Logo del Gobierno de Canarias

Patrimonio Cultural recupera la memoria del uso tradicional de las plantas de Canarias

Cultura_211108

Un estudio, dirigido por el experto Jaime Gil González, recopila información referente a la flora silvestre, alimenticia, forrajera, medicinal, veterinaria y de las variedades tradicionales a través de la información oral

Los rápidos cambios sociales y económicos acaecidos en Canarias en los últimos cuarenta años han traído consigo una importante pérdida de conocimientos en relación a múltiples actividades y aspectos de nuestra cultura tradicional, abriendo una brecha cultural entre las nuevas generaciones y aquellas que nos antecedieron. Con el fin de retener esta memoria inmaterial, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha realizado un estudio sobre la valiosa cultura generada en torno al uso tradicional de las especies vegetales de las islas.

Esta actuación, encaminada al rescate de aquellos conocimientos en relación al mundo vegetal canario, que permitieron la subsistencia de nuestros antecesores en el territorio insular, quiere contribuir a la salvaguarda de este patrimonio inmaterial conformado por el conocimiento tradicional de las especies vegetales silvestres y cultivadas. Para ello, el experto Jaime Gil González y su equipo han recopilado información referente a los usos tradicionales de la flora silvestre, prestando especial atención a aquellos de índole alimenticia, forrajera, medicinal y veterinaria, así como a las variedades tradicionales de cultivo a través de la información oral, dando como resultado ochenta fichas específicas ilustradas para cada especie silvestre y variedad cultivada.

“El conocimiento profundo que se tenía sobre este material vegetal es el resultado de siglos de experimentación. Todas las islas están necesitadas de estudios que profundicen sobre esta parcela del conocimiento que forma parte de nuestro patrimonio cultural. Con ello se frena la pérdida del conocimiento acumulado durante siglos y se valoriza este legado intangible”, afirma Nona Perera, directora general del área.

A lo largo del presente proyecto se han procesado aproximadamente un total de 50 horas de grabación correspondientes a cuarenta encuentros con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural. El vaciado de estos documentos orales ha dado lugar a un total de 368 páginas de transcripciones y a la redacción de ochenta fichas de especies vegetales presentes en Canarias, en torno a las cuales se ha generado una importante cultura tradicional que forma parte de nuestro patrimonio inmaterial y cuya presencia en los campos de las islas ha sido determinante en la subsistencia de la población canaria.

Metodología aplicada

La recopilación del saber asociado a las especies vegetales presentes en los campos de Canarias, ya cultivadas, ya silvestres, transmitido de forma oral de generación en generación constituye el objetivo principal del proyecto. A través de entrevistas con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural se ha registrado la trasmisión de gran cantidad de información en torno a la subsistencia en el medio rural de las islas, constituyendo, por tanto, un recurso valioso para el estudio desde diversas disciplinas como la etnografía, etnobotánica, lingüística o ecología.

Igualmente, en el ámbito de las especies cultivadas, conocer qué variedades de cereales, legumbres, papas, batatas y frutales permitieron subsistir a nuestra población campesina resulta una información relevante pues este conocimiento, además de constituir una parte importante del patrimonio vinculado íntimamente con la cultura gastronómica de nuestro territorio, resulta básico a la hora de abordar actuaciones que eviten su pérdida. Es por ello que la indagación en torno a las variedades tradicionales de cultivo ha formado parte importante de las entrevistas procesadas.

Además, los encuentros y salidas al campo con pastores resultaron fundamentales para la recogida de nombres vernáculos en presencia de las especies silvestres, abordando también su aptitud alimenticia, la forrajera para la alimentación del ganado, las plantas ofensivas y venenosas, el uso de las plantas con fines medicinales y veterinarios, incluyendo su utilización con fines rituales o para predecir fenómenos meteorológicos.

Los testimonios orales recogidos en estos encuentros han sido reproducidos en las fichas etnobotánicas con el objeto de trasmitir la información obtenida de una manera fiel. Igualmente, en cada una de las fichas se incluye una disertación en relación a los nombres vernáculos de la especie y variedad tratada así como sobre sus usos principales.

