y mestiza que cincuenta años después sigue muy viva, provocando la misma sensación de nostalgia, y así continuará si es cantada con el sentido y la expresividad de una Nancy Fabiola Herrera a la que “ni la mascarilla le pudo quitar voz”.

 

 

 

Etiquetas