Logo del Gobierno de Canarias

Patrimonio Cultural recupera la historia de los barrios de Los Llanos, El Cabo y Las Cuatro Torres

La presentación del libro ‘Un barrio, tres nombres’ es el próximo viernes 9 de septiembre a las 17:30 horas en la Ermita de Regla

La Asociación “Salvemos la Historia” difunde la memoria de los barrios de Santa Cruz que fueron desalojados en los años 60-70 del siglo XX

La Dirección General de Patrimonio Cultural, junto a la Asosiación cultural «Salvemos la Historia”, presenta el libro ‘Un barrio, tres nombres’ el próximo viernes 9 de septiembre, a las 17:30 horas, en el espacio anexo a la Ermita de Regla en Santa Cruz de Tenerife con motivo de las Fiestas de Regla. Se trata de una investigación sobre la memoria de los barrios de Los Llanos, El Cabo y Las Cuatro Torres que fueron desalojados a mediados del siglo XX por efecto de la especulación urbana y la elitización del suelo en la capital tinerfeña.

La publicación, dentro del proyecto Relato 21, recoge las vivencias, las memorias y el patrimonio de las personas que habitaron estos tres núcleos poblacionales primigenios antes de ser expulsadas a la periferia de la ciudad en la década de los 60-70 del pasado siglo, debido al Plan de Urbanización de 1957-58.

‘Un barrio, tres nombres’ recopila información y testimonios desde el nacimiento de cada barrio hasta la expatriación de sus habitantes. Con este relato histórico y antropológico, se reconstruye la historia de esas 1200 familias que fueron despojadas de sus raíces territoriales, sociales y antropológico culturales.

Al acto acudirá la directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Nona Perera, y el coordinador-presidente de la Asociación cultural «Salvemos la Historia», Antonio Martín, así como miembros del Colectivo 21. Tras la presentación del libro, habrá un debate abierto moderado por Juan Manuel Ropón, secretario de la asociación, y se distribuirán ejemplares de la publicación a quien lo solicite.

Dada la escasez de estudios sobre los barrios, las clases populares y sus interacciones con la ciudad, el libro escrito por Juan Luis de Los Reyes, Jordan Correa, Ricardo Alberto Guerra, José Julio Marín, Antonio Martín y Pablo Daniel Ramos, miembros del Colectivo 21, consta de material inédito con la participación directa de los vecinos y vecinas que padecieron este éxodo hace más de 65 años.

La Asociación “Salvemos la Historia” lleva diez años trabajando con los antiguos vecinos y vecinas de Los Llanos, El Cabo y Las Cuatro Torres para recuperar su memoria, que ahora se ve enriquecida por las aportaciones del personal investigador. Además, desde 2019, cuentan con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio Cultural para desarrollar iniciativas de recuperación acerca de los barrios antiguos de Santa Cruz de Tenerife.

 

Etiquetas

Un proyecto liderado por Canarias investiga el uso de carbón vegetal para mejorar suelos agrícolas degradados

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) lidera esta iniciativa en la que participan Canarias, Azores, Madeira, Cabo Verde, Mauritania y Senegal

El Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), adscrito a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, lidera un proyecto internacional denominado Vercochar, en el que también participan otros socios canarios como el Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), las dos universidades canarias, Radio ECCA, la Mancomunidad del Sureste, ADER La Palma y el Cabildo de Gran Canaria, con el que se busca mejorar las condiciones de los suelos agrícolas y forestales degradados para mejorar las producciones agrarias. Se trata del uso de materia orgánica transformada, como carbón vegetal y compost, para mejorar la calidad del suelo.

La investigadora y responsable del proyecto Vercochar, Vanesa Raya, explica que el objetivo de esta iniciativa, enmarcada en el programa Interreg MAC, es mejorar la respuesta de los ecosistemas ante los efectos del cambio climático, facilitando la regeneración de suelos afectados por erosión, sequía, desertificación, salinización o contaminación debido a un mal manejo de los mismos. “La incorporación de restos orgánicos transformados contribuye a valorizar dichos materiales y, también, a mejorar la fertilidad y salud de los suelos”, asegura.

Raya explica que Vercochar trabaja, por un lado, en caracterizar algunos materiales orgánicos locales transformados, resultantes de procesos biológicos, como el compostaje y el vermicompostaje, y físicos, como la elaboración de biochar, mediante sistemas sencillos y, por otro lado, en evaluar sus efectos al aplicarlos en el suelo tanto en las propiedades físicas, químicas y biológicas del propio suelo como en los cultivos.

Por otra parte, Vanesa Raya detalla que “el proceso más innovador que se investiga en el marco del proyecto Vercochar es la elaboración e incorporación de biochar al suelo, como enmienda que favorece el secuestro de carbono en los suelos, dado su elevado contenido en carbono recalcitrante, y mejora sus propiedades, teniendo en cuenta su elevada porosidad. Dichas características evitan la lixiviación de nutrientes al subsuelo, aumentan su capacidad de retención de humedad y favorece la inmovilización de sustancias nocivas o contaminantes presentes en el suelo, debido a su elevada superficie específica y propiedades adsorbentes”.

