Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Dr. Negrín amplía el sistema de telemetría al servicio de Medicina Interna

Este sistema permite realizar, en tiempo real, un control remoto de las constantes vitales del paciente desde las pantallas del control de Enfermería

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha ampliado el sistema de telemetría utilizado ya en determinados servicios del centro hospitalario como Neumología y Cardiología, a otras áreas como Medicina Interna. De esta forma, se puede realizar un constante control de diversos parámetros del paciente como la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno, entre otros, fundamentales para conocer la evolución de su estado de salud.

Los sistemas de telemetría y monitorización son sistemas electrónicos integrados capaces de obtener información remota mediante sensores de determinados parámetros dentro de un entorno para su posterior visualización y análisis. La monitorización permite hacer un seguimiento de dichos valores recopilados por los sensores que forman la red. Este sistema de telemetría también se ha instalado en las plantas destinadas a pacientes con COVID-19 con el objetivo de lograr un seguimiento constante del paciente.

Un enfermero comprueba las constantes de un paciente

Los parámetros registrados a través de este sistema se reflejan en una pantalla ubicada en el control de Enfermería de la planta en cuestión que permite al personal realizar un seguimiento en tiempo real del estado de salud de los pacientes.

El servicio de Medicina Interna del Hospital Dr. Negrín registró el pasado año un total de 2.926 ingresos, de los que 2.289 fueron ingresos externos y 637 internos. Además, en lo que respecta a los ingresos externos, un total de 2.115 fueron ingresos con carácter urgente y 174 programados. En lo que se refiere a la estancia media de estos pacientes, ésta ascendió a 12,20 días. El sistema de telemetría incorporado recientemente al servicio de Medicina Interna del centro hospitalario supone una mejora importante en la calidad asistencial que se ofrece al paciente incrementado, de esta forma, su seguimiento y control.

Etiquetas

El servicio de Esterilización del Hospital Dr. Negrín potencia alternativas ecológicas para minimizar infecciones

Imagen de un quirófano del Hospital Dr. Negrín

Los especialistas recuerdan que todo material quirúrgico que se precise para realizar una técnica con el paciente debe estar estéril, es decir, libre de carga microbiana

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de su servicio de Esterilización, potencia la utilización de alternativas ecológicas para minimizar el riesgo de infección en los pacientes. Los especialistas recuerdan que todo material quirúrgico que se precise para realizar una técnica con el paciente debe estar estéril, es decir, libre de carga microbiana. Por este motivo, desde la Central de Esterilización o RUMED ( Reprocessing units for medical devices- Unidades de reprocesamiento de dispositivos médicos), encargada de distribuir el material a los diferentes servicios, se trabaja para garantizar el control de calidad minimizando, además, los riesgos de propagación de las diferentes patologías.

En el marco de este proceso, el centro hospitalario comenzó a realizar un intenso trabajo, hace alrededor de un año, con el objetivo de retirar el óxido de etileno y potenciar alternativas más seguras como el autoclave y otros sistemas de baja temperatura con menos riesgos. En su momento, el uso del óxido de etileno (OE, ETO), un gas incoloro con alta capacidad de penetración, fue ampliamente utilizado para la esterilización del material médico quirúrgico termo-sensible, debido a su alta efectividad a la hora de eliminar microorganismos presentes en la superficie de este y que no podían ser procesados en el autoclave. No obstante, con el paso de los años, se han descubierto otras alternativas ecológicas que presentan, igualmente, óptimos resultados.

Para lograr este objetivo marcado desde el Hospital Dr. Negrín, ha sido necesario llevar a cabo un trabajo de concienciación con los servicios más afectados, valorando la utilización de material de un solo uso y solicitando fichas de los diferentes materiales a los fabricantes para valorar alternativas, entre otras tareas. La Central de Esterilización es uno de los departamentos del hospital, que aunque desconocido para la mayoría de la sociedad, representa un importante papel en la seguridad del paciente y junto con el servicio de Medicina Preventiva, en la lucha contra la infección.

Controles

A excepción del material que procede de las plantas, que ya viene limpio, todo material que se recibe se debe termodesinfecta con lavado manual o mecánico, según corresponda, se empaqueta en su embalaje apropiado según peso y dimensiones, se esteriliza en el sistema compatible y es almacenado en las condiciones óptimas para mantener la esterilidad del producto hasta que sea necesario su uso. Todo este proceso se registra con una serie de controles gráficos, químicos y biológicos para poder asegurar que cada fase cumple unos criterios de calidad, repitiendo si fuera necesario alguno de los pasos. Con el avance de las diferentes técnicas quirúrgicas se han ido desarrollando aparatajes específicos que, a la hora de desinfectar y esterilizar, han motivado que los procesos de esterilización se hayan tenido que adaptar a estas nuevas tecnologías.

