Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Dr. Negrín incorpora una terapia que permite mejorar la movilidad de los pacientes críticos

Esta iniciativa del servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor supone un complemento a la fisioterapia de estos pacientes dentro de las unidades de cuidados intensivos y se realiza a través de un dispositivo que permite a los pacientes encamados realizar movimientos, incluso, cuando están sedados

El servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín está pilotando una terapia que facilita el movimiento de los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos, mediante un aparato de cinesiterapia (terapia a través del movimiento). Esta técnica, que supone un complemento a la fisioterapia del paciente crítico dentro de las unidades de cuidados intensivos, se realiza a través de un dispositivo que permite a los pacientes encamados realizar movimientos, incluso, cuando están sedados. De esta forma, se consigue un beneficio importante para la movilidad del paciente y, por lo tanto, para su estado de salud general.

El aparato utilizado, denominado Moto-med Letto-2, permite, fundamentalmente, reducir el tiempo en cama del paciente, acelerar la retirada de la ventilación mecánica, evitar o disminuir la debilidad adquirida en cuidados intensivos y mantener su capacidad cognitiva. El movimiento precoz estimula, además, el riego sanguíneo, la circulación y el metabolismo. También evita la reducción de la musculatura (atrofía), así como la rigidez de las articulaciones (profilaxis de contracturas).

Esta técnica supone un apoyo al tratamiento de fisioterapia que realizan a diario estos pacientes. Además, aunque tengan poca fuerza, pueden también llevar a cabo un eficaz entrenamiento activo, ya que el aparato permite adaptar la ayuda que presta según los objetivos de movilidad. De esta forma, el tratamiento puede ser pasivo, asistido o resistido según las necesidades de los pacientes. La iniciativa se enmarca en los protocolos de movilización precoz que se desarrollan en la unidad de Reanimación.

Estudios científicos demuestran las ventajas de esta técnica como una medida integrada en el tratamiento de fisioterapia habitual, o incluso como una medida de terapia de movimiento a nivel domiciliario. El aparato asistido por motor permite un movimiento cíclico de las piernas y los brazos/torso, pudiendo ser realizado desde la cama de un hospital. También contribuye a optimizar la gestión del tiempo, reducir el esfuerzo en la terapia y mejorar su efectividad. El objetivo del servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del centro hospitalario es contribuir a mejorar el estado de salud y recuperación funcional del paciente. En el año 2020, ingresaron en la Unidad de Reanimación un total de 817 pacientes, con una estancia media de 3,56 días y un índice de ocupación del 79,45%.

Etiquetas