Logo del Gobierno de Canarias

El Hospital Dr. Negrín incorpora una terapia que permite mejorar la movilidad de los pacientes críticos

Esta iniciativa del servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor supone un complemento a la fisioterapia de estos pacientes dentro de las unidades de cuidados intensivos y se realiza a través de un dispositivo que permite a los pacientes encamados realizar movimientos, incluso, cuando están sedados

El servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín está pilotando una terapia que facilita el movimiento de los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos, mediante un aparato de cinesiterapia (terapia a través del movimiento). Esta técnica, que supone un complemento a la fisioterapia del paciente crítico dentro de las unidades de cuidados intensivos, se realiza a través de un dispositivo que permite a los pacientes encamados realizar movimientos, incluso, cuando están sedados. De esta forma, se consigue un beneficio importante para la movilidad del paciente y, por lo tanto, para su estado de salud general.

El aparato utilizado, denominado Moto-med Letto-2, permite, fundamentalmente, reducir el tiempo en cama del paciente, acelerar la retirada de la ventilación mecánica, evitar o disminuir la debilidad adquirida en cuidados intensivos y mantener su capacidad cognitiva. El movimiento precoz estimula, además, el riego sanguíneo, la circulación y el metabolismo. También evita la reducción de la musculatura (atrofía), así como la rigidez de las articulaciones (profilaxis de contracturas).

Esta técnica supone un apoyo al tratamiento de fisioterapia que realizan a diario estos pacientes. Además, aunque tengan poca fuerza, pueden también llevar a cabo un eficaz entrenamiento activo, ya que el aparato permite adaptar la ayuda que presta según los objetivos de movilidad. De esta forma, el tratamiento puede ser pasivo, asistido o resistido según las necesidades de los pacientes. La iniciativa se enmarca en los protocolos de movilización precoz que se desarrollan en la unidad de Reanimación.

Estudios científicos demuestran las ventajas de esta técnica como una medida integrada en el tratamiento de fisioterapia habitual, o incluso como una medida de terapia de movimiento a nivel domiciliario. El aparato asistido por motor permite un movimiento cíclico de las piernas y los brazos/torso, pudiendo ser realizado desde la cama de un hospital. También contribuye a optimizar la gestión del tiempo, reducir el esfuerzo en la terapia y mejorar su efectividad. El objetivo del servicio de Anestesia, Reanimación y Unidad del Dolor del centro hospitalario es contribuir a mejorar el estado de salud y recuperación funcional del paciente. En el año 2020, ingresaron en la Unidad de Reanimación un total de 817 pacientes, con una estancia media de 3,56 días y un índice de ocupación del 79,45%.

Etiquetas

El Hospital Dr. Negrín participa en un estudio internacional cuyo objetivo es minimizar el dolor postoperatorio

Imagen Hospital Dr. Negrín

Este análisis, realizado a través de la Unidad de Dolor Agudo (UDA) del servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del dolor, se ha desarrollado en un período aproximado de 3 años, y ha contado con la colaboración de los servicios de Cirugía General y Traumatología, así como con personal de Enfermería que ha tratado directamente a los pacientes tras someterse a cirugía

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Unidad de Dolor Agudo (UDA) del servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del dolor, ha participado en un proyecto de carácter internacional denominado ‘Pain Out’. Este trabajo se ha centrado en el dolor agudo postoperatorio con el objetivo de lograr la recuperación del paciente con el mínimo dolor posible. Desarrollado en un período aproximado de 3 años, ha contado con la colaboración de los servicios de Cirugía General y Traumatología, así como con personal de Enfermería que ha tratado directamente a los pacientes tras someterse a cirugía.

Basado en el modelo de gestión circular del Do-Check- Act- Plan, este proyecto consistió en una primera fase donde se recogieron los datos relacionados con el Dolor Agudo Postoperatorio (DAP) mediante un cuestionario multidimensional (Do), traducido y validado, que reflejaba la situación de partida. Posteriormente, se analizaron los datos obtenidos, valorando los déficits (Check) para establecer las acciones necesarias con el objetivo de realizar cambios y poner en marcha un paquete de mejoras de calidad (Act) que se implementó en una segunda fase donde se planificó un nuevo reclutamiento de recogida de datos (Plan).

Diseñado y dirigido por el profesor Dr. Winfried Meissner desde el Hospital Universitario de Jena (Alemania) y avalado por grandes sociedades científicas como son la EFIC (European Pain Federation), la IASP (International Association for Study of Pain) y la ESA (European Society of Anaesthesiologists), en dicho estudio han participado países como Austria, Bélgica, Francia, Italia, Países Bajos, Serbia, Suiza y España, adhiriéndose posteriormente países fuera de Europa como China y México. El Hospital Dr. Negrín ha formado parte de este proyecto junto a otros siete centros hospitalarios españoles como son: el Hospital Son Espases de Palma de Mallorca, el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, el Hospital Clínico de Barcelona, el Hospital Sant Joan de Alicante, el Hospital Universitario de Valladolid, el Hospital del Mar de Barcelona y el Hospital Comarcal de Vilafranca de Barcelona.

Mejoras de calidad

El tamaño muestral a nivel nacional entre las dos fases fue de 1.754 pacientes y la edad media de 63 años. Las cirugías mayoritariamente analizadas fueron la colecistectomía laparoscópica y la prótesis total de rodilla. Las mejoras de calidad implementadas consistieron en realizar valoraciones continuas del dolor, no sólo respecto a la intensidad del mismo sino también en su relación con otros ítems como son la repercusión en la calidad del sueño, en las emociones o en la percepción de la atención recibida, entre otros. Procurar una información adecuada a pacientes y familiares sobre temas relacionados con el DAP también fue una de las acciones llevadas a cabo, así como la de garantizar, en todos los pacientes donde no hubiera contraindicación, el empleo de analgesia multimodal.

Este tipo de analgesia consiste en la asociación de varios fármacos analgésicos que por sus diferentes mecanismos de acción combaten el dolor y permiten disminuir dosis de otros fármacos que, usados de forma individual, requerirían dosis mayores con mayor probabilidad de desarrollar efectos secundarios. En el marco de los resultados obtenidos, destaca un aumento estadísticamente significativo en la aplicación de analgesia multimodal. El Servicio de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín continúa trabajando en esta línea de mejora, que repercutirá directamente en todos los pacientes postoperados de todas las especialidades y se extrapolará al resto de pacientes que, ingresados en el Hospital, requieran de la atención especializada de este servicio. La optimización de la gestión del dolor agudo postoperatorio sigue siendo, por tanto, una de las prioridades en el centro hospitalario.

Etiquetas