Etiquetas

Una despedida especial en la nueva normalidad

En el marco de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, el Hospital Dr. Negrín habilita unos espacios para que los familiares puedan despedirse de su ser querido antes de fallecer con todas las medidas de seguridad necesarias

“Se nos rompía a todos el corazón al ver cómo los familiares no se podían despedir de su ser querido”. Esta frase pronunciada por Francisco Puñal Rueda, supervisor de Área Funcional (SAF) de Servicios Médicos del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, resume a la perfección el sentir de los profesionales del centro hospitalario en estos últimos meses de lucha constante contra el COVID-19. En un primer momento, fueron muchas las personas que no se pudieron despedir de su familiar fallecido porque los protocolos así lo establecían ante la alta contagiosidad del SARS-CoV-2.

No obstante, con el paso de los meses y con el conocimiento que se fue adquiriendo de la patología, “parecía factible que se pudiera habilitar un espacio para que los familiares pasaran unos últimos minutos con su ser querido con todas las medidas de seguridad necesarias. Por este motivo, decidimos dejar siempre dos habitaciones preparadas con las medidas de higiene pertinentes para cumplir con este deseo manifestado por muchas familias”, explica Puñal Rueda.

La habitación 36 en la planta 4B derecha y la habitación 1 en la planta 4 B izquierda fueron los espacios designados en el área de Hospitalización del centro hospitalario para que esa pequeña despedida fuera una realidad; un gesto agradecido por los familiares en los complicados momentos que les ha tocado vivir. Equiparse de forma adecuada contando con el asesoramiento y el apoyo de los profesionales del centro para cumplir con las normas de seguridad pertinentes es prioritario para poder acompañar al familiar en este proceso. También en el área donde se encuentran los pacientes críticos se ofrece a los familiares la posibilidad de acompañar a su ser querido en sus últimos momentos. “Cuando empezó todo esto, una familia nos pidió, por favor, que se les permitiera despedirse de su familiar. Además, se daba la circunstancia de que la mujer estaba también ingresada en el Hospital. A partir de ahí, comenzamos a darnos cuenta de que era una situación con la que nos íbamos a encontrar más a menudo, por lo que era necesario ofrecer una solución”, apunta Francisco Puñal.

La pandemia motivada por el COVID-19 ha abierto el debate entre los expertos ante la necesidad de potenciar la humanización de la sanidad, especialmente, en estos momentos de intensa crisis sanitaria, económica y social. El acompañamiento al enfermo en la fase final de su vida es uno de los pilares fundamentales sobre los que se sustenta este proceso de humanización que se enmarca, además, entre los objetivos de humanización y cercanía al paciente establecidos por el Servicio Canario de la Salud (SCS).

Proceso doloroso

Los expertos se muestran de acuerdo a la hora de afirmar que el COVID-19 se ha convertido en una realidad capaz de bloquear a nivel emocional al ser humano que lo siente como una amenaza intensa. Por este motivo, lograr que al menos el paciente no muera solo sino rodeado de las personas que le quieren es un paso “muy importante que también a nosotros, a los profesionales, nos ha ayudado mucho porque era muy duro ver el sufrimiento de estas familias”, destaca el supervisor. El cambio del criterio que existía inicialmente y que permite en la actualidad a los familiares tener un último contacto con su ser querido es, a juicio de Carmen Batista, psicóloga del servicio de Medicina Paliativa del Hospital Dr. Negrín, “fundamental para las familias porque se les está permitiendo cerrar un ciclo de su vida”. Afrontar en cualquier circunstancia la muerte de un familiar es siempre un proceso complicado, pero hacerlo rodeado de las circunstancias actuales resulta aún más doloroso.

Duelo anticipado

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín es pionero en la implantación de los cuidados paliativos en Canarias. Desde sus inicios hace más de 30 años, se han atendido a más de 25.000 pacientes. Durante el pasado año 2019, concretamente, el servicio de Medicina Paliativa del centro hospitalario atendió en su Unidad de Hospitalización a más de 800 pacientes. La despedida forma parte de un duelo anticipado que hace algo menos doloroso la situación por la que atraviesan las familias que en estos últimos meses han perdido a sus seres queridos debido a la infección del coronavirus. Los profesionales del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín insisten en la necesidad de continuar trabajando en el abordaje de la atención y cuidado de la persona enferma en todas sus dimensiones incluyendo sus últimos momentos en donde el calor, el apoyo y el adiós de sus familias les reconforta en el final de sus vidas.