“Dentro del proyecto, hemos trabajado en la obtención de biochar mediante diferentes métodos artesanales, pudiendo determinar sus parámetros óptimos de funcionamiento según el material vegetal usado y las características del material resultante. Además, se han realizado ensayos de su aplicación al suelo a diferentes dosis para determinar su influencia en el suelo y en el cultivo”, explica.

Por su parte, la directora científica del ICIA, Mery Jaizme-Vega señala que “las investigaciones del ICIA son el ejemplo de cómo la transferencia de conocimiento desde el campo científico a los sectores económicos, en este caso la agricultura, pueden favorecer a la generación de un sistema productivo eficiente, en el que se vean beneficiados los productores y consumidores”.

El proyecto Vercochar cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Canarias, Madeira, Azores, Cabo Verde, Mauritania y Senegal participan en esta investigación. El suelo es un recurso no renovable responsable de la producción del 95% de los alimentos, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Además, los suelos filtran el agua, son la fuente de nuestras medicinas y nos ayudan a combatir y adaptarnos a los cambios en el planeta motivados por el aumento de la temperatura global debido a la contaminación atmosférica. Su pérdida y degradación compromete la salud de los seres vivos y afecta a la seguridad alimentaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas

Patrimonio Cultural presenta el inventario de campanas de Fuerteventura y Lanzarote

Cultura_220511

La Biblioteca Insular de Lanzarote acoge la presentación de la publicación de Gustavo A. Trujillo este viernes, 13 de mayo, a las 18:00 horas

El libro recopila los resultados de esta investigación en la que se han registrado y detallado 165 bienes culturales

La Dirección General de Patrimonio Cultural presenta el libro ‘A son de campana tañida. Inventario de campanas de Fuerteventura y Lanzarote’ del historiador Gustavo A. Trujillo en la Biblioteca insular de Lanzarote (Arrecife) este viernes, 13 de mayo, a las 18:00 horas. Se trata de una publicación en la que se recogen y resumen los principales resultados de la investigación, impulsada por esta área del Gobierno de Canarias, sobre las campanas, relojes y matracas de las islas occidentales del archipiélago.

La publicación recopila un total de 165 bienes culturales localizados en 105 inmuebles públicos y privados, dedicados en su mayoría al culto cristiano como iglesias parroquiales, exconventos, ermitas y capillas, aunque también en construcciones militares y en menor medida, en edificios civiles.

El registro de campanas de la Lanzarote y Fuerteventura especifica, de cada una de ellas, su denominación, autoría, cronología y lugar de procedencia, además de su localización, titularidad y estado de conservación actual así como su toque manual o automatizado, entre otras características de especial interés como su ornamentación e iconografía.

A la presentación en la Biblioteca perteneciente al Cabildo de Lanzarote acudirá Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, y Gustavo A. Trujillo, autor de esta investigación. Durante el acto, el especialista en campanas mostrará algunos ejemplos de los elementos sonoros que aún se conservan en la isla además de exponer los problemas y las propuestas de conservación que plantea este estudio.

En la isla de Lanzarote se visitaron 64 inmuebles y el número de campanas registradas es de 92 piezas, junto con 4 relojes y 1 cuadrante solar. Entre las más antiguas se encuentra la de San Ginés Obispo en Arrecife y la de la ermita de San Leandro en Teguise, fechadas entre el siglo XVII-XVIII, aunque los instrumentos más abundantes son los fabricados en el siglo XIX.

Con este inventario se amplia el conocimiento, promueve la difusión y se valora la protección de las campanas y sus sonidos por lo que este trabajo marca un hito en el estudio de este patrimonio cultural inmaterial de Canarias.

Etiquetas

Patrimonio Cultural documenta las prácticas tradicionales y la memoria colectiva de la Costa de Pájara

Cultura_220422

La investigación socio-antropológica concluye con un documental sobre las actividades cotidianas de las personas que habitan este entorno

Probablemente desde la época aborigen, la Costa de Pájara en Fuerteventura haya sido un territorio con altas señas de identidad gracias al mantenimiento de prácticas tradicionales y la transmisión de conocimientos ancestrales. La aridez y la escasez de recursos hídricos en este entorno estableció que las personas se relacionaran de una manera mancomunada y sostenible para gestionar todas las posibilidades que ofrecía La Costa.

Esta memoria colectiva es documentada por la Dirección General de Patrimonio Cultural con una investigación socio-antropológica y la grabación de un documental sobre las actividades cotidianas de este territorio como el pastoreo, el marisquero, la obtención de sal, la realización de apañadas o la quema de cal, vivencias de casi veinte vecinos y vecinas de la Costa de Pájara.

