Logo del Gobierno de Canarias

El ciclo de John Cassavetes se adentra en el cine noir con ‘Killing of a Chinese Bookie’

Killing of a Chinese Bookie

Cargada de drama y crimen, la película se proyecta mañana, martes 26, en el Teatro Guiniguada de la mano de Filmoteca Canaria

‘Killing of a Chinese Bookie’ (El Asesinato de un Corredor de Bolsa Chino), la cuarta película de John Cassavetes que proyecta Filmoteca Canaria, es una historia que combina el drama con la esencia del cine noir. Con ella el director estadounidense se adentra en el mundo criminal a través de sus característicos personajes cargados de matices. Se podrá ver mañana, martes 26, en el Teatro Guiniguada, dentro del ciclo dedicado a este destacado autor de cine independiente.  

Estrenada en 1978, esta obra de Cassavetes fue recibida con críticas divididas, pero no tardó en labrarse un estatus de culto. Jay Cocks, de la revista ‘Time’, dijo que: ‘Cuando John Cassavetes hace una película de gánsteres, solo puedes estar seguro de que será como ninguna otra’.

El argumento de la cinta se centra en la vida de Cosmo Vitelli, un veterano de la Guerra de Corea que regresa a California. Vitelli regenta un local de striptease en Las Vegas, donde él mismo da rienda suelta a su obsesión con los juegos de apuestas, y donde pierde 23.000 dólares, desencadenando así la trama principal del filme. Vitelli no puede hacer frente a la deuda, y los mafiosos acreedores le dan una opción distinta para saldarla: asesinar a un corredor de apuestas chino.

Se trata de una de las cintas más convulsas del director de cine independiente, y no solo a nivel de trama y temática. Y es que la película se estrenó en dos ocasiones, la primera de ellas en 1976, con un lanzamiento totalmente fallido que provocó que se cesara su distribución solo siente días después del estreno. El motivo principal de la mala acogida fue, según algunos críticos, su excesiva duración: 135 minutos. En 1978, Cassavetes relanzó la cinta en 1978, con un nuevo metraje de 108 minutos que fue recibido con resultados más positivos. Cassavetes no solo acortó la película, sino que aprovechó la ocasión para reorganizar y replantear muchas escenas.

En 1990, el director Brett Ratner adquirió los derechos de la cinta para producir un remake de la misma, fichando incluso al hijo de John Cassavetes para escribir el guion. Sin embargo, el proyecto fue cancelado y no llegó a ver la luz.

‘Killing of a Chinese Bookie’ será la cuarta cinta del ciclo dedicado a este autor independiente, reconocible por su enfoque del cine centrado en sus personajes, humanos y llenos de matices. Esta cinta nos muestra a un Cassavetes que explora una temática muy distinta a las que pudimos ver en películas anteriores del ciclo, y nos permite conocerlo así en todas sus facetas.

Etiquetas

‘Faces’, un reflejo de todas las caras del amor en el cine más íntimo de Cassavetes

Fotograma de Faces

Filmoteca Canaria proyecta la película dentro del ciclo dedicado a la obra del autor en Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura

Nominada a tres premios Oscar, la película se rodó en la propia casa del autor y se financió con el dinero de su trabajo como actor

Un matrimonio de mediana edad que llega a su fin, una aventura con una joven y un romance nacido en la barra de un bar. Los intereses románticos de Richard Forst desencadenan un drama romántico a múltiples bandas en ‘Faces’, una película que fue nominada a tres Premios Oscar, entre ellos uno a John Cassavetes por el Mejor Guion Original. Filmoteca Canaria proyecta la cinta de culto en la segunda sesión del ciclo dedicado al cine cercano y contracorriente del autor.

La película se podrá ver mañana, martes 12, en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria y la siguiente semana, el jueves 21 en el Espacio La Granja de Santa Cruz de Tenerife, ambas sesiones a las 19:00 horas y con entradas disponibles en las páginas web de los espacios a 2 euros. Ya en mayo, el miércoles 4, llegará también al Auditorio Insular de Fuerteventura en Puerto del Rosario (a las 20:00 horas).

Faces’ cuenta la historia de un distribuidor de cine de mediana edad que, después de años de matrimonio, decide divorciarse y empezar una aventura con una joven. El relato acaba involucrando a varios protagonistas en un romance múltiple que degenera, incluso, en intentos de suicidio. Además de la narración, destaca el cuidado con el que fue escrito el guion, que le valdría a Cassavetes para la nominación al Oscar, o el perfeccionismo a la hora de rodar. Tanto es así que se grabaron un total de 150 horas de película y el montaje duró tres años.

De fondo, destacan las condiciones en las que se rodó la película. Como es habitual en la filmografía de Cassavetes, el autor financió la cinta con el dinero que ganaba como actor, pero además se rodó en su propia casa y el garaje fue transformado en sala de montaje. De hecho, parte del equipo técnico estaba compuesto por los actores y la sincronización del audio tuvo que hacerse imagen a imagen.