Etiquetas

Un estudio de Enfermería del Hospital Juan Carlos I, ganador en el Congreso Nacional de Salud Mental

Este trabajo surge de la experiencia profesional de la enfermera Nadine García González durante su rotación como residente en la Unidad de Media Estancia del centro dependiente del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

Un estudio de investigación de Enfermería, que surge de la experiencia profesional de la enfermera Nadine García González durante su rotación como residente en la Unidad de Media Estancia del Hospital Juan Carlos I, centro dependiente del Hospital Dr. Negrín, ha resultado ganador en el marco del XXXVII Congreso Nacional y 3ª Conferencia Internacional de Enfermería de Salud Mental. Esta iniciativa se ha celebrado recientemente de forma on-line, debido a la crisis sanitaria generada por el coronavirus y coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental conmemorado el pasado 10 de octubre.

Bajo el título ‘Papel de los Determinantes de Salud en la Mujer Gestante con Trastorno Mental Grave: Visión Holística’, este trabajo ha recibido un importante reconocimiento en este congreso en el que las profesionales de Enfermería han tenido la oportunidad de compartir conocimientos y experiencias desde una perspectiva integradora y global.

El Plan de Salud Mental de Canarias 2019-2023 recoge una línea estratégica específica dirigida a la salud mental y género que propone como uno de sus objetivos la creación de un programa de atención a la mujer con trastorno mental grave (TMG) en el embarazo, parto y puerperio. En el año 2019, tras casi 12 años de la creación de la Unidad de Media Estancia (UME) en el Hospital Juan Carlos I, ingresa por primera vez en el servicio una mujer con diagnóstico de trastorno mental grave en avanzado estado de gestación. Desde la unidad se estableció un plan de cuidados individualizado dirigido especialmente al acompañamiento durante el proceso del embarazo, parto, puerperio y planificación familiar.

En este dispositivo se proporciona un tratamiento integral, multidisciplinar e individualizado de forma intensiva con el objetivo de que la persona con diagnóstico de trastorno mental grave pueda reinsertarse e integrarse en su medio socio familiar. Ante la complejidad de estos casos y la experiencia de conocer de cerca la realidad y sufrimiento a la que se enfrentan las mujeres con algún diagnóstico de TMG durante su embarazo, Nadine García González propuso una investigación holística de la situación. Este trabajo, ganador en el citado Congreso Nacional, ha sido el fruto de dicha investigación e incluye aspectos cuantitativos como, por ejemplo, el número de citas de atención prenatal y diferentes resultados obstétricos; así como la perspectiva de la mujer y de las enfermeras que atienden a las mujeres con TMG desde las Unidades de Salud Mental, las consultas prenatales y paritorio.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín implanta por primera vez un dispositivo subcutáneo para tratar la hipertensión arterial

Imagen del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín

Los profesionales señalan que este procedimiento está indicado únicamente para aquellas personas que no evolucionan de forma favorable a pesar de ser tratados con más de tres fármacos a dosis completa

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de sus servicios de Nefrología y de Angiología y Cirugía Vascular, ha implantado por vez primera en un paciente un dispositivo subcutáneo denominado Barostim Neo, indicado como tratamiento para la hipertensión arterial refractaria (HTA). Se trata de la primera vez que se implanta un dispositivo de estas características en Canarias. Su objetivo es activar eléctricamente los barorreceptores (terminaciones nerviosas sensibles a la distensión que detectan los cambios bruscos de la presión arterial) en el seno carotídeo (localizado en el cuello) para reducir de esta forma la presión arterial alta.

Los profesionales señalan que este tratamiento está indicado únicamente para aquellos pacientes que no consiguen solucionar sus problemas de hipertensión arterial con más de tres fármacos a dosis completa. La hipertensión arterial refractaria es la causa de una de cada ocho muertes en todo el mundo. Sólo en Estados Unidos afecta, aproximadamente, a 76,4 millones de personas; cifras similares a las que se barajan en los países desarrollados. Aproximadamente entre el 25-35% de las personas con hipertensión no pueden controlar su HTA, a pesar del uso de múltiples medicamentos. Esta patología se asocia con un aumento de hasta dos veces en las tasas de mortalidad por ictus, cardiopatía isquémica y otras causas vasculares y renales.

Los especialistas destacan que el riñón es un órgano determinante en el desarrollo de la hipertensión arterial. Es ‘origen y diana’ de la actividad del Sistema Nervioso Simpático (SNS). Con la estimulación de los barorreceptores que se logra con el citado dispositivo que se ha implantado en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín se consigue la reducción de la HTA y, por lo tanto, eliminar fármacos del tratamiento de un paciente. Esto permite que se reduzca la frecuencia cardíaca, se aumente la dilatación vascular, se reduzca la rigidez de las arterias y mejore el funcionamiento renal, entre otros aspectos. De esta forma, el bloqueo de la actividad simpática es una nueva y efectiva modalidad en el manejo y tratamiento del paciente con HTA refractaria, reduciendo la morbilidad y mortalidad del paciente hipertenso. Desde el servicio de Nefrología del centro hospitalario insisten en la importancia que encierra esta iniciativa que implica una mejora clara en la calidad de vida del paciente.

