Logo del Gobierno de Canarias

Sanidad constata que el 95% de los sospechosos de COVID-19 detectados en colegios de Canarias da negativo

La pediatra y técnico del servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública María José García Mérida, docente del curso de formación para el profesorado, fue la encargada de analizar en un nuevo Encuentro Digital la relación de la COVID-19 y la escuela

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias celebró este mediodía el sexto Encuentro Digital con los medios de comunicación y, en este caso, abierto también a toda la ciudadanía, centrado en analizar la relación de la COVID-19 y la escuela y que corrió a cargo de la pediatra María José García Mérida, técnico del servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública del SCS, coordinadora de Pediatría de Atención Primaria del Área de Salud de Tenerife y docente del curso de formación para el profesorado.

María José García Mérida comenzó su intervención recordando que la escolarización de los niños de manera presencial es necesaria por diversos motivos, y así está recomendada en distintos documentos al respecto desde muchos sectores diferentes: UNICEF, Save The Children, sociedades científicas pediátricas a nivel mundial y nacional, epidemiólogos…

El derecho a la educación y a la protección de la infancia, unido al impacto negativo del cierre de los colegios para la educación durante el confinamiento, junto con los conocimientos actuales de la enfermedad y el momento epidemiológico actual, hace recomendable la vuelta al colegio, siempre con medidas de prevención e higiene adecuadas que garanticen una vuelta segura tanto para el alumnado como para el personal docente y no docente de los centros educativos.

María José García Mérida durante el Encuentro Digital.
María José García Mérida durante el Encuentro Digital.

En este sentido, afirmó que en Canarias el 95% de los casos sospechosos de COVID-19 detectados en los centros educativos han dado resultado negativo en las pruebas.

“Esta nueva normalidad que tenemos y que va a quedarse con nosotros por un tiempo ha obligado a una reorganización también del sistema educativo en todos los países. Estas medidas de prevención deben ser dinámicas y continuamente adaptadas a los nuevos conocimientos científicos, las nuevas recomendaciones y a la situación epidemiológica de cada momento”, matizó la pediatra.

Cada centro educativo ha elaborado antes del inicio del curso su plan de contingencia para mantener las medidas básicas de prevención, como son la limitación de los contactos, medidas de prevención personal (uso de mascarilla e higiene de manos), limpieza, desinfección y ventilación adecuada de los centros y la gestión de los casos.

María José García incidió en que estos planes de contingencia y medidas higiénicas han sido adaptadas a los distintos ciclos educativos teniendo en cuenta los grupos de edad, las distintas necesidades y actividades, así como los grupos más vulnerables.

Asimismo, las personas responsables COVID-19 de cada centro educativo recibieron la formación específica necesaria para la adecuada realización de sus funciones, formación que sigue estando presente dada la rápida actualización de los conocimientos en esta enfermedad que en ocasiones implican cambios en los protocolos. Esta formación, además, se ha ido extendiendo al resto del personal de los centros educativos y está siendo impartida por el servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública del SCS en coordinación con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Este curso 2020/21, más que nunca, es muy importante la responsabilidad de las familias, quienes deben reforzar y continuar fuera de las aulas con el cumplimiento de estas medidas de prevención, así como evitar llevar a los centros educativos a los niños cuando presenten algún síntoma de sospecha, se encuentren en cuarentena por haber sido un contacto de un caso confirmado o hayan dado positivo en COVID-19.

Ante la sospecha de un caso en el centro educativo se activa de manera inmediata el protocolo establecido en Canarias por la persona responsable COVID-19 del centro, quien, además, será el nexo de unión entre el centro educativo, las familias, los servicios sanitarios y la Dirección General de Salud Pública del SCS.

La COVID-19 en la infancia

En este punto, García Mérida recordó que el SARS-CoV2 puede afectar a cualquier edad, aunque incidió en que los niños y niñas presentan una menor incidencia. “En el mes de agosto tan solo el 10% de todos los positivos en COVID-19 en España eran menores de 15 años”. Además, explicó que la capacidad de trasmisión es similar a los adultos y el principal mecanismo de trasmisión en los menores es intrafamiliar.

Aseguró que los pacientes pediátricos tienen más probabilidades de tener una infección leve o incluso sin síntomas y recordó que los síntomas (fiebre, tos, dificultad respiratoria, diarrea, dolor de garganta) se pueden superponer a cualquier otra patología típica de la infancia en los meses de otoño/invierno como la gripe, otros virus respiratorios como el rinovirus o VRS o cuadros gastrointestinales.