El proyecto “Lugares de la Memoria. La Costa de Pájara como territorio para la construcción de la identidad colectiva” surge por la necesidad de conocer la experiencia de vida de las personas que han habitado y transitado por el entorno procomún de la Costa de Pájara antes de su privatización y desterritorialización.

Costa de Pájara, Fuerteventura
Costa de Pájara, Fuerteventura

Para Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, “no solo hay que recuperar estas voces, sino que la ciudadanía tenga acceso a ellas para conocerlas y sacar provecho identitario de cómo se desarrolla la vida en La Costa con los recursos naturales disponibles y el conocimiento y control que alcanzan sus habitantes”, especifica.

El equipo de investigación está conformado por Allende M. Gutiérrez, Antonio J. Cabrera y Mª Elena Gutiérrez y parte de una metodología participativa, en la que personal investigador y comunidad construyen los resultados del estudio en una dinámica permanente de socialización, difusión y puesta en diálogo de los conocimientos generados en el proceso de investigación.

Para recabar la información, las fuentes documentales han sido importantes pero se han primado las fuentes orales llevando a cabo entrevistas abiertas y semiestructuradas a distintas personas que nacieron y se criaron en este territorio pero que nunca han podido acceder a él completamente, tan sólo a través de la memoria antepasada. Además, la cartografía socio-antropológica ha sido fundamental para que las vecinas y vecinos participantes pudieran recordar con un recorrido por el entorno.

La población de La Costa ocupó cuevas, levantó chozas, paredes, gambuesas y corrales con piedra seca, acondicionó fuentes, maretas, gavias, estanques para cuidar y aprovechar las aguas, habilitó sendas y caminos por los que transitar, dieron nombre a cada piedra, ladera, montaña, aprendió a usar las propiedades curativas de las hierbas, a aprovechar los recursos marinos y sobre todo, a adaptarse y relacionarse con el entorno. Al respecto, el equipo de investigación localiza y registra aquellos espacios, bienes y recursos que se usaban por parte de la vecindad de Pájara.

Documental “Arraigo”

Con el objetivo de posibilitar la reflexión colectiva, la transformación social y la devolución sistemática de los conocimientos a la comunidad, se idea el documental “Arraigo” realizado por Sirma Castellano, de Pastorcillo Films. De esta forma se rescatan los conocimientos y saberes que albergan las personas mayores que allí habitan y se protege, conserva y reproduce el patrimonio etnográfico isleño.

El pastoreo de ganado manso, la gestión de la suelta de ganado, las actividades de marisqueo, la producción de cal para la exportación y la experiencia de la vida comunitaria en este territorio han sido algunas de las prácticas documentadas. Aunque, sin lugar a dudas, la apañada de cabras en La Costa es una de las principales manifestaciones de trabajo colaborativo que se realiza en el territorio, además de la limpieza de las fuentes o el arreglo de paredes, chozas, gambuesas y corrales.

El documental recoge los testimonios de dieciocho personas del municipio de Pájara que durante gran parte de sus vidas ocuparon y disfrutaron de los terrenos comunales. En él se muestran las prácticas tradicionales que llevaban a cabo, las habilidades técnicas que desarrollaron, el conocimiento del territorio y la filosofía de vida que ordenaba los derechos y deberes con respecto al territorio procomún. Además, se pone de manifiesto por primera vez en un documental los numerosos cambios que ha sufrido este territorio, su estado actual y la visión de las personas que lo habitan.

 

 

Etiquetas

El Gobierno estudia las cuevas colgadas de Tenerife

Cultura_220328

Este proyecto pionero en Canarias utiliza técnicas de progresión vertical para localizar yacimientos arqueológicos intactos

El equipo se ha adentrado en ocho cavidades de difícil acceso en La Laguna, El Rosario y Los Realejos

La Dirección General de Patrimonio Cultural amplía el proyecto de prospecciones arqueológicas en las Cuevas Colgadas de La Palma a Tenerife para poder identificar a través de la progresión vertical y escalada los posibles usos que la población guanche le daba a las cavidades de difícil acceso. En este primera fase se han localizado ocho cavidades, la mayoría de ellas de uso sepulcral, en los municipios de San Cristóbal de La Laguna, El Rosario y Los Realejos.

Se trata de un proyecto pionero en Canarias dirigido por la arqueóloga Nuria Álvarez y el espeleólogo Eduardo Díaz que pretende encontrar, estudiar e inventariar aquellas cuevas que conservan elementos arqueológicos relativamente intactos y sin expoliar de la época aborigen. De hecho, con este proyecto iniciado en 2017 en La Palma, se localizaron las primeras pinturas rupestres de la isla en la Cueva Tiznada (El Paso).

La gran cantidad de cuevas de difícil acceso distribuidas por la orografía de la isla de Tenerife, el expolio presente en los yacimientos de fácil acceso, así como los buenos resultados obtenidos los trabajos realizados en La Palma es lo que ha motivado el comienzo de este proyecto en esta isla. El hallazgo de este tipo yacimientos en buen estado de conservación facilita la interpretación de las formas de vida de los antiguos canarios con rigor científico, tal y como aclara la arqueóloga, para “entender cómo vivieron y cómo murieron estas poblaciones”.