Unidad cardiorrenal

La implantación de este dispositivo se incluye dentro de la estrategia establecida por el servicio de Nefrología en el desarrollo de su unidad cardiorrenal. Además, y de esta forma, se pone en marcha un nuevo avance que se une a otros ya existentes en el servicio como el sistema de telemedicina-telemetría que controla los resultados del tratamiento de diálisis de alrededor de 100 pacientes en el marco de terapias domiciliarias como la diálisis peritoneal domiciliaria. El servicio de Nefrología ha sido pionero en Europa en la incorporación de pacientes en diálisis peritoneal a esta tecnología.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín finaliza los trabajos de reforma de una de las plantas de hospitalización

Potenciar el concepto de humanización y mejorar la calidad de la estancia de los pacientes son los objetivos prioritarios de las mejoras realizadas en la planta 3A izquierda, que cuenta con un total de 33 camas y está destinada a las especialidades de Traumatología y Raquis

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha finalizado los trabajos de reforma realizados durante los meses de verano en la planta 3A izquierda, que cuenta con un total de 33 camas y está destinada a las especialidades de Traumatología y Raquis. Potenciar el concepto de humanización y mejorar la calidad de la estancia de los pacientes son los objetivos prioritarios de estos trabajos que, aunque algunos de ellos resultan poco perceptibles de forma visual, son muy importantes para el funcionamiento diario de la planta. Además, se busca su durabilidad, de forma que se mantengan durante mucho tiempo en las mejores condiciones posibles.

La mejora de la accesibilidad para los pacientes se centra en el área de aseo diario, para ello se han instalado seis platos extraplanos en las duchas y se han sustituido sus mamparas por un cristal traslúcido. Tal y como se ha venido realizando en otras áreas de Hospitalización del centro hospitalario, además de la mejora de la accesibilidad, también se ha trabajado en el cambio de diseño en las habitaciones, aportando modernidad y calidez a través del color.

El objetivo es plasmar el diseño de una nueva imagen identificativa aplicable a cualquier parte del hospital, identificada en los nuevos paneles protectores de las habitaciones que integran iluminación de un tono cálido. La renovación del sistema de llamada a enfermeras, así como de la zona de trabajo del área de Enfermería de manera que puedan desarrollar su trabajo de una forma más cómoda y adecuada a las necesidades asistenciales de los pacientes, también forma parte de los trabajos de mejora realizados. Además, parte de la iluminación ha sido sustituida por tecnología LED, en línea con la estrategia de eficiencia energética que sigue el Hospital Dr. Negrín.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín recibe a 52 nuevos residentes que se especializarán en las diferentes áreas médicas

Los estudiantes han realizado desde este lunes, 28 de septiembre, y hasta ayer miércoles, día 30, un curso de formación telemático en el que especialistas de varios servicios hospitalarios, a través de un vídeo presentación, han dado a conocer los detalles principales de su actividad

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha celebrado recientemente el acto de bienvenida a los futuros residentes que iniciarán en breve su formación sanitaria especializada. Un total de 52 nuevos residentes se incorporan este año al Hospital Dr. Negrín que cuenta, en la actualidad, con 201 residentes. La situación generada por el COVID-19 ha motivado que dicho acto se celebrara a través de videoconferencia. Además de los nuevos residentes, también participaron los tutores de los servicios docentes, la Dirección Gerencia y la Subdirección Médica y de Servicios Quirúrgicos, así como el jefe de Estudios, tutores colaboradores de Urgencias y el coordinador del servicio.

Con este especial formato debido a las circunstancias actuales, los nuevos residentes conocieron los aspectos más importantes de la estructura del Hospital. También se les trasladó las características principales del servicio de Urgencias y del trabajo que deben realizar en las guardias médicas que comenzarán en este mes de octubre.

Los residentes que inician su etapa formativa en el centro hospitalario pertenecen a las siguientes especialidades médicas: Anatomía Patológica, Farmacia Hospitalaria, Hematología, Rehabilitación, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Preventiva, Microbiología, Nefrología, Neurocirugía, Neurología, Oftalmología, Oncología Médica, Otorrinolaringología, Psiquiatría, Psicología, Radiodiagnóstico, Urología, Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor, Aparato Digestivo, Cardiología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Dermatología, así como Endocrinología y Nutrición. El período formativo tiene una duración de entre cuatro y cinco años, según la especialidad, con una triple vertiente teórico práctica en la que reciben docencia al tiempo que realizan actividad asistencial y se fomenta la investigación.

