Logo del Gobierno de Canarias

Transición Ecológica alerta sobre la grave amenaza que supone el plástico para las aves marinas de las Islas

Ejemplares de pardelas cenicientas

José Antonio Valbuena destacó que la pardela cenicienta es el ave marina más amenazada de todo el Archipiélago por este tipo de residuos

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha alertado de la grave amenaza que supone la contaminación por plásticos para las aves marinas de las Islas, ya que casi todas ellas consumen plástico como bolsas, botellas, etc, que confunden con alimento debido a los colores brillantes que éstos desprenden y a la asociación de estos materiales con el olor al alimento.

El consejero del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, destacó que “la pardela cenicienta (Calonectris diomedea) es el ave marina más amenazada de todo el Archipiélago por la contaminación de plástico, según estudios realizados por científicos canarios en los que se concluye que el 83% de pollos analizados contenían plástico en el interior de sus estómagos, que habían ingerido junto a alimento aportado por los ejemplares adultos”.

Esta gran ave marina es una de las mayores pardelas presentes en Europa cuya principal población cría en Canarias, en todas las islas e islotes del Archipiélago, y en lugares inaccesibles como islotes rocosos, acantilados y cuevas, barrancos del interior, bajo vegetación e incluso en la arena.

Los plásticos desechados indebidamente en la naturaleza pueden llegar al mar por la acción del viento, lluvia o tormentas y ser ingeridos por las aves marinas canarias, lo que supone una grave amenaza para éstas al convertirse en microplásticos, recalcó el consejero, quien subrayó que los residuos que se acumulan en el cuerpo de estas especies y los enganches con basura flotante de origen terrestre son las graves problemáticas actuales para los pájaros en el mar.

Los plásticos, que tardan entre décadas y cientos de años en degradarse, afectan especialmente a las aves que ingieren este residuo porque les provoca perforaciones en sus órganos internos, muerte por inanición y asfixia, y aporte de toxinas al organismo.

También los plásticos de mayor tamaño pueden provocar a las aves graves lesiones o, incluso, ahogamientos debido a enredos y enganches de estas especies con los residuos. Algunas aves, además, trasladan la contaminación a sus polluelos al utilizar plásticos, que confunden con hojas, ramas y otros artículos naturales, para construir sus nidos.

Etiquetas

Transición Ecológica impulsa acciones para la conservación del guincho y halcones de Berbería

El consejero José Antonio Valbuena subraya la importancia de trabajar en la protección de estas especies amenazadas que “enriquecen la biodiversidad y el patrimonio natural de las Islas”

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha iniciado actuaciones dirigidas a la protección de las águilas pescadoras (Pandion haliaetus) –conocidas como guinchos– y los halcones de Berbería (Falco peregrinus pelegrinoides), a través de la elaboración de documentos estratégicos que contemplen medidas en el marco de los correspondientes planes de recuperación y conservación.

Halcón de Berbería
Halcón de Berbería (Beneharo Rodríguez).

El consejero responsable del área, José Antonio Valbuena, destaca la importancia de estos trabajos y recuerda que “se trata de especies amenazadas que enriquecen la biodiversidad y el patrimonio natural del Archipiélago”. El proyecto, cofinanciado por el Programa Operativo FEDER Canarias (2014-2020), se ha encargado mediante licitación pública a los ornitólogos Felipe Siverio, Beneharo Rodríguez y Manuel Siverio, actualmente afiliados al Grupo de Ornitología e Historia Natural de las Islas Canarias (GOHNIC) y reconocidos en el campo de la ornitología canaria. Además, para la realización de determinados trabajos en las diferentes islas, también se cuenta con la colaboración temporal de varios expertos en avifauna.

Según los últimos datos publicados, el estado actual de la población del guincho en Canarias es muy precaria, puesto que solo existen siete parejas repartidas entre Alegranza, Tenerife y La Gomera, así como algunos ejemplares solitarios.

Por su parte, las poblaciones insulares de halcones de Berbería han ido aumentando en estas últimas décadas, aunque hoy en día se enfrentan aún a numerosas amenazas derivadas de la actividad humana, entre ellas, su hibridación con halcones escapados de cautividad, lo que con el tiempo supondría la pérdida de su identidad genética.

Durante este primer tramo del proyecto (2020-2022), y pese a las limitaciones derivadas de la actual situación por la COVID-19, ya se han realizado varias visitas a diferentes islas e islotes del Archipiélago para esclarecer cuál es la situación actual de las poblaciones de guincho y halcón de Berbería, así como para recabar información acerca de sus amenazas potenciales.

Entre las labores que se realizarán, destacan los estudios sobre la localización de los territorios de cría de halcón de Berbería en las islas de La Gomera, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. De esta forma, se determinarán datos sobre su distribución, tamaño poblacional y hábitats de nidificación que complementarán la información obtenida durante trabajos anteriores sobre esta especie en el resto de las islas.

Con el objetivo de localizar el mayor número posible de territorios de cría y de obtener una estima fiable del número de parejas reproductoras en cada isla, se realizarán prospecciones en las localidades que han sido citadas como territorios de cría en las fuentes disponibles, además de otros enclaves potencialmente adecuados.

Asimismo, se llevará a cabo el marcaje y equipamiento con dispositivos de seguimiento remoto de adultos y pollos de guincho durante los tres años de estudio, con la finalidad de obtener información sobre parámetros reproductivos y demográficos de la especie, así como los movimientos de los individuos. Así, se dispondrán las zonas de campeo y alimentación, y se conocerán el uso del hábitat y los movimientos dispersivos, tanto en la época reproductora como en otros momentos del año.

Esta técnica contribuirá a dilucidar aspectos ecológicos apenas conocidos en los guinchos canarios, lo que, a su vez, será una ayuda a la hora de implementar medidas para su conservación.

Una vez identificadas las zonas de uso, se determinarán y analizarán los eventuales puntos negros y factores de amenaza, lo que servirá para orientar la gestión de la especie en relación con la mitigación de los impactos negativos.

Etiquetas