Estudio cuevas colgadas de Tenerife
Estudio cuevas colgadas de Tenerife

Con el desarrollo de las prospecciones superficiales se inician nuevas líneas de investigación dentro de la arqueología canaria relacionadas con las pautas de ocupación, el uso de de las cavidades y los accesos que empleaba la población prehispánica para llegar a estas cuevas localizadas en barrancos, acantilados o riscos.

Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural, explica que “el estudio de Cuevas Colgadas se ha ampliado a Tenerife para tener elementos comparativos”, pero también con el objetivo de «obtener todo el compendio y el potencial de la arqueología canaria en esta área para poder planificar de forma más optima medidas de corrección, de peligro, de erosión, en función de la cavidad”.

Los trabajos en Tenerife se encuentran en una fase preliminar “para hallar el estado de la cuestión”, insiste Álvarez, “pero cuando hayamos prospectado un número significativo de cuevas podremos ver esa similitud o no en las cavidades de las distintas islas”. Las cuevas a las que han entrado hasta el momento tienen mayoritariamente un uso funerario pero en las próximas campañas se espera visitar nuevos municipios que puedan albergar otro tipo de yacimientos.

Selección de las cuevas

En primer lugar, se realizó un listado de las principales cavidades susceptibles a ser estudiadas a través de las referencias tanto escritas como oral, ya que las fuentes etnohistóricas determinan que la población guanche utilizaba las cuevas con una finalidad habitacional y funeraria.

Sin embargo, desde el punto de vista arqueológico, poco se sabe de los usos de las cuevas de difícil acceso situadas en barrancos, en paredes de acantilados o en riscos aunque existen trabajos previos en los que se especifica la complejidad de entrar a ciertos yacimientos por su ubicación y orografía.

Ahora bien, por recomendación de diferentes instituciones de Tenerife, se eligieron aquellas zonas o cavidades que consideraban su investigación prioritaria por distintos motivos. A petición del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, se realizaron prospecciones en el entorno del Becerril con la intención de encontrar la famosa necrópolis excavada por Luis Diego Cuscoy. Al respecto, el equipo multidisciplinar localizó cinco cavidades sepulcrales en este entorno que serán estudiadas en profundidad próximamente.

Esta primera fase ha concluido con resultados muy positivos porque la mayoría de las cavidades visitadas estaban en perfectas condiciones y presentaban restos arqueológicos en superficie. En este sentido, los resultados obtenidos en la isla de Tenerife demuestran la importancia de este tipo de proyectos para tener una visión global del uso de las cavidades colgadas por parte de la población aborigen de las Islas Canarias.

 

Etiquetas

Patrimonio Cultural recupera la memoria del uso tradicional de las plantas de Canarias

Cultura_211108

Un estudio, dirigido por el experto Jaime Gil González, recopila información referente a la flora silvestre, alimenticia, forrajera, medicinal, veterinaria y de las variedades tradicionales a través de la información oral

Los rápidos cambios sociales y económicos acaecidos en Canarias en los últimos cuarenta años han traído consigo una importante pérdida de conocimientos en relación a múltiples actividades y aspectos de nuestra cultura tradicional, abriendo una brecha cultural entre las nuevas generaciones y aquellas que nos antecedieron. Con el fin de retener esta memoria inmaterial, la Dirección General de Patrimonio Cultural ha realizado un estudio sobre la valiosa cultura generada en torno al uso tradicional de las especies vegetales de las islas.

Esta actuación, encaminada al rescate de aquellos conocimientos en relación al mundo vegetal canario, que permitieron la subsistencia de nuestros antecesores en el territorio insular, quiere contribuir a la salvaguarda de este patrimonio inmaterial conformado por el conocimiento tradicional de las especies vegetales silvestres y cultivadas. Para ello, el experto Jaime Gil González y su equipo han recopilado información referente a los usos tradicionales de la flora silvestre, prestando especial atención a aquellos de índole alimenticia, forrajera, medicinal y veterinaria, así como a las variedades tradicionales de cultivo a través de la información oral, dando como resultado ochenta fichas específicas ilustradas para cada especie silvestre y variedad cultivada.

«El conocimiento profundo que se tenía sobre este material vegetal es el resultado de siglos de experimentación. Todas las islas están necesitadas de estudios que profundicen sobre esta parcela del conocimiento que forma parte de nuestro patrimonio cultural. Con ello se frena la pérdida del conocimiento acumulado durante siglos y se valoriza este legado intangible», afirma Nona Perera, directora general del área.

A lo largo del presente proyecto se han procesado aproximadamente un total de 50 horas de grabación correspondientes a cuarenta encuentros con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural. El vaciado de estos documentos orales ha dado lugar a un total de 368 páginas de transcripciones y a la redacción de ochenta fichas de especies vegetales presentes en Canarias, en torno a las cuales se ha generado una importante cultura tradicional que forma parte de nuestro patrimonio inmaterial y cuya presencia en los campos de las islas ha sido determinante en la subsistencia de la población canaria.