Curso formativo

Por otra parte, los nuevos residentes han realizado desde este lunes, 28 de septiembre, y hasta ayer miércoles, día 30, un curso de formación telemático. Especialistas de varios servicios hospitalarios, a través de un vídeo presentación, han dado a conocer los detalles principales de su actividad. También se han referido a las patologías urgentes más relevantes en cada una de las especialidades. Además, se han desarrollado los talleres de Urgencias por videoconferencia en tres aulas diferentes. Todo con el objetivo prioritario de paliar al máximo el inconveniente de la no presencialidad.

Etiquetas

El ICHH selecciona donantes de plasma sanguíneo de quienes hayan superado la Covid-19 para tratar a otros pacientes

El ICHH colabora con el HUC y el Hospital Dr. Negrín en el desarrollo de ensayos clínicos que estudian si el plasma sanguíneo de personas que han superado el Covid-19 puede ser efectivo como tratamiento para otros pacientes diagnosticados del SARS-Cov-2

El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, colabora con los centros hospitalarios de la Red Transfusional Canaria que participan en ensayos clínicos multicéntricos – el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y el Hospital Universitario de Canarias – o que desarrollan estudios observacionales en terapias con plasma para tratar el virus COVID-19. Se trata de demostrar que el plasma sanguíneo de personas que han superado el Covid-19 puede ser efectivo como tratamiento en pacientes diagnosticados de este coronavirus.

El ICHH solicita la colaboración de hombres y mujeres mayores de edad que se hayan recuperado de la infección por la COVID-19 con el fin de seleccionarlas como donantes de aféresis de plasma hiperinmune para el virus SARS-CoV 2 causante de la enfermedad. El objetivo es obtener unidades de plasma rico en anticuerpos neutralizantes frente al virus que puedan ser utilizadas en pacientes graves.

El plasma de pacientes recuperados ha sido utilizado con anterioridad en el tratamiento de otras enfermedades, como la gripe de 1918, la gripe A, el ébola y el SARS y MERS, con resultados prometedores. Su uso ha sido aprobado por la Agencia Federal del Departamento de Salud (FDA) de Estados Unidos y está siendo promocionado tanto por el Consejo de Europa como por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España.

Requisitos para donar plasma

Para donar plasma es preciso cumplir los requisitos de cualquier donante de sangre: tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos, gozar de un buen estado de salud general, presentar niveles de tensión y hemoglobina adecuados y sin hábitos de riesgo para enfermedades transmisibles. Además, en este caso, no debe haber antecedentes de transfusión de sangre y, en el caso de las mujeres, no haber tenido embarazos ni abortos previos; con ello se evita la posible presencia de anticuerpos implicados en graves complicaciones pulmonares transfusionales.

Todas las personas interesadas pueden pedir cita en el teléfono 900234061. La selección se realizará en los puntos de colecta del ICHH o de los hospitales participantes. En primer lugar hay que realizar una entrevista de idoneidad, comprobar que las venas del brazo son adecuadas para una donación de aféresis y extraer una analítica previa que incluye tanto las pruebas propias de una donación como la evaluación de anticuerpos frente al SARS-CoV 2. Solo aquellos/as donantes que presenten unos niveles suficientes de anticuerpos IgG frente a la proteína S del virus (asociados a los anticuerpos neutralizantes que impiden la entrada del virus a las células) serán seleccionados/as.

Más información en el teléfono gratuito de atención a donantes: 900234061.

Etiquetas

Cuando la vida sigue latiendo

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín ha realizado 11 trasplantes de corazón en el marco del Programa de Trasplante Cardíaco que comenzó su andadura a finales de 2019

Cuando los profesionales del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín realizaron el primer trasplante de corazón en el centro hospitalario en diciembre de 2019 difícilmente imaginarían lo que sucedería meses después. Y es que, no sólo se ha logrado poner en marcha el Programa de Trasplante Cardíaco (TC) con un elevado nivel de éxito sino que, además, se ha conseguido en el marco de una pandemia que ha sacudido de forma brutal los cimientos de un mundo globalizado cuyos ciudadanos siguen atónitos día tras día la evolución de esta crisis. Mañana martes, 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Corazón; una efeméride muy especial para los profesionales que forman parte del Hospital Dr. Negrín en el que ya se han realizado 11 trasplantes de corazón.