 

Etiquetas

El patrimonio inmaterial de las cumbres de Gran Canaria está en la memoria de las personas mayores

Cultura_210831

Un grupo de niñas y niños ilustra los recuerdos de la infancia que cuentan las personas ancianas de Tejeda y Artenara

El material narrativo junto con el material plástico crean una obra divulgativa que será difundida como libro para el público en general

La Dirección General de Patrimonio Cultural, a través del Programa enSeñas Patrimonio, impulsa un proyecto de rescate y divulgación de los recuerdos de las personas de edad avanzada que han vivido su niñez en las cumbres de Gran Canaria. En Tejera y Artenara se crea este canal intergeneracional que rescata la memoria colectiva de sus habitantes, desde la infancia hasta la ancianidad, y donde el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas ha influido notablemente en el desarrollo de sus vidas.

Las personas mayores se expresan naturalmente mediante la oralidad, con recuerdos, historias, leyendas, canciones y poesías, mientras que la niñez se expresa mayoritariamente con la imaginación. Para unir estas cualidades, la antropóloga y artista Elia Verona lleva a cabo el plan ‘Infancias de la Cumbre’ en el que ancianos y ancianas narran sus vivencias de la infancia a niños y niñas para que dibujen sus discursos. El trabajo pretende documentar y difundir el patrimonio inmaterial de este entorno de la isla con la publicación de un libro divulgativo, destinado al público en general, en el que se incluyan las ilustraciones infantiles con referencias didácticas y la grabación de un vídeo sobre el proceso creativo y etnográfico.

Narrado desde el pasado pero imaginado en el presente, este estudio no nace únicamente para poner en contacto a dos generaciones de las cumbres canarias, la mayor y la más joven, sino también para divulgar los frutos de este encuentro. Desde esta perspectiva, la información obtenida es realmente importante para el conocimiento etnográfico y antropológico, pues el aislamiento y las características especiales de este entorno hacen que permanezcan vivas costumbres y tradiciones perdidas en el resto de la isla.

La parte antropológica se realiza siguiendo las técnicas etnográficas de trabajo de campo principales, o sea, con entrevistas abiertas o semiestructuradas, observación participante y trabajo de archivo. Una vez recabado el material narrativo-etnográfico, se seleccionan las historias más significativas por su vinculación con el entorno de la cumbre y con elementos destacados de patrimonio cultural.

A través de talleres en el CEO Tejeda y el CEIP Artenara, el alumnado a partir de 6 años, dibuja las escenas narradas con total libertad creativa pero dependiendo de su complejidad y temática. Además, el proyecto trabaja con tres ejes transversales: la igualdad de género, el respeto al medio ambiente y la interculturalidad.

En cuanto al libro, las ilustraciones infantiles serán reinterpretadas y adaptadas, con el fin de conseguir ilustraciones atractivas visualmente. Esto es un material divulgativo que fusiona la memoria narrada literariamente con textos más explicativos que profundizan en determinados conceptos, acontecimientos o aspectos etnográficos y con imágenes que demuestran la inspiración del trazo infantil. Por último, la propia naturaleza del proyecto, un híbrido entre etnografía, literatura e ilustración, se presta a la realización de un vídeo que registre el proceso etnográfico-creativo a modo de resumen.

La evolución de la pandemia y la seguridad de las personas, muchas de ellas tienen más de 80 años, condiciona las fases de ejecución previstas. Sin embargo, la duración estimada de este proyecto es de 7 meses, por lo que a finales de año se entregarán los 250 ejemplares de la investigación a la Administración regional.

 

 

 

 

Etiquetas

Una serie audiovisual difunde el valor del saber popular de Canarias

Cultura_210521

Los vídeos incluyen testimonios de personas mayores sobre distintos aspectos del patrimonio cultural inmaterial

Cada viernes, el Programa EnSeñas Patrimonio, dentro de su sección ‘Viernes de Patrimonio’, publica un nuevo capítulo en su página de Facebook

La Dirección General de Patrimonio Cultural, en colaboración con la Fundación Canaria Lidia García, idea ‘Vidas Sabias’, un programa de promoción y recopilación del saber popular a través de una serie de audiovisuales. Se trata de un proyecto complementario a ‘Sabios Guías Intérpretes’ que tiene como objetivo difundir los testimonios y vivencias de las personas mayores de Canarias. Los vídeos pueden visualizarse en un la videoteca digital de la Fundación y cada viernes en la página de Facebook del Programa EnSeñas Patrimonio dentro de la categoría ‘Viernes de Patrimonio’.