Metodología aplicada

La recopilación del saber asociado a las especies vegetales presentes en los campos de Canarias, ya cultivadas, ya silvestres, transmitido de forma oral de generación en generación constituye el objetivo principal del proyecto. A través de entrevistas con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural se ha registrado la trasmisión de gran cantidad de información en torno a la subsistencia en el medio rural de las islas, constituyendo, por tanto, un recurso valioso para el estudio desde diversas disciplinas como la etnografía, etnobotánica, lingüística o ecología.

Igualmente, en el ámbito de las especies cultivadas, conocer qué variedades de cereales, legumbres, papas, batatas y frutales permitieron subsistir a nuestra población campesina resulta una información relevante pues este conocimiento, además de constituir una parte importante del patrimonio vinculado íntimamente con la cultura gastronómica de nuestro territorio, resulta básico a la hora de abordar actuaciones que eviten su pérdida. Es por ello que la indagación en torno a las variedades tradicionales de cultivo ha formado parte importante de las entrevistas procesadas.

Además, los encuentros y salidas al campo con pastores resultaron fundamentales para la recogida de nombres vernáculos en presencia de las especies silvestres, abordando también su aptitud alimenticia, la forrajera para la alimentación del ganado, las plantas ofensivas y venenosas, el uso de las plantas con fines medicinales y veterinarios, incluyendo su utilización con fines rituales o para predecir fenómenos meteorológicos.

Los testimonios orales recogidos en estos encuentros han sido reproducidos en las fichas etnobotánicas con el objeto de trasmitir la información obtenida de una manera fiel. Igualmente, en cada una de las fichas se incluye una disertación en relación a los nombres vernáculos de la especie y variedad tratada así como sobre sus usos principales.

 

Etiquetas

Vanoostende: «La modificación de la norma para el plátano afectado por la ceniza facilitará su comercialización»

El estudio consistirá en el muestreo y análisis de los datos concernientes a suelo, frutas, hojas y agua de regadío en diferentes fincas de la isla

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha valorado la decisión del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de abrir el proceso de consulta pública de la orden que flexibilizará la norma de comercialización de los plátanos producidos en la Isla de La Palma para dar salida a los que estéticamente estén dañados, pero aptos para su consumo.

Vanoostende ha destacado que “esta acción permitirá mayor tolerancia en las categorías del plátano, con una modificación puntual y temporal de las normas de comercialización que mejorarán su venta, generará más volumen y facilitará su comercialización”.

La responsable regional del área ha manifestado que “aunque la calidad de la fruta es óptima, su apariencia externa, con esas rozaduras tan visibles, no cumple con la normativa europea y, por esa razón, se adaptará la norma para que se pueda comercializar más fruta; existe sensibilidad y compromiso de todos con La Palma”. Cabe recordar que la futura norma estará vigente, al menos, por un año, y podrá prorrogarse en función de la evolución de la situación.

La Dirección General de Agricultura de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA) y el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA)- Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) trabajan de forma coordinada en un proyecto destinado a verificar y garantizar que la fruta y las plantas de la Isla de La Palma afectadas por la ceniza del volcán no presentan toxicidad.

Esta cooperación, que fue abordada en un encuentro celebrado el pasado martes en La Laguna (Tenerife) entre el director general de Agricultura, Augusto Hernández; el director del ICCA, Basilio Pérez; el director del IPNA, Juan Ignacio Padrón, y técnicos del Instituto; e investigadores del ICIA, será fundamental para valorar las consecuencias de la ceniza en los cultivos.

El estudio consistirá en el muestreo y análisis de los datos concernientes a suelo, frutas, hojas y agua de regadío en diferentes fincas de la isla, a distancias y cotas variables con respecto al volcán.

Por parte de la Consejería, Gestión del Medio Rural de Canarias (GMR) se encargará de llevar a cabo la toma de muestras, y el número de las mismas será representativo para obtener conclusiones fiables.

Etiquetas

El Gobierno impulsa una investigación inédita sobre los objetos históricos de Canarias

Cultura_210727

Se han estudiado casi 6.000 piezas de adorno personal, vida cotidiana y ritual religioso-funerario

Desde 2018, la doctora Ana Pérez realiza el inventario de todos los artefactos, de cronología histórica, hallados en las excavaciones arqueológicas de Tenerife

La Arqueología Histórica no se ha prodigado mucho en Canarias. Solo Tenerife y Gran Canaria, al ser las islas con un mayor número de yacimientos arqueológicos excavados, han tenido un gran desarrollo en este ámbito. La recuperación y análisis de estos materiales históricos supone un gran avance para el conocimiento de la materialidad de la vida cotidiana en épocas pasadas.