La sociedad canaria aspiraba desde hace años a disponer de este Programa de Trasplante Cardíaco que evitara a los pacientes desplazamientos a la Península permaneciendo durante meses, e incluso años, alejados de sus familias. “El hecho de que los pacientes permanezcan en casa, tratados de manera integral por sus médicos, con todo lo que esto supone para su recuperación es fundamental”, argumenta Francisco Portela, jefe del servicio de Cirugía Cardiovascular y cirujano encargado de realizar este tipo de intervenciones quirúrgicas en el Hospital Dr. Negrín. En los últimos 10 años, más de 120 pacientes de Canarias viajaron a la Península para someterse a un trasplante de corazón. El doctor Portela incide en la relevancia que encierra para Canarias “disponer de un programa de estas características que repercute de forma directa en el bienestar de los ciudadanos de las Islas”.

El objetivo fundamental del programa de Trasplante Cardíaco (TC) es mejorar la atención de los pacientes con Insuficiencia Cardíaca (IC) Avanzada, patología cardiovascular del siglo XXI que se caracteriza por su elevada y creciente prevalencia e incidencia en todos los países desarrollados. “Ofrecer mejores oportunidades de tratamiento a los pacientes canarios y permitir también la óptima utilización y resultados de los corazones ofertados por los donantes cardíacos de esta comunidad autónoma son los objetivos a largo plazo de este Programa”, tal y como señala Antonio García, facultativo del servicio de Cardiología del centro hospitalario. Son numerosos los profesionales que se implican en la atención y en los cuidados de estos pacientes. Los doctores Antonio García, José Luis Romero y Marival Groba, junto a la enfermera de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Hospital Dr. Negrín, Elvira Martín, son algunos de los especialistas que permanecen, día a día, pendientes de la evolución de estos pacientes.

Momento de una intervención quirúrgica

Solidaridad de los donantes

No obstante, como ellos mismos recuerdan, la piedra angular de este importante trabajo en equipo radica en el donante. Los programas de trasplantes se sustentan en la solidaridad y en la generosidad de los donantes y de sus familias. Sin el gesto solidario y altruista de la donación, también mantenido por la sociedad canaria en estos tiempos de pandemia, habría sido imposible realizar ni uno solo de estos trasplantes. Por este motivo, los profesionales implicados en este proyecto reiteran que la mayor fortaleza del Programa de Trasplante Cardíaco es la propia sociedad canaria.

Precisamente, Isaac Hernández y Miguel Ángel Morales son dos de los pacientes que han tenido la oportunidad de tener una ‘nueva vida’ gracias, por encima de todo, a la solidaridad de los donantes, puesto que como ellos mismos afirman “sin los donantes y sus familias nada de esto podría ocurrir por muchos avances que se tengan. Se termina una vida, pero eso tan triste puede suponer una gran esperanza para otra persona”, indica Isaac Hernández. Caminar sin cansarse y hasta hacer ejercicio en bicicleta es algo al alcance de Isaac gracias a la intervención a la que fue sometido.

Miguel Ángel Morales, por su parte, quien ha acudido recientemente al centro hospitalario para someterse a una revisión tras el trasplante recibido hace varios meses, no puede evitar emocionarse cuando se refiere a todo el equipo que hizo posible que hoy en día pueda tener una vida normal. “Desde los médicos hasta las enfermeras, las personas de la limpieza, realmente, todo el mundo ha tenido un trato extraordinario con nosotros”, señala. Pasar de dar apenas unos pequeños pasos con gran esfuerzo a poder dedicar horas trabajando en su huerto “es algo que no puedo explicar con palabras”, señala.

Miguel Ángel Morales explica su experiencia al ser sometido a un trasplante de corazón

Crisis sanitaria

Desde que en marzo comenzara la crisis sanitaria generada por el Covid-19, el Hospital Dr. Negrín ha realizado un total de siete trasplantes de corazón. La recomendación de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha sido mantener abiertos los diferentes programas en función de la situación particular de cada centro hospitalario. A diferencia de lo que ha ocurrido en otros centros trasplantadores del país, las circunstancias vividas en el Hospital Dr. Negrín han permitido mantener intactas las posibilidades de tratamiento a los canarios que lo han necesitado. Según los últimos datos publicados por la Organización Nacional de Trasplantes, en el contexto de la primera ola de esta pandemia en Canarias se realizaron más del 50% de los trasplantes cardíacos no urgentes de todo el territorio nacional.

Para poder llevar a cabo un trasplante es necesaria la participación de unos 100 profesionales, mayoritariamente sanitarios y, en muchas ocasiones, incluso procedentes de otros centros hospitalarios del propio lugar donde puede generarse la donación. Además, es imprescindible la participación de personal de limpieza, comunicaciones y numerosos profesionales poco visibles pero cuya colaboración resulta fundamental. El coordinador hospitalario de trasplantes del Hospital Dr. Negrín, Vicente Peña, junto a la enfermera coordinadora, Arántzazu Anabitarte, resaltan “el importante trabajo que realizan también aquellos profesionales ‘extra-hospitalarios’, personas anónimas de cuerpos de seguridad, servicios de Emergencias, juzgados, compañías aéreas o seguridad aeroportuaria, cuyo esfuerzo, implicación y colaboración son imprescindibles. Todos ellos merecen un reconocimiento público por su gran labor”.