Etiquetas

Sanidad destaca que la vacunación contra la gripe en esta temporada es un objetivo clave

Encuentro Digital

La Consejería de Sanidad celebró hoy un nuevo Encuentro Digital en el que participó el jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) y presidente de la Asociación Española de Vacunología.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias celebró hoy un nuevo Encuentro Digital sobre la Vacunación de la Gripe en tiempos de la Covid-19 en el que participó Amós García Rojas, jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) y presidente de la Asociación Española de Vacunología, quien destacó la especial importancia de que este año los grupos diana o de riesgo se vacunen contra la gripe, una campaña que indicó está previsto que comience en la primera quincena de octubre.

Amós García insistió en que en el contexto de la situación por la pandemia de la Covid-19 la campaña de vacunación contra la gripe este año será muy especial y es un objetivo clave. Al menos, así se lo plantea el departamento de Salud Pública del Gobierno de Canarias que ya está preparando la logística para intentar proteger al mayor número de personas frente a esta enfermedad, sobre todo a las más vulnerables.

“Usualmente la cobertura vacunal contra la gripe de la población mayor de 60 años oscila entre el 53 y el 57%. Con esa cobertura, lamentablemente, se producen ingresos y fallecimientos entre la población sensible, sobre todo en la que no se vacuna. Si este escenario se repite este año y coincide con la Covid-19, corremos el riesgo de que la situación se complique y colapse el sistema sanitario. Además, puede haber problemas en los diagnósticos diferenciales de la covid y la gripe. Se nos plantea un doble escenario que no es nada deseable”, reconoce el jefe de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno canario, Amós García.

Aumento de cobertura y dosis

Por ello, el científico anunció que se pondrá especial empeño en la próxima campaña vacunal, para la que hay disponible el doble de dosis que el año pasado, cerca de 400.000. Además, se está diseñando un dispositivo en los centros de salud que garantice la seguridad a la hora de administrarlas.

Amós García precisó que Canarias ha adquirido para afrontar esta temporada de gripe 2020-21 un total de 320.000 dosis de vacuna, por un importe de 1.750.000,00 euros. Además, el Ministerio de Sanidad distribuirá más dosis entre las comunidades autónomas, sin coste adicional, y que supondrán en Canarias del orden de unas 50.000 o 60.000 dosis más, por lo que aseguró que “se va a estar bien provisto para poder actuar sobre las necesidades que tiene la ciudadanía”.

El jefe de sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública del SCS apuntó que el objetivo marcado es intentar llegar en las personas mayores de 60 años a un 75% de cobertura de vacunación antivírica y también en el personal sanitario, mientras que para embarazadas y personas con enfermedades de base se ha planteado como objetivo un 60% de cobertura.

“Con este escenario se realizará un esfuerzo importante para mejorar la cobertura de la vacunación antigripal en los grupos diana. Este incremento está sustentado en que se han comprado más vacunas, el doble que el año pasado, a las que se sumarán las que el Ministerio ha adquirido. Esto va a garantizar que no se quede nadie sin vacunar”, señaló el epidemiólogo sobre una campaña que requerirá, además, un esfuerzo imaginativo para arbitrar una estrategia de vacunación marcada por la epidemia.

Vacunación segura y cita previa

“El acceso al sistema sanitario está comprometido por el virus y tenemos que ser cuidadosos en la citación de las personas de riesgo para que accedan a la vacuna de la forma más segura y adecuada posible”, añadió García refiriéndose a las personas mayores de 60 años y a quienes sufren una patología de base. Así, precisó que este año la gestión de la cita previa para vacunarse se hará exclusivamente a través del Servicio de Información al Ciudadano 012, llamando al teléfono 012 o a sus números sin tarificación adicional 922470012 y 928301012.

A expensas de la evolución de la epidemia y otros imponderables, la campaña vacunal prevé iniciarse en la primera quincena de octubre y tiene como objetivo cubrir al 75% de la población de riesgo de Canarias, frente al 54% de cobertura alcanzada el año pasado entre los mayores de 60 años.

Asimismo, Amós García detalló que está previsto previsto que antes del inicio formal de la campaña, que se prevé sea el 15 de octubre, se tengan ya repartidas vacunas en los centros para que los sanitarios ya estén vacunados. También se prevé esta acción para la población en residencias de mayores, que tienen unos perfiles de vulnerabilidad más elevados y a los que este años se les administrará una vacuna novedosa, de alta dosis y que tiene un perfil de potencia protectora elevado para estos perfiles.