La Dirección General de Patrimonio Cultural, consciente de esta carencia en la investigación canaria, financia la cuarta fase del proyecto ‘La Arqueología de los Museos. Catálogo de objetos históricos de adorno personal, vida cotidiana y ritual religioso–funerario del Archipiélago Canario’ liderado por la doctora en Arqueología Ana Rosa Pérez Álvarez. Se trata de un estudio pionero en Canarias sobre los artefactos que fueron utilizados entre los siglos XV-XIX en cada una de las islas del Archipiélago.

El proyecto estudia objetos procedentes de excavaciones arqueológicas o hallazgos casuales, pero también se incluyen piezas que se encuentran depositadas en museos y otros centros, incluso en manos de particulares. Desde 2018, la arqueóloga se ha centrado en la isla de Tenerife debido a la gran cantidad de materiales, más de 5.800 hallados en 25 yacimientos principalmente de índole religiosa, pero esta investigación pretende extenderse al resto de islas en próximas etapas.

Cabe destacar que este estudio no es una simple selección de objetos, es un inventario en el que se incluyen todos los hallazgos habidos y por haber, creando así el primer gran catálogo  abierto de piezas históricas de Canarias con la información más certera y completa que sea posible obtener de cada uno de ellos.

Según la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, su área de trabajo sigue financiando «esta investigación dada su relevancia porque se trata del estudio de materiales inéditos”. Es un proyecto fundamental para que el personal investigador y la sociedad en general “pueda comprender cómo ha sido la vida doméstica, religiosa, política, económica y cultural en Canarias”, subraya. La especialización es importante en trabajos como este, por eso, “la responsable de esta investigación es la mayor especialista que hay en Canarias y en España sobre este tipo de materiales, la cual lleva más de 25 años estudiándolos”, acentúa.

En este sentido, Ana Pérez, considera que es un trabajo de gran calibre porque hasta ahora “se han hecho estudios puntuales pero no abarcando todo el Archipiélago”, explica. Además de la realización de un catálogo abierto, se plantea “diseñar una exposición con una selección de artefactos y, más adelante, la publicación de un libro sobre la investigación para que la ciudadanía pueda tener acceso a estos conocimientos”, adelanta.

Metodología de trabajo

“La arqueología histórica no puede entenderse sin la documentación, sin la consulta de los documentos originales”, sostiene Pérez. Al respecto, los materiales recuperados son estudiados, en primer lugar, a través de una investigación bibliográfica y documental que incluye una búsqueda exhaustiva de cualquier tipo de información que pudiera estar depositada en los archivos, además de la consulta de las memorias de las excavaciones.

Después, los materiales se analizan de forma directa con un estudio morfométrico para conocer las características físicas de la pieza, se fotografían con una escala y por último se confecciona la ficha descriptiva donde aparecen datos tan relevantes como la ubicación o la datación, además de otorgarles una clasificación.

Esta clasificación tipológica viene determinada según la utilidad de los materiales: adornos personales, la vestimenta y sus complementos, uso religioso y funerario, uso doméstico, otros usos cotidianos, uso profesional y de utilidad desconocida.

Estudio objetos históricos vida cotidiana
Estudio objetos históricos vida cotidiana

En el estado actual de la investigación, estas siete categorías se componen de 96 tipos bien diferenciados, entre los que destacan los pendientes y anillos como adornos personales, calzados y botones que forman parte de la vestimenta, ataúdes y coronas de flores correspondientes a los usos funerarios, dedales y punzones dentro del uso doméstico, otros usos cotidianos como armas o pipas de fumar, el uso profesional está representado con las pesas de los plateros y existen elementos de utilidad desconocida debido a su deterioro o a su gran fragmentación.

Cuando se termine con la recopilación de todos estos datos en el Archipiélago, se podrá hacer una comparación real de los artefactos que se utilizaban en cada isla, si eran similares o no, las redes comerciales en las que éstos se distribuían, la religiosidad popular, el mundo laboral del Antiguo Régimen o cómo aparecen mencionados y valorados en los documentos de la época.

Este catálogo sobre los objetos que utilizaban nuestros antepasados tiene la particularidad de estar abierto a futuras incorporaciones y, por lo tanto, a medida que se desarrollen nuevas intervenciones arqueológicas se irá ampliando su contenido.

Etiquetas

El Gobierno rescata del olvido las campanas históricas de Fuerteventura y Lanzarote

Cultura_210623

Por primera vez se investiga y documenta este patrimonio cultural inmaterial en las dos islas orientales

Se han inventariado 63 bienes culturales en 8 templos de Fuerteventura y 11 de Lanzarote

El lenguaje sonoro como parte del patrimonio cultural inmaterial muchas veces pasa desapercibido. En el caso de las campanas y sus sonidos, su investigación en Canarias es muy limitada a pesar de constituir una clara manifestación de nuestro legado cultural. La falta de estudios sistemáticos afecta a su salvaguarda y conservación, motivo por el cual la Dirección General de Patrimonio Cultural impulsa el primer catálogo de campanas históricas de Lanzarote y Fuerteventura. Con este proyecto desarrollado por los historiadores Gustavo A. Trujillo e Iván Rodríguez (Gárgola Cultura) se da el primer paso en el Archipiélago para la protección de estos bienes culturales.