El más que previsible incremento del número de pacientes que van a necesitar un trasplante en el futuro en Canarias, el incremento progresivo de donantes generados en las Islas en los últimos años, la mejora en los medios de preservación cardíaca y otros avances tecnológicos aseguran, en este momento, la viabilidad de este proyecto en Canarias; un proyecto que para Isaac Hernández y Miguel Ángel Morales, entre otros pacientes, ha sido un ‘regalo’ que están aprovechando al máximo.

Etiquetas

Científicos canarios participan en una investigación en la que se descubren causas genéticas de la COVID-19 grave

Esta es una de las principales conclusiones de dos artículos publicados en la prestigiosa revista internacional Science que han contado con la participación de profesionales del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y del Hospital de La Candelaria, en Tenerife

Más del 10 por ciento de pacientes que desarrollan COVID-19 grave, algunos de ellos jóvenes y previamente sanos, tienen anticuerpos “erróneos” que atacan al propio sistema inmunológico y, al menos, otro 3,5% son portadores de mutaciones genéticas que afectan a su respuesta inmunológica. En ambos grupos el resultado es básicamente el mismo: los pacientes presentan un defecto de la inmunidad mediada por los interferones tipo I, un grupo de 17 proteínas cruciales para la protección de nuestras células frente a las infecciones virales.

Esta es una de las principales conclusiones de dos artículos publicados en la prestigiosa revista internacional Science que han contado con la participación de profesionales del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín y de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, Tenerife, adscritos a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Estos descubrimientos ayudan a explicar por qué algunos individuos desarrollan una infección por SARS-CoV-2, el virus causante de la COVID-19, mucho más grave que otros de la misma edad (incluyendo, por ejemplo, individuos entre 20 y 30 años previamente sanos que requieren ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos). Estos hallazgos también ayudan a comprender por primera vez las bases moleculares que explicarían la razón por lo cual la mortalidad es mayor en hombres que en mujeres.

Estos resultados son los primeros obtenidos por investigadores del consorcio internacional COVID Human Genetic Effort, un proyecto codirigido por Jean Laurent Casanova, de la Universidad Rockefeller de Nueva York e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, y Helen Su, del Instituto de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., en el que participan alrededor de 50 Centros de Secuenciación.

En estos 50 centros está incluido el Servicio Canario de la Salud, coordinado por Carlos Rodríguez Gallego (responsable del servicio de Inmunología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín), en colaboración con Carlos Flores (Unidad de Investigación del Hospital Nuestra Señora de Candelaria e Instituto Tecnológico y de Energías Renovables del Cabildo Insular de Tenerife) y Rebeca Pérez de Diego (Instituto de Investigación Hospital Universitario La Paz). Además, en la recogida de muestras y de datos clínicos han participado cientos de investigadores de numerosos países, entre ellos del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, del Complejo Hospitalario Materno Infantil-Insular de Las Palmas de Gran Canaria, del Centro de Salud de Schamann y del Centro de Salud de Guanarteme, ambos situados en Las Palmas de Gran Canaria.

“Los resultados obtenidos probablemente tendrán repercusiones en el manejo y tratamiento de los pacientes con estas alteraciones, ya que permiten identificar a personas con riesgo de sufrir una infección grave y abren la vía para adaptar los tratamientos a los pacientes en función del defecto genético o molecular detectado, un ejemplo de medicina personalizada y de precisión”, explica Carlos Rodríguez-Gallego, coordinador del Registro Español de Inmunodeficiencias Primarias.

Factores de riesgo

Desde el principio de la pandemia ha sido un enigma el por qué el virus puede causar una infección incluso asintomática en algunos individuos, mientras que en otros causa una infección grave, incluso mortal, en pocos días. Es sabido que la edad, el sexo y la existencia de algunas patologías previas o inmunosupresión, son factores de riesgo para la COVID-19 grave. Sin embargo, hay individuos jóvenes, previamente sanos, que desarrollan una infección grave.

Imagen del investigador Carlos Flores

“El estudio del exoma completo con técnicas de secuenciación masiva ha permitido agilizar enormemente la identificación de las causas genéticas que explican la gravedad de esos pacientes, de ahí que sea cada vez más frecuentemente considerada como un apoyo al diagnóstico en muchos ámbitos médicos”, explica Carlos Flores.