“Cuanta más gente esté vacunada, menos ingresos en UCI y fallecimientos vamos a tener. Elevar la cobertura vacunal evitará problemas en el diagnóstico diferencial con la covid y el aumento de la afluencia al sistema sanitario”, algo que, según García, ya ocurre habitualmente a causa de esta enfermedad.

Por otra parte, con el apoyo del Ministerio de Sanidad, se realizará una campaña para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de protegerse contra la gripe. “Vamos a reunirnos con distintos colegios profesionales, asociaciones de pacientes y sindicatos para explicarles la importancia que tiene este año la vacunación contra la gripe y que la recomienden entre sus miembros”, explicó el jefe de Epidemiología sobre sus planes inmediatos.

Durante la temporada 2019-2020, la gripe causó en Canarias 35 muertes y 661 personas tuvieron que ser hospitalizadas.

Etiquetas

La población joven representa más del 50 por ciento de los nuevos casos diagnosticados de COVID-19 en Canarias

Al inicio de la pandemia el 40 por ciento de los casos tenía más de 60 años (población vulnerable). Actualmente este grupo de edad supone solamente un 10% de los casos, y el 65% de los casos actuales tienen menos de 40 años

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias celebró hoy el Encuentro Digital COVID-19 Canarias, en el que participaron Amós García Rojas, jefe de sección de Epidemiología y Prevención y Eva Elisa Álvarez León, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, ambos de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud.

Durante el Encuentro, realizado a través de una plataforma online, ofrecieron información sobre la evolución de la pandemia originada por la COVID-19 en Canarias, con 2.574 casos positivos, cómo ha variado el perfil de los casos detectados, y la capacidad de respuesta diagnóstica y asistencial durante estos meses en los que ya todas las islas cuentan con equipos de profesionales para la identificación y seguimiento de casos y contactos, y equipamiento diagnóstico para la realización de PCR.

Eva Elisa Álvarez explicó que de los 2.574 casos, el 62 por ciento ha podido ser atendido en su domicilio, el 26 por ciento ha requerido atención hospitalaria y el cinco por ciento ha sido atendido en las unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales del SCS y que el número de fallecidos se ha mantenido en 162 desde hace más de un mes.

En cuanto a la evolución del perfil de los casos positivos, Amós García agregó que, desde el inicio de la pandemia, se ha producido un cambio destacable ya que el perfil más frecuente de caso era el de una persona mayor de 60 años, con comorbilidades y con mayor riesgo de evolución más grave de la enfermedad y mayor frecuencia de hospitalización, mientras que actualmente los contagios se están produciendo mayoritariamente entre la población joven con cuadros asintomáticos o leves. Esta menor gravedad puede favorecer que, en muchos casos, no respeten las recomendaciones sanitarias de distanciamiento físico, lavado de manos y uso de mascarilla; un aspecto en el que ambos insistieron que debe incorporarse a la rutina diaria de toda la población.

“La capacidad diagnóstica evolucionó de, en una primera fase, detectar a los casos graves prioritariamente, a detectar desde junio casos asintomáticos mediante cribados laborales o preoperatorios. Sin embargo en estas dos últimas semanas están apareciendo ya casos sintomáticos en población joven, con ausencia de percepción de riesgo, pero que pueden convertirse en fuente de transmisión para la población mayor y más vulnerable”, afirmó.

Al inicio de la pandemia el 40 por ciento de los casos tenía más de 60 años (población vulnerable). Actualmente este grupo de edad supone solamente un 10% de los casos, y el 65% de los casos actuales tienen menos de 40 años.

14 brotes activos

Eva Elisa Álvarez informó que en los últimas semanas se ha registrado un aumento progresivo de los casos con síntomas, que dan lugar a estudios de contactos estrechos y cuarentena. A día de hoy hay 14 brotes activos y abiertos que afectan a 144 personas, de los cuales cinco brotes con 100 personas afectan a personas migrantes en situación irregular que han llegado en patera a las costas canarias; en 6 brotes se sabe o se sospecha que son de origen importado (nacional o extranjero) y en 2 de ellos el origen está en investigación. Según dijo, se considera brote cualquier agrupación de 3 o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico. La media de contactos identificados por caso es de ocho contactos.​

Etiquetas