Estrenada en 1968, se ha convertido con el paso de los años en una de las obras más destacadas y recordadas de la filmografía de John Cassavetes. Como ejemplo, la crítica de The New York Times de la época la definió como “una película tan buena que hay que verla para creerlo” y, además, “de lejos la más potente, cruda e importante película americana del año”. También fue añadida al Registro Nacional de Cine por ser una película “cultural, histórica y estéticamente significante”.

En suma, ‘Faces’ es una de las muestras más destacadas del ciclo dedicado a John Cassavetes, un autor que brilló por su estilo cercano y su relato a contracorriente de las tendencias de Hollywood. Un maestro del cine directo y comprometido que hablaba, como él decía, de “lo que no sabemos”.

Etiquetas

‘Sombras’ inicia el ciclo John Cassavetes, dedicado al cine de culto y contracorriente del autor

Fotograma de Sombras, de John Cassavetes

Filmoteca Canaria proyecta cinco películas del director, maestro del cine independiente estadounidense

Comienza la próxima semana en el Teatro Guiniguada de Gran Canaria y en el Espacio La Granja de Tenerife

Transmitir cosas que cuestan expresar en el día a día era la principal obsesión y el motor artístico de John Cassavetes. El autor, conocido por sus papeles protagonistas en películas como ‘La semilla del diablo’, de Roman Polanski, era en realidad un director maestro en el cine cercano, implacable, desafiante y contracorriente. Filmoteca Canaria dedica el nuevo ciclo de abril y mayo a su obra, considerada de culto y una de las filmografías más destacadas del cine independiente estadounidense.

El ciclo comenzará la próxima semana con la proyección de ‘Sombras’ (1959). La película podrá verse el martes 5 en el Teatro Guiniguada de las Palmas de Gran Canaria y el jueves 7 en el Espacio La Granja de Santa Cruz de Tenerife, ambas sesiones a las 19:00 horas y al precio de 2 euros. Las entradas están disponibles en las páginas web de los espacios. Estas, junto con el Auditorio Insular de Fuerteventura en Puerto del Rosario, serán las sedes del ciclo, que se extenderá hasta finales de mayo y se compone de cinco películas del director.

Las cintas seleccionadas para la propuesta son, concretamente, la ya mencionada ‘Sombras’, ‘Rostros’ (1968), ‘Noche de Estreno’ (1977), ‘El asesinato de un corredor de apuestas chino’ (1976) y ‘Una mujer bajo la influencia’ (1974). Entre todas, suman más de una docena de nominaciones y premios, entre las que destacan hasta cinco nominaciones a los Oscar, dos de ellos al propio Cassavetes por sus labores de guionización y dirección.

De esta manera, la muestra se puede considerar un excelente repaso al mejor cine del director, que con el tiempo ha pasado a considerarse de culto por su tono comprometido y a contracorriente de las tendencias de Hollywood. Cassavetes, de hecho, invertía el dinero que ganaba como actor para financiar estas películas, en las que tenía la libertad que buscaba para desarrollar un trabajo más desafiante, implacable y revelador, repleto de influencias cinematográficas y resonancias personales. Así, se hizo un hueco cada vez más destacado en la escena independiente de Estados Unidos y completamente al margen de las características formales, temáticas y estructurales de las grandes producciones de la época.

‘Sombras’

Una buena muestra de este discurso se puede ver en ‘Sombras’, película que protagoniza la primera sesión del ciclo. Estrenada en 1959, la cinta cuenta la historia de Tony, un intelectual neoyorquino que conoce a Lelia en una fiesta y mantiene relaciones con ella. Posteriormente, cuando descubre que es una mestiza con hermanos negros, siente unos fuertes prejuicios raciales que impiden la relación con ella y su familia. El largometraje se convierte, así, en un crudo y sincero reflejo de la sociedad estadounidense de la época, marcada, entre otras cosas, por el racismo.

Inicialmente se estrenó en 1958, pero la mala recepción inicial llevó a que Cassavetes la rehiciera con nuevas escenas y con un guion coescrito con Robert Alan Arthur. Fue esta versión la que consiguió más renombre y se convirtió en cinta de culto gracias a su relato contracultural y unas escenas en las que destaca la cercanía del director. Tanto es así que en el tráiler se promocionaba la película explicando que hay escenas donde el espectador se siente “como un intruso”.

La siguiente sesión del ciclo será ‘Rostros’, película que fue nominada a tres premios Oscar, incluido uno al propio Cassavetes por el Mejor Guion Original, y que trata sobre un romance con varios implicados y con un nombre de negocios de mediana edad como eje de la trama. En cuanto a esta primera sesión, ‘Sombras’ se proyectará el miércoles 20 de abril a las 20:00 horas en Fuerteventura tras su paso previo por Tenerife y Gran Canaria.

Etiquetas