‘Vidas Sabias’ se centra en la recopilación documental personalizada del saber de las personas que forman parte de nuestras tradiciones para crear un catálogo audiovisual permanente. La iniciativa pretende hacer visible todo ese conocimiento y sabiduría sobre el patrimonio cultural inmaterial que ha quedado representado en las rutas de ‘Sabios Guías Intérpretes’ desde 2011.

Con esta serie documental, las personas mayores se convierten en narradoras de la historia colectiva y educadoras para las nuevas generaciones. El proyecto tiene un marcado carácter educativo y cultural que favorece la unión entre la población más joven y las personas mayores, como un encuentro intergeneracional para conocer, difundir y no perder nuestra riqueza patrimonial.

“De todos los patrimonios culturales que tiene Canarias, el oral es el que se encuentra en una situación de peligro y riesgo de pérdida, se trata del conocimiento que tienen las personas mayores sobre distintos temas de las islas”, adelanta la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera. La importancia de este trabajo recae en su receptor ya que se difunde en “las redes sociales para que llegue a la mayor cantidad de personas posibles”, sostiene. Cabe recordar, que “todo este conocimiento que tienen las personas mayores es lo que ha fundamentado el avance de la población canaria en estas islas y no podemos prescindir de él para poder seguir desarrollándonos como pueblo”, subraya Perera.

Por su parte, la directora de la Fundación Lidia García, Guacimara Martín, considera que este trabajo “es un reconocimiento al valor del saber humano y que no está escrito. Necesario para conocer y entender la riqueza cultural que nos rodea”. En este sentido, valora que el proyecto “revierte una oportunidad para poner nuestro objetivo como Fundación y como comunidades, en las personas mayores como protagonistas del patrimonio cultural inmaterial de Canarias”.

En total, se han recuperado 20 documentos audiovisuales que fomentan la conservación del patrimonio cultural inmaterial de cada una de las islas. Estos testimonios reales basados en vivencias y repletos de elementos que remarcan nuestros valores identitarios se encuentran alojados en: una videoteca digital pública y en ellos se tratan temas como la tahona, los lagares, juegos tradicionales, molinos, los finaos, etc.

Hoy viernes 20 de mayo, a las 14:00 horas, se estrena el primer capítulo en la página de Facebook de Programa EnSeñas Patrimonio. El sabio Julián Ventura explica a los participantes de la ruta de ‘Sabios Guías Intérpretes’ en La Gomera los paredores, el punto cubano y las bolitas de teja.

Sabios Guías Intérpretes

Desde 2007, la Fundación Canaria Lidia García y la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias promueven el valor cultural de las personas mayores a través del programa ‘Sabios Guías Intérpretes’. El proyecto de promoción del patrimonio y la cultura busca acercar nuestras tradiciones a grupos organizados que quieran saber interpretar el paisaje y su historia in situ. De manera que se realizan rutas por las diferentes islas con personas mayores del lugar que ejercen como guías e intérpretes.

Este año comienza un nuevo programa de ‘Sabios Guías Intérpretes’ y la Fundación hace un llamamiento a los ancianos y ancianas de Canarias que quiera compartir sus vivencias y conocimientos sobre nuestro patrimonio cultural. “Nos encantaría contar con la gente y que nos hagan llegar sus propuestas, recopilaciones, testimonios. Así podremos compartir y hacer crecer nuestra cultura”, insiste Guacimara.

Para participar, deben dirigirse a la Fundación a través del correo:

sabios@fundacionlidiagarcia.org o llamando a los teléfonos 828704683 / 633066895.

https://www.sabiosguiasinterpretes.com/vidassabias/

Etiquetas