Se trata de un estudio inédito que además de cubrir un vacío en el conocimiento de estos objetos muebles, también plantea soluciones a su desaparición y puesta en valor. La realización de este inventario sienta las bases para el conocimiento, la protección y la difusión de una de las señas de identidad cultural menos conocidas de Canarias.

En la primera fase del proyecto, han sido 19 los templos visitados, 8 en Fuerteventura y 11 en Lanzarote, correspondientes a las iglesias parroquiales históricas y santuarios principales de ambas islas. Se han registrado un total de 63 bienes culturales, específicamente 58 campanas, 4 relojes mecánicos y 1 cuadrante solar.

Una de las líneas de actuación de la Dirección General de Patrimonio Cultural es “abordar estudios sobre elementos relevantes del patrimonio canario a los que, entendemos, no se les ha prestado la suficiente atención”, adelanta la directora general del área, Nona Perera. Con respecto a las campanas, peligra su conservación al electrificarse su funcionamiento, entre otros motivos, y por eso “deben recogerse en los expedientes de protección”, declara. De tal manera que “este estudio pretende frenar ese desastre cultural”, concluye.

Las fichas presentadas recogen todo tipo de datos, desde su autoría y año de realización hasta su estado de conservación y propuestas para su protección. Con respecto a esto último, se señalan las acciones de carácter concreto que se deberían llevar a cabo para la restauración o conservación preventiva, así como los niveles de protección legal a valorar para las campanas que destaquen por su antigüedad, significación o calidad artística.

Ntra. Sra. de la Concepción Betancuria
Ntra. Sra. de la Concepción Betancuria

La mayor preocupación del codirector de Gárgola Cultura, Gustavo A. Trujillo, es que “a día de hoy ninguna campana, matraca o reloj de Canarias posee algún tipo de protección, están totalmente desprotegidas”, advierte. Sin embargo, es verdad que una de las principales causas por las que estos elementos sonoros han permanecido prácticamente en el olvido “es por una cuestión física, porque suelen estar en lugares casi inaccesibles” y porque desde la comunidad científica “no se tiene la idea de que las campanas y los relojes formen parte de nuestro patrimonio cultural, industrial y etnográfico”.

“Este trabajo es un hito histórico porque se trata del primer proyecto de investigación dedicado al mundo de las campanas financiado por una entidad pública canaria”, sostiene Trujillo. Desde esta perspectiva, el catálogo es de máxima importancia “porque ahora tenemos un instrumento que nos permite gestionar y proteger” todos estas piezas de gran valor patrimonial.

Asimismo, el estudio también determina la presencia o ausencia de toques tradicionales, que se mantienen en mayor medida en la isla de Lanzarote, mientras que en Fuerteventura apenas se ejecutan debido a la mecanización de sus respectivas campanas. En este sentido, el Toque Manual de Campanas fue declarado por el Ministerio de Cultura y Deportes como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial a nivel nacional en 2019 y recientemente ha presentado su candidatura para que sea inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

El proyecto, que cuenta con el asesoramiento del prestigioso Doctor Francesc Llop i Bayo, inicia su segunda fase en los próximos meses con el objetivo de incluir las campanas, relojes, cuadrantes solares y/o matracas pertenecientes al resto de templos históricos de ambas islas así como aquellos bienes que aún se conserven en construcciones defensivas o inmuebles de carácter civil.

Básicamente, con esta última fase se amplia el registro de estos instrumentos y además, se trabaja en la publicación de un libro o monografía dedicado a las campanas históricas de Fuerteventura y Lanzarote.

Etiquetas

Un estudio aporta datos de 182 de las víctimas mortales de la represión franquista en Tenerife

Un estudio aporta datos de 182 de las víctimas mortales de la represión franquista en Tenerife

El proyecto, financiado por la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad y desarrollado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife, abre nuevas líneas de investigación en posibles fosas

El trabajo se ha centrado en una labor de indagación histórica y documental, así como en la realización de entrevistas a familiares de las personas desaparecidas y otros informantes

Un estudio financiado por la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias y desarrollado por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife ha permitido elaborar una lista contrastada de 182 víctimas mortales relacionadas directamente con la represión generada durante la represión franquista en Tenerife entre personas desaparecidas, fallecidas por ejecuciones extrajudiciales o como consecuencia de las acciones represivas o torturas sufridas en prisión y  aquellas ejecutadas en consejos de guerra. Esta indagación abre nuevas líneas de investigación para localizar posibles fosas de personas desaparecidas.