De hecho, “en los últimos años, investigaciones en el campo de las inmunodeficiencias han puesto de manifiesto que la susceptibilidad inusual a ciertas infecciones es debida a mutaciones genéticas que afectan a la respuesta inmunológica”, comentan Carlos Rodríguez-Gallego y Rebeca Pérez de Diego. Algunos estudios previos, llevados a cabo por Carlos Rodríguez-Gallego, colaborando con investigadores y médicos canarios, han permitido la identificación de algunos de estos errores innatos de la inmunidad en pacientes canarios.

Recogida de muestras

Con la finalidad de identificar estos defectos genéticos en pacientes con la COVID-19 grave, el consorcio recogió muestras de pacientes de todo el mundo para estudiar si pudiera haber alguna base genética que explicara las diferencias en gravedad producidas por el virus SARS-CoV-2. En un primer estudio, los investigadores analizaron más de 650 muestras de pacientes hospitalizados con neumonía grave que requirieron ingreso en UCI (14% de los cuales habían fallecido) y se analizaron también muestras de 530 individuos que tuvieron una infección asintomática o leve.

En este estudio se analizaron, en ambos grupos de pacientes, 13 genes que se sabe son críticos para la defensa frente al virus de la gripe y gobiernan la inmunidad mediada por los interferones tipo I. Los interferones tipo I son parte de la inmunidad innata e intrínseca, los componentes del sistema inmunológico que actúan inmediatamente para combatir y frenar la infección antes de que la inmunidad adquirida o adaptativa comience a desarrollar sus mecanismos efectores de defensa, como la producción de anticuerpos, que tarda varios días en desarrollarse. Los interferones tipo I son unas moléculas del grupo de las citocinas producidos por varios tipos de células, especialmente por células del sistema inmunológico, a las pocas horas tras una infección viral. Los interferones secretados son reconocidos por receptores que se encuentran en prácticamente todos los tipos celulares de nuestro organismo y desencadenan una potente actividad frente al virus.

Vulnerabilidad al virus

Tras los estudios genéticos realizados en los Centros de Secuenciación, pronto comenzó a verse que había pacientes graves que tenían variantes raras en estos 13 genes y más del 3% de los pacientes graves tenían mutaciones que afectaban profundamente a alguno de los genes estudiados. Experimentos posteriores mostraron que las células inmunológicas de estos pacientes no producían interferones tipo I en respuesta al SARS-CoV-2. Estudios realizados en la Universidad Rockefeller mostraron, además, que las células humanas portadoras de esas mutaciones eran más vulnerables al virus y morían en mayor cantidad y más rápidamente que las células sin esas mutaciones. Algunos de estos pacientes podrían beneficiarse del tratamiento con interferones tipo I, utilizados en la actualidad en algunas infecciones virales.

Se conocen al menos tres tipos de enfermedades infecciosas que, además de ser causadas por mutaciones que afectan a determinadas proteínas implicadas en la inmunidad frente a esos microorganismos, pueden ser también la consecuencia de la existencia de anticuerpos producidos “erróneamente” (auto-anticuerpos) frente a esas proteínas. En el consorcio también se estudió si pudiera darse un escenario similar que predispusiera a la infección por SARS-CoV-2.

987 pacientes a estudio

Se estudiaron 987 pacientes con neumonía grave por SARS-CoV-2 y se comprobó que más del 10% de los pacientes tenían auto-anticuerpos que se unían y neutralizaban la actividad de interferones tipo I. En algunos casos, esos auto-anticuerpos se encontraban ya presentes en sueros de pacientes obtenidos antes de que los pacientes fueran infectados por el SARS-CoV-2; en otros pacientes, esos auto-anticuerpos fueron detectados en muestras obtenidas al inicio de la infección, antes de que, en caso de ser desencadenados por el virus, el sistema inmunológico pudiera desarrollar la producción de esos anticuerpos. Sin embargo, esos auto-anticuerpos no fueron detectados en 663 individuos con infección por SARS-CoV-2 asintomática o leve. Al analizar muestras de 1.227 individuos sanos, obtenidas antes de la pandemia de la COVID-19, cuatro individuos (uno de cada 300) tenían estos auto-anticuerpos.

“Los datos obtenidos indican que esos auto-anticuerpos son la causa de la infección grave y no una consecuencia de la infección”, explica Carlos Rodríguez-Gallego. “El hecho de que la mayoría de pacientes con COVID-19 grave con estos autoanticuerpos sean varones (95%), indica que su producción podría estar relacionada con el sexo”, comenta Carlos Flores. “Los pacientes con estos auto-anticuerpos se podrían beneficiar de tratamientos dirigidos a su eliminación o de tratamientos con interferones tipo I frente a los cuales el paciente no tenga auto-anticuerpos”, explica Carlos Rodríguez-Gallego. El consorcio continúa investigando otras variaciones genéticas que ayuden a identificar y a explicar la variabilidad de la gravedad de la infección por SARS-CoV-2.

Etiquetas