En relación al perfil de las 182 víctimas, en la mayoría de los casos se trataba de hombres jóvenes, en torno a los 30 años de edad, miembros de organizaciones obreras y/o partidos republicanos, con especial preeminencia del sindicato anarcosindicalista de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), si bien también afectó a integrantes del Parido Socialista, el Partido Comunista y la Izquierda Republicana. Dentro de los mismos había personas trabajadoras y campesinos, pero también integrantes de la pequeña y mediana burguesía.

La mayoría pertenecían a la isla de Tenerife, pero también existe un número importante de personas naturales de otras islas de la provincia occidental y de la Península, lo que señala a Tenerife como punto de centralización de la represión franquista en las islas occidentales. Según los testimonios recuperados y los nuevos recabados, la represión no terminó en el asesinato de estas personas, sino que además se extendió a sus familias, que padecieron procesos de acoso e indefensión y que motivó una parte sustancial de la emigración producida en la posguerra.

En el proyecto de investigación, realizado entre noviembre de 2020 y abril de 2021 por las investigadoras Nuria Álvarez Rodríguez y María Laura Bencomo Fernández, se indica que si bien el número de personas desaparecidas y los asesinatos tuvo que ser bastante superior, solo se recogen en el estudio los datos contrastados durante el estudio, que se ha centrado en una labor de investigación histórica y documental, así como en la realización de entrevistas a familiares de las personas desaparecidas y otros informantes.

Esta indagación ha permitido actualizar y arrojar luz sobre los efectos de la represión franquista en la isla de Tenerife y abre nuevas líneas de investigación para localizar posibles fosas, ya que se han investigado igualmente las potenciales localizaciones en las que pudieran hallarse parte de las personas desaparecidas avanzado en nuevas líneas de trabajo que pueden llegar a ser productivas, según explica la viceconsejera de Justicia, Carla Vallejo.

Proyecto de interés público

Para el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, se trata de un proyecto de interés público pues supone una acción más en el fortalecimiento de los valores democráticos, de libertad y de justicia social para la sociedad española, y supone un acto de materialización de los compromisos que derivan de la Ley 5/2018, de 14 de diciembre, de memoria histórica de Canarias y de reconocimiento y reparación moral de las víctimas canarias de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Otro de los objetivos fundamentales de esta investigación ha sido el análisis de diferentes puntos señalados por la historiografía y la tradición oral como lugares en donde se localizaban víctimas mortales en fosas, tales como el cementerio de San Juan, en La Laguna, una fosa localizada en torno a Los Rodeos, una sepultura descubierta en el interior de una antigua cárcel en La Laguna, el Pozo en Fuente Cañizares en La Laguna, una cueva en el Tablero, una cueva de Bocacangrejo, el Pozo de los Alemanes en Arona, unas localizaciones en Valle Jiménez y San Andrés y por último, la localización de las fosas existentes en el interior del Cementerio de Santa Lastenia, que se relaciona con las personas fusiladas en la batería del Barranco de El Hierro.

Pese a la ralentización de los trabajos debido a la pandemia motivada por la COVID-19, se ha avanzado en nuevas líneas de investigación y se ha adelantado el trabajo de perfilar la ubicación de dichas localizaciones, para en un futuro proyecto poder sondear algunos de los que parecen tener más probabilidades de poseer restos de víctimas mortales.

Para la ejecución del proyecto, denominado ‘Estudio preliminar para la localización de fosas en la isla de Tenerife’, el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad concedió el 14 de noviembre de 2020 una ayuda directa con carácter excepcional de interés público a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Isla de Tenerife, por importe de 15.900 euros.

Carla Vallejo señala que los datos derivados de dicha investigación abonan la posibilidad de profundizar en las investigaciones iniciadas y justifican en algún caso el inicio de labores de prospección.

En esta línea, indica, el Gobierno de Canarias sigue trabajando en diversos proyectos para localizar a las personas desaparecidas afectadas por la represión de aquel momento histórico y este año emprenderá otros proyectos en el mismo sentido, en el marco de los compromisos en la Conferencia Sectorial de Memoria Democrática constituida el pasado mes de marzo.

En dicha conferencia se aprobó, por unanimidad, el reparto y distribución de tres millones de euros, para actividades de búsqueda e identificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la represión franquista, de los que 71.707,65 de euros corresponden a Canarias.

Así, con cargo a dichos fondos se han propuesto dos proyectos a desarrollar en la isla de La Palma; uno para un estudio con Geo-radar 3D multifrecuencia en una cela situada en Fuencaliente y, el otro, para la realización de sondeos en busca de fosas de personas represaliadas de la Guerra Civil, cada uno de los cuales cuenta con un presupuesto de 15.996 euros.

Se contempla asimismo una partida de 5.889,51 euros para llevar a cabo un estudio sobre posible localización de las víctimas canarias de la Guerra Civil que figuran como desaparecidas en el ámbito de la Comunidad Autónoma, así como otro proyecto, por importe de 33.826,14 euros, para la revisión y actualización del Mapa Georeferenciado de Fosas de Canarias y del Portal de Memoria Histórica de Canarias.

 

